Nov 5 2019
1406 lecturas

Despacito por las piedras

Manuel Cabieses: La izquierda chilena no est谩 en condiciones de asumir la conducci贸n del movimiento

 

Manuel Cabieses Donoso, director por varias d茅cadas de la revista Punto Final, ha sido tambi茅n uno de los cr铆ticos m谩s directos y punzantes del modelo neoliberal. Desde las p谩ginas de ese medio, un impreso quincenal que ha tenido la valent铆a de denunciar durante toda la transici贸n las injusticias del capital sobre el pueblo chileno con el apoyo de toda la clase pol铆tica, se anunci贸 tambi茅n la cat谩strofe. No fueron pocos los testimonios de decenas de l铆deres sociales y personas que preve铆an el colapso neoliberal.

Una advertencia, un llamado que Manuel Cabieses levant贸 cada quince d铆as de la emblem谩tica revista.聽En estos d铆as, sus palabras son absolutamente necesarias para comprender el trance que vive Chile. En esta breve conversaci贸n podemos hallar ideas e interpretaciones sobre el estallido social, la insurrecci贸n popular, los escenarios posibles, los liderazgos y el rol de la izquierda en este proceso. Chile despert贸 y seguir谩 despierto.

Punto Final siempre se defini贸 como una revista de izquierda. Pero durante toda la transici贸n junto con exponer un pensamiento de izquierda como mirada partisana, tambi茅n lo hizo de forma cr铆tica contra los m煤ltiples efectos del modelo neoliberal, aquellos que hoy puedes ver en pancartas y o铆r en asambleas ciudadanas como demandas. A diferencia de muchos observadores que hoy dicen estar sorprendidos con la insurrecci贸n popular, t煤 advertiste que el modelo ya no pod铆a continuar m谩s sin efectos Resultado de imagen para punto final constituyentecatastr贸ficos. 驴Por qu茅 motivos crees que esto revent贸 hoy y durante el gobierno de Pi帽era? 驴Por qu茅 no lo hizo antes, por ejemplo, durante Bachelet? 驴Es que la Concertaci贸n y Nueva Mayor铆a pod铆an contener los extremos del neoliberalismo?

-Punto Final advirti贸, como otros analistas del fen贸meno, que el neoliberalismo no solo es una forma extrema del capitalismo moderno. Es tambi茅n un sistema integral de dominaci贸n social, cultural y pol铆tica. Crea una elite olig谩rquica en todos los terrenos. No solo superexplota a los trabajadores, tambi茅n oprime a las clases medias y a la intelectualidad. Corrompe todo lo que toca, en especial a los pol铆ticos, y acumula un poder tan enorme que no deja lugar al disenso. Llega un momento en que sus v铆ctimas no tienen otra alternativa que la rebeli贸n. Es lo que sucede en Chile.

La Concertaci贸n -y en especial la Nueva Mayor铆a- dispon铆an de cierta capacidad de cooptaci贸n de las burocracias sindicales, gremiales y poblacionales. Esto les permiti贸 postergar una crisis inevitable. El entusiasmo socialdem贸crata de esos gobiernos alcanz贸 niveles grotescos, como, por ejemplo, cuando el diputado comunista Daniel N煤帽ez dio por superado el neoliberalismo. Afirm贸 que Bachelet 鈥減asar谩 a la historia como la mandataria que lider贸, superando el permanente boicot de la derecha, el proceso para dejar atr谩s el neoliberalismo y avanzar con reformas que han beneficiado directamente a miles de familias vulnerables y de sectores medios鈥. (1)

La indignaci贸n y rabia de un pueblo requieren un tiempo de maduraci贸n. Pero cuando la chispa incendia la pradera, en este caso la 鈥渆vasi贸n鈥 en el Metro de los estudiantes secundarios, sucede lo que estamos viendo: una insurrecci贸n desarmada y pac铆fica, pero insurrecci贸n al fin y al cabo por cuanto pretende derribar el sistema鈥.

Resultado de imagen para punto final constituyente-En las marchas leemos centenares de carteles escritos a mano con demandas de todo tipo, pero estas demandas tienen un elemento en com煤n, que es la cr铆tica al neoliberalismo. 驴Est谩 tambi茅n presente aqu铆 un pensamiento de izquierda? 驴Est谩 la izquierda presente en las marchas?

-S铆, por supuesto鈥a Izquierda est谩 presente en esta insurrecci贸n que recoge sus valores sobre justicia e igualdad. Pero tambi茅n est谩n presentes los objetivos de lucha femeninos, medioambientales, de sexo, contra el TPP, etc. La Izquierda chilena est谩 desarticulada. Ha sufrido a帽os de persecuci贸n, el derrumbe de los 鈥渟ocialismos reales鈥, etc. No est谩 en condiciones de asumir la conducci贸n del movimiento. Sin embargo sus distintas fracciones pueden contribuir a forjar una direcci贸n unitaria que lleve al triunfo a este movimiento antiolig谩rquico. En este movimiento se funden doctrinas: marxismo, anarquismo, cristianismo, etc. En esta fragua puede forjarse una Izquierda tan amplia, diversa y creativa como la misma insurrecci贸n鈥.

