Mar 10 2022
765 lecturas

Pol铆ticaSociedad

Marchando, las mujeres ponen en el tapete la violencia de g茅nero en Bolivia

El lunes 7 y el martes 8 de marzo se realiz贸 una hist贸rica marcha de las mujeres bolivianas exigiendo justicia, desde el faro Murillo hasta la Plaza San Francisco de La Paz, en un contexto de liberaci贸n masiva de femicidas y violadores con sentencia, as铆 como de un aumento de la violencia contra la mujer.

La marcha fue encabezada por las v铆ctimas de violencia de g茅nero que alzaban las fotos de los jueces y fiscales responsables de la liberaci贸n masiva de femicidas y violadores en el pa铆s. Adelante estuvo la foto del senador Hilari贸n Mamani del oficialista MAS-IPSP, denunciado recientemente por violaci贸n y que fue suspendido de su cargo, pero a煤n no ha sido expulsado del partido y del parlamento.Bolivia: Miles de mujeres marchan en La Paz exigiendo el respeto a la vida | FOTOS | MUNDO | EL COMERCIO PER脷

La demostraci贸n fue protagonizada por las mujeres aymaras y se presentaron delegaciones de los nueve departamentos del pa铆s, que tambi茅n participaron de la marcha en repudio realizada el 31 de enero pasado, a ra铆z de la liberaci贸n del caso medi谩tico del femicida y violador serial Richard Choque Flores.

Un primer momento clave, fue cuando las mujeres llegaron al Tribunal de Justicia de La Paz con escaleras para poder cruzar las vallas y tomar la sede judicial. Desde all铆, se declararon en vigilia por 24 horas y exigieron la presencia del presidente de dicho tribunal. Luego, entonaron un himno nacional feminista y empapelaron las paredes del tribunal con las fotos de los rostros de los fiscales y los jueces liberadores de femicidas y violadores.

Un segundo momento clave, fue la presentaci贸n de la 鈥淎lfombra de la Verg眉enza鈥 con el lema: 鈥淨ue la verg眉enza cambie de bando鈥, donde se expuso la lista de femicidas, violadores con sentencia y liberados a nivel nacional. Tambi茅n de los jueces y fiscales responsables de este accionar, con nombres y apellidos, caso y fotograf铆a.

El trabajo fue realizado por las feministas de 鈥淢ujeres Creando鈥 a trav茅s de la 鈥淟铆nea telef贸nica de la esperanza鈥 donde las v铆ctimas se contactaron. Dejando todo servido para que el Estado tomara las acciones concretas en el Bolivia: Miles de mujeres marchan en La Paz exigiendo el respeto a la vida | FOTOS | MUNDO | EL COMERCIO PER脷asunto, con resultados verificables.

Estas recientes marchas por el D铆a Internacional de la Mujer, as铆 como la del 31 de enero pasado, se caracterizaron por estar organizadas por fuera de los partidos pol铆ticos, incluso del Movimiento Al Socialismo. Marcan un punto de inflexi贸n por su masividad y el quiebre del miedo de las mujeres, el que predomina a la hora de denunciar a los machistas con nombre y apellido en una sociedad altamente conservadora.

La marcha de las mujeres del MAS-IPSP

Las mujeres que integran la agrupaci贸n de mujeres ind铆genas 鈥淏artolina Sisa鈥, parte del Movimiento al Socialismo (MAS-IPSP) encabezaron el 8 de Marzo la marcha de mujeres del MAS. Parti贸 de La Ceja de El Alto hasta la Ciudad de La Paz. El acto central se llev贸 a cabo en la Plaza Murillo a lado de la Casa de Gobierno, donde presentaron tres proyectos de ley: de ampliaci贸n de penas a femicidas, infanticidas y violadores, de castraci贸n qu铆mica a violadores, y de trabajos forzados para reos con sentencia ejecutorial.

En Bolivia la pena para los femicidas es de 30 a帽os de prisi贸n sin derecho a indulto, pero como demostr贸 el caso medi谩tico del femicida serial con sentencia de 30 a帽os liberado, el problema en el pa铆s es que no se cumplen las leyes.D铆a de la Mujer en Bolivia: Mujeres marchan con fotos de violadores, feminicidas y fiscales corruptos | 8M | 8 de Marzo | Feminicidio | MUNDO | EL COMERCIO PER脷

No se mencion贸 la ra铆z del problema de las violencias de g茅nero que como construcci贸n cultural requiere de un abordaje desde la educaci贸n sexual integral (ESI) en todos los niveles educacionales y en todas las instituciones de la sociedad. La mera aplicaci贸n de pol铆ticas punitivistas, no han dado resultado en ning煤n pa铆s, dado que no hay una conciencia de la problem谩tica de parte de la sociedad en su conjunto.

