Jun 7 2023
153 lecturas

OpiniónPolítica

Kissinger para desmemoriados

Uno. Cuando Henry Kissinger cumpli√≥ 100 a√Īos (HK, Alemania, 27/5/1923), me pregunt√© si de Julio C√©sar a Hitler (pasando por Atila, Gengis Kan, Napole√≥n, Churchill, Stalin, Truman), alg√ļn otro personaje de la historia universal (sic), ejerci√≥ un poder destructor de similares caracter√≠sticas, en los cuatro puntos del globo.

Dos. Sin consultar a la Wiki (juro), me dije: ninguno. Entonces, a mano alzada, apunto el copioso prontuario de quien fue secretario de Estado de Richard Nixon y Gerald Ford, y jefe de jefes de genocidas, en la segunda mitad del siglo pasado. O en palabras del gran escritor estadunidense Gore Vidal (1925-2012), el mayor criminal de guerra en libertad ( El País, 13/4/1999). Suma y sigue:

A) matanza de millones de civiles y bombardeos masivos en la antigua península de Indochina, Vietnam en particular (1969-75);

B) plan para asesinar al general chileno René Schneider (1970);

C) promotor de las matanzas del régimen proccidental de Pakistán en Bangladesh (guerra indo-pakistaní, 1971);

D) cerebro del sangriento golpe militar en Chile (1973);

Con Pinochet

E) complicidad en el intento de asesinato del arzobispo Makarios, primer jefe de Estado de la rep√ļblica de Chipre (1974);

F) coordinador de los asesinatos políticos perpetrados por la terrorista Operación Cóndor en América Latina (1975-76), siendo el más sonado el de Orlando Letelier, ex canciller de Salvador Allende (Washington DC, 1976);

G) instigador del asesinato en masa en Timor oriental, entonces provincia ocupada por el régimen militar de Indonesia, respaldado por Estados Unidos (1975-77), y

H) implicado en las matanzas de kurdos iraquíes (1974-75), apoyo al emperador Rheza Pahlevi en Irán (1969-77), y a los gobiernos racistas de Sudáfrica, Rhodesia (hoy Zimbabue) y Mozambique (1975-77).

Tres. Sin embargo, en los comentarios y homenajes tributados al cumplea√Īero, muchos hablaron de guerra fr√≠a , elogiando su realismo geopol√≠tico. Aunque pocos, muy pocos, de sus grandes derrotas en la pretensi√≥n de erigir, estrat√©gicamente, un orden occidental a imagen y semejanza del american dream (analista impotente de la revoluci√≥n de Portugal, negociador frustrado de Medio Oriente, promotor fracasado en un acuerdo de petr√≥leo para acabar con la OPEP‚Ķ).

Cuatro. Intelectual erudito y racional a la antig√ľita (s√≥lida formaci√≥n acad√©mica, autor de voluminosos, densos y ma√Īosos libracos de ineludible consulta), creo que con un pie en el estribo nuestro h√©roe de la semana es plenamente consciente de su fracaso. As√≠ como los l√≠deres revolucionarios y luchadores sociales que empezaron su carrera en los decenios de 1960 y 1970, sobreviviendo al tenebroso funcionario durante m√°s de medio siglo, hizo del mundo un oc√©ano de l√°grimas, dolores y sufrimientos sin cuento.

Con Videla

Cinco. HK es el √ļltimo y raro vestigio pol√≠tico de una generaci√≥n de intelectuales inteligentes, pero creyentes en que el poder pasaba por las canciller√≠as (presidente de relaciones exteriores, seg√ļn el legendario periodista franc√©s Jean Daniel). R√©mora concebida por sus alter ego de antes y despu√©s de la revoluci√≥n francesa (Talleyrand, Castlereagh, Metternich), y totalmente sustituida hoy por las mafias del capitalismo occidental y los grandes fabricantes de armas.

Seis. Por ende, y más allá de ideologías, habrá que preguntarse si el legado de HK (o sea, el desmadre mundial en curso), fue a consecuencia de si el poder imperialista de Estados Unidos (indiscutible en los decenios de 1950 y 1960), se fue retirando de los escenarios donde actuaba, o fue retirado por los pueblos en lucha. Pero desde Vietnam, tales retiradas obligaron al imperio yanqui a reconocer que otras potencias, paulatinamente, empezaban a disputarle supremacía, influencia y mercados.

Siete. Tomemos el caso de la guerra en Ucrania. Una guerra en la que HK sabe que por primera vez en la historia confronta a potencias nucleares, y en la que no habr√° vencedores ni vencidos.

Ocho. El 27 de junio de 1970, HK presidió una reunión secreta del llamado Comité de los 40, y frente al inminente triunfo de la izquierda chilena, manifestó con aliento mesiánico: No veo por qué nosotros debiéramos adoptar una actitud pasiva mientras Chile se vuelve comunista debido a la irresponsabilidad política de su pueblo.

Nueve. Ironías de la historia: medio siglo después, el enemigo de Estados Unidos ya no es el comunismo, sino el supercapitalismo de China, Rusia, junto con los grandes acuerdos económicos del mundo asiático.

Diez. ¬ŅQu√© se dir√° de HK? Cuando en 1812 muri√≥ el poderoso Robert Stewart, vizconde de Castlereagh (organizador y financista de la Santa Alianza contra Napole√≥n, y seg√ļn un bi√≥grafo, la figura m√°s odiada en la historia pol√≠tica brit√°nica e irlandesa moderna), el poeta Lord Byron escribi√≥: La posteridad nunca ver√° / una tumba qu√© m√°s noble sea / aqu√≠ yacen los huesos de Castlereagh: / Detente, viajero, y mea.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.