Nov 6 2004
1081 lecturas

Opini贸n

La columna del lector: Crueldad y vanidad

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Los verdaderos problemas del mundo deber铆an ocupar la mayor informaci贸n en
los medios de comunicaci贸n; pero son de uso de negocios, de intereses de pol铆ticos, de propaganda de famosos -amarillismo- y de opiniones en torno a lo que agrada a los 芦grandes禄.

fotoEn muchos foros y tertulias no se exige a los poderes de gobierno lo que ya es hora que hagan o empiecen a hacer, sino que se esquivan responsabilidades guiando la atenci贸n a pormenores de la vida p煤blica de quienes no gobiernan, de quienes en ese momento no deciden las esperadas soluciones.

Se argumenta no con una visi贸n cr铆tica sobre un hecho, sobre una acci贸n, sino sin reparos para se帽alar que otros lo van a hacer peor, sin reparos en proclamar que otros ya lo hicieron peor, sin reparos en dogmatizar que hay que aceptar el hecho y… 隆a callar!

La paranoia en la pol铆tica y en la intelectualidad est谩 servida como una picaresca: hacen ver lo justo, lo que es un derecho, como algo escandaloso. Por ejemplo: que las personas expresen libremente lo que quieran -en donde quieran- pasa a ser toda una haza帽a. Ya que no pueden siempre. Y eso que la libre expresi贸n siempre ha
de ser permitida como algo vital, al margen de que se debata.

Hablan y hablan del terrorismo -芦aquellos son terroristas y nosotros no禄- matando a inocentes. Como medio utilizan, convertido en su patrimonio, la lucha antiterrorista y justifican la violencia del Estado, etc. Sin olvidar lo que nos dan a bombo y platillo con las figuritas del f煤tbol, con los famosillos de 芦culebr贸n禄… Para solapar lo que importa; tal si no hubiera la crueldad de los que manipulan, de los que construyen las armas, de los que contaminan, explotan, deciden guerras, derrochan el dinero p煤blico o se van de turismo sexual a la caza de ni帽os y ni帽as.

Los pol铆ticos no pierden, pierden los mismos, exactamente los
mismos que son enga帽ados con tanto enga帽o y los que tienen buen
coraz贸n.

Y los intelectuales de la falsedad -en Espa帽a por ejemplo- se ponen a
hablar de raz贸n, cuando nunca reconocen la raz贸n ni son consecuentes
con la raz贸n -mientras pisotean al mismo tiempo a los que tienen raz贸n- y hablan tambi茅n de justicia -cuando miran sobre todo 芦su禄 justicia, la que les beneficia
煤nica y solamente a ellos.

————————-

* Lector de la revista.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.