May 22 2022
130 lecturas

Pol铆tica

Las operaciones estadounidenses para evitar el triunfo de Gustavo Petro en Colombia

Petro con protecci贸n blindada

Gustavo Petro integr贸, en su juventud, las filas del Movimiento 19 de Abril (M-19), organizaci贸n pol铆tico-militar que se disolvi贸 en los a帽os 鈥80 para transformarse en un partido pol铆tico. Entre 2012 y 2015 fue alcalde de Bogot谩 y se revel贸 como el m谩ximo exponente de la oposici贸n a 脕lvaro Uribe, el l铆der colombiano de la derecha, acusado en forma reiterada de estar asociado al narcotr谩fico. En las 煤ltimas elecciones presidenciales, en 2018, Petro lleg贸 a disputar la segunda vuelta contra el actual Presidente, Iv谩n Duque.

En esta contienda, el senador presenta como compa帽era de f贸rmula a la militante afro-colombiana Francia M谩rquez Mina, ligada a los movimientos feministas, al activismo ecol贸gico-ambiental y a la lucha contra el racismo. En las primarias de marzo, el ex alcalde de Bogot谩 se alz贸 con el primer lugar entre las preferencias de los sectores progresistas, mientras que Francia M谩rquez 鈥搎ue sobrevivi贸 a un atentado contra su vida en 2019鈥 se convirti贸 en la tercera candidata m谩s votada. El Pacto Hist贸rico logr贸 porcentajes de votaci贸n m谩s significativos en los departamentos donde el estallido social de 2020 y 2021 se hizo m谩s evidente.

La posibilidad del primer triunfo de la izquierda 鈥揺n el pa铆s de Am茅rica Latina y el Caribe que m谩s afinidad tiene con las pol铆ticas de Washington鈥 ha motivado alertas m煤ltiples de las agencias dedicadas al 鈥渉emisferio occidental鈥, etiqueta con la que el Departamento de Estado ubica al continente en el que se halla inserto. Luego de las elecciones primarias y parlamentarias del 13 de marzo, el Comando Sur 鈥搎ue coordina las actividades militares desde Guatemala hacia el sur鈥 impuls贸 una reuni贸n con el comandante general de las Fuerzas Militares de Colombia, el general Luis Navarro. La jefa del Comando Sur visita Bogot谩 para afianzar la relaci贸n de EE.UU. y Colombia | Pol铆tica | Edici贸n Am茅rica | Agencia EFE

En dicha tertulia se conjeturaron los escenarios de un potencial triunfo de Petro en las elecciones de mayo. Navarro fue recibido por la generala del Ej茅rcito Laura Richardson, quien le solicit贸 informaci贸n sobre el posible desmantelamiento de las siete bases militares que Estados Unidos posee dentro del territorio colombiano, en el caso de que el candidato del Pacto Hist贸rico obtuviese la Presidencia.

El testimonio provisto por Navarro el 28 de marzo a Richardson consigna que tanto la mayor铆a de los congresistas como las propias fuerzas militares se opondr铆an a dicha decisi贸n. Al t茅rmino del encuentro, el Southcom difundi贸 una gacetilla de prensa en la que se cataloga a Colombia como 鈥渦n socio de seguridad incondicional鈥 de Washington. Pocas semanas despu茅s, coherentes con el testimonio de Navarro, el jefe del Ej茅rcito, Eduardo Zapateiro Altamiranda, sali贸 al cruce de Gustavo Petro a trav茅s de Twitter, luego de que este 煤ltimo cuestionara el accionar represivo en la masacre de Putumayo, en la que fueron asesinadas 11 personas, incluido un ni帽o de 11 a帽os, Brayan Pama. Todos ellos fueron expuestos como miembros disidentes de las FARC, pero las investigaciones muestran que sus cuerpos fueron dispuestos para imposibilitar las investigaciones judiciales.

El senador Petro aludi贸 鈥揻rente a ese crimen鈥 a la continuidad de los denominados 鈥渇alsos positivos鈥, el mecanismo utilizado por las fuerzas armadas y los paramilitares para exhibir 茅xitos ante la guerrilla y aterrorizar a los campesinos para forzarlos a abandonar las tierras ancestrales y permitir la expansi贸n del extractivismo minero y agroindustrial.

