Nov 7 2023
118 lecturas

Pol铆tica

Nagorno Karabaj: desplazados, pero no a salvo

聽Desde el balc贸n de la casa en la que ha vivido durante las 煤ltimas semanas, Margarita Ghushunts dice que, a menudo, mira en direcci贸n a la tierra que dej贸 atr谩s, en Nagorno Karabaj. 鈥淐ada vez que lo hago recuerdo el viaje infernal que hicimos para escapar. Es como revivir la pesadilla una y otra vez鈥, explica esta armenia de 32 a帽os a IPS.

Nagorno Karabaj, tambi茅n llamada 鈥淎rtsaj鈥 por sus antiguos residentes armenios, era una rep煤blica autoproclamada dentro del Azerbaiy谩n sovi茅tico que hab铆a buscado la independencia y el reconocimiento internacional desde la disoluci贸n de la Uni贸n Sovi茅tica en 1991. La Primera Guerra de Nagorno Karabaj (1988-1994) termin贸 con una victoria armenia. Azerbaiy谩n desatar铆a su fuerza en la segunda, recuperando en 2020 muchas de las zonas perdidas a帽os antes. Pero a煤n quedaban cuentas por saldar.

El 19 de septiembre, Azerbaiy谩n lanz贸 un ataque masivo contra Nagorno Karabaj. Toda la poblaci贸n -m谩s de 100.000 personas de etnia armenia- huy贸 de la regi贸n hacia Armenia en pocos d铆as. Presa del p谩nico por el ataque azerbaiyano, la poblaci贸n civil se apresur贸 a evacuar. Tras un bloqueo de nueve meses聽impuesto por Azerbaiy谩n, se acababa de reabrir la 煤nica carretera que conecta Nagorno Karabaj con Armenia. Pero pod铆a volver a cerrarse en cualquier momento.

Despu茅s de un agotador viaje de 28 horas hasta la frontera con Armenia desde Stepanakert, la capital de Nagorno Karabaj, Margarita, su marido Harutyun y sus tres hijos llegaron a la casa de su padre en el pueblo de Tegh, en el sur de Armenia.

Llegada a Kornidzor de desplazados de Karabaj, el primer pueblo en el lado armenio de la frontera, el 25 de septiembre, tras huir a pie a trav茅s del bosque y bajo los bombardeos. Imagen: Gaiane Yenokian / IPS

El pueblo est谩 situado justo en la frontera con Azerbaiy谩n. Margarita puede ver incluso las posiciones militares azerbaiyanas y sus banderas ondeando desde las cimas de las monta帽as vecinas. 鈥淭ambi茅n escuchamos disparos frecuentemente por lo que mis hijos no pueden dormir tranquilos. Incluso cuando escuchan un trueno, se acercan a m铆 y me preguntan: 鈥楳am谩, 驴nos est谩n disparando otra vez?鈥欌, relata.

Asesinados y torturados

El 28 de septiembre, el 煤ltimo l铆der de Nagorno Karabaj, Samvel Shajramanian, promulg贸 un decreto que da por disuelta la autoproclamada Rep煤blica de Nagorno Karabaj a partir del 1 de enero de 2024. La poblaci贸n del enclave evacuado se reparte actualmente por toda la geograf铆a de Armenia. Algunos se encuentran en alojamientos proporcionados por el gobierno; otros alquilan casas o viven en las que les han ofrecido personas solidarias.

En varios discursos p煤blicos y reuniones internacionales, el presidente de Azerbaiy谩n, Ilham Aliyev, insiste en que los derechos de los armenios de Nagorno Karabaj se salvaguardar铆an 鈥渃on la legislaci贸n nacional de Azerbaiy谩n y los compromisos internacionales鈥. Pero los armenios desconf铆an. Son menos de 40 los permanecen en el enclave asediado, donde reciben聽ayuda humanitaria聽del Comit茅 Internacional de la Cruz Roja (Cicr).

El 19 de octubre, la defensora armenia de los derechos humanos, Anahit Manasyan, inform贸 de que los cuerpos de las v铆ctimas en Nagorno Karabaj durante el ataque azer铆 del 19 al 21 de septiembre mostraban signos de tortura y mutilaci贸n. Coincide con datos publicados por el Comit茅 de Investigaci贸n de Armenia el 31 de octubre, que apuntan a 14 personas torturadas por el ej茅rcito azerbaiyano y otras 64 que murieron en la carretera de Nagorno Karabaj a Armenia.

En una entrevista con IPS en Erev谩n, en el sur de Armenia, Siranush Sahakyan, abogada y experta en derecho internacional y derechos humanos, recuerda casos de asesinatos brutales registrados anteriormente entre la poblaci贸n civil de Nagorno Karabaj. 鈥淒espu茅s de la guerra de 2020, hasta 70 civiles decidieron permanecer en sus asentamientos de Hadrut, Shushi y otras regiones que quedaron bajo control azerbaiyano. Todos estos civiles fueron llevados a Bak煤, donde los torturaron y mataron, o asesinados en sus propias casas. Sus cuerpos fueron mutilados鈥, explica Sahakyan.

