Nov 20 2022
113 lecturas

Política

La Amazonia brasileña registra una descontrolada deforestación tras la derrota de Bolsonaro

A poco más de un mes para que termine el mandato de Jair Bolsonaro (PL) al frente de la Presidencia de la República, el número de incendios se disparó en la Amazonia brasileña, mientras el Jefe del Ejecutivo se retiraba del centro de las decisiones políticas tras el derrota en las elecciones de Luiz Inácio Lula da Silva (PT). “Al final de este mandato hay una carrera de delincuentes ambientales para talar el bosque, aprovechando que todavía tienen un socio sentado en la silla de la Presidencia de la República”, dice Marcio Astrini, secretario ejecutivo del Observatorio del Clima.

Según datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe), incendios se desataron de manera descontrolada en varios estados de la Amazonia, poco después de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. El peor caso es el de Rondônia, donde se registraron 1.526 incendios entre el 1 y el 10 de noviembre. El valor es unas 10 veces superior a la media registrada en este período entre 2012 y 2021 (149 brotes).

Los incendios también despegaron en los estados de Acre, Amazonas y Mato Grosso, mientras tienden a reducirse en este período de inicio de las lluvias. En todos ellos, los valores están muy por encima de las medias registradas entre 2012 y 2021 para los 10 primeros días de noviembre.

En Acre, aunque el número de brotes es menor que en Rondônia, el aumento es aún más aterrador, con casi 22 veces más brotes que el promedio (882 brotes contra 40). En Mato Grosso, hubo 858 brotes, más de 3 veces por encima del promedio (226 brotes). En Amazonas hubo 758 brotes, un número casi cuatro veces superior al promedio (197 brotes).

“Se esperaba el aumento de la deforestación y las alertas de incendios; aun así, las cifras de los primeros 10 días de noviembre son aterradoras y muestran claramente una carrera desenfrenada hacia la devastación en algunos estados. Es urgente que se restablezcan los sistemas de protección forestal. El fuego es uno de los principales factores de degradación del bioma amazónico, además de ser responsable de miles de problemas respiratorios y hospitalizaciones cada año”, dice Mariana Napolitano, Gerente de Ciencias de WWF-Brasil.

La Amazonia brasileña corresponde al 59% del territorio brasileño, distribuido en nueve estados. Más de la mitad del área destruida se concentró en el estado de Pará (norte), con 435 km² deforestados.

Registros de deforestación

La Amazonia sigue acumulando sucesivos registros de deforestación en la serie histórica iniciada en 2015 con el sistema Deter-B, del Inpe. Las alertas acumuladas entre agosto y octubre alcanzaron los 4.020 km², frente a los 2.779 km² del mismo período de 2021, un incremento del 44,65%.

El mes de octubre alcanzó los 904 km², un aumento del 3% con respecto al mismo mes de 2021 y un nuevo récord para el período.

La deforestación alcanzó los 13.038 km² en 2021, la tasa más alta en 15 años, lo que representa un aumento del 73 % con respecto a 2018. El total de incendios en la Amazonia de enero a octubre ya es un 49,5 % superior al del año anterior. Fueron 101.215 de enero a octubre de 2022, frente a 67.715 en los mismos meses de 2021.

Como la tasa de deforestación en la Amazonia siempre se mide de agosto de un año a julio del año siguiente, los daños serán heredados por el presidente electo, Luiz Inácio Lula da Silva, que tendrá el desafío de reducir la tasa durante su mandato.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.