Sep 25 2015
1986 lecturas

Cultura

Los 50 a帽os de Punto Final: Que nos juzguen los lectores

Cuando聽Punto Final聽dio el salto de folleto con un solo tema a revista quincenal de 32 p谩ginas con diferentes secciones de actualidad y an谩lisis de temas nacionales e internacionales, public贸 un editorial que en los hechos se convirti贸 en su carta de navegaci贸n. Esto sucedi贸 en el N潞 10 de PF, que apareci贸 en la segunda quincena de agosto de 1966.

El consejo de redacci贸n de la nueva revista lo integraban los periodistas Mario D铆az Barrientos, Manuel Cabieses Donoso (fundadores de lapublicaci贸n), Augusto Olivares Becerra, Carlos Jorquera Tolosa y el abogado Alejandro P茅rez Arancibia, este 煤ltimo se desempe帽aba tambi茅n como gerente: la funci贸n m谩s dif铆cil en esta publicaci贸n.

Nos parece importante reeditar ese primer editorial de PF al cumplirse medio siglo de la fundaci贸n de la revista. El objetivo es -en primer lugar- un examen introspectivo: interrogar a nuestra conciencia si hemos cumplido -con apego a principios- la tarea que nos propusimos. A la vez pedimos a los lectores -y a los amigos que nos han ayudado a derrotar el boicot publicitario de gobiernos y empresarios- que juzguen si hemos sido leales a los prop贸sitos que dieron vida a聽Punto Final.

Aquel editorial de 1966 es el siguiente:ch pf 1966

聽鈥淎l reiniciar nuestro contacto con los lectores quisi茅ramos puntualizar algunas cosas. Desde luego, nuestra posici贸n pol铆tica. Todo 贸rgano de prensa tiene una posici贸n, aun aquellos que se escudan en una aparente 鈥榦bjetividad鈥. Nosotros no queremos enga帽ar a nadie. Estamos en la Izquierda, o sea, entre las fuerzas pol铆ticas y sociales que combaten por el socialismo.Somos, en consecuencia, antiimperialistas y antiolig谩rquicos. Estamos contra el feudalismo y sus nuevas expresiones: el neocapitalismo y el 鈥榞orilismo鈥. No creemos, por cierto, que el reformismo sea un remedio aconsejable para los pa铆ses en v铆as de desarrollo, como el nuestro. Por el contrario, estimamos que es un factor de retraso, si no se le combate y denuncia, en el proceso de liberaci贸n de nuestro pueblo. Buscamos divulgar, por lo tanto, un aut茅nticopensamiento revolucionario. En esa tarea seremos todo lo amplios que exige la inquietante y compleja realidad nacional. Pero seremos firmes y consecuentes en nuestro prop贸sito. Consideramos que, si bien nuestro pueblo no necesita de tutores que encuadren la direcci贸n de sus luchas, ni de pont铆fices que digan la 煤ltima palabra, hay urgencia de entregar antecedentes que act煤en como factores estimulantes del combate.

Una corriente renovadora del pensamiento revolucionario recorre Am茅rica Latina. No es ning煤n misterio que ella emana de la Revoluci贸n Cubana. Se est谩 manifestando en cada uno de nuestros pa铆ses, en diferentes formas. Es necesario, por eso, contar con amplios elementos de juicio. No ocultaremos lo que otros esconden. Trabajaremos con armas ideol贸gicas limpias, sin odios ni resentimientos y no rehuiremos la pol茅mica. Pero siempre nos guiar谩 el convencimiento de que las organizaciones pol铆ticas que el pueblo se ha dado, son instrumentos cuyo perfeccionamiento debe buscarse con lealtad, nunca con su destrucci贸n o divisi贸n. Combatiremos, entonces, al verdadero enemigo. Estamos, en resumen, en el gran cauce del movimiento pol铆tico y social empujado por las aspas de la revoluci贸n socialista que llama a la conciencia latinoamericana. En esta corriente pueden existir, y de hecho existen, matices y opiniones diferentes. Pero todas confluyen a un mismo objetivo. Eso lo tendremos presente鈥.

*Editorial 鈥淧unto Final鈥, edici贸n N潞 837, 25 de septiembre, 2015

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    1 Coment谩rio

    Comentarios

    1. Antonio Casalduero Recuero
      30 septiembre 2015 21:09

      Creo que pocas publicaciones han podido conservar una coherencia moral, pol铆tica e ideol贸gica a trav茅s de los a帽os como ha sido el caso de Punto Final, para algunos se ha convertido en un aut茅ntico alimento pol铆tico, para otros una gu铆a en esta incierta mara帽a creada por el actual duopolio, otros tantos la siguen con devoci贸n y esperan atentos la llegada del viernes quincenal, lo cual constituye una l谩stima porque ansiamos que pronto se convierta ahora en un semanario, y creo que la llegada de este quincuagenario aniversario es el momento propicio para dar otro 芦salto adelante禄, en el buen sentido pol铆tico y… 驴por qu茅 no? PF cuenta con lectores cautivos desde hace mucho tiempo, no habr铆a problemas por las ventas.