Mar 22 2007
852 lecturas

Economía

Ni tan breves. – SINDICALISMO, ANARQUISTAS, MARCHAS CONTRA LA GUERRA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El clima en USA:
M√ĀS BIEN MORADO Y VENTOSO

Cuando se habla de Estados Unidos se suele cometer el mismo error que cometen los estadounidenses cuando hablan de otros países y culturas: se los hecha en un mismo saco. Se olvida de la larga tradición de lucha y amor a la libertad de sus habitantes. Creemos que todos son conformistas, consumistas, reaccionarios e ignorantes. No es así: lo han mostrado. Lo hacen otra vez.

Con motivo del 4¬į aniversario del inicio de la agresi√≥n imperial a Iraq, cientos de miles de salieron a las calles exigiendo el cese inmediato de la injusta guerra, que ya se prolonga por cuatro a√Īos. Lenta y seguramente estas movilizaciones pueden empezar a compararse con aquellas que exigieron, en la segunda mitad de los a√Īos sesentas, el cese de la carnicer√≠a en Vien Nam.

foto
Una de las consignas del movimniento es: ¬ęEs tiempo de que los estadounidenses cambiemos nuestra visi√≥n sobre este conflicto y nos unamos para pedir el cese de la guerra¬Ľ. En la capital del pa√≠s la demanda ciudadana se dej√≥ o√≠r sin lugar a dudas: decenas de miles desfilaron ante la Casa Blanca con linternas encendidas para iluminar ‚Äďsimb√≥licamente‚Äď el oscuro y masivo crimen de los aparatos militar-pol√≠tico-financiero en tierra extra√Īa.

La ciudadanía comienza también a exigir que los fondos, inconmensurables gastados en matar se destinen a programas de salud, educación, vivienda y otras necesidades apremiantes de la población. La progresiva pauperización de vastos sectores sociales y el aumento de las bajas en ultramar son dos de los gatillos de estas manifestaciones.

No los detuvo el fr√≠o ni el viento ni la nieve en los estados del norte. Tampoco la represi√≥n y el espionaje interno. En las marchas participaron veteranos de esta guerra, junto con ex combatientes de la agresi√≥n b√©lica a Vietnam; religiosos musulmanes, jud√≠os, cat√≥licos y protestantes; asociaciones de la tercera edad; artistas y gente del mundo del espect√°culo. Todos unidos en oposici√≥n a la pol√≠tica de guerra del que llaman ¬ęheredero de Hitler¬Ľ, G.W. Bush.

Frente a la Casa Blanca hubo un m√≠nimo de 200 detenidos por la polic√≠a. La madre de un soldado muertop se√Īal√≥: ¬ęEstamos a la sombra de la m√°quina de guerra. Ellos exportan muerte y destrucci√≥n a todo el mundo. Es hora de detenerlos¬Ľ.

El presidente Bush reclama otros US$ 124.000 millones para intentar secar el pantano en el que se debate en Iraq y en Afganist√°n.

Sindicalismo Revolucionario:
BALANCES Y PERSPECTIVAS

fotoSe trata, claro est√°, de la √≥ptica anarcosindicalista espa√Īola. El jueves 29 de marzo de 2007 Eladio Villanueva, Secretario General de la organizaci√≥n anarcosindicalista espa√Īola Confederaci√≥n General del Trabajo CGT (www.cgt.es), dar√° una conferencia que abrir√° un coloquio sobre anarcosindicalismo y las luchas del siglo XXI, centrado en la experiencia espa√Īola.

Invitados est√°n todas/os las y los compa√Īeras/os de sindicatos de base, organizaciones sociales y pol√≠ticas y libertarias/os para debatir y compartir sobre el tema.

El encuentro ser√° a las 18 (puntual), en la Casa del Trabajador, calle Dieciocho, n√ļmero 45, 5¬ļ piso, depto. A, Santiago de Chile. Organiza y convoca el Grupo de Amigos de CGT-Espa√Īa. Patrocina el Instituto de Estudios Anarquistas.

fotoMorir en soledad

WILMA MORAGA CUMPLI√ď HASTA EL FINAL

Falleci√≥ en Santiago de Chile una mujer obrera, que en tiempos de dictadura, a diario, preparaba su ¬ęlonchera¬Ľ y sal√≠a cual predicadora a sumar almas para la causa democr√°tica. Fue una hormiguita silenciosa, que nunca levantaba la mano en las asambleas, y que sin embargo, al terminar las jornadas en los cuales se asum√≠an compromisos, ella humildemente dec√≠a ¬ęCompa√Īero yo puedo salir a reunir firmas¬Ľ o ¬ęYo puedo ir al puerta a puerta¬Ľ, o bien cualquier acci√≥n que demandara parte de ese trabajo, que mucho asociamos con la militancia de base.

