Nov 13 2023
155 lecturas

Pol铆tica

La dimisi贸n de Ant贸nio Costa, una estocada para la izquierda a siete meses de las elecciones europeas

La聽renuncia repentina聽e inesperada del portugu茅s聽Ant贸nio Costa聽asesta una gran pu帽alada a la socialdemocracia europea, que atraviesa un momento complicado a escasos meses de las聽elecciones al Parlamento Europeo. La ca铆da del primer ministro luso, tras las acusaciones de corrupci贸n, deja a聽Malta聽como el 煤nico pa铆s de la Uni贸n Europea con un Gobierno socialista de mayor铆a absoluta y debilita a Pedro S谩nchez.

La semana pasada, Costa anunci贸 por sorpresa su dimisi贸n, despu茅s de que el Tribunal Supremo abriese una investigaci贸n por presunta corrupci贸n con proyectos de la transici贸n ecol贸gica relacionados con el hidr贸geno verde y la explotaci贸n de litio. Aunque se declar贸 inocente de cualquier 鈥渁cto il铆cito o censurable鈥, justific贸 su decisi贸n alegando que un liderazgo en medio de esa pesquisa era incompatible鈥. Este mismo jueves, el presidente portugu茅s, Marcelo Rebelo de Sousa, anunci贸 la convocatoria de聽elecciones anticipadas para el 10 de marzo, a tan solo dos meses de las elecciones europeas, que se celebrar谩n en junio.

Con su marcha,聽Pedro S谩nchez pierde a su gran aliado. Ib茅rico, progresista, del sur, incondicional. Estuvieron unidos en la postura sobre Gaza o en las toscas negociaciones para sacar adelante el fondo de recuperaci贸n espa帽ol. Juntos consumaron la nada f谩cil excepci贸n ib茅rica a pesar de la dura oposici贸n holandesa, que lleg贸 a referirse a este t谩ndem como 鈥淒on Quijote y Sancho鈥.

Cuando el ministro de Finanzas neerland茅s, Wopke Hoekstra, pidi贸 鈥攅n medio de las peores sacudidas de la Covid鈥 investigar las cuentas espa帽olas por no tener margen presupuestario, Costa sali贸 en defensa de S谩nchez calificando estas declaraciones como 鈥渞epugnantes, mezquinas y una amenaza para el proyecto comunitario鈥.

En paralelo, el presidente en funciones espa帽ol tampoco llega en su m谩ximo momento de fortaleza. Tras firmar un聽acuerdo pol铆tico y de amnist铆a聽con Junts per Catalunya, la legislatura est谩 encaminada, pero la gobernabilidad o la aprobaci贸n de los presupuestos anticipan meses y a帽os m谩s聽turbulentos.

La salida de Costa y la incertidumbre pol铆tica en Espa帽a se unen al espacio cada vez m谩s estrecho de liderazgos socialistas en las 27 capitales. Solo el malt茅s Robert Abela, el alem谩n Olaf Scholz y la danesa Mette Frederiksen ocupan estas sillas en la mesa del Consejo Europeo. Y todo llega a escasos meses de las elecciones, que se celebran del 6 al 9 de junio, para el Parlamento Europeo y la consecuente elecci贸n de los nuevos cargos al frente de la Ue.

Los comicios europeos se anticipan como catalizadores en una Europa en la que las fuerzas de la聽extrema derecha聽est谩n, desde Finlandia hasta Alemania o Italia, ganando apoyos y atraviesan uno de sus mejores momentos de forma.

Sanna Marin este 2 de abril de 2023, jornada electoral en Finlandia

Sanna Marin pierde las elecciones en Finlandia y el pa铆s da un claro giro hacia la derecha

Tal es as铆 que, por primera vez, est谩 en juego el mantenimiento de los bloques de gran coalici贸n que han imperado en el Hemiciclo en las 煤ltimas cuatro d茅cadas. Y esta p茅rdida de masa muscular se va a traducir en una m谩s complicada negociaci贸n de los socialdem贸cratas europeos a la hora de asegurar posiciones de poder en el nuevo ciclo pol铆tico que abarca entre 2024 y 2029.

En 2019, los socialistas se alzaron con el puesto de Alto Representante, que ha ganado relevancia con la batuta de聽Josep Borrell聽por el momento actual marcado por las poliguerras, pero que hist贸ricamente ha sido el m谩s edulcorado.

