Jun 13 2023
150 lecturas

Econom铆a

Panorama Econ贸mico Latinoamericano – del 14 al 21 de junio de 2023

Se desaceleran las exportaciones de Am茅rica Latina y el Caribe

https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/06/export-750x430.png

El valor de las exportaciones de bienes de Am茅rica Latina y el Caribe aument贸 2,9 por ciento interanual en el primer trimestre de 2023, una cifra muy inferior al promedio de 16,4 por ciento que mantuvo durante el a帽o pasado, indic贸 este jueves 8 un reporte del Banco Interamericano de Desarrollo聽(BID).

鈥淗a concluido el ciclo comercial expansivo poscovid y la regi贸n se ha instalado en una tendencia de desaceleraci贸n de las exportaciones que continuar谩 el pr贸ximo trimestre y debe estabilizarse en la segunda mitad del a帽o鈥, dijo Paolo Giordano, economista principal del sector de Integraci贸n y Comercio del BID.

Aunque el desempe帽o comercial de Am茅rica Latina y el Caribe fue mejor que el promedio mundial (-2,8 %), las exportaciones de la regi贸n se desaceleraron notablemente debido tanto a los menores precios de los productos b谩sicos como al debilitamiento de los vol煤menes exportados.

Tambi茅n las importaciones mostraron cifras bajas en el trimestre considerado, con un incremento de apenas 0,6 % respecto de los primeros meses de 2022, un a帽o en el que crecieron 21,1 % en promedio.

Giordano, coordinador del estudio 鈥淓stimaciones de las tendencias comerciales de Am茅rica Latina y el Caribe鈥, considera que 鈥渓as pol铆ticas e inversiones orientadas a impulsar la inserci贸n competitiva en los mercados externos ser谩n clave para apuntalar la recuperaci贸n econ贸mica鈥 en los meses y a帽os por venir.

鈥淗a concluido el ciclo comercial expansivo poscovid y la regi贸n se ha instalado en una tendencia de desaceleraci贸n de las exportaciones que continuar谩 el pr贸ximo trimestre y debe estabilizarse en la segunda mitad del a帽o鈥, se帽al贸.

Sin embargo, el pron贸stico est谩 marcado por la presencia de riesgos de distinta naturaleza, en un marco de incertidumbre sobre la evoluci贸n de los tipos de inter茅s y la cotizaci贸n del d贸lar, que suelen tener consecuencias directas sobre los precios de los productos b谩sicos.

Para el futuro, se prev茅 un balance de riesgos 鈥渃on sesgo moderado a la baja鈥, debido al impacto de las pol铆ticas monetarias restrictivas sobre el crecimiento global, la incertidumbre en torno a la resoluci贸n de la guerra en Ucrania, y el agotamiento del efecto expansivo de la reapertura de la econom铆a china.

Tambi茅n se prev茅 una posible reversi贸n de la fase alcista de los precios de los productos b谩sicos.

La desaceleraci贸n de las exportaciones fue generalizada en la regi贸n, sobre todo en las econom铆as de Am茅rica del Sur, donde el impacto de la ca铆da de los precios fue mayor debido a la relevancia de los productos b谩sicos en su matriz exportadora.

Se estima que en Sudam茅rica las exportaciones se estancaron (-0,3 %) en el primer trimestre de 2023 en comparaci贸n con igual per铆odo de 2022, tras haber crecido 16,2% en promedio el a帽o anterior.

Los precios de los productos b谩sicos, que hab铆an impulsado las exportaciones a lo largo de 2022, entraron en una fase bajista a mediados del a帽o, y se contrajeron los flujos comerciales reales, con algunas excepciones.

Los pa铆ses de Am茅rica Central, y M茅xico, continuaron expandiendo sus ventas externas en el primer trimestre del a帽o, contribuyendo a sostener el desempe帽o regional. As铆, se dio un aumento de 6,3% hasta marzo, tras crecer 16,1% en el promedio de 2022.

M茅xico registr贸 un incremento en las ventas externas de 6,8% interanual en el primer trimestre, y los env铆os de Am茅rica Central se expandieron 1,6% en ese per铆odo.

Para la subregi贸n Caribe solo se dispuso de datos de Barbados, Belice y Guyana, este 煤ltimo pa铆s una excepci贸n entre las econom铆as de la regi贸n debido al boom petrolero que experimenta, por lo que sus exportaciones fueron 89% mayores en el primer semestre de 2023 en comparaci贸n con igual per铆odo del a帽o pasado.