No hubo homenajes, ni parlamentario alguno us√≥ un par de minutos en la hora de incidentes de las c√°maras para rendirle un homenaje o, en su nombre, a los que luchan toda la vida. Si se piensa bien, resulta l√≥gico: Wilma no se enriqueci√≥, no sab√≠a ¬ęhacer lobby¬Ľ, no sab√≠a leer cartas de vinos en ingl√©s. Fue vendedora de AFP, asesora del hogar y en los √ļltimos tiempos vend√≠a conexiones al TV Cable (legales por supuesto).

Un saludo por Wilma a todos aquellos militantes anonimos que fueron constructores de la democracia.

Nolberto Salinas.

Cola del Plan Colombia.
LOS TRABAJADORES PARA EL TIRO AL BLANCO

¬ęConsideramos perverso mostrar el problema de la violaci√≥n a los derechos humanos en Colombia como resultado de una simple pelea entre buenos y malos. Lo que tenemos aqu√≠ es una guerra de intereses econ√≥micos¬Ľ, dijo el abogado y dirigente sindical Francisco Ram√≠rez. El sindicalismo colombiano est√° cansado
¬ęde que nos maten a la gente, de los atropellos constantes y la impunidad¬Ľ.

Tres d√≠as despu√©s de estas declaraciones ‚Äďdel tres de marzo de 2007‚Äď, una jueza federal del estado estadounidense de Alabama, Karon Bowdre, anunci√≥ que iniciar√≠a el 14 de mayo un juicio contra la corporaci√≥n estadounidense de la miner√≠a Drummond por el asesinato de tres sindicalistas en Colombia.

Valmore Lorcano y Jaime Orcasitas, presidente y vicepresidente del Sindicato de Trabajadores de la Industria Minera (Sintramienerg√©tica) y trabajadores de Drummond en el norte√Īo departamento del Cesar, fueron asesinados en marzo de 2001. Seis meses despu√©s, la misma suerte corri√≥ Gustavo Soler, quien asumi√≥ la presidencia del sindicato tras la muerte de Lorcano.

foto
El mapa de la persecución a los trabajadores mineros en Colombia coincide con el de las operaciones de empresas extranjeras, especialmente de Estados Unidos.

¬ęDada la impunidad imperante en Colombia, y teniendo en cuenta el origen de la Drummond, presentamos la denuncia ante la justicia de ese pa√≠s¬Ľ, dijo Ram√≠rez, actual secretario general de la Federaci√≥n Unitaria de trabajadores mineros, energ√©ticos, metal√ļrgicos, qu√≠micos y de industrias similares de Colombia (Funtraenerg√©tica).

Por su parte, la Fiscal√≠a General de la Naci√≥n ¬ętom√≥ en cuenta la declaraci√≥n de Rafael Garc√≠a, ex jefe de inform√°tica del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), detenido en Bogot√°, quien acus√≥ el a√Īo pasado a uno de los abogados de la Drummond de entregar dinero a presuntos paramilitares, responsables de la muerte de los trabajadores¬Ľ, inform√≥ Ram√≠rez.

En ¬ęDrummond, en El Cerrej√≥n y en otras minas de carb√≥n se produce al menos un trabajador muerto por a√Īo, lo que pone al descubierto la falta de humanidad y de prevenci√≥n de parte de estas mineras multinacionales y los monopolios nacionales¬Ľ, se√Īalaron.

Carbones El Cerrej√≥n es propiedad de las compa√Ī√≠as transnacionales BHP Billiton, Anglo American y Glencore, de capitales brit√°nicos, australianos, estadounidenses y suizos. ¬ęDurante los √ļltimos 20 a√Īos Colombia ha sido el pa√≠s del mundo donde el movimiento sindical ha sido objeto de las mayores formas de persecuci√≥n¬Ľ, a√Īadieron.

Como ¬ęla tragedia est√° empeorando¬Ľ, consideramos nuestro deber dirigirnos al Congreso de Estados Unidos para darle a conocer ¬ęla responsabilidad directa o indirecta que tienen algunas empresas filiales¬Ľ de firmas de ese pa√≠s y ¬ęel Estado colombiano en este sumario de violaciones a los derechos laborales, sindicales y humanos¬Ľ, dijeron los sindicalistas.

En Colombia, hay cinco millones de personas vinculadas al trabajo minero, seg√ļn estad√≠sticas de Funtraenerg√©tica. Entre 15 y 18 por ciento ser√≠an menores de edad, y 22 por ciento mujeres, que trabajan sobre todo en la extracci√≥n de oro en el litoral del oc√©ano Pac√≠fico. Colombia posee una excepcional riqueza mineral: petr√≥leo, carb√≥n, oro, esmeraldas, plata, n√≠quel, calizas, hierro, cobre, zinc, grava, gravilla y plomo, entre otros.

El 87 por ciento por ciento de casi cuatro millones de desplazados de sus lugares de origen en las dos √ļltimas d√©cadas fueron expulsados de los municipios mineros. Adem√°s, 89 por ciento de los sindicalistas asesinados se desempe√Īaban en esos mismos municipios. Hay m√°s.

Las poblaciones afrodescendientes e ind√≠genas son expulsadas de territorios ricos en minerales como el Choc√≥, extendido a lo largo de la costa del oc√©ano Pac√≠fico hasta los l√≠mites con Panam√°, en el que hay oro, plata y platino, entre otras riquezas naturales, dijeron los sindicalistas. Situaci√≥n similar vive el pueblo ind√≠gena uwa en las estribaciones de la septentrional Sierra Nevada, donde defienden su filosof√≠a sobre la funci√≥n purificadora del petr√≥leo al que llaman ¬ęsangre de la tierra¬Ľ.

¬ęPero la multinacional Occidental (Oxy), con anuencia del Estado colombiano, arrasa bosques milenarios y adelanta la exploraci√≥n petrolera¬Ľ, afirmaron los trabajadores.

Y la mexicana Cemex extrae materiales de construcci√≥n y arcillas en la localidad 19 del distrito capital, Ciudad Bol√≠var, en el extremo sudoriental, colindante con el municipio de Soacha, ¬ęen donde se evidencia c√≥mo arrasan los cerros que cobijan a la mayor parte de poblaci√≥n desplazada que busca refugio en la capital colombiana¬Ľ, afirm√≥ Ram√≠rez.

De una información de la periodista Helda Martínez, de IPS.

fotoEnlace a un filme.
PARA CONOCER ¬ęUNA VERDAD INC√ďMODA¬Ľ

La pel√≠cula producida por el ex vicepresidente de EEUU, Al Gore ‚Äďcaso at√≠pico de un pol√≠tico que perdi√≥ la presidencia aunque tuvo m√°s votaci√≥n que su oponente: cosas del ¬ęAmerican way of life¬Ľ‚Äď ha rodado por los cines y ahora puede verse en el computador. Tarda un poco en cargar ‚Äďes un largometraje‚Äď, pero vale la pena esperar.

El filme se encuentra en vídeo Google.

Es posible encontrar una versi√≥n en DVD ‚Äďde la Paramount‚Äď de esta pel√≠cula que advierte sobre el peligro cierto de las alteraciones clim√°ticas provocadas por los procesas industriales y el despilfarro de combustibles f√≥siles.

PERIODISTAS A PAN Y AGUA

Los trabajadores de Editorial Perfil de Buenos Aires anunciaron el mi√©rcoles 21 de marzo que realizar√°n un almuerzo ‚Äúa pan y agua‚ÄĚ en protesta por la reiterada contrapropuesta patronal en relaci√≥n al tema de un aumento salarial.

Dos días antes, en el ámbito del Ministerio de Trabajo, la patronal ratificó su oferta de un aumento escalonado de 450 pesos, dividido en tres cuotas de 150, para hacerse efectivo durante marzo, julio y octubre. El reclamo que los trabajadores de Perfil vienen haciendo desde hace varios meses es de un aumento salarial de 500 pesos retroactivo al mes de enero.

foto
Hace unas semanas, los trabajadores de Perfil se√Īalaron en un comunicado que ‚Äúel salario de gran parte de los empleados de Perfil va de los 650 a los 903 pesos en mano, un sueldo que no supera la l√≠nea de la pobreza, fijada en 914 pesos por el INDEC. Los sueldos que cobramos en la editorial son los m√°s bajos del mercado‚ÄĚ.

En el mismo comunicado se√Īalaron adem√°s que la multinacional factur√≥ en enero pasado, en concepto de publicidad ‚Äútan s√≥lo en Argentina 10 millones de pesos‚ÄĚ.

Perfil es propiedad del empresario Jorge Fontevecchia, quien ha intentado durante muchos a√Īos y sin √©xito, gracias a la lucha de la UTPBA y los trabajadores, derogar el Estatuto del Periodista, que rige en todo el pa√≠s, para de esta manera imponer las peores condiciones de trabajo y salario, despidos masivos y la consiguiente destrucci√≥n de la Obra Social de Prensa (OSTPBA).

