Dic 10 2021
533 lecturas

Opini贸nPol铆tica

,

La novedad del Grupo de Puebla

En la Ciudad de M茅xico se realiz贸 a fines de noviembre el VII encuentro del Grupo de Puebla con la participaci贸n de dirigentes progresistas de varios pa铆ses. M谩s all谩 de lo importante de congregar a personalidades progresistas de diferentes corrientes pol铆ticas, hay un hecho novedoso para la historia latinoamericana: por primera vez se re煤nen expresidentes, excancilleres y dirigentes que han tenido gesti贸n de gobierno, pueden mirar retrospectivamente e intercambiar ideas sobre sus experiencias al frente de un Estado.

En el siglo XX no existi贸 tal posibilidad. Varios presidentes, como Jacobo Arbenz en Guatemala, Juan Domingo Per贸n en la Argentina, Joao Goulart en Brasil, Velasco Alvarado en Per煤 o Salvador Allende en Chile -para mencionar solo algunos- fueron derrocados por golpes de Estado, sufrieron el exilio, o la muerte. Algunos tuvieron la oportunidad de juntarse ocasionalmente como Juan Domingo Per贸n con Omar Torrijos y Joao Goulart, o Salvador Allende con Velasco Alvarado.

Si bien en su mayor铆a fueron contempor谩neos, no alcanzaron a trabajar de manera mancomunada ni pudieron intercambiar ideas en profundidad sobre los problemas que tuvieron que afrontar durante sus cortos a帽os de gesti贸n. Y las comunicaciones eran muy precarias. Eran otras 茅pocas.

A principios del siglo XXI hubo lo que se podr铆a llamar la 鈥減rimera ola progresista鈥 del siglo con los gobiernos de Hugo Ch谩vez, N茅stor Kirchner -luego Cristina Fern谩ndez-, Lula da Silva -luego Dilma Rousseff-, Rafael Correa, Evo Morales, Tabar茅 V谩zquez -seguido por Pepe Mujica-, y Fernando Lugo. M谩s all谩 de sus diferencias, supieron construir un v铆nculo muy fuerte que se tradujo en pol铆ticas de integraci贸n regional concretas como la creaci贸n de UNASUR. Pero en todos los casos era su primera experiencia de gobierno. Ninguno hab铆a estado antes en el poder, fueron aprendiendo sobre la marcha.

En esta reuni贸n del Grupo de Puebla estuvieron presentes los expresidentes Ernesto Samper, Rafael Correa, Fernando Lugo, Dilma Rousseff y Jos茅 Luis Rodr铆guez Zapatero de Espa帽a. Y de manera remota participaron los presidentes de Bolivia, Luis Arce, y de Argentina, Alberto Fern谩ndez. Tambi茅n participaron dirigentes que tuvieron cargos ministeriales en diferentes momentos, interactuando con dirigentes que hoy tienen funciones gubernamentales.

Este es un hecho in茅dito de la historia latinoamericana porque no se trata de dos generaciones diferentes, distantes en el tiempo -donde una se limita a contar an茅cdotas del pasado- sino de una misma generaci贸n contempor谩nea.

Por otra parte, quienes hoy no ejercen el poder tampoco se ven 鈥渙bligados鈥 a defender los 鈥渋ntereses de Estado鈥 de sus respectivos pa铆ses. En cierta medida, est谩n libres de las ataduras nacionalistas y no compiten entre ellos como suced铆a a帽os atr谩s. Vale la pena recordar, que en la 鈥減rimera ola progresista鈥 del siglo varios gobiernos tomaron medidas unilaterales que afectaron a otros gobiernos progresistas, cuando alcanzaba con levantar el tel茅fono para explicar lo que iban a realizar y no dejar a sus pares sin respuestas ante los embates de sus oposiciones de derecha.

Adem谩s, hay que destacar que todos comparten las cr铆ticas hacia las pol铆ticas neoliberales y algunos, ahora, con un tono m谩s radical que el que ten铆an al momento de dirigir sus pa铆ses. Si algunas de las experiencias truncas en el siglo pasado llevaron a que muchos sobrevivientes 鈥渕oderaran鈥 su discurso porque tuvieron que atravesar el desierto de las dictaduras en soledad, en la actualidad, quienes tuvieron responsabilidades de primer nivel pueden acompa帽ar a quienes hoy est谩n en el poder. Y hay otro elemento fundamental para tomar en cuenta.

Si bien las fuerzas conservadoras pueden usar los poderes judiciales para perseguir -en esta modalidad que se llama 鈥渓awfare鈥- no pueden resolver la disputa entre progresistas y conservadores en Am茅rica Latina con golpes de Estado como en el siglo pasado. La existencia del Grupo de Puebla es la mejor prueba.

Tambi茅n hay que resaltar el factor humano, que no es menor. Velasco Alvarado de Per煤, Juan Jos茅 Torres de Bolivia, Jacobo Arbenz de Guatemala, Salvador Allende o Juan Domingo Per贸n tuvieron poco contacto real entre ellos y a duras penas se conocieron. Hoy, todos viajan a menudo, se encuentran en foros o conferencias, intercambian mensajes y bromas por whatsapp y se dan el gusto de cantar como viejos amigos cuando terminan de comer en una cena protocolar.

Est谩n muy lejos de ser 鈥渂ates quebrados鈥 como se le dice en el Caribe -usando la jerga del b茅isbol- a los dirigentes Lula y Mujica: dos astillas del mismo palo | elcato.orgque ya no tienen nada que aportar y han quedado en los archivos de la historia. M谩s bien todo lo contrario.

Con todas las diferencias que tuvieron -o tienen a煤n- su experiencia en el poder es invalorable y el intercambio sobre los 茅xitos y problemas puede servirles para aprender de los errores que se cometieron, como -por ejemplo- no haber avanzado m谩s r谩pidamente en consolidar la integraci贸n regional o el Banco del Sur. Adem谩s, es posible que algunos vuelvan al poder para darle fuerza a una 鈥渟egunda ola progresista鈥; como Lula, que ya se prepara con ese objetivo.

El Grupo de Puebla naci贸 -en cierta medida- para juntar l铆deres progresistas al momento del reflujo de la 鈥減rimera ola鈥 mientras algunos gobiernos de derecha (Argentina, Brasil, Ecuador, Colombia) destru铆an UNASUR y los cimientos de la integraci贸n regional. Por ahora es en un lugar de encuentro y de debate. Pero tambi茅n de intervenci贸n concreta, como qued贸 demostrado con la operaci贸n de rescate de Evo Morales, que se articul贸 en los pasillos del Encuentro presencial en Buenos Aires en 2019.

Es dif铆cil saber cu谩l ser谩 el futuro del Grupo de Puebla. Sin embargo, es posible que pueda contribuir a que se socialicen las experiencias de la 鈥減rimera ola鈥 para que nazca una 鈥渟egunda ola鈥 de gobiernos con fuerte apoyo popular y dispuestos a avanzar en las profundas transformaciones estructurales que necesitan Am茅rica Latina y el Caribe.

*Soci贸logo, analista internacional, docente universitario, director de nodal.am, colaborador del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.