Compartiendo disparidades en la regi贸n, las exportaciones de Barbados crecieron 6,5% y las de Belice disminuyeron 20,6% en el per铆odo considerado.

Los pa铆ses con mayor desempe帽o positivo fueron Paraguay, con exportaciones 23,4% m谩s elevadas que en el primer trimestre de 2022; Costa Rica, con incremento de 14,1%, y Chile, cuyos env铆os crecieron 10,7%.

El gigante regional, Brasil, increment贸 sus exportaciones en 4,8% en comparaci贸n con el primer trimestre de 2022, y los descensos m谩s pronunciados, junto con Belice, se registraron en Bolivia (-23,5%) y Venezuela (-20,2%).

Entre enero y abril de 2023 los precios de los principales productos b谩sicos exportados por Am茅rica Latina y el Caribe mostraron una marcada volatilidad.

Las tasas de variaci贸n interanual fueron negativas para los precios del petr贸leo (-18,2%), caf茅 (-12,6%), hierro (-11,9%), cobre (-11,1%) y soja (-5,2%), mientras que el az煤car registr贸 un alza interanual de 15,1%.

 

M茅xico, el principal socio comercial de EU en el primer cuatrimestre

https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/06/intercambio-comercial-cl-750x430.jpg

Braulio Carbajal

Entre enero y abril de 2023 el valor del intercambio de bienes y servicios entre M茅xico y Estados Unidos ascendi贸 a 259 mil 500 millones de d贸lares, lo que signific贸 que el pa铆s cerrara el primer cuatrimestre del a帽o como el principal socio comercial de la mayor econom铆a del mundo, revelaron datos oficiales.

En el lapso se帽alado, M茅xico capt贸 15,4 por ciento del comercio global de Estados Unidos, mientras Canad谩 se qued贸 con 15,2 por ciento, producto de un intercambio de 254 mil 200 millones de d贸lares, y China con 11 por ciento, por un comercio de 184 mil 200 millones de d贸lares, de acuerdo con informaci贸n de la Oficina del Censo del Departamento de Comercio estadunidense.

M茅xico consigui贸 mantener la primer posici贸n en el periodo enero a abril pasado, pese a que en particular durante abril fue superado por Canad谩, pues en ese mes el comercio entre los canadienses y estadunidenses ascendi贸 a 63 mil 800 millones de d贸lares, 15,5 por ciento del total, mientras el de M茅xico con Estados Unidos fue de 62 mil 800 millones de d贸lares, 15,2 por ciento.

La raz贸n por la cual M茅xico perdi贸 el puesto en abril fue consecuencia de un resultado desfavorable tanto en sus exportaciones como en sus importaciones.

En abril, seg煤n la Oficina del Censo, las exportaciones de M茅xico a Estados Unidos se ubicaron en 38 mil 76 millones de d贸lares, 2 por ciento menos frente a 38 mil 872 millones de igual mes de 2022; en tanto, en el mismo periodo las importaciones bajaron de 27 mil 274 millones a 24 mil 718 millones de d贸lares, es decir, una ca铆da de 9 por ciento.

Pese al tropiezo en abril pasado, M茅xico lig贸 tres meses consecutivos como el principal proveedor de Estados Unidos.

De acuerdo con los datos oficiales, las exportaciones de China a territorio estadunidense se desplomaron 20,8 por ciento en abril respecto a igual mes del a帽o pasado al ubicarse en 33 mil 77 millones de d贸lares, mientras las canadienses cayeron 9,7 por ciento en el periodo se帽alado al registrar 34 mil 418 millones de d贸lares.

En lo que se refiere al monto acumulado del a帽o, es decir, de enero a abril, las informaciones indican que las exportaciones de M茅xico a la principal econom铆a del mundo alcanzaron 153 mil 568 millones de d贸lares, seguidas de las de Canad谩, 138 mil 681 millones de d贸lares, y las de China, 132 mil 741 millones de d贸lares.

Por el lado de los pa铆ses que m谩s compraron mercanc铆as a Estados Unidos, Canad谩 se ubic贸 en la primera posici贸n durante el primer cuatrimestre del a帽o al registrar importaciones por 115 mil 600 millones de d贸lares; por debajo quedaron M茅xico y China con 105 mil 900 millones y 51 mil 700 millones de d贸lares, respectivamente.

