Jul 19 2022
118 lecturas

PolíticaSociedad

Lawfare: Duro texto de la Vicepresidenta sobre el máximo tribunal argentino

La nueva carta pública de la vicepresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner (CFK) da su visión del rol de la Corte Suprema. Un Poder Judicial que ve la crisis del Gobierno y se acomoda a los tiempos políticos fallando a favor del expresidente neoliberal Mauricio Macri, apuntando contra Cristina Kirchner, y dando impunidad al espionaje y causas que persiguen a las organizaciones sociales y de derechos humanos.

En el texto  “De la Corte ejemplar a la Corte de los cuatro: breve crónica de la decadencia” señala que de lo que se trata es de terminar con un Poder Judicial que acompaña al poder político de turno para favorecer a sectores de las clases dominantes.

Cristina responsabiliza al Poder Judicial por la política de beneficiar empresas que aumentan sus ganancias mientras aplican tarifazos, critica la frase del juez Carlos Rosenkrantz respecto de los derechos y necesidades, y adjudica la responsabilidad por problemas económicos actuales, como la “evaporación” de reservas del Banco Central mediante medidas cautelares y su inacción ante el endeudamiento ilegal con el Fondo Monetario Internacional (FMI) bajo el gobierno de Mauricio Macri.

Probablemente sea la confirmación de una sospecha: el poder judicial lee la debilidad creciente del presidente Alberto Fernández y del actual gobierno del Frente de Todos, desgarrado por internas y los malabares para intentar hacer el ajuste que piden el Fondo Monetario Internacional y los grandes empresarios, sin cargar con el costo político-electoral que ya se expresó en el 2021.

En los últimos años el Poder Judicial argentino pegó un salto en la subordinación a las políticas de Estados Unidos, como demostraron las prácticas y leyes que habilitaron el lawfare, como la ley de arrepentido, que el Gobierno actual no deroga, o en el caso de Brasil, de ficha limpia. La expresidenta marca que hubo una política continental de usar la justicia contra los gobiernos no alineados con Washington, en especial en Argentina, Brasil y Ecuador.

La Corte Suprema es el órgano político del Estado que está pensado como contrapoder, es decir, jueces que nadie votó, que llegan por arreglos con el poder político a cargos con privilegios de todo tipo y de por vida, tienen la facultad de actuar para eliminar cualquier asomo de los intereses populares, expresados en el resto de los poderes mediante el voto, o expresados por fuera de estos mediante sus organizaciones y movilizaciones por sus reclamos.

Corte Suprema: Una denuncia contra Maqueda enfrenta al fiscal Stornelli con el juez Lijo – HumanidadLos fallos dejan impunes al macrismo (integrantes del gobierno neoliberal precedente, presidido por Mauricio Macri) y al mismo tiempo legalizan la persecución política, dando vía libre a la actuación de los servicios de inteligencia contra los movimientos sociales, como está haciendo el gobernador Gerardo Morales en Jujuy.

Por un lado, las causas donde se investiga al macrismo comienzan a ser cerradas, en particular los casos por el espionaje ilegal y la persecución política. La semana pasada se emitieron cuatro fallos fundamentales donde se garantiza la impunidad de Mauricio Macri, Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta y sus funcionarios.

Los camaristas federales, Bruglia, Llorens y Bertuzzi, sobreseyeron al expresidente Macri y a los exdirectores de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, en la causa que investiga el espionaje ilegal y sistemático realizado sobre los familiares de los muertos en el ARA San Juan. Los camaristas, designados por Macri, desestimaron las pruebas que presentó la querella y sostuvieron que no hubo “inteligencia ilegal”, sino trabajos de inteligencia en protección del Presidente.

Mientras, el juez federal Daniel Rafecas decidió archivar la causa por espionaje que la diputada Myriam Bregman había iniciado en 2017. La investigación apuntaba a la persecución de parte de funcionarios del Ministerio de Seguridad en ese momento comandado por Patricia Bullrich, junto a Gendarmería Nacional sobre la familia de Santiago Maldonado y organizaciones de derechos humanos.

