Mar 6 2012
1668 lecturas

Ciencia y TecnologíaPolítica

Las armas nucleares las cargan los bancos

La industria mundial de las armas nucleares es financiada y mantenida viva por m√°s de 300 bancos, fondos de pensi√≥n, compa√Ī√≠as de seguros y gestores de activos, seg√ļn un nuevo estudio. Esas instituciones realizan sustanciales inversiones en la fabricaci√≥n de armas at√≥micas.

Divulgado por la Campa√Īa Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN, por sus siglas en ingl√©s), el estudio de 180 p√°ginas se√Īala que las naciones con poder√≠o nuclear gastan m√°s de 100.000 millones de d√≥lares al a√Īo fabricando nuevas ojivas, modernizando las viejas y construyendo misiles bal√≠sticos, bombarderos y submarinos para lanzarlas.

Gran parte de este trabajo es realizado por corporaciones como BAE Systems y Babcock International en Gran Breta√Īa, Lockheed Martin y Northrop Grumman en Estados Unidos, Thales y Safran en France, y Larsen & Toubro en India.

‚ÄúInstituciones financieras invierten en esas compa√Ī√≠as proveyendo pr√©stamos y comprando acciones y bonos‚ÄĚ, indica el informe, considerado el primero en su clase.

Titulado ‚ÄúDon‚Äôt Bank on the Bomb: The Global Financing of Nuclear Weapons Producers‚ÄĚ (‚ÄúNo conf√≠en en la bomba: El financiamiento mundial de los productores de armas nucleares‚ÄĚ), el estudio provee detalles de las transacciones financieras con 20 compa√Ī√≠as intensamente involucradas en la fabricaci√≥n, mantenimiento y modernizaci√≥n de las fuerzas at√≥micas estadounidenses, brit√°nicas, francesas e indias.

Se necesita una urgente campa√Īa mundial coordinada por la desinversi√≥n en armas nucleares, a√Īade.

Un movimiento así podría ayudar a frenar los programas de modernización y fortalecimiento de armamentos e impulsar las negociaciones hacia una prohibición universal de ese tipo de bombas.

‚ÄúDejar de invertir en las compa√Ī√≠as de armas nucleares es una forma efectiva de que el mundo corporativo avance hacia la meta de una abolici√≥n nuclear‚ÄĚ, afirma el estudio.

El trabajo llama a las instituciones financieras a que dejen de invertir en la industria armamentística atómica.

‚ÄúCualquier uso de armas nucleares violar√≠a el derecho internacional y tendr√≠a catastr√≥ficas consecuencias humanitarias. Al invertir en los fabricantes, las instituciones financieras est√°n de hecho facilitando la construcci√≥n de fuerzas at√≥micas‚ÄĚ, indica.

En el pr√≥logo del informe, el arzobispo anglicano sudafricano Desmond Tutu, premio Nobel de la Paz, se√Īala: ‚ÄúNadie deber√≠a hacer ganancias con esta terrible industria de la muerte, que nos amenaza a todos‚ÄĚ.

El l√≠der pacifista inst√≥ a las instituciones financieras a que apoyaran los esfuerzos para eliminar la amenaza at√≥mica, y destac√≥ que el cese de inversiones fue vital en la campa√Īa para poner fin al apartheid (sistema de segregaci√≥n racial en perjuicio de la mayor√≠a negra) en Sud√°frica.

La misma t√°ctica puede y debe ser empleada para enfrentar a la creaci√≥n m√°s maligna del hombre: la bomba nuclear, a√Īadi√≥.

Por su parte, Tim Wright, director de campa√Īas de ICAN y coautor del informe, dijo a IPS que algunas de las instituciones identificadas en el trabajo ya expresaron su ‚Äúintenci√≥n de adoptar pol√≠ticas prohibiendo las inversiones en fabricantes de armas at√≥micas‚ÄĚ.

La campa√Īa para que cesen las inversiones ‚Äúprobablemente ser√° m√°s exitosa en pa√≠ses donde la oposici√≥n a las armas nucleares es m√°s fuerte‚ÄĚ, por ejemplo los escandinavos y Jap√≥n, indic√≥.

Destac√≥ que cada vez m√°s bancos reconocen que se debe aplicar alg√ļn tipo de criterio √©tico a las inversiones, y que apoyar la fabricaci√≥n de armas capaces de destruir ciudades enteras al instante era algo claramente contrario a la √©tica.

De las 322 instituciones financieras identificadas en el informe, alrededor de la mitad tienen sede en Estados Unidos y un tercio en Europa. El estudio también denuncia a instituciones de Asia, Australia y Medio Oriente.

Las m√°s involucradas con la industria de armas nucleares son Bank of America, BlackRock y JP Morgan Chase en Estados Unidos, BNP Paribas en Francia, Allianz y Deutsche Bank en Alemania, Mistubishi UJF Financial en Jap√≥n, BBVA y Banco Santander en Espa√Īa, Credit Suisse y UBS en Suiza, y Barclays, HSBC, Lloyds y Royal Bank of Scotland en Gran Breta√Īa.

Consultado sobre si ser√≠a viable una campa√Īa para boicotear a estas entidades, Wright dijo a IPS: ‚ÄúSi los bancos se resisten a ceder, los clientes tendr√°n que buscar alternativas √©ticas‚ÄĚ.

Muchos otros bancos, particularmente peque√Īos, se niegan a tener cualquier tipo de v√≠nculo con esta industria, destac√≥. ‚ÄúSi la gente comienza a irse en masa, esto enviar√° una poderosa se√Īal al banco de que su apoyo a las compa√Ī√≠as de armas nucleares es inaceptable‚ÄĚ.

En el caso de las instituciones multinacionales, una campa√Īa coordinada de boicot en varios pa√≠ses ser√≠a efectiva, sostuvo.

El estudio también cita a Setsuko Thurlow, sobreviviente de la bomba atómica lanzada por Estados Unidos sobre la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945, y quien hizo un llamado a invertir de una forma ética y a no contribuir con actividades que amenacen la Tierra.

*Periodista de IPS

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.