Por otra parte, tampoco se mencion贸 nada respecto a la promesa de la reforma de la ley 348 de Protecci贸n de las Mujeres Contra las Violencias, que parad贸jicamente permite que los hombres violentos la utilicen para denunciar a sus propias v铆ctimas y neutralicen las denuncias que 茅stas realizan. Adem谩s, se propuso la reforma del poder judicial que es una promesa que tiene 15 a帽os desde la llegada del MAS al poder, y equivale a la promesa del presidente argentino Alberto Fern谩ndez de democratizar la justicia en su mandato.

El presidente Luis Arce, presente en el acto expres贸 -en un contexto de divisi贸n en el movimiento de mujeres en el pa铆s- que 鈥淗ay temas que sobrepasan los colores pol铆ticos, los intereses sectoriales y regionales, una de ellos es la lucha contra toda forma de violencia hacia las mujeres. Esta lucha debe unirnos a todos y a todas鈥.Violencia de g茅nero: masiva marcha en Bolivia para reclamar contra la liberaci贸n de un femicida

Adem谩s, el mandatario present贸 proyectos en favor de las mujeres: la creaci贸n de la fuerza especial de lucha contra la violencia (FELCV), un programa de 鈥渧iviendas para jefas y v铆ctimas de las violencias鈥 y privilegiar con obras p煤blicas a empresas que contraten al 50 por ciento o m谩s de mujeres.

Discursos y pensamientos que dividen a las mujeres en Bolivia

1-鈥淓l machismo es algo propio de la derecha golpista鈥: Es muy com煤n escuchar esta frase en la clase pol铆tica progresista, como si el machismo fuera algo externo a la izquierda que no le incumbe a este sector progresista. La epistemolog铆a feminista revela que el machismo es independiente de la ideolog铆a pol铆tica y de los partidos pol铆ticos porque es una problem谩tica estructural, sistem谩tica y generalizada en las sociedades patriarcales.

Dicha problem谩tica atraviesa a todas las instituciones de la sociedad (la familia, la educaci贸n, el estado, etc.) a trav茅s de las cuales el machismo se reproduce y donde el ser humano se socializa.

La consecuencia de este pensamiento es que en Bolivia no existe una agenda feminista a seguir, impuesta por las organizaciones de mujeres del pa铆s. S贸lo aparecen ante casos medi谩ticos de femicidios o violaciones en manada que estremecen a la sociedad. Las violencias y la desigualdad de g茅nero no es un tema de debate instalado en la sociedad boliviana en general, que no asume las relaciones de g茅nero como relaciones de opresi贸n y por ello no se las problematiza.El feminismo se le planta al gobierno de facto en Bolivia | La Delegaci贸n de Feministas Plurinacionales lleg贸 a Bolivia | P谩gina12

Bolivia tiene la tasa m谩s alta en femicidios de toda Sudam茅rica, seg煤n la Comisi贸n Econ贸mica para Am茅rica Latina (CEPAL), hasta el 2019. El parlamento cuenta con el 50% de mujeres, pero tiene a hombres de presidente del Senado y de la c谩mara de Diputados. De los 18 ministerios bolivianos, s贸lo cuatro son ocupados por mujeres y uno solo por una mujer ind铆gena, en un pa铆s de mayor铆a ind铆gena. Es evidente el 鈥渢echo de cristal鈥 como barrera que impide el acenso de las mujeres a los cargos de alto rango y de alto poder decisional, que siguen reservados para los hombres.

2- 鈥淓l feminismo es funcional a la derecha鈥: Esta afirmaci贸n es com煤n escucharla dentro de la izquierda colonial en Bolivia, de la que forma parte la 茅lite del MAS integrada por hombre blancos, 鈥渋ntelectuales鈥 de clase media, cuando los reclamos de las mujeres ind铆genas incomodan a la clase pol铆tica y rebasan al mismo partido pol铆tico.

Ante la cr铆tica, los reclamos o las exigencias de las mujeres, la estrategia聽 para desactivarlas es aislarlas y difamarlas, acus谩ndolas de ser 鈥渇uncionales a la derecha鈥 o 聽鈥渇inanciadas por la CIA鈥. Uno caso emblem谩tico fue el de la lideresa Segundina Flores ex dirigente de las 鈥淏artolina Sisa鈥, que exigi贸 paridad de g茅nero en las candidaturas pol铆ticas durante las elecciones subnacionales del 2020 y acus贸 a la 茅lite del MAS de cerrar el paso a las mujeres ind铆genas.