Hasta el 24 de abril de 2022 鈥搒eg煤n el organismo de derechos humanos que se encarga de relevar los asesinatos por causas pol铆ticas y sociales鈥 se produjeron 36 masacres, con un total de 133 v铆ctimas. Las responsables de las ejecuciones, seg煤n investigaciones de diversos organismos internacionales, son las estructuras paramilitares que controlan la producci贸n de coca铆na, espec铆ficamente en los territorios que dejaron de controlar las guerrillas desmovilizadas luego de los acuerdos de paz de 2016.

Ah铆 vienen los rusos

Bases de Estados Unidos en territorio colombiano.

Seg煤n fuentes diplom谩ticas asentadas en Bogot谩, uno de los funcionarios m谩s hiperactivos es el actual embajador de Washington en esa ciudad, Philip Goldberg, quien ostenta el antecedente de haber sido expulsado de Bolivia en septiembre de 2018 por promover iniciativas secesionistas de las regiones de Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca. Goldberg 鈥搕rasladado a Bogot谩 el 19 de septiembre de 2019, dos meses antes del golpe a Evo Morales鈥 advirti贸 escandalizado que existe la posibilidad de 鈥渋nterferencias de rusos, venezolanos o cubanos en los comicios鈥. Dichas declaraciones fueron interpretadas por gran parte de los analistas colombianos como el pr贸logo a una futura deslegitimaci贸n de la elecci贸n, en el caso de que Petro se alce con la presidencia: una forma de preparar el terreno, af铆n a la perpetrada en noviembre de 2019 en Bolivia.

El apoyo injerencista y desembozado de la embajada de Estados Unidos a los candidatos de la derecha se hizo m谩s expl铆cito durante las deliberaciones de la Asamblea General de afiliados del Consejo de Empresas Americanas (CEA), que conmemor贸 los 60 a帽os de la creaci贸n de esa instituci贸n y los 200 a帽os de relaciones bilaterales entre Colombia y Estados Unidos. Goldberg se帽al贸 鈥搄unto a Iv谩n Duque鈥 que ambos gobiernos est谩n trabajando en impedir cualquier injerencia extranjera.

El 22 de abril, el jefe del ej茅rcito olvid贸 la neutralidad esperada para un militar en actividad y se sum贸 a la campa帽a contra el candidato del Pacto Hist贸rico. Como respuesta, los parlamentarios ligados al candidato que gan贸 las primarias le recordaron al militar su responsabilidad por el medio centenar de manifestantes asesinados en ocasi贸n de las movilizaciones efectuadas durante 2019 y 2020 en Cali, donde el ej茅rcito tuvo la responsabilidad prioritaria de las operaciones represivas.

En forma paralela, el empresario uribista Fabio Andrade, radicado en La Florida, organiz贸 una caravana en Miami: Anuncian caravana en apoyo al expresidente UribeMiami el 15 de mayo, en la se pronunci贸 contra un futuro fraude dado que 鈥渓as instituciones est谩n tomadas: todo el dinero del narcotr谩fico es contra el mantenimiento de la democracia en Colombia鈥. La movilizaci贸n de una centena de personas recibi贸 las salutaciones de la congresista Mar铆a Elvira Salazar 鈥搃ntegrante de la bancada republicana en la C谩mara de Representantes鈥 quien consider贸 ante el subcomit茅 de Relaciones Exteriores que 鈥淕ustavo Petro es un ladr贸n, es un socialista, es marxista, es terrorista y est谩 encabezando la encuesta para Presidente de Colombia鈥.

Negocios, guaridas y pol铆tica

Fuente: Oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito

Petro es el primer candidato de izquierda que llega a una segunda vuelta. Quienes intentaron llegar a esa instancia en el pasado fueron asesinados. Entre ellos Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa, candidatos de la Uni贸n Patri贸tica, el ex integrante del Movimiento 19 de Abril, Carlos Pizarro y el l铆der progresista liberal Luis Carlos Gal谩n. El candidato del Pacto denunci贸 hace dos semanas que exist铆a un plan para asesinarlo en el marco de la gira prevista en la ciudad de Pereira, controlada por la organizaci贸n paramilitar La Cordillera, asociada a los carteles del narcotr谩ficos vinculados con las bandas mexicanas que introducen la coca铆na y la hero铆na en Estados Unidos.

