May 22 2023
45 lecturas

Política

La diplomacia belicista de EU y Zelenski se impone a los titubeos negociadores

Mientras se ultiman los √ļltimos flecos log√≠sticos para desencadenar la tan esperada contraofensiva militar ucraniana, Kiev ha lanzado una batalla diplom√°tica a gran escala en nuevos frentes pol√≠ticos internacionales, con Voldomir Zelenski volando de un extremo al otro del planeta para asegurar el alineamiento mundial contra Rusia.

Zelenski ha conseguido que el G-7 aplauda su apuesta para poner contra las cuerdas a Rusia con armas y sanciones. Más que a sus triunfos militares contra los rusos, es a su diplomacia y al poder mediático de los medios hegemónicos mundiales a los que hay que atribuir este éxito, confirmado estos días en sus viajes a Arabia Saudí y Japón, continuación de la gira europea de la semana anterior.Los líderes del G7 en Hiroshima.

Una diplomacia delineada por Washington y Londres, que no trata de parar la guerra. Zelenski reclam√≥ el viernes ante la Liga √Ārabe en Yeda y este fin de semana en Hiroshima ante el G-7, la necesidad de m√°s ayuda militar, un mayor ostracismo de Mosc√ļ y un compromiso internacional sin fisuras por la soberan√≠a territorial de Ucrania.

El √ļltimo √©xito de la diplomacia belicista de Zelenski ha sido el compromiso occidental para entrenar a los pilotos ucranianos que manejar√°n los codiciados cazas F-16 estadounidenses. Finalmente, el presidente Joe Biden dio su aval al entrenamiento en EU y Europa de los futuros pilotos y retir√≥ el √ļltimo veto para el eventual traspaso de los F-16 por parte de pa√≠ses europeos que los tienen y quieren donarlos a Kiev.

Biden dio este visto bueno el viernes, al comenzar la Cumbre del G-7 en Hiroshima. Era el regalo de bienvenida para Zelenski, que este sábado se sumó a los encuentros entre los líderes de los países más industrializados del planeta en esa ciudad japonesa, volatilizada en agosto de 1945 por la primera bomba atómica lanzada en el mundo, obviamente por Estados Unidos.

Japón y Estados Unidos estrechan lazos antes de arrancar el G7 | Internacional

Biden, junto al primer ministro japonés, Fumio Kishida.

Paradoja: los enemigos de ayer son aliados de hoy y en Hiroshima los l√≠deres de Estados Unidos, Canad√°, Gran Breta√Īa y Francia han cerrado filas con los de Alemania, Italia y Jap√≥n para respaldar a Ucrania en su guerra contra Rusia. En aquella conflagraci√≥n mundial Ucrania, integrada en la URSS, fue importante para derrotar al Eje formado por Berl√≠n, Roma y Tokio.

La ofensiva diplomática de Zelenski ha contrastado con la emprendida por China, abanderada de un final político del conflicto, quizá no por altruismo, sino por sus propios intereses económicos y geopolíticos. Mucho ruido y pocas nueces, es lo que se piensa del plan chino. En Hiroshima, el G-7 se ha limitado a pedir a China que use su relación con Rusia para pedirle que se retire de Ucrania.

Pek√≠n mand√≥ esta semana a su enviado especial, Li Hui, a Kiev, Mosc√ļ, Varsovia, Berl√≠n y Par√≠s, para tantear las posibilidades de montar una mesa de negociaciones, pero lo √ļnico que el r√©gimen chino ha conseguido hasta el momento es un creciente escepticismo internacional sobre su plan de paz de doce puntos presentado el pasado febrero, cuando se cumpli√≥ un a√Īo de guerra.

Parecer√≠a m√°s s√≥lida la apuesta de paz lanzada por el presidente brasile√Īo, Luiz In√°cio Lula da Silva, si no fuera porque ha puesto sobre la mesa lo que nadie en Occidente ni Ucrania quiere o√≠r: habr√° ¬ępaz a cambio de territorios¬Ľ. Y as√≠ los siete pa√≠ses m√°s industrializados del mundo, dejaron en claro en Hiroshima que no les gusta el plan de Lula: ¬ęUna paz justa no puede conseguirse sin la completa e incondicional retirada de las fuerzas rusas y esto debe ser incluido en cualquier llamamiento a la paz¬Ľ, se√Īalaron.

La hoja de ruta de Europa sobre Ucrania choca con el plan de paz de China y su amistad con Rusia. Pese a todo, el G-7 ha tenido que invitar a su reuni√≥n de Jap√≥n a Brasil y tambi√©n a India e Indonesia, en un intento de alejar a estos pa√≠ses de Rusia y aislarla m√°s. India se ha negado a condenar a Rusia en Naciones Unidas por la invasi√≥n de Ucrania y es uno de los pa√≠ses que sigue manteniendo un mayor volumen de transacciones con Mosc√ļ.