Segundina fue blanco de una campa帽a brutal machista de difamaci贸n acus谩ndola de ser 鈥渇uncional a los golpistas鈥, pese a su rol fundamental resistiendo el golpe de Estado en territorio el 2019.

3- 鈥淓l feminismo es una ideolog铆a importada de Europa鈥: Aprovechando la fuerte cultura anticolonial del mundo andino, se impone este discurso desde la c煤pula del MAS con el fin de que se la perciba como 鈥渆nemiga鈥 de las mujeres o una 鈥渋deolog铆a colonial鈥 que tendr铆a el objeto de dividir a los hombres de las mujeres.El chacha-warmi en el mundo aymara | CIPCA - Centro de Investigaci贸n y Promoci贸n del Campesinado

4- 鈥淓l feminismo divide a los hombres de las mujeres鈥: El Chacha-Warmi (hombre-mujer) es un concepto andino para referirse a las relaciones de g茅nero basadas en la complementariedad. Si el feminismo divide al hombre de la mujer, este ir铆a contra este concepto, lo cual es una falacia. Afirmar que el feminismo enfrenta al hombre con la mujer es una interpretaci贸n que desconoce los postulados del feminismo.

El feminismo no es la lucha de las mujeres contra los hombres, ni postula que las mujeres quieren ser como los hombres, sino que lucha por una sociedad con igualdad de derechos para los hombres y las mujeres, sin una distribuci贸n desigual del poder, respetando sus diferencias f铆sico-psico-biol贸gicas.

5- El pensamiento colonial paternalista, que postula que un hombre puede dirigir y conocer la problem谩tica de las mujeres m谩s que las mismas mujeres lleva a que las organizaciones de mujeres dentro de diferentes partidos pol铆ticos esperen la direcci贸n, la aprobaci贸n o la imposici贸n desde arriba de c贸mo deben organizarse y de su agenda, teniendo en cuenta que los de arriba siempre son hombres.

Incluso llegan a imponer a 鈥渟us鈥 dirigentes, las que responden a ellos y no a una agenda de las mujeres, obstaculizando la autonom铆a de dichas organizaciones. Un dato revelador de este paternalismo es la naturalidad con que los hombres y las mujeres llaman 鈥減ap谩鈥 a un jefe pol铆tico hombre, algo que es herencia de la colonia, donde se llamaba as铆 al patr贸n de la estancia que compraba y/o criaba a los ind铆genas quienes, adem谩s, portaban su apellido espa帽ol.

Otro dato es que la lideresa Segundina Flores denunci贸 el 2021 que le 鈥渁rmaron una cama鈥 para desplazarla como Bolivia. La l铆der ind铆gena Segundina Flores es designada embajadora y recibe ataque machista - Resumen Latinoamericanocabeza de las Bartolinas Sisa por 鈥渞ebelde鈥, por cuestionar a los hombres blancos que integran la c煤pula del MAS y que colocaron en su lugar a una mujer m谩s 鈥渟umisa y funcional鈥 a sus intereses.

6- 鈥淓l capitalismo y no el patriarcado es el origen de la violencia de g茅nero鈥: Si la desigualdad de g茅nero y la violencia de g茅nero es resultado del capitalismo, no es necesario hablar de feminismo, ni de patriarcado, ni es necesario que las mujeres se organizasen entre mujeres. Esta postura de la izquierda colonial boliviana es una postura euroc茅ntrica que hace lecturas reduccionistas de la realidad desde la categor铆a de clase social y desde ideolog铆as importadas de Europa con pretensi贸n de universalidad.

Las sociedades complejas y diversas atravesadas por la conquista y el genocidio ind铆gena como la de Am茅rica Latina, especialmente la de Bolivia, deben leerse desde la complejidad misma que la conforma, o sea, desde diversas categor铆as que no se excluyen, sino que se enriquecen: clase, g茅nero, raza o etnia, cultura, sexualidad, etc.

Por otro lado, la izquierda colonial y sus voceros intelectuales, 聽tampoco tienen en cuenta que el patriarcado es milenario, antecede al capitalismo y ambos se potencializan en relaci贸n a la desigualdad de g茅nero. Pero el concepto de patriarcado no es equivalente al de capitalismo: este concepto del feminismo es fundamental para comprender y deconstruir la desigualdad de g茅nero.

 

*Periodista y psic贸loga boliviana. Activista feminista y antirracista. Especialista en Nivel Superior en Educaci贸n Sexual Integral (UBA), colaboradora del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.