En esa negociaci贸n, el Partido Popular Europeo se alz贸 con el asiento m谩s cotizado: la Presidencia de la Comisi贸n con聽Ursula von der Leyen. Y los liberales, con聽Charles Michel聽al frente del Consejo Europeo. Costa se perfilaba precisamente como un buen candidato para sustituir al belga Michel. Pero con su salida, el movimiento de fichas en el tablero de los top jobs queda alterado y debilitado para la delegaci贸n de la rosa.

Mapa de la socialdemocracia europea

Con la ca铆da portuguesa, el puzle socialdem贸crata europeo pierde una ficha clave. Costa era uno de los l铆deres m谩s longevos de la mesa del Consejo Europeo. Querido y respetado. Y era de los pocos que aguantaba al frente de un gobierno en solitario, en un momento europeo y global en el que los pactos y las coaliciones son cada vez m谩s inevitables.

Ahora, la 煤nica capital que cuenta con un聽Gobierno socialista con mayor铆a absoluta聽es el de聽Robert Abela聽en Malta, el pa铆s m谩s peque帽o del bloque comunitario. Tambi茅n en Ruman铆a, el primer ministro Ion-Marcel Ciolacu es socialista, pero gobierna con conservadores liberales y ni siquiera es el interlocutor en las cumbres europeas. Un puesto y peso que recae en el presidente Klaus Iohannis.

El hurac谩n en Lisboa llega en una coyuntura en la que la socialdemocracia no atraviesa su mejor momento de forma. A comienzos de octubre, el populista pro-ruso聽 y socialdem贸crata Robert Fico, conocido por muchos como el聽mini-Orb谩n,聽gan贸 las elecciones en聽Eslovaquia.

Once d铆as despu茅s, los socialistas europeos expulsaron a su partido, Smer, tras constatarse el acuerdo de Gobierno que hab铆a alcanzado con los nacionalistas de SNS. Sin embargo, la incomodidad ya ven铆a de lejos. Los socialdem贸cratas europeos no quer铆an en sus filas a una voz tan pol茅mica, que durante la campa帽a hab铆a cargado contra los migrantes y el colectivo LGTBI+. Una de sus grandes promesas era poner fin a las ayudas a Ucrania, dando un giro en la pol铆tica exterior del pa铆s que acept贸 enviar los primeros cazas de combate al frente.

malta-government-blockchain-strategy

Malta, 煤nico gobierno soialista europeo

En paralelo, la coalici贸n tripartita que lidera en聽Alemania聽el socialdem贸crata Olaf Scholz junto a los Liberales y los Verdes llega al ecuador de su legislatura en m铆nimos de popularidad y con la extrema derecha subiendo como la espuma. Seg煤n todas las encuestas,聽Alternativa por Alemania聽(AfD) ser铆a la segunda fuerza m谩s votada si se celebrasen elecciones ma帽ana en el motor alem谩n.

El ascenso de los ultras ha bebido mucho de la creciente presi贸n migratoria en el pa铆s. Alemania procesa聽un tercio de todas las solicitudes de asilo聽que se registran en la Uni贸n Europea, y bastiones conservadores y poderosos como el de Baviera han ejercido mucha presi贸n sobre Berl铆n para impulsar una pol铆tica migratoria de mano dura. Y se est谩 materializando.

A comienzos de esta semana, el canciller Scholz anunci贸 un 鈥渁cuerdo hist贸rico鈥 con los l铆deres de las 16 regiones que pasa por reducir los beneficios y las ayudas sociales de los migrantes, as铆 como la聽agilizaci贸n de las expulsiones.

Este endurecimiento de las pol铆ticas migratorias en Gobiernos encabezados por fuerzas socialistas no es exclusivo de Alemania. En Dinamarca, la socialdem贸crata聽Mette Frederiksen聽impulsa desde 2019 una estrategia de mano dura con los refugiados. Una tendencia que se ha confirmado tras su viraje al centro, cambiando por primera vez en d茅cadas a sus socios de izquierda por los liberales.

La situaci贸n de Copenhague ratifica la tendencia extendida en el norte de Europa. El habitual basti贸n progresista cay贸 este a帽o con el triunfo de los conservadores y ultraderechistas en Finlandia y la gran coalici贸n de centro en Suecia.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.