De esta forma, seg煤n el reporte, Estados Unidos registr贸 en abril un d茅ficit comercial con M茅xico de 13 mil 358 millones de d贸lares y de 47 mil 683 millones en el cuatrimestre. Lo anterior significa que los estadunidenses compran m谩s mercanc铆as mexicanas que las que M茅xico adquiere a ese pa铆s.

 

Ampliaci贸n del gasoducto Sucre-Potos铆 potenciar谩聽la producci贸n de cemento

https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/06/GASODUCTO-1-678x381-1.jpg

La ampliaci贸n del Gasoducto Sucre-Potos铆 (GSP) Fase II potencializar谩 e incrementar谩 la capacidad de transporte de gas natural hasta 13,6 millones de pies c煤bicos d铆a (MMpcd), lo que permitir谩 aumentar la producci贸n de cemento de las f谩bricas que operan en esa regi贸n del pa铆s y dinamizar la econom铆a, inform贸 este lunes el presidente de Yacimientos Petrol铆feros Fiscales Bolivianos (YPFB), Armin Dorgathen.

鈥淓ste proyecto tiene una inversi贸n de 5,8 millones de d贸lares y coadyuvar谩 a la producci贸n nacional cementera, de esta forma abastecer谩 la demanda interna del pa铆s y apuntar谩 hacia un mercado de exportaci贸n. Adem谩s, beneficiar谩 al consumo de gas natural en la categor铆a domiciliaria, industrial y comercial del departamento de Potos铆鈥, indic贸, citado en un bolet铆n.

Explic贸 que el proyecto de ampliaci贸n GSP Fase II permiti贸 un incremento en la capacidad nominal de transporte hasta 13,6 MMpcd, lo cual representa un aumento del 32% respecto a la anterior capacidad nominal de transporte.

Con esa elevaci贸n, la estatal petrolera podr谩 asignar mayores vol煤menes disponibles a los diferentes consumidores del hidrocarburo de la regi贸n de Potos铆, conforme a sus contratos comerciales.

Con la ampliaci贸n, los municipios potosinos tienen la oportunidad de dinamizar su econom铆a. YPFB 鈥渢iene muy claro鈥 su papel fundamental para reactivar la econom铆a del pa铆s y fomentar la producci贸n nacional para el consumo interno, como para la exportaci贸n, asever贸.

鈥淓l gas es una fuente de energ铆a cuyos costos son bajos y de gran beneficio para la producci贸n de las empresas locales鈥, indic贸 el presidente de YPFB y agreg贸 que esa obra fue concluida en abril.

 

Exportaciones peruanas cayeron 2% en los primeros cuatro meses

https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/06/peru-ex.png

Las exportaciones peruanas cayeron un 2% en durante los primeros cuatro meses del a帽o, aunque los empresarios del sector conf铆an en su pronta recuperaci贸n, tras la subida de 6,7% alcanzada en abril, inform贸 este martes la Asociaci贸n de Exportadores (ADEX).

Al respecto, el presidente del gremio, Julio P茅rez Alv谩n, coment贸 en un comunicado que 鈥渁煤n se experimentan las consecuencias de la inestabilidad pol铆tica y los fen贸menos climatol贸gicos que se registraron con mayor fuerza en los primeros meses de 2023鈥.

ADEX detall贸 que en abril las exportaciones peruanas llegaron a 5.373,6 millones de d贸lares (unos 5.024,4 millones de euros) lo que implic贸 un alza de 6,7%, pero el monto total del primer cuatrimestre fue de 20.817 millones de d贸lares, lo que implic贸 una ca铆da del 2%.

Aunque abril fue el segundo mes del a帽o en cerrar en azul, tras el incremento de 8,5% de marzo, en enero y febrero se produjeron bajadas del 10,9 % y el 11,5%.

P茅rez Alv谩n confi贸, en ese sentido, en que las cifras de mayo muestren la recuperaci贸n del sector y que, en un mediano plazo, se recuperen las tasas de crecimiento de 2 d铆gitos de a帽os anteriores.

鈥淓sto ser谩 posible si es que seguimos trabajando de forma conjunta con las autoridades, si se promueven las inversiones y se logra un ambiente de estabilidad y predictibilidad鈥, sostuvo antes de informar que 鈥渉ace unos d铆as鈥 se reuni贸 con el ministro de Trabajo, Fernando Valera.

