Jul 18 2005
860 lecturas

Opinión

Londres: los bombazos ¿harán caer a Blair?

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

foto
A inicios de la mañana del jueves siete de julio Londres fue estremecida por cuatro explosiones. Ninguna de estas bombas detonó en algún edificio importante o cuartel. Tampoco tocó los centros político, financiero o comercial de la ciudad; ni ocurriÓ en una zona donde hay mucha riqueza, poder o embajadas. Los blancos han sido pasajeros civiles.

El lugar más importante fue King Cross. Al parecer, desde este punto se habrían repartido los portabombas. Esta estación es la única en la cual convergen seis de las doce líneas de metro de Londres. El haber escogido este lugar y en una hora en la cual la gente suele ir a sus trabajos evidencia que el objetivo de los atacantes fue golpear a la población civil. Las otras tres explosiones se dieron sobre otros lugares donde habÌa muchos transeúntes. La única detonación hecha al aire libre fue en un bus que pasaba por la plaza Tavistock, por una ruta que pasa alrededor de las principales universidades de Londres (UCL, ISA, SOAS, SSEES, LSE y King’s College).

Dos bombazos ocurrieron en el subsuelo de estaciones que están en el extremo sudoriental y noroccidental de la zona central de Londres. Estas son las estaciones de la Avenida Edgware y Aldgate East. La primera es la calle que más negocios árabes tiene en la metrópoli y la segunda está en medio de la mayor comunidad musulmana del país: la de pakistaníes y bengaleses del este de Londres. Por paradójico que parezca, quizás la minoría étnica que proporcionalmente haya sido más afectada sea la islámica, en cuyo nombre, supuestamente, se habrían perpetuados estos actos.

Se estima que hay unos 700 heridos y más de 50 muertos. Aún no se puede saber cuántos fallecidos hay en la primera línea debido a la gran profundidad, fragilidad y estrechez de ésta, que hace muy difíciles y peligrosos los trabajos de rastreo. Inmediatamente después de las explosiones, varias embajadas en Londres y Minka (www.altopilar.com/minka), el diario andino interactivo del Reino Unido, lanzaron una intensa investigación para saber cuántos latinoamericanos habían sido afectados. En las listas de hospitalizados hay muchos nombres de origen inglés y musulmán, pero no se ven nombres de raíz hispana –pese a que en Londres viven cientos de miles de latinoamericanos–. A diferencia de Madrid y Nueva York, donde hubo muchas víctimas latinas; en Londres no ha habido tantas debido a que no se dieron sobre el sur central, donde residen, o en la madrugada (horario en el cual gran parte de la mano de obra sudamericana sale a limpiar oficinas).

Pese a la tragedia y al pesar, en Londres no se ve mucho pánico. En parte, ello se debe a que desde hace casi cuatro años se esperaba un ataque. La prensa evitó mostrar mucha sangre.

EL 7-7 DE LONDRES LEVANTARÁ

O TUMBARÁ A BLAIR?

Tras este atentado, George Bush y Tony Blair han querido defender su línea en Iraq como la respuesta necesaria para este tipo de terrorismo. Blair querrá aprovechar la tragedia para pedir la unión nacional y avanzar en sus planes para aprobar una nueva ley de documentos de identidad y de nuevos controles a los inmigrantes.

Cada macro-atentado benladenista ha generado cambios fuertes en los países afectados. El 11-S-2001 permitió a Bush pasar de ser impopular a ganar un gran apoyo interno y externo para atacar Afganistán.

El 11-M-2004, en cambio, produjo la caída de Aznar. El perdió las elecciones por haber querido echarle la culpa al ETA del atentado y porque fue percibido como responsable de haber provocado la ira fundamentalista al haber invadido Iraq (algo que siempre el pueblo español rechazó).

El pueblo británico ya no quiere otra invasión y que Londres llame a Washington a moderar su hostilidad a Irán. La oposición británica, empero, es más pro-guerra que Blair y hoy llama a hacer unidad nacional anti-terrorista tras él.

El único que podría remover a Blair de su cargo es su tesorero Brown, quien aún no quiere recibir el bulto. Blair se quedará en el premierato aunque tratando de frenar su debilidad liderando campañas «humanitarias» o pro-liberalizaciÓn de la Unión Europea.

