Jul 21 2023
100 lecturas

Cultura

Llegan a Viena unos supuestos huesos de Beethoven para ser examinados

Viena recibi贸 unos supuestos fragmentos del cr谩neo del compositor alem谩n Ludwig van Beethoven, fallecido en Austria en el siglo XIX; los expertos esperan averiguar las causas de su sordera y de su muerte. Su lugar est谩 aqu铆, en Viena, declar贸 el empresario estadounidense Paul Kaufmann, quien don贸 estas reliquias a la Universidad de Medicina de la ciudad. Los hered贸 en 1990 y estaban dentro de una caja fuerte de un banco de la Costa Azul francesa. 鈥淗ab铆a muchos tesoros, incluida esta caja con la inscripci贸n 鈥楤eethoven鈥 en la superficie鈥, explic贸.

Los 10 trozos de huesos hab铆an pertenecido a su ancestro Franz Romeo Seligmann, m茅dico vien茅s que particip贸 en 1863 en la exhumaci贸n del esqueleto del compositor con fines cient铆ficos. Luego fueron pasando de generaci贸n en generaci贸n, cambiando de pa铆s porque la familia huy贸 del nazismo.Tras unos an谩lisis para confirmar su autenticidad, cuyos resultados llegar谩n en unos 10 meses, se llevar谩n a cabo investigaciones para intentar saber m谩s sobre la causa de las numerosas patolog铆as que sufr铆a. Los cient铆ficos esperan usarlos para averiguar las causas de la sordera y de la muerte del compositorFoto

Ese era tambi茅n el deseo de Beethoven. No se trata de conservar una reliquia en una caja, refiri贸 el m茅dico forense Christian Reiter.En 1802, en una carta dirigida a sus hermanos, el compositor explic贸 que quer铆a que su enfermedad fuera descrita tras su muerte y hecha p煤blica.

Pero dos siglos despu茅s, las causas de su deceso, ocurrido el 26 de marzo de 1827, cuando ten铆a 56 a帽os, siguen siendo un misterio. Estos pedazos de hueso fueron examinados con rayos X en 2005 en Estados Unidos, y se lleg贸 a la conclusi贸n de que el compositor podr铆a haber sido v铆ctima de una intoxicaci贸n por plomo, lo que explicar铆a sobre todo los problemas digestivos que padec铆a.

En aquella 茅poca, la gente sol铆a beber en vasos de ese metal, y en los tratamientos m茅dicos se utilizaba muchas veces plomo y mercurio. Pero en marzo se public贸 un estudio basado en el an谩lisis de ADN de su cabello, que revel贸 una fuerte predisposici贸n a las enfermedades hep谩ticas y una infecci贸n de hepatitis B al final de su vida. Sin embargo, los investigadores no han podido esclarecer las causas de su sordera progresiva.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.