Sin delito ni culpables, la sentencia de Rafecas sobreseyó a uno de los jefes de Gendarmería y a un exfuncionario del macrismo, argumentando que no encontró ninguna ilegalidad, y justificó el accionar persecutorio de gendarmes sobre la familia de Maldonado (pese a estar la fuerza separada de la investigación por ser sospechosa) con la excusa de que estaban previniendo la “alteración del orden público”.

Espionaje ilegal en CABA: El juez Gallardo sigue al frente de la investigación | Traspié del gobierno porteño en la causa por el uso irregular del sistema de reconocimiento facial | Página12Al mismo tiempo, sobre el espionaje ilegal con la utilización del sistema de reconocimiento facial en la Ciudad de Buenos Aires bajo responsabilidad de Rodríguez Larreta, el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad ordenó remover al juez a cargo de la causa en momentos donde el peritaje al sistema de reconocimiento facial informó que 8.045 personas de las que fueron cargadas en el sistema no se encontraban bajo órdenes judiciales, ni en el CONARC (Sistema de Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas).

Es decir, se apartó al juez que estaba ordenando las medidas de prueba que dejaban cada vez más comprometido al jefe de gobierno capitalino por usar ese sistema para espiar y para armarse una base de datos biométricos gigantesca de más de siete millones de personas.

Desde diciembre del 2021 cuando la Corte decidió fallar contra la ley que había reformado modificando la composición del Consejo de la Magistratura, e imponiendo volver al esquema donde el Presidente de la Corte también es titular de la Magistratura, la Corte decidió avanzar contra el Gobierno en tener mayor poder político sobre la designación y remoción de los jueces.

El duro texto de Cristina

“Los argentinos y las argentinas deben saber que será difícil mejorar las condiciones de vida de todos y todas con esta Corte y con este modo de funcionamiento del Poder Judicial, en donde las condiciones de igualdad ante la Ley son letra muerta de la Constitución”. Con esta durísima frase, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner (CFK) le dio una conclusión a un largo texto sobre el máximo tribunal.

La vicepresidenta convocó a todas las fuerzas “a construir una Corte de la que todos y todas podamos volver a sentir orgullo”. El objetivo planteado no parece fácil: la oposición neoliberal se siente jugando de local con la actual Corte Suprema y se opone a cualquier cambio. Pero aun así, la expresidenta dice que hay que dar la batalla.La Corte Suprema de Argentina, un poder en ebullición | Internacional | EL PAÍS

Las tres gotas que parecen haber rebasado el vaso, a los ojos de CFK, son el fallo del viernes  último que blanqueó las tareas de inteligencia realizadas por Mauricio Macri sobre los familiares de los tripulantes del ARA San Juan; el trapicheo de cautelares que permitieron importaciones a dólar oficial de 2.000 millones de dólares y el plan-canje entre el fiscal Carlos Stornelli y el supremo Juan Carlos Maqueda.

El texto de Cristina Kirchner es una detallada síntesis de la evolución de la Corte Suprema, desde que Néstor Kirchner terminó con la mayoría automática menemista hasta la actualidad.

La decadencia de la Corte

Pero la mayor parte del texto de la expresidenta figura bajo el título “La Decadencia”. Marca los tremendos cambios que ocurrieron a partir del 10 de diciembre de 2015, cuando ella dejó la Casa Rosada. “Apenas cuatro días después tuvo lugar un hecho de extrema gravedad institucional: en abierta violación de la Constitución, Macri firmó un decreto designando en comisión a Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, quienes aceptaron ser designados de esa forma, violentando la Constitución”.

Tal vez faltó decir que ambos supremos fueron después votados por una mayoría peronista del Senado, pese a que la intentona por decreto los inhabilitaba ya moralmente para acceder al máximo tribunal.

La foto que desató la ira de Cristina con Lorenzetti y por qué atacó a la Corte | PerfilEl siguiente episodio que marca CFK fue aquella foto en la que aparecieron juntos el entonces titular de la Corte, Lorenzetti, al lado de Claudio Bonadío -al que la vicepresidenta llama el juez sicario- y Sérgio Moro, “el juez que encarceló durante casi dos años al expresidente Luiz Inàcio Lula Da Silva, abortando su candidatura presidencial y permitiendo la llegada de la extrema derecha al gobierno de Brasil”, consigna Cristina.

