Ago 11 2012
1199 lecturas

PolíticaSociedad

Las torturas en Malvinas, en camino a juicio

Las denuncias por torturas y tratos inhumanos planteadas por un grupo de ex combatientes de Malvinas fueron consideradas ‚Äúveros√≠miles‚ÄĚ por parte del procurador general a cargo, Luis Gonz√°lez Warcalde. Lo hizo en un extenso dictamen firmado ayer, en el que se pronunci√≥ a favor de hacer lugar a la queja para que el caso pueda llegar a la Corte Suprema, y determin√≥ que corresponde revocar el sobreseimiento de uno de los militares acusado por estos delitos que calific√≥ como de lesa humanidad y, por lo tanto, imprescriptibles.

Son 74 los casos denunciados, de La Plata y del resto del país, y los imputados son unos 80 militares. Entre ellos, Jorge Eduardo Taranto planteó que estos crímenes habían prescripto, pero la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia entendió que estos vejámenes fueron delitos de lesa humanidad y, por lo tanto, imprescriptibles.

La Comisi√≥n Provincial por la Memoria aval√≥ el pedido de los ex combatientes porque entendi√≥ que ‚Äúla metodolog√≠a de abusos, que los responsables de los solados durante la guerra les aplicaron, estuvo enmarcada en el plan sistem√°tico de represi√≥n y exterminio que se aplic√≥ durante la dictadura en Argentina y en todo el continente‚ÄĚ, seg√ļn dijo entonces el copresidente del organismo, Hugo Ca√Ī√≥n. En la conferencia de prensa en que recibieron el apoyo de la CPM, el ex combatiente Pablo De Benedetti relat√≥ que lo ‚Äúobligaban a hacer cuerpo a tierra en un campo minado‚ÄĚ, en tanto Pedro Ben√≠tez record√≥ que estuvo ‚Äúestaqueado varias horas y seis d√≠as sin comer‚ÄĚ.

Ayer el procurador Warcalde se expidi√≥ en el mismo sentido, al afirmar que el tribunal que hab√≠a sobrese√≠do a los militares ‚Äúse ha apresurado a clausurar la instrucci√≥n penal en infracci√≥n de los deberes internacionales de investigaci√≥n de severas violaciones a derechos humanos y cr√≠menes del derecho de gentes. Pues creo que hay razones que dan verosimilitud al postulado de que las torturas y otros tratos inhumanos denunciados en este proceso est√°n lo suficientemente conectados con un ataque sistem√°tico a una poblaci√≥n civil como para considerarlos cr√≠menes contra la humanidad‚ÄĚ.

A Taranto se le atribuye la comisión de cinco casos de tormentos, y se había presentado ante el Juzgado Federal de Río Grande para solicitar la clausura del proceso, alegando que la acción penal se había extinguido por prescripción. Ante el rechazo a su pretensión en ese juzgado y en la Cámara, llegó a Casación y consiguió que la

sala I dijera que hab√≠a sido ‚Äúerr√≥nea‚ÄĚ la calificaci√≥n de crimen contra la humanidad porque ‚Äúesa categor√≠a exigir√≠a una conexi√≥n entre uno o m√°s atentados individuales, por un lado, y una pol√≠tica estatal de ataque generalizado a un sector de la poblaci√≥n civil, por otro, que no estar√≠a dada en el caso de los cr√≠menes que son objeto de este proceso‚ÄĚ. De vuelta el expediente a la C√°mara de Comodoro Rivadavia, Taranto consigui√≥ el sobreseimiento que ahora el Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (Cecim) busca revertir en la Corte Suprema.

Seg√ļn el procurador, el ‚Äúinter√©s institucional que suscita el caso es de tal importancia que exige un pronunciamiento‚ÄĚ de los ministros del M√°ximo Tribunal, ‚Äúque ponga fin a la discusi√≥n planteada‚ÄĚ respecto de ‚Äúuna cuesti√≥n de derecho federal de tan alta trascendencia‚ÄĚ. En el dictamen, al que P√°gina/12 tuvo acceso, Warcalde indic√≥ que ‚Äúlas conductas imputadas en este proceso, a su vez, caen sin inconvenientes en el concepto de tortura‚ÄĚ, y describi√≥ el caso m√°s frecuente:

‚ÄúAtar de pies y manos a un muchacho debilitado por el hambre y el fr√≠o, sujetando sus ataduras a estacas clavadas en el piso, dejarlo as√≠ acostado sobre el fango helado durante horas, inmovilizado y sin ninguna protecci√≥n contra el clima inh√≥spito del Atl√°ntico Sur, hasta que estuviera al borde de la muerte por enfriamiento, para as√≠, con el pretexto de castigarlo, intimidar a √©l y al resto de la tropa es en s√≠ una forma de maltrato incuestionablemente cruel, brutalmente inhumano y degradante; una de las formas de maltrato, en fin, para las que reservamos el t√©rmino ‚Äėtortura‚Äô‚ÄĚ.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario