Feb 7 2005
785 lecturas

Economía

Noruega: el turismo con sangre se desarrolla

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Cada a√Īo el gobierno de Canad√°, presionado por los pescadores que insisten en que las focas rompen y contaminan sus redes, fija una cuota de matanza. La metodolog√≠a persigue atontar a las cr√≠as a palos para desollarlas -su fina piel ser√° utilizada en peleter√≠a-. Esto se hace con el cachorro todav√≠a con vida; si muere, la piel se pega a la carne rompi√©ndose al extraerla-.

Este a√Īo el gobierno canadiense rebas√≥ un r√©cord hist√≥rico al fijar la cuota de la matanza en 350.000 focas del √Ārtico.

Peor es en Noruega. Lo que supera los l√≠mites de la imaginaci√≥n es la salida al mismo problema que dise√Ī√≥ el gobierno del culto y civilizado pa√≠s del norte. Al no tener una infraestructura peletera importante los cazadores no est√°n interesados en matar a las focas. Por lo que el ministro de Pesca, Svein Ludvigsen -el mismo que apoy√≥ la propuesta japonesa sobre la matanza de ballenas en la √ļltima reuni√≥n de la Comisi√≥n Ballenera Internacional-, dise√Ī√≥ un proyecto para que sean las personas que visitan ese pa√≠s quienes perpetren la matanza.

fotoSe garantiza matar

Algunas empresas tur√≠sticas comprendieron de inmediato el negocio. La Compa√Ī√≠a NorSafari, por ejemplo, ofrece un paquete de cuatro d√≠as de caza -por U$S 1.100- que garantiza a los ¬ęturistas¬Ľ dos focas efectivamente muertas. El paquete no contempla alojamiento ni comidas, pero asegura el reembolso del dinero en caso de no conseguir la presa deseada.

No es todo: hay un bonus extra: una foca beb√© por apenas U$S 70. Una verdadera ganga. La oferta incluye el debido entrenamiento para principiantes y, ¬Ņpod√≠a ser de otra manera?, fotos para el recuerdo del valiente cazador con su ensangrentada presa.¬†

¬ŅAcaso el mundo se volvi√≥ loco? ¬ŅQu√© tipo de persona pagar√≠a para pasar sus vacaciones matando beb√©s de foca a palos? Es dif√≠cil alcanzar a comprender que motiva a los turistas. ¬ŅSer√° que no hay imagen m√°s tierna que la de un beb√© de foca del √Ārtico con sus grandes ojos negros y mirada asustadiza y por lo mismo se la debe que eliminar? Quien lo sabe es el ministro Ludvigsen que asegura que el nuevo proyecto ser√° un √©xito y que no hay diferencia alguna entre liquidar a palos a un beb√© de foca o cazar un alce.

foto
Por otro lado si educar a los pescadores cuesta dinero y esfuerzo, conseguir turistas para semejante negocio, produce ganancias.

Urge una reacción

Las personas tenemos que exigir el fin de esta locura. La preocupaci√≥n no s√≥lo es por las focas: es el animal humano, que no consigue vivir sin violencia, que necesita ir hasta el √Ārtico para tener la experiencia de una org√≠a de sangre y aullidos desesperados.

Quienes gobiernan el mundo deben responder por sus conductas, por jugar con la vida, la cordura y la coherencia. Si no revertimos esta sangrienta actividad ¬ętur√≠stica¬Ľ perderemos algo m√°s que un pu√Īado de focas, nos estaremos perdiendo, irremediablemente, a nosotros mismos.

Por favor protesten contra esto ante las embajadas del reino de Noruega en sus respectivos países.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.