Feb 21 2008
1018 lecturas

Ambiente

LA AMAZONIA NO EST脕 EN VENTA, PERO SE LA DESTRUYE

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El gobierno de Brasil exige que los pa铆ses industrializados, se preocupen de sus propios problemas ambientales, lo advirtieron hoy tres ministros brasile帽os: del medio ambiente Marina Silva; Relaciones Exteriores, Celso Amorim, y Ciencia y Tecnolog铆a, Sergio Machado Rezende en una columna de prensa titulada, La Amazonia no esta en venta, publicada en la pagina editorial del diario Folha de Sao Paulo.

foto
鈥淎quellos que con buena intenci贸n y con raz贸n, se preocupan por el clima del planeta, deber铆an dedicarse a influir en sus propios gobiernos para promover un cambio de modelos sostenibles de producci贸n y consumo de utilizaci贸n de energ铆as no renovables鈥, aseguran representantes del gobierno brasile帽o.

鈥淏rasil espera que los pa铆ses industrializados, responsables por el problema (del efecto invernadero y los cambios clim谩ticos), cumplan sus obligaciones de reducci贸n de emisiones (de gases contaminantes), Estamos cuidando de la Amazonia de acuerdo con modelos de desarrollo basados en principios sustentables definidos por la sociedad brasile帽a, la Amazonia es un patrimonio del pueblo brasile帽o y no esta en venta禄.

Pero las buenas intenciones de las autoridades del gobierno brasilero, sufre las presiones de los pa铆ses industrializados, como lo demuestra un reportaje en el diario brit谩nico Sunday Telegraph, donde el Secretario de Medio Ambiente, David Milliband, estaba promocionando una propuesta para un consorcio global para comprar y vender 谩rboles en el Amazona, adem谩s se refer铆a a un plan para privatizar la Amazonia con el fin de frenar la devastaci贸n de la selva.

Las declaraciones provocaron fuertes reacciones en Brasil y llevaron al Gobierno de Reino Unido a divulgar una nota oficial para desmentir la versi贸n. 芦Dej茅 muy claro que el inter茅s del Gobierno de Reino Unido no es apoyar o promover la compra de la selva amaz贸nica, sino el de trabajar con los colegas brasile帽os (y de otros pa铆ses) para apoyar el manejo forestal sostenible禄, seg煤n la nota firmada por Milliband.

Con frecuencia vemos circular noticias sobre el inter茅s de personas y gobiernos extranjeros con relaci贸n a la regi贸n amaz贸nica. Recientemente surgieron en el exterior iniciativas para adquirir tierras en la Amazonia con fines de conservaci贸n ambiental ante las preocupaciones por los cambios clim谩ticos. Sobre la devastaci贸n de la Amazonia, los tres ministros afirman que el programa brasile帽o de combate a la deforestaci贸n ya ha logrado importantes resultados y que, mientras se respete su soberan铆a, Brasil esta dispuesto a aceptar la cooperaci贸n de otros pa铆ses en esta 谩rea.

Pero los t茅cnicos al servicio de las transnacionales han demostrado tener una ilimitada capacidad de inventiva para servir mejor a quienes les pagan. Nada es imposible, ni absurdo, ni inmoral para ellos. Entre sus m谩s recientes logros, figura el haber conseguido poner en venta a la propia naturaleza bajo el disfraz de los llamados 鈥渟ervicios ambientales鈥.

Expresiones como 鈥渧enta de ox铆geno鈥 y 鈥渧enta de sumideros de carbono鈥 son ahora moneda corriente, y en particular en el Per煤. Funcionarios del gobierno de Per煤, consultores, certificadores, ONGs conservacionistas nacionales e internacionales como por ejemplo The Nature Conservancy y Conservation International entre otras, organismos de Naciones Unidas, agencias de cooperaci贸n, bancos privados y grandes multinacionales, se esmeran por obtener su tajada de este gran pastel, estimado en miles de millones de d贸lares. Al mismo tiempo, ellos u otros compran y venden biodiversidad, conocimientos tradicionales, conservaci贸n de recursos h铆dricos. Lo que sea, por dinero y poder.

La soberan铆a y los derechos de los pueblos se enfrentan al robo y al enga帽o de los mercaderes bajo la consigna de que la naturaleza no es una mercanc铆a y que no est谩 en venta. As铆 de sencillo y as铆 de profundo, pero estas comunidades tienen que enfrentar que por un mecanismos u otro estas empresas fraudulentas se apropian de lo que no es suyo y adquieren los derechos y el control sobre los territorios, bien a trav茅s de la compra de tierras o bien a trav茅s del manejo de mal llamados proyectos de conservaci贸n y expulsan a las poblaciones locales, La propiedad de los 鈥渟ervicios鈥 pasa entonces enteramente a sus manos, para ser prontamente comercializados en el mercado internacional.

foto
El segundo mecanismo consiste en lograr, a trav茅s de la firma de un contrato con representantes de las comunidades, el derecho al usufructo del bosque y por ende de sus 鈥渟ervicios鈥. Tales contratos, en general obtenidos en forma fraudulenta de poblaciones desinformadas acerca de su real alcance, otorgan a los compradores derechos ilimitados de uso sobre algunos o todos los 鈥渟ervicios鈥 que brindan los bosques. Por unas monedas, los enga帽ados habitantes de los bosques pierden su soberan铆a sobre los mismos, que pasan a ser 鈥渕anejados鈥 por los vendedores y compradores de 鈥渟ervicios ambientales鈥, y es decir de las trasnacionales.