Seg煤n cifras del Sistema de Inteligencia Comercial ADEX Data Trade, en el acumulado enero-abril los despachos tradicionales se contrajeron un 5,2%, al llegar a 14.789 millones de d贸lares, por los menores env铆os de hidrocarburos (-31,2%), pesca (-12,6%) y agro (-63,9%), mientras que solo la miner铆a aument贸 en 2,6%.

El principal mercado fue China, al acumular el 48% del total, seguido por Estados Unidos, Jap贸n, Canad谩, Corea del Sur, Brasil, Emiratos 脕rabes Unidos, Suiza, India y Espa帽a.

El gremio se帽al贸 que los env铆os no tradicionales crecieron 7%, al llegar 6.028 millones de d贸lares, y, por monto, los sectores que resaltaron fueron la agroindustria, con 2.672 millones de d贸lares; la pesca para el consumo humano directo (CHD), con 801,5 millones de d贸lares; qu铆mico, con 616,5 millones de d贸lares; y siderometalurgia, con 534,2 millones de d贸lares.

Cerraron el primer cuatrimestre del a帽o con incrementos la agroindustria (8,7%), pesca para CHD (34,2%), metalmec谩nica (9,8%), miner铆a no met谩lica (65,1%) y varios (4,9%); mientras que cayeron textil (12,8%), confecciones (3,6%), qu铆mico (14,4%), siderometalurgia (11,8%) y maderas (28,9%).

La oferta con valor agregado fue principalmente por uvas (con una variaci贸n positiva de 22,4%), pota (207,3%), palta o aguacate (44%), fosfatos de calcio (93,6%), mango (0,2%), ar谩ndanos (24,5%), alambre de cobre refinado (-19,5%) y pota en conserva (198,5%).

Su principal mercado fue Estados Unidos, al lograr una evoluci贸n de 4,3%, mientras que tambi茅n se hicieron env铆os a los Pa铆ses Bajos (6,2%) y China (6,9%), Chile (-0,15%), Ecuador (-2,8%), M茅xico (48,6%) y Espa帽a (23,8%).

La banca privada, el sector ecuatoriano聽que gana con la crisis

https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/06/banco-central-ecuador.jpg

Es evidente que el Ecuador no ha logrado reactivar su econom铆a, las proyecciones de organismos internacionales y del mismo Banco Central del Ecuador establecen un m铆nimo de crecimiento del 2%, esto quiere decir que todav铆a no recuperamos los niveles del a帽o 2019 y estamos entre los pa铆ses con menos crecimiento en Sudam茅rica y toda Latinoam茅rica.

Gr谩fico No. 1: Tasas de crecimiento econ贸mico Ecuador

Fuente: Banco Central del Ecuador 鈥 Elaboraci贸n: Instituto de Investigaciones Econ贸micas 鈥 UCE

Mientras la mayor铆a de sectores econ贸micos, dentro de la econom铆a ecuatoriana, han tratado de sobrevivir a las ineficientes pol铆ticas de reactivaci贸n econ贸mica del gobierno, la Banca Privada ha tenido utilidades r茅cord, llegando a los 664 millones de d贸lares en el a帽o 2022 y ya 188 millones de d贸lares el primer trimestre del 2023, tal como se puede observar en el gr谩fico No. 2.

Se ha llegado a cuestionar, desde diversos sectores, la posibilidad de condonar impuestos (incentivos tributarios), en funci贸n de que supuestamente fue un sector afectado por el incremento del riesgo pa铆s, valor que beneficiar铆a a un sector que ha ganado enormemente durante la crisis.

Gr谩fico No. 2: Utilidades Banca Privada

Fuente: Banco Central del Ecuador 鈥 Elaboraci贸n: Instituto de Investigaciones Econ贸micas 鈥 UCE

Actualmente, las tasas de inter茅s activas y pasivas tienen un esquema que beneficia directamente a los bancos privados, con un promedio de la tasa de inter茅s pasiva que para marzo de 2023 estuvo en 4,7%, mientras que las tasas de inter茅s activas bordearon entre 9,29% y 28,23%, con el antecedente de que nuestro pa铆s es dolarizado y su inflaci贸n es de un d铆gito.

En efecto, como se puede observar en el gr谩fico No. 3, para el a帽o 2022 el spread financiero de los bancos se ubic贸 en m谩s de 2.900 millones de d贸lares, constituy茅ndose un importante problema para el financiamiento de actividades productivas o de consumo, con una posible