May 7 2022
114 lecturas

Política

Melechon logró la alianza de la izquierda para ganar las parlamentarias francesas

Jean-Luc Mélenchon, el líder de La Francia Insumisa, logró sumar al Partido Socialista (PS) a la coalición de izquierda que encabeza para las elecciones legislativas del 12 y el 19 de junio, en la que ya había sumado esta semana al Partido Comunista y Europa Ecología-Los Verdes, con la meta que una mayoría en parlamentaria lo catapulte al cargo de primer ministro.

El objetivo de la nueva alianza no es sólo ganar bancas en la Asamblea Nacional, la cámara baja del Parlamento francés de 577 escaños, sino también convertirse en la primera mayoría legislativa. En Francia es tradición que el presidente elija como primer ministro al líder de la mayoría parlamentaria, aunque no pertenezca a su partido, y Mélenchon apunta a conseguir ese cargo.Avanzan en Francia negociaciones de la izquierda para legislativas

Si bien las encuestas siguen colocando como favorito al partido del actual presidente derechista Emmanuel Macron al frente de la coalición La República en Marcha, obligó al oficialismo a cambiar de nombre a Renacimiento, pasando de ser un movimiento para convertirse en partido político. Renacimiento fue también el nombre utilizado por el oficialismo en las elecciones europeas de 2019.

Este sábado. Macron fue investido para un segundo mandato de cinco años como presidente francés que, según dijo, estará marcado por «un proyecto europeo de progreso científico y ecológico, claro y explícito de futuro, un proyecto republicano y europeo, un proyecto de independencia en un mundo desestabilizado» y que «da la espalda a la demagogia fácil».

Indicó que la primera prioridad será el conflicto en Ucrania. Lo más urgente -destacó- es «evitar cualquier escalada tras la agresión rusa en Ucrania» y «ayudar para que gane la democracia» en ese país, para así «construir una nueva paz europea y una nueva autonomía de nuestro continente».

Emmanuel Macron asume su segundo mandato«La fase que se abre será la de una acción resuelta para Francia y para Europa», subrayó Macron en un discurso de poco menos de diez minutos durante la ceremonia protocolaria que, siguiendo unas pautas que apenas han cambiado desde la III República (1870-1940), se desarrolló en el Palacio del Elíseo.

Con ese aporte de votantes de izquierda, Mélenchon pasa a liderar una alianza que reúne a los principales partidos de izquierda del país, denominada Nueva Unión Popular Ecologista y Social (Nupes) y que suma cerca de 30% de los votos que se emitieron en la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

En esa votación Mélenchon quedó muy cerca de la segunda vuelta electoral, con 22% de los votos. Reunió unos ocho millones de adhesiones y le faltaron unas 400.000 para superar a la ultraderechista Marine Le Pen, que pasó a balotaje. Mientras, el candidato verde, Yannick Jadot, se acercó al 5% de apoyo y el comunista Fabien Roussel reunió poco más de 2%.

El apoyo socialdemócrata

Pese a la resistencia de algunos dirigentes socialistas –algunos incluso llegaron a renunciar al partido para manifestar su rechazo al acuerdo–, el Consejo Nacional del PS aprobó esta alianza. Según informó el diario Libération, de los 292 integrantes del consejo que participaron en la votación, 167 se pronunciaron a favor de unirse a esta coalición, 101 en contra y 24 se abstuvieron.

La importancia del Partido Socialista en la alianza que lidera Mélenchon tiene un gran peso simbólico, porque es uno de los grandes partidos tradicionales de Francia y el único de centroizquierda en haber llegado al gobierno. Sin embargo, su caudal de votantes es cada vez menor. En las últimas elecciones el PS sufrió su peor caída y apenas reunió 1,74% de los votos.

En su argumentación a favor de unirse a La Francia Insumisa, el secretario general del PS, Olivier Faure, recordó que en las presidenciales de abril el partido sólo superó el 3% en 12 de las 577 circunscripciones en las que se divide el país. Pero sobre todo el dirigente destacó que “la izquierda no puede ganar más que cuando va junta”.

“El debate es en primer lugar: ¿queremos que Macron tenga todos los poderes o proponemos una alternativa? Si nuestra única obsesión es el debate entre izquierda e izquierda, la única alternativa será la ultraderecha”, agregó el dirigente socialista. Más temprano, en una entrevista con la cadena BFMTV, Faure dijo que “hay tantos puntos de convergencia que sería una locura pasar por alto” el acuerdo.

Aprobar el pacto con las demás grandes formaciones de izquierda  para lograr la mayoría en las legislativas de junio era, para una parte de los militantes del PS, la única salida ante un panorama político que ha cambiado radicalmente los últimos años. Un paisaje en el que ya no parecen tener cabida los partidos tradicionales, ni a la izquierda ni a la derecha, como demuestra la otra gran debacle electoral de este año, la del conservador Los Republicanos.

Un hito

Para acercar posiciones con estos partidos y competir en lo que ha calificado como una “tercera vuelta”, Mélenchon y sus aliados negociaron cuál de los partidos presentará candidatos en cada circunscripción, y también discutieron sobre posiciones políticas que los distancian. Por ejemplo, el Partido Socialista es favorable a mantener acuerdos europeos que Mélenchon cuestiona, y los comunistas apoyan la energía nuclear, a la que se oponen La Francia Insumisa y los ecologistas.

En esas negociaciones lograron un hito para la izquierda, que nunca había presentado una lista unificada al Parlamento. “Momento histórico. El trato entre La Francia Insumisa y Europa Ecología-Los Verdes está hecho”, dijo el legislador Adrien Quatennens, uno de los coordinadores de campaña del partido de Mélenchon, al lograrse el primero de los tres acuerdos.

Elecciones Francia: ¿A quién votará la izquierda en el duelo Macron-Le Pen? Breve guía para entender a la Francia InsumisaEn ese momento, coincidieron en aumentar el salario mínimo, bajar la edad de jubilación de 62 a 60 años (en lugar de aumentarla a 65, como propone Macron) y poner límites a los precios de los productos esenciales. Los dos partidos señalaron también que intentarán torcer el rumbo “neoliberal” de la Unión Europea y apuntar “a un nuevo proyecto al servicio de la construcción ecológica y social”.

En cuanto a las candidaturas de esta alianza, La Francia Insumisa presentará a sus postulantes en 325 circunscripciones, los verdes en 100, los socialistas en 70 y los comunistas en 50.

Para estas legislativas el oficialismo se presentará en alianza, bajo el nombre Juntos, con el partido centrista MoDem y con Horizontes, organización política que creó el ex primer ministro Édouard Philippe. Actualmente, La República en Marcha tiene 270 de los 577 diputados y MoDem 57. Según una encuesta del instituto Harris Interactive, el partido del presidente  y sus aliados podrían llegar a sumar entre 338 y 378 escaños, con lo que superarían con comodidad la mayoría absoluta de 289.

* Periodista chilena residenciada en Europa, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

 

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.