Jul 30 2018
2018 lecturas

Sociedad

La esclavitud en el siglo XXI: el flagelo de la Trata de personas

 

En 2013 los pa铆ses de la ONU declararon el 30 de julio como el D铆a Mundial contra La Trata de Personas, con el fin de concientizar sobre la situaci贸n que padecen las v铆ctimas del tr谩fico humano y para combatir la problem谩tica. Es una nueva forma de esclavitud moderna que atormenta a millones de seres humanos sobre la faz de la tierra y no parece estar destinada a desaparecer, sino todo lo contrario: se estima que hay m谩s de 40 millones de personas en esta condici贸n, y el n煤mero va en aumento.

Es que, en este sistema econ贸mico globalizado, la Trata es el segundo negocio il铆cito m谩s rentable del mundo. Los culpables no aparecen en los grandes medios de comunicaci贸n, nadie los conoce, no parece haber justicia a la que se deban someter.

Es as铆 como los poderosos disponen de los cuerpos y las libertades de mujeres, hombres, ni帽as y ni帽os para maximizar sus ganancias, ya que el fin de este negocio es principalmente la explotaci贸n laboral en el mercado ilegal de trabajo: explotaci贸n sexual, trabajo infantil y venta de ni帽os son los destinos preferidos de los se帽ores del mundo para sus v铆ctimas.Resultado de imagen para trata de personas

La problem谩tica se profundiza en un mundo sumido en una crisis estructural y civilizatoria, donde millones de personas deben abandonar su tierra por conflictos b茅licos o falta de oportunidades laborales para sostener a sus familias, lo que genera flujos migratorios nunca antes vistos: 244 millones de migrantes se contabilizaron en 2015. Los responsables siguen siendo los mismos: aquellas clases capitalistas que concentran, cada vez en menos manos, las riquezas.

Es claro que las personas que caen presas de la red del tr谩fico de personas siempre provienen en primer lugar de los sectores vulnerables, sumidos en condiciones de m谩xima pobreza, provenientes en su mayor铆a del sector rural, y principalmente las mujeres y los ni帽os. Los pa铆ses de la periferia son la tierra de origen de los y las esclavas, pero el fen贸meno se extiende y se ven afectadas tambi茅n las fronteras de las potencias mundiales.

En rResultado de imagen para trata de personaselaci贸n al sector rural en particular, es donde -seg煤n la Organizaci贸n Internacional del Trabajo (OIT)- se concentra el 75% de los pobres en el mundo. En la regi贸n, la pobreza entre la poblaci贸n rural baj贸 solo de 62 % a 49% durante la 煤ltima d茅cada (2002-2011), pese al aumento de las agroexportaciones, al auge agr铆cola y al crecimiento econ贸mico registrado por Am茅rica Latina.

Los proyectos pol铆ticos neoliberales al frente de los estados nacionales agudizan la desigualdad y sumen a estos sectores en las condiciones m谩s indignas de vida, protegiendo s贸lo los intereses de las grandes corporaciones financieras y poseedoras de la tierra.

En Argentina, desde la asunci贸n del gobierno de Mauricio Macri -previo fallo de la Corte Suprema que declaro inconstitucional la creaci贸n del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios-, la Procuradur铆a de Trata y Explotaci贸n de Personas (protex), que asiste a las fiscal铆as en las causas sobre secuestro extorsivo, trata de personas y explotaci贸n laboral, dej贸 de recibir las denuncias por trata de personas en la actividad rural. Resultado de imagen para trata de personas migrantes

Es as铆 como miles y millones de trabajadores quedan despose铆dos de marcos regulatorios y entidades que salvaguarden sus derechos humanos fundamentales de la mano de los grandes poderosos y sus empleados locales.

El desaf铆o es pensar c贸mo generar acciones colectivas que tengan la fuerza para exigir que tanto los gobiernos nacionales como los organismos internacionales garanticen las condiciones dignas de vida, con pleno cumplimiento de los derechos humanos de las mayor铆as, y dejen de responder a los intereses de las clases econ贸micas dominantes.

  • Abogado, redactor e investigador del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, estrategia.la)
  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.