La Organizaci贸n de las Naciones Unidas (ONU) tambi茅n ha hecho un llamamiento a Azerbaiy谩n a garantizar 鈥渓os derechos y la seguridad de los armenios de Karabaj鈥. Adem谩s de hacer llamamientos, dice Sahakyan. La ONU 鈥渢ambi茅n deber铆a crear las condiciones para ello鈥, a帽ade.

鈥淟a primera condici贸n es eliminar el odio contra los armenios. Tambi茅n hay que desplegar un mecanismo internacional con pleno mandato en Azerbaiy谩n para proteger a los armenios. Sin un cambio sustancial de la situaci贸n, nadie volver谩鈥, recalca la jurista.

Miedo a nuevos ataques

Romela Avanesyan prepara un plato tradicional de la cocina de Nagorno Karabaj, en la aldea armenia de Kalavan, donde su familia est谩 refugiada.

Rozai, la hija peque帽a de Margarita Ghushunts, naci贸 durante el bloqueo de Nagorno Karabaj durante el cual se vieron privados de gas, electricidad, alimentos, medicinas y combustible, as铆 como un sistema de salud funcional. Pero no fueron las duras condiciones de vida las que obligaron a Margarita a abandonar Stepanakert.

鈥淧od铆amos soportar toda la crueldad del bloqueo para proteger nuestro derecho a la autodeterminaci贸n pero, tras el 煤ltimo ataque, el gobierno de Artsaj se vio obligado a entregar las armas para salvar a la poblaci贸n civil鈥, explica la armenia. Seg煤n dice, la vida en Artsaj sin un ej茅rcito para defenderles 鈥渆quivale a la muerte de toda su poblaci贸n鈥.

Hoy, los vecinos de Ghushunts le preguntan si se quedar谩n en el pueblo. Su respuesta no puede ser m谩s inquietante: la desplazada cree que las tropas azerbaiyanas 鈥減ueden lanzar un ataque contra Armenia en cualquier momento鈥.

Puede ocurrir. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Armenia recuerda que, desde la guerra de 2020, Azerbaiy谩n ha ocupado 150 kil贸metros cuadrados de los territorios internacionalmente reconocidos de la Rep煤blica de Armenia. Ni帽os desplazados de Nagorno Karabaj juegan en el 煤nico parque del pueblo de Kalavan. Seg煤n el gobierno armenio, alrededor de 30.000 de los m谩s de 100.000 refugiados son menores de edad.

El 1 de noviembre, el Instituto Lemkin para la Prevenci贸n del Genocidio emiti贸 una 鈥淎lerta de Bandera Roja鈥 para la Rep煤blica de Azerbaiy谩n en la Rep煤blica de Armenia, debido a聽la alarma potencial 聽de una invasi贸n en los pr贸ximos d铆as o semanas. Siranush Sahakyan, la experta en derecho internacional, cree que la ratificaci贸n del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI) por el parlamento armenio el 3 de octubre podr铆a abrir la puerta a una investigaci贸n internacional sobre los cr铆menes de Azerbaiy谩n contra Armenia.

Ni帽os desplazados de Nagorno Karabaj juegan en el 煤nico parque del pueblo de Kalavan. Seg煤n el gobierno armenio, 30.000 de los m谩s de 100.000 refugiados son menores de edad.

鈥淟a no ratificaci贸n del Estatuto de Roma por parte de Azerbaiy谩n crea obst谩culos para investigar sus cr铆menes en Artsaj, pero quedar谩 bajo jurisdicci贸n por los cr铆menes cometidos en el territorio internacionalmente reconocido de Armenia a partir de mayo de 2021. Esta podr铆a ser una de las formas de proteger Armenia鈥, asegura Sahakyan.

La familia Avanesyan tambi茅n abandon贸 Nagorno Karabaj para establecerse inicialmente en Vazashen, otra aldea fronteriza en el sur de Armenia. Pero pronto decidieron volver a mudarse.

鈥淣uestro vecino se帽al贸 las posiciones azerbaiyanas justo enfrente del pueblo. No pod铆a llevar a pastar a su ganado porque los azerbaiyanos lo estaban robando. Los ni帽os se asustaron y tuvimos que buscar otro refugio鈥, explica a IPS Lusine Avanesyan, madre de cinco hijos, en el pueblo de Kalavan.

Se mudaron nuevamente a esta localidad despu茅s de que la casa de hu茅spedes local ofreciera sus habitaciones para la familia, permiti茅ndoles quedarse todo el tiempo que quisieran.

Romela Avanesyan, la suegra de Lusine, comenz贸 a explorar los recursos disponibles en Kalavan para iniciar actividades agr铆colas y ganaderas tan pronto como llegaron. La desplazada de 61 a帽os recuerda el jard铆n de granadas que plant贸 hace muchos a帽os pero que tuvo que dejar atr谩s. Mientras se apresuraban a evacuar Karabaj, se aferr贸 a lo que le resultaba m谩s preciado: las semillas de plantas y hortalizas de su jard铆n.

芦Les dec铆a a mis nietos a que recogieran solo las granadas partidas y dejaran madurar las hermosas禄, explica Romela a IPS. Hoy, lamenta, 鈥渆sas granadas est谩n perdidas, y tambi茅n toda nuestra tierra鈥.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.