ISLAMOFOBIA

Tras los atentados de EEUU, Madrid y Londres se han producido diversos ataques racistas contra mahometanos y mezquitas. Partidos islamofóbicos han llegado a sobrepasar el 20% de los votos en ciertas elecciones en Reino Unido, Francia y Holanda.

Desde el medioevo hasta el holocausto minorías como los judíos o los gitanos fueron los “chivos expiatorios” de regímenes en crisis. El echarle la culpa de las desgracias internas de una sociedad a una determinada etnia ayuda a desviar problemas.

Hoy el nuevo anti-semitismo se da contra quienes rezan en árabe (la mayor lengua semita). En la Unión Europea hay más de 10 millones de musulmanes quienes son su principal minoría no cristiana. En el mundo uno de cada 5 humanos y uno de cada 4 Estados son mahometanos.

La islamofobia termina socavando sociedades pluralistas, genera hostilidad contra los 50 millones de inmigrantes latinos en el norte industrializado y produce, como reacciÓn, el surgimiento de más grupos fundamentalistas islámicos.

LECCIONES DEL 7-7

El macro-atentado del 7-7 en Londres no fue tan letal como los de EEUU, España o Indonesia. Sin embargo, es el primero que: a) se da en un país donde se están reuniendo los principales mandatarios del mundo; b) se realiza con atacantes suicidas en Europa Occidental; c) se efectúa en el Norte industrializado con terroristas nativos (y no “importados” como los que hicieron el 11-S y el 11 M).

El mayor peligro para las potencias es que dentro de sus propios ciudadanos se generen militantes binladenistas. Si éstas alientan restricciones contra los mahometanos corren el riesgo de ayudar a Al Qaeda a tener nuevos reclutas. El alcalde londinense llama a proteger y defender a los 1,7 millones de musulmanes británicos para hacer que ellos controlen a sus “extremistas”.

Sin embargo, el fundamentalismo islámico seguirá alimentándose mientras se mantenga la hostilidad a los inmigrantes y, sobre todo, continúe la ocupación de Iraq, Afganistán, Palestina y Chechenia.

NUEVO TERRORISMO

El Reino Unido ha sufrido muchos atentados desde que a fines de los sesentas volvió la violencia a Irlanda del Norte. El Ejército Republicano Irlandés (IRA) se asentó dentro de los 800,000 católicos que viven en esa provincia y quienes se consideran una etnia discriminada que ansía reunificarse con el resto de Irlanda.

Hoy se ha descubierto que ingleses de padres o abuelos pakistaníes fueron las primeras bombas humanas en explotar en Londres. Hay 1,7 millones de musulmanes británicos, casi todos resentidos con la guerra iraquí, y quienes pueden proveer reclutas para atentados más indiscriminados que cualquiera hecho por el IRA.

Conservadores y laboristas se dieron cuenta que no podían parar al IRA y por eso buscan “domesticarlo” integrando a su brazo legal al sistema. Hoy, la respuesta al brote de terrorismo islámico nativo podría ser la dureza, pero ya varias voces piden que la única manera de evitarlo es abandonando las causas que lo engendran: las ocupaciones de Afganistán e Iraq.

AL QAEDA

Ben Laden bien puede haber quedado sorprendido con el 7-7. Difícilmente pueda haber preparado el atentado de Londres desde su cueva centroasiática. Al Qaeda no existe o es una forma genérica de referirse a una mezcolanza de grupos independientes. Mientras las FARC, Sendero, ELN, Hizbola o Hamas son partidos armados que operan en un determinado país donde quieren tomar el poder y tienen una direcciÓn centralizada, Al Qaeda parecer ser una laxa mixtura internacional que busca vengar al Islam de las invasiones occidentales.

Esto hace más difÌcil poder vigilarlo o llegar a acuerdos con la cúpula. Uno de esos grupos terroristas, como Al-Takfir wa al-Hijra, quiso matar al propio Osama. Hace un cuarto de siglo Bush padre ayudÓ a estructurar Al Qaeda para combatir a Moscú. Hoy, las guerras hechas por su hijo han dado paso al desarrollo de muchos nuevos grupos de terror fundamentalista, los mismos que se seguirán esparciendo mientras duren las intervenciones.

————————————-

* Analista internacional
www.bigio.org

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.