Sin embargo, a medida que el proceso avanza, esos dos mecanismos est谩n siendo crecientemente cuestionados por las comunidades afectadas, que alzan sus voces en defensa de sus derechos. Tal situaci贸n se evidenci贸 hace unos pocos d铆as en Ecuador.

En efecto, en diciembre de 2007 se llev贸 a cabo en la Amazon铆a ecuatoriana un encuentro internacional denominado 鈥淪ervicios Ambientales: la Naturaleza como Mercanc铆a鈥, al que asistieron representantes de todas las nacionalidades ind铆genas del pa铆s, as铆 como de otras poblaciones tradicionales y de ONGs nacionales e internacionales. Luego de haber debatido ampliamente sobre el tema, los participantes declararon un谩nimemente: 鈥渓a nulidad de contratos, convenios y proyectos que contemplen la venta de servicios ambientales.鈥

En su declaraci贸n se incluyeron muchos otros aspectos, entre los cuales se destacan los siguientes: 鈥淩echazamos todas las iniciativas que contemplen la venta de servicios ambientales en territorios de los pueblos y nacionalidades ind铆genas, comunidades campesinas y afroecuatorianas. Y los proyectos que afectan las comunidades, tales como represas hidroel茅ctricas, plantaciones forestales y otros.

芦Rechazamos en nuestras comunidades la firma de nuevos contratos de Venta de Servicios Ambientales con ONGs nacionales o internacionales, municipios o empresas privadas. Rechazamos rotundamente la presencia en los territorios de los Pueblos Ind铆genas y comunidades campesinas y afroecuatorianas de las organizaciones tales como GTZ, Conservaci贸n Internacional, The Nature Conservancy, Ecolex, Ecociencia, Fundaci贸n Natura, Arco Iris, Antisana y de las empresas trasnacionales.

Rechazamos los proyectos de bioprospecci贸n y biopirater铆a, que vienen disfrazados de investigaciones cient铆ficas, que pretenden adue帽arse de nuestros recursos naturales y de los conocimientos ancestrales asociados a ellos.鈥

En definitiva, esta declaracion constituye un importante y muy oportuno mensaje desde la Amazonia al mundo, alertando a los pueblos acerca de los peligros de este comercio de 鈥渟ervicios ambientales鈥 y denunciando a quienes asi pretenden apropiarse de los territorios ind铆genas.

El presidente de Per煤 en una entrevista publicada el 21 de enero en el diario espa帽ol ABC dijo:

芦Hay que aprovechar la madera y renovarla es una posibilidad de generar trabajo haciendo inversi贸n. Estamos en un mundo ideol贸gico que dice que no se puede tocar la Amazonia porque es parte del idilio del comunismo primitivo禄. Pero el inter茅s del gobierno de poner en venta terrenos de la Amazonia ya hab铆a sido adelantado por Garc铆a antes en un art铆culo de opini贸n publicado en el diario local El Comercio. Las intenciones mercantilistas del Presidente Alan Garc铆a expresadas en la prensa el Perro del Hortelano se comienzan a materializar. E incluso el mismo Antonio Brack, en el programa Prensa Libre coment贸 la importancia de la propiedad y titulaci贸n de los terrenos amaz贸nicos antes de desarrollar cualquier actividad productiva.

Los especialistas aseguran que Garc铆a s贸lo da prioridad al factor econ贸mico de la inversi贸n sin tomar en cuenta la situaci贸n real de esos terrenos, que conforman un 谩rea de gran riqueza natural, y tampoco a los habitantes de la zona, muchos de ellos ind铆genas.

El Poder Ejecutivo busca dar en concesi贸n las tierras de la amazon铆a, supuestamente en zonas des茅rticas, para favorecer a grandes consorcios multinacionales que quieren copar el negocio de la captura del carbono, que en los 煤ltimos a帽os viene dando grandes ganancias, advirti贸 Jos茅 脕lvarez Alonso, investigador del Instituto de Investigaciones de la Amazonia Peruana. y agrego 鈥渆l hecho de que los grandes y fuertes se comer谩n a los d茅biles, o por que sus disposiciones est谩n orientadas a la zona amaz贸nica agreste, inhabitable y salvaje del oriente del Per煤鈥.