Aquella imagen Lorenzetti-Bonadío-Moro le dio marco al surgimiento de la llamada “doctrina Irurzun», por la cual todo exfuncionario peronista tenía “poder residual” y debía ser encarcelado durante el proceso judicial. Eso llevó a los penales de Ezeiza y Marcos Paz a muchísimos exintegrantes del gobierno de Cristina, dirigentes sindicales y hasta empresarios.

La mayoría de aquellas causas armadas durante el macrismo se van cayendo, tal el caso de la compra del Gas Natural Licuado, el Memorándum de Entendimiento con Irán, el Plan Qunitas, dólar futuro, Grupo Indalo, Hotesur-Los Sauces.

Los fallos más escandalosos

Los tramos finales del mensaje de CFK no sólo hacen mención a las internas y autovotos en la Corte sino también a los fallos más recientes y escandalosos. La vicepresidenta menciona varios:

  • El plan canje entre Stornelli y Maqueda. Se investiga el vaciamiento de la Obra Social del Poder Judicial -que estaba bajo la órbita de Maqueda- y el fiscal pidió cerrar la causa, produciendo un auténtico escándalo. La expectativa parece estar centrada en que la Corte -con el voto de Maqueda- revoque el procesamiento que le dictaron a Stornelli en la causa de Dolores donde, por ejemplo, le pidió a D’Alessio investigar al exesposo de su actual pareja y hasta mencionó en un diálogo la posibilidad de plantarle droga en una valija.Qué pasa en el Consejo de la Magistratura? - Izquierda Web
  • ”Después de 15 años de vigencia ininterrumpida -escribe CFK-, la Corte declaró inconstitucional la Ley del Consejo de la Magistratura. Peor aún, resucitan la ley anterior que establecía que el presidente de la Corte presidía el Consejo. Era una vieja cruzada del grupo Clarín. El objetivo es intervenir sobre todos los magistrados, proteger a Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi (designados a dedo por Macri en la Cámara Federal), garantizar su propia impunidad y continuar con la persecución”.
  • Con tres años de demora, la Corte rechazó todas las nulidades planteadas en el caso de las rutas de Santa Cruz. “A falta de argumentación jurídica y lenguaje ofensivo utilizado -dice CFK-, llegando a citar como antecedente el del genocida Jorge Rafael Videla, se le sumó el prejuzgamiento explícito y descarado de los cuatro cortesanos, como aval anticipado para la condena que, tal como dije el 1 de diciembre de 2019, ya la tienen escrita y creo, a esta altura, hasta firmada”. Efectivamente, las defensas habían planteado que no se podía empezar el juicio sin la existencia de una elemental pericia. La Corte no se pronunció entonces, cuando debía evitar lo grotesco de un juicio sin pericia alguna, sino que lo hizo ahora en lo que claramente parece ser una maniobra para bendecir una condena.Cepo al dólar: la importación sigue trabada y ya son 1300 las empresas con medidas cautelares para trabajar | TN
  • Cristina también menciona las medidas cautelares del fuero contencioso-administrativo para sacarle 2.000 millones de dólares al Banco Central, con el agravante citado por el diario Ámbito Financiero, que hubo empresas que se pasaron las cautelares de unas a otras.
  • ”Se trata de la misma Corte que le hizo ganar multimillonarias sumas en dólares a grandes empresas de telecomunicaciones al permitirles aumentar escandalosamente los precios de la telefonía celular y de internet suspendiendo el decreto que declaraba servicio público a tales actividades”, reitera la vicepresidenta.
  • Y, finalmente, Cristina Kirchner hace mención al fallo del viernes en que Bruglia, Bertuzzi y Mariano Llorens -éste último visitante de Macri en Olivos y Casa Rosada-, desprocesaron al expresidente por el espionaje a los familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan. “Terminan avalando tareas de inteligencia que violan, no sólo la ley, sino todas y cada una de las garantías construidas en Derechos Humanos después de la dictadura”, remata CFK.

El llamado final de la vicepresidenta es a todas las fuerzas políticas para construir una nueva Corte Suprema. El mensaje es a dar la batalla sin cuartel, en todos los terrenos, contra un poder Judicial que no tiene nada de independiente, sino que persigue a los que son un obstáculo para el poder económico nacional e internacional y, con el máximo tribunal como nave insignia, juega a favor de los privilegiados.

* Periodista y politólogo, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

 

 

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.