-Hablamos de un movimiento, pero nadie se atreve hoy a calificarlo. 驴Qu茅 ves t煤 en el movimiento? 驴Lo calificar铆as?

-Es una insurrecci贸n, ni m谩s ni menos que una insurrecci贸n, aunque no diga su nombre. Pone en riesgo toda la estructura institucional. Exige la renuncia de Pi帽era y una Asamblea Constituyente. Pretende cambiar el pa铆s de arriba abajo. Calificarla solo como 鈥渆xplosi贸n social鈥 despu茅s de m谩s de 17 d铆as de incesantes protestas callejeras y las manifestaciones m谩s grandes de la historia del pa铆s, es quedarse muy corto en la apreciaci贸n. Chile est谩 al borde del cambio hist贸rico鈥 a la medida de una insurrecci贸n鈥.

Est谩n algunos sindicatos, la CUT, el Colegio de Profesores, los estudiantes y otros en la plataforma Unidad Social. Pero el movimiento es mucho m谩s amplio. 驴Qu茅 estrategia debe tener Unidad Social? 驴Debe conducir el movimiento? 驴Tiene la capacidad de hacerlo?

-Es importante que exista la mesa de Unidad Social. Pero necesita llegar a ser una instancia real de unidad social, o sea incluir a los diferentes sectores sociales, ideol贸gicos y culturales que desaf铆an al modelo neoliberal. Ser铆a enga帽oso que pretendiera aparecer ahora como la conducci贸n del movimiento.

Ni siquiera est谩n a煤n todos los trabajadores. Una minor铆a de los asalariados est谩n organizados en sindicatos (20,6%), y la CUT representa s贸lo una porci贸n. Ahora, sin embargo, es el momento de unir a la mayor铆a de los trabajadores con los pobladores, jubilados, estudiantes, mujeres, pueblos originarios, profesionales, artistas, peque帽os y medianos empresarios, etc. La estrategia de acumulaci贸n de fuerza es obvia: no cejar en la lucha y no caer en el oportunismo鈥.

Por d茅cadas ha habido una enorme brecha entre la clase pol铆tica y la poblaci贸n, incluso con las organizaciones sociales. En este momento, eso es indudablemente una enorme falencia. 驴C贸mo ves la recomposici贸n de esta relaci贸n en momento en que no hay ninguna figura que conduzca?

-No creo que la tarea de hoy sea 鈥渞ecomponer鈥 la relaci贸n del pueblo con la 鈥渃lase pol铆tica鈥. Eso ya qued贸 atr谩s y no por culpa de las organizaciones sociales. Ahora es el tiempo de una nueva pol铆tica: que la voluntad del pueblo se convierta en pol铆tica. Desde luego habr谩 que elegir representantes de la voluntad popular para deliberar en la Asamblea Constituyente y conformar la nueva institucionalidad. Pero ser谩n -espero- representantes del pueblo sujetos a la revocaci贸n de sus mandatos si no cumplen sus compromisos.

En cuanto a la ausencia de liderazgos: van a surgir en el curso de este proceso. Ser谩n nuevas caras de hombres y mujeres ajenos por completo a la corrupci贸n de los pol铆ticos que nos han gobernado durante 30 a帽os.鈥

-El auge y el fortalecimiento del movimiento ciudadano avanza de forma paralela a la decadencia del gobierno, su nula capacidad de respuesta y al desprestigio y desconfianza ciudadana con la clase pol铆tica m谩s tradicional. 驴Qu茅 salida pol铆tica puedes observar? 驴Crees que el frente Amplio y el Partido Comunista por si solos pueden abrir una salida pol铆tica que canalice las demandas ciudadanas?

-El camino que llevar谩 a la democracia participativa pasa por la convocatoria a la Asamblea Constituyente. Una nueva Constituci贸n permitir谩 echar abajo, pac铆fica y democr谩ticamente, la carro帽a de institucionalidad que heredamos de la dictadura. La renuncia del presidente Pi帽era podr铆a aliviar la tensi贸n, evitar m谩s derramamiento de sangre, atender las demandas sociales m谩s urgentes y convocar la Constituyente en mejores condiciones de orden p煤blico.

No creo que el FA y el PC, juntos o separados, puedan canalizar las demandas ciudadanas. Es una tarea superior a sus fuerzas que, adem谩s, exige una conducta muy definida de antagonismo con el sistema. No veo en partidos del FA, esa disposici贸n. Representan m谩s bien una versi贸n moderna de la pol铆tica tradicional.鈥

-驴Est谩n las bases para una Asamblea Constituyente?

-S铆 est谩n las bases pol铆ticas y sociales para el plebiscito que consulte al pueblo si quiere Asamblea Constituyente. No solo es una aspiraci贸n de una minor铆a (que se viene planteando desde hace m谩s de 40 a帽os). Ahora es la voz potente de un pueblo que la exige. Una necesidad democr谩tica impostergable, el ox铆geno que dar谩 vida a una democracia participativa e igualitaria en derechos.鈥

Nota

(1) El Mostrador, 1 de junio del 2017 (鈥淧C califica como 鈥渃ontundente鈥 la cuenta p煤blica de Bachelet).

Paul Walder

 

 

 

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.