Cada d√≠a que pasa, Rusia ve con m√°s preocupaci√≥n la evoluci√≥n del conflicto. Crece la certeza de que la guerra se va a alargar mucho m√°s de lo calculado y de que, si bien parece improbable una derrota de Mosc√ļ, igual de dif√≠cil es conseguir una victoria contundente. El viceministro de Exteriores ruso, Alexandr Grushk√≥, ha comentado la eventual entrega de F-16 a Ucrania: ¬ęLos pa√≠ses de Occidente de momento se atienen al guion de la escalada. Esto implica riesgos colosales para ellos¬Ľ.

Hostilidad contra China y Rusia

En su reuni√≥n cumbre efectuada en Hiroshima, Jap√≥n, el G-7, que re√ļne a los siete pa√≠ses m√°s ricos de Occidente (Estados Unidos, Canad√°, Jap√≥n, Francia, Reino Unido, Alemania e Italia), proliferaron las expresiones de hostilidad contra China y, por supuesto, hacia Rusia.

OTAN - Rusia, una guerra tibia | Nueva RiojaAnte la poco realista perspectiva de una total rendici√≥n rusa, es claro que esa nueva ayuda a Kiev prolongar√° la guerra, la destrucci√≥n y el sufrimiento de ucranios y de rusos, y acentuar√° los riesgos de una confrontaci√≥n directa entre Rusia y la Organizaci√≥n del Tratado del Atl√°ntico Norte (OTAN), de la que forman parte seis de los siete estados representados en el encuentro. Rusia se√Īal√≥ que se trat√≥ de un encuentro politizado que socava la estabilidad mundial.

Las posturas agresivas del G-7 se dirigieron también a China, a la que acusaron de recurrir a la fuerza o la coerción en un supuesto afán de expansión territorial que es en realidad el reclamo de Pekín sobre la isla de Taiwán, parte integrante del territorio chino.

Asimismo, fue acusada de impulsar la militarización en la región Asia-Pacífico, imputación que debiera aplicarse más bien a Estados Unidos, cuyos gobiernos, cabe recordar, han mantenido en esa zona un desmesurado e intimidante aparato bélico desde el fin de la segunda guerra mundial y que en tiempos recientes han intensificado las maniobras militares con sus aliados: Corea del Sur, Japón y el propio Taiwán.

El √ļnico posicionamiento rescatable de las potencias occidentales es el de coadyuvar a una migraci√≥n segura, ordenada y regular en el mundo y a enfrentar las redes de delincuencia organizada que facilitan la migraci√≥n irregular y el peligroso viaje de indocumentados y solicitantes de asilo.

Por qué EE.UU. y otros países se niegan a enviar aviones F-16 a Ucrania - BBC News Mundo

Los F-16 a Ucrania

Se trata, sin embargo, de un enfoque superficial y hasta frívolo de los flujos migratorios planetarios, los cuales son ciertamente aprovechados por los traficantes de personas, pero cuyas causas son las brutales desigualdades entre países ricos y naciones pobres, así como las consecuencias del saqueo y la depredación neocoloniales perpetrados por los primeros en las segundas, prácticas de las que Estados Unidos, Francia y el Reino Unido son los más destacados exponentes mundiales.

Un punto particularmente grotesco y vergonzoso fue el exhorto al r√©gimen de Afganist√°n a cumplir con sus obligaciones de luchar contra el terrorismo, expresi√≥n que pareciera sacada de los discursos de hace dos d√©cadas del expresidente estadounidense George W. Bush, quien invadi√≥ y arras√≥ esa naci√≥n centroasi√°tica justamente con el pretexto de combatir el terrorismo, se√Īala un editorial –El G-7 se radicaliza- del diario mexicano La Jornada.

Afganist√°n se debate hoy en una aguda crisis provocada por esa invasi√≥n y padece una brutal opresi√≥n fundamentalista que fue incubada por Washington en los a√Īos setenta y ochenta del siglo pasado, derrocada en 2001 y restaurada tras el fin de la fallida ocupaci√≥n del pa√≠s por las tropas occidentales. En la actual circunstancia, cuando viven bajo una dictadura teocr√°tica y en una terrible carest√≠a material, el terrorismo es la √ļltima preocupaci√≥n de los afganos.

*Sociólogo, Codirector del Observatorio en Comunicación y Democracia y analista senior del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.