Entre otras acciones emprendidas por la organizaci√≥n y los trabajadores en la lucha contra la derogaci√≥n del Estatuto impulsada por Fontevecchia, la UTPBA se instal√≥ en el a√Īo 2002 dentro del Congreso Nacional, hecho que, salvo pocas excepciones, fue absolutamente ignorado por los medios de comunicaci√≥n period√≠stica.

Michelle Bachelet:
RELACIONES PELIGROSAS

foto
El hombre sabe flotar. Prest√≥ un par de buques a la dictadura para prisi√≥n, tortura y traslado de presos, tambi√©n fue asesor de la misma, y hoy viaja con la presidente de Chile. Se trata de Ricardo Claro, el favorecido ‚Äďdice el periodista mexicano Mario Casas√ļs, y nada lo desmiente‚Äď con una inversi√≥n de dos millones de d√≥lares de la Fundaci√≥n Neruda.

Margarita Labarca Goddard escribe en México. Dice:

¬ęSoy chilena, abogada. Sal√≠ de Chile exiliada con mi familia con motivo del golpe militar y desde hace much√≠simos a√Īos vivo en M√©xico: mi vida, mi trabajo, mis hijos est√°n en este pa√≠s. Aqu√≠ muri√≥ mi marido y aqu√≠ est√°n depositadas sus cenizas. Al leer las noticias sobre la visita de la presidenta Michelle Bachelet veo que forma parte de su comitiva Ricardo Claro Vald√©s.

Ricardo Claro era compa√Īero m√≠o en la escuela de derecho de la Universidad de Chile, en el a√Īo 1954. En ese tiempo estaba vigente en Chile la Ley de Defensa de la Democracia , llamada Ley Maldita, que puso fuera de la ley al partido comunista y mand√≥ a campos de concentraci√≥n a sus militantes o a quienes eran acusados de serlo.

Sin embargo, el Partido Comunista subsist√≠a. En la escuela de leyes hab√≠a un peque√Īo n√ļcleo en el cual yo militaba. B√°sicamente realiz√°bamos tareas de propaganda: repartir documentos y un diario mural. Lo hac√≠amos abiertamente, porque cre√≠amos que a nadie se le ocurrir√≠a coartar la libertad de expresi√≥n dentro de la Universidad.

Pero a Ricardo Claro s√≠ se le ocurri√≥. Nos denunci√≥ a las autoridades policiales por estar infringiendo la ley. Delat√≥ a sus propios compa√Īeros de estudios: su prop√≥sito era que fu√©ramos a parar a la c√°rcel o a un campo de concentraci√≥n. Finalmente no pas√≥ nada, porque el gobierno de entonces no era tan torpe como para entrar a la Universidad a detener a unos chicos ingenuos y bastante inofensivos¬Ľ.

Interesante prolegómeno a la biografía de este pro hombre. Sigue de este modo:

Por lo dem√°s, este ‚Äúpecado de juventud‚ÄĚ fue un digno comienzo para su trayectoria posterior. Al respecto s√© lo que sabe todo el mundo: que Claro se convirti√≥ en un exitoso empresario, due√Īo, entre otras cosas, de la Compa√Ī√≠a Sudamericana de Vapores. Y que en los comienzos de la dictadura, muchos prisioneros pol√≠ticos detenidos en Valpara√≠so y lugares cercanos fueron llevados a barcos convertidos en centros de detenci√≥n y tortura.

¬ęDos de estos barcos, el Lebu y el Maipo, pertenec√≠an a esa compa√Ī√≠a, que los facilit√≥ para esos efectos. Todo esto se encuentra documentado en el Informe Valech, una comisi√≥n de prestigio e independencia incuestionables, que investig√≥ las detenciones y torturas y entreg√≥ su informe en 2004. Los datos de los barcos de Ricardo Claro se encuentran en las p√°ginas 356, 365 y 366 de ese documento.

No dudo de que el se√Īor Claro tenga muchas otras actuaciones ‚Äúinteresantes‚ÄĚ ‚Äďque fue asesor del gobierno de Pinochet, por ejemplo-. Pero creo que con las que he se√Īalado es suficiente.

Y estuvo en M√©xico, formando parte de la comitiva de la presidenta Michelle Bachelet, para reunirse con empresarios mexicanos y hacer negocios patrocinado por el gobierno de la Concertaci√≥n. ¬ęBussines¬Ľ por encima de todo, esa es la consigna.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.