Tambi茅n manifest贸 que 鈥淰emos que hay inversionistas interesados en el negocio de canje por la captura del carbono. A trav茅s de mecanismos que se definieron en Kyoto y en Bali, se esta pagando bonos por captaci贸n de carbono, entonces hay un gran negocio ah铆. Y se va a prestar a incentivos perversos, har谩 que la gente deforeste para hacerse de la propiedad鈥.

foto
脕lvarez aclar贸 鈥渜ue en la amazonia peruana no existen grandes extensiones de terreno en estado de abandono como asegura el presidente de Per煤 para justificar la concesi贸n de extensas hect谩reas de terreno (…) Todos saben que van a encontrar mil o diez mil hect谩reas deforestadas sin ning煤n tipo de derechos. Todos tienen derechos que ahora pretenden ser ignorados por el hecho de no tener papeles, no tener t铆tulos鈥.

Debemos se帽alar que el Banco Mundial, esta financiando proyectos de ganader铆a y colaborando con la deforestaci贸n en la selva Amaz贸nica al Norte del Brasil, esta afirmaci贸n es de un informe elaborado por la organizaci贸n no gubernamental (ONG) Amigos de la Tierra.

Amigos de la Tierra revelan un crecimiento de la ganader铆a en la regi贸n en los 煤ltimos cinco a帽os y el 谩rea deforestada en la Amazonia en 2007 representa 18% de toda la selva amaz贸nica brasile帽a. Sin embargo, las dimensiones de los da帽os generados por esta producci贸n en gran escala a煤n son ignoradas por 贸rganos del poder p煤blico e instituciones financieras.

Entre los proyectos utilizados para intensificar esta actividad esta la construcci贸n de mataderos para el ganado. Y adem谩s se sabe por medio de la prensa que gobiernos extranjeros han tenido la iniciativa de adquirir tierras en la Amazonia. El informe apunta que el alto valor de los recursos disponibles para grupos exportadores de carne bovina permiti贸 la construcci贸n de m谩s de 200 mataderos en la Amazonia, pero solo 87 de ellos emiten hasta 12.000 millones de toneladas de gas carb贸nico (CO2), el gas generador del efecto invernadero.

En la p谩gina 14 del diario La Rep煤blica de Lima del d铆a de domingo, se informa que el Ministro de Agricultura Ismael Benavides ha enviado al Congreso un proyecto de ley que facilita la venta de cuatro millones de hect谩reas deforestadas de un total de ocho millones, ubicadas principalmente, en la zona de la selva amaz贸nica y agreg贸 que 芦hay una ley en el Congreso para permitir realizar las tareas de reforestaci贸n, de manera que podamos conseguir que la inversi贸n privada fluya a la selva. Tambi茅n les ha comunicado a los habitantes de la zona amaz贸nica, que su territorio ser谩 concesionado y que tendr谩n que obedecer y adecuarse a las normas. Y que el centro de operaciones tendr谩 sede en la provincia de Lima, de la capital de Per煤.

El domingo tres de febrero (2008) se dio a conocer un nuevo caso de venta fraudulenta de parcelas en la Amazonia. En este caso, en Brasil se arrestaron a tres ciudadanos estadounidenses por vender terrenos de la Amazon铆a a trav茅s de la Internet, y a nombre de una fundaci贸n ambientalista bajo la responsabilidad del cantante de m煤sica ingl茅s Sting.

Diversos reportes de prensa indican que el matrimonio estadounidense Donald y Mary Davis, y el brasile帽o Joao da Cruz Veloso, naturalizado norteamericano, vendieron bonos valorados entre 25 y 100 d贸lares por medio del sitio de Internet de la Rainforest Foundation (Fundaci贸n del Bosque), la fundaci贸n patrocinada por Sting. La organizaci贸n aseguraba a sus donantes que a cambio de su dinero recibir铆an parcelas de tierras protegidas en el mayor bosque del mundo.

El caso es tr谩gico pero se apoya en una pr谩ctica que se est谩 diseminando en toda la Amazonia: ofrecer en 芦venta禄 sea directamente, o bajo diversas formas de patrocinio o apoyo, 谩reas de bosque tropical destinadas a la conservaci贸n.

Es un procedimiento por el cual la protecci贸n de la Naturaleza se vuelve dependiente de un mecanismo de mercado, a su vez usado por muchos gobiernos y varias organizaciones no gubernamentales. M谩s all谩 de sus intenciones, lo cierto es que esa estrategia refuerza una visi贸n mercantilista de la Amazonia.

El jefe de la polic铆a del Brasil, Geraldo Araujo, dijo que los arrestados fueron acusados de fraude y que podr铆an ser deportados porque la tierra que 芦vendieron禄 eran propiedad del Estado. La polic铆a tambi茅n incaut贸 un paquete de t铆tulos de terrenos aparentemente falsificados, comprobantes de dep贸sitos bancarios y material publicitario de la Rainforest Foundation.

————————————-

* Aparecido en Bar贸metro Internacional
Un despacho de www.voltairenet.org.

sylviaubal@gmail.com,

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.