La econom铆a de la droga supone, durante la 煤ltima d茅cada, entre un 2 y un 3% del PBI colombiano. En t茅rminos de lo exportable, suma 5 puntos del total. El enorme capital que implican esas transacciones ilegales se vuelca a la concentraci贸n de la propiedad de la tierra y la financiaci贸n de campa帽as electorales. Genera, adem谩s, una sostenida informalidad laboral, la institucionalizaci贸n del lavado de activos, el contrabando de armas, la privatizaci贸n de la seguridad mediante la conformaci贸n de bandas paramilitares 鈥搎ue cuentan con regimientos de sicarios鈥 en completa connivencia con las fuerzas armadas y de seguridad.

D铆as antes de las elecciones primarias, el 1潞 de marzo de 2021, el Departamento de Estado aument贸 los subsidios para Bogot谩 orientados a hacer limitar el narcotr谩fico. La normativa aprobada deber谩 ser ejecutada por el International Narcotics Control and Law Enforcement (INCLE), derivada de la Iniciativa Andina Contra las Drogas, que se inicia a principios del siglo XXI. A principios de junio de 2021, la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC, por sus siglas en ingl茅s) public贸 los resultados iniciales del monitoreo de cultivos en Colombia, realizado durante 2020 a trav茅s de relevamientos satelitales (que comprenden la extensi贸n y densidad de cultivos) y observaciones de campo.

El resultado es por dem谩s elocuente: las 谩reas ocupadas por plantaciones son m谩s extensas que las existentes cuando se inici贸 el Plan Colombia en 1999, y la productividad de esos sembrad铆os se duplic贸 durante las 煤ltimas dos d茅cadas. Los programas impulsados conjuntamente por Washington y los gobiernos colombianos promovieron 鈥揵ajo pretexto de limitar los cultivos de coca鈥 las fumigaciones a茅reas. Esos procedimientos motivaron, a su vez, el abandono de los campos comunitarios por parte de los campesinos afectados por los herbicidas. El resultado fue la concentraci贸n de las tierras 鈥搇uego de la expulsi贸n de sus ancestrales habitantes鈥 y la reducci贸n de la biodiversidad al expandir el monocultivo.

Mientas en Estados Unidos se utilizan pol铆ticas blandas dedicadas a enfrentar la demanda de estupefacientes (tratamientos de reducci贸n de da帽o y formas de regulaci贸n de sustancias), en Am茅rica Latina y el Caribe se exige la criminalizaci贸n como n煤cleo central de la reducci贸n de la oferta. La combinaci贸n de ambas medidas 鈥搇a punitividad y el empoderamiento de los sectores c贸mplices del narcotr谩fico, asociados a los terratenientes鈥 explican tanto el incremento del narcotr谩fico como la sociedad entre las fuerzas armadas, la embajada y los carteles.

Por su parte, una gran parte de los capitales procedentes de las drogas se acumula en las guaridas fiscales. Pero otra parte rodea de boato a los empresarios que pululan por las embajadas para sumarse al coro de quienes buscan evitar los triunfos de los sectores populares, de izquierda o progresistas. Esta es la causa por la que en Colombia hay cada vez m谩s plantaciones, m谩s producci贸n de coca铆na y m谩s flujos de divisas utilizables para impedir la democratizaci贸n y la regulaci贸n p煤blica de la tierra al servicio de los intereses sociales.

El escritor Rafael Moreno-Dur谩n coment贸 en una entrevista que, en Colombia, 鈥渓a pol铆tica es tan corrupta que corrompi贸 hasta el narcotr谩fico鈥. Es entendible que en Washington est茅n aterrados con el triunfo de Petro.

*Soci贸logo, doctor en Ciencias Econ贸micas, analista senior del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

 

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.