Abr 3 2022
706 lecturas

Literatura

La corriente

Una anciana baja al pavimento y vuelve a subir a la vereda, sosteni茅ndose en un Ford Falcon bord贸 estacionado sobre J. A. Pacheco de Melo (y casi avenida Pueyrred贸n). El sem谩foro est谩 descompuesto. Muchos taxis ocupados. Otra anciana, aferrada a una mujer con anteojos ahumados, cruza Pacheco de Melo, y reci茅n entonces la primera, la amedrentada, emprende el esfuerzo superior de cruzar, m谩s bien descuajering谩ndose.

Hoy, en an谩lisis, me qued茅 en el repaso sustancioso y pormenorizado de mis padecimientos f铆sicos. Y en que ayer conoc铆 al m茅dico de la familia de Susy, especialista en huesos. Le llev茅 las radiograf铆as de espalda y rodilla derecha que me saqu茅 a fines de septiembre por indicaci贸n del traumat贸logo de la obra social, quien, adem谩s, determinara tratamiento kin茅sico en base a masajes, onda corta, ultrasonido, l谩mpara y ejercicios. Me preocupa la rodilla: molesta tanto al subir escaleras. Lo de la espalda es ya cr贸nico, estoy resignado, hace media vida que me duele en ciertas posiciones y cuando escribo a m谩quina. La radiograf铆a simple de abdomen como m茅todo diagn贸stico ante un dolor abdominal | Anales de Pediatr铆a

El tratamiento kin茅sico result贸 un paliativo, y exclusivamente para la rodilla. Pero desde hace dos semanas est谩 la rodilla como antes de haberlo comenzado. Por otra parte, este m茅dico le otorg贸 trascendencia a los vestigios de sangre detectados en la orina. En el examen de la rodilla localiz贸 la movilidad excesiva de la r贸tula, me explic贸 la funci贸n de los ligamentos, confirm贸 que las radiograf铆as no evidencian lesi贸n, y encomend贸 placas de ambas rodillas con piernas flexionadas. Asegur贸 que no hay nada definitivo que pueda hacerse, ni por la espalda ni por la rodilla. Est谩 al acecho un proceso de artrosis. Y 茅l considera que la r贸tula podr铆a, alguna vez, fisurarse.

A mi analista le habl茅 del Genozim. Y de la muestra de semen que el viernes llev茅 al laboratorio por prescripci贸n del andr贸logo, a prop贸sito de la escasa movilidad de mis espermatozoides. Y claro, cuando o铆 鈥渆scasa movilidad de mis espermatozoides鈥, me reson贸 鈥渆xcesiva movilidad de la r贸tula鈥. Me siento raro no tomando el Genozim. Percib铆a ternura por ese remedio escrupulosamente ingerido durante meses, junto con uno de los tres (Control K, Holomagnesio y Vegestabil) ordenados por el nuevo cardi贸logo (extrasistolia ventricular cumpliendo un lustro).

He bebido t茅 de boldo (el cardi贸logo me prohibi贸 el caf茅, el t茅 com煤n, el mate), y estoy con hambre. Me rondan ideas e ide铆tas, algunas sugerentes, 驴en cu谩l incursionar? 驴En la que abrir铆a con un introito reflexivo sobre el enturbiamiento de algunos de nuestros mejores recuerdos? 驴En la concerniente a la ingratitud, a las bruscas o paulatinas desvinculaciones que nos inferimos irresponsablemente los unos a los otros? El caso de Jorge en el setenta y cinco (隆diez a帽os ya!), o el de Ram贸n en el sesenta y tres. Y la disoluci贸n, la pulverizaci贸n. Con mujeres con las que sal铆 me qued贸 un sedimento…

He pedido un sandwich de pan negro, de crudo y queso, a un mozo zombie de esta confiter铆a Alabama. Empec茅 garabateando en verde, pero la Edding 1700 agot贸 su tinta y la sigo en azul con una Sylvapen. Mi consumici贸n en esta sentada ascender谩 a un austral con treinta, seg煤n los tickets. Se sorte贸 la loter铆a de Navidad y no parece que nos hayamos favorecido Susy y yo con nuestras participaciones. Pas贸 una muchacha ofreciendo Curitas y ahora invaden el local chicos mendigando. Me solazo con el tarjet贸n de un instituto de investigaciones agropecuarias y bromatol贸gicas recibido por nosotros para la ex-propietaria de nuestra casa.

Paz y Bien *donativos en Dolares* | IndiegogoAl lado de un dibujito con personajes aureolados, reza: 鈥溌az y Bien! Con la confianza plena en el Amor Providente del Se帽or y en la intercesi贸n omnipotente de la Sant铆sima Virgen, ruego a Ud. y familia ante el Ni帽o Dios, encareci茅ndole al Salvador del Mundo los colme de sus mayores Gracias durante 1986. 隆Que Dios les Prodigue sus Pr铆stinas Bendiciones!鈥 Y firma un otro se帽or cuyo apellido nombra al instituto. Hum… Perge帽ar las caracter铆sticas probables de alguien capaz de redactar en serio o disponer la impresi贸n con su clis茅 comercial de eso, supone un tr谩nsito peligros铆simo y por ello fascinante, por los desfiladeros de lo 铆rrito (para expresarlo con intriga).

Redondear, redondear la cr贸nica antes de que la corriente me abandone. Pienso en esta materia prima, en estos enunciados. Pienso en la novela que planeo. Y especulo, tambi茅n, organizando un relato con esta recortada informaci贸n: En una aldea siciliana, Enzo Gennaro Basunca es agraviado por dos amigos, hermanos entre s铆. Jura vendetta. Ofensores y familia desaparecen sin dejar rastros. Dos d茅cadas despu茅s, Enzo se entera de que esa familia reside en la capital de una provincia norte帽a. Llega a esa ciudad, los descubre, y asesina a cinco integrantes. Es condenado a cadena perpetua. Es indultado, tras cuarenta y seis a帽os en la c谩rcel, excelente conducta y precaria salud. Viaja a Buenos Aires para visitar a su 煤nico hijo vivo, su nuera, nietos, bisnietos y tataranietos. Y en un hospitalito de Gerli muere, antes de cumplir los cien. Fin. Desde d贸nde el planteo, all铆 hay una historia; seca, brindarla econ贸mica; toquecitos para clima, alguna l铆nea de di谩logo, y tal vez un t铆tulo a obtener del remate.

Fin, fin. Dejar茅 en la mesa una cifra en billetes y monedas que incluir谩 propina, me levantar茅, le har茅 un gesto al mozo y me ir茅 cantando, remando, sin dolor, transportado por mis enso帽aciones, plausible, sagrado, y tambi茅n yo atravesar茅 J. A. Pacheco de Melo, reafirmando imprescriptibles condiciones, de prisa.

Rolando Revagliatti naci贸 el 14 de abril de 1945 en Buenos Aires (ciudad en la que reside), la Argentina. Public贸 en soporte papel un volumen que re煤ne su dramaturgia, dos con cuentos, relatos y microficciones y quince poemarios, adem谩s de otros cuatro poemarios s贸lo en soporte digital. En esta condici贸n se hallan los Tomos I, II, III, IV y V, conformados por entrevistas realizadas por Revagliatti, de 鈥淒ocumentales. Entrevistas a escritores argentinos鈥. Todos sus libros cuentan con ediciones electr贸nicas disponibles en surysur.net.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.