Abr 28 2006
914 lecturas

Política

MARADONA POR OLLANTA Y CHÁVEZ MUY ENOJADO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El ex presidente peruano Alan García (abajo izq.) dijo en Lima a los periodistas que el ex astro del fútbol mundial Diego Armando Maradona hará campaña en Perú a favor del candidato nacionalista Ollanta Humala, su rival en la segunda vuelta para la jefatura del Estado. Un amigo futbolista en Argentina le habría noticiado que el 10 estaba dispuesto y preparado para ponerse en campaña por Ollanta Humala, su rival en el segunda vuelta electoral.

Alan García relativizó el impacto que podría causar en el electorado el legendario jugador.

foto
El ex astro internacional del fútbol viene de grabar un comercial en Brasil, donde asumió para estos efectos el rol de un jugador del scratch –de paso quedándose con la camiseta verdeamarilla como recuerdo–, lo que generó más que una pequeña polémica: algunos hinchas rioplatenses lo acusaron de traición.

«Hasta con Maradona en la cancha le ganaré a Humala en las urnas», enfatizó quien fuera presidente del Perú entre 1985 y 1990. Y puesto a hablar, no se detuvo en pequeñeces al dejar señalado que Maradona bien podría llegar a «con unos encargos de Cuba y Venezuela».

Mientras Maradona hace lo suyo en el tenso panorama político peruano, y crece el interés por ver el partido de exhibición que el próximo jueves jugarán en el Estadio Nacional de Lima ex jugadores peruanos y extranjeros, Humala (der.) se apresuró a desmentir los dichos de García: Maradona no se integrará a la propaganda electoral del caudillo nacionalista. Lo dijo Humala, pero Maradona es irreprimible.

foto
Para la derecha peruana no caben dudas de que el presidente de la Repúiblica Bolivariana de Venezuela interviene materialmente en la política interior del Perú. Chávez ha manifestado sus simpatías por Humala. Alan García, en particular tiene sangre en el ojo con Chávez. Pero sin duda no esperó la reacción del venezolano.

El huracán Chávez voló las tejas

Antes de viajar a Cuba para reunirse con Fidel Castro y Evo Morales, Hugo Chávez pateó el tablero una vez más. «Sepa el Perú que si Alan García es electo, por una maldición, presidente retiraré a mi embajador», dijo en la mañana del viernes 28 de abril en el Teatro Teresa Carreño de Caracas durante el transcurso de un acto que imponía a funcionarios públicos la Orden al Mérito del Trabajo y que fue aprovechado, además, para anunciar algunas reformas a la ley laboral del país, como el final de los contratos temporales y el alza de los bonos por guardería infantil para las madres que crían.

foto
Primero Chávez definió a Alan Gracía: ladrón de cuatro esquinas, dijo. Sin dudas hastiado de la campaña desatada en su contra en Perú y otros países de América el presidente venezolano montó en la tradicional yegua cólera.
El jueves García lo había llamado»sinvergüenza» acusándolo de querer presionar a otros países latinoamericanos para que no negocien con Estados Unidos.

Chávez comparó a Alan García con el también socialdemócrata ex presidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez –prófugo de la justicia–. «Dios libre al Perú de un truhan como Alan García», dijo luego de apuntar que éste obedece instrucciones de la Casa Blanca.

En cuanto a la preocupación que generó a lo largo de la semana la decisión venezolana de retirarse de la Comunidad Andina de Naciones, fue tajante: «Para nosotros la Comunidad Andina murió y ahora vamos al ALBA», dijo tras comparar a Alan García con el ex mandatario venezolano, Carlos Andrés Pérez.

Por la tarde del viernes se reunía en La Habana con Fidel Castro y Evo Morales, que también podría pronto decidir el retiro de Bolivia de la CAN, integrarla al MERCOSUR y preparar la firma del ALBA, contrapartida al ALCA diseñada entre Cuba y Venezuela. Morales necesita con urgencia contratar técnicos y expertos petroleros en todos los niveles para poder negociar efectivamente con las empresas y arriesgar la nacionalización de las actividades.

En América Latina sólo México, Venezuela, Argentina y Brasil estarían en condiciones de facilitar personal altamente calificado. Pero México está emarcado en uan desgastante y sucia campaña electoral –y el giobierno de Fox no ve con buenos ojos los arrestos independientistas en América del Sur, enfrascado como está en su rol de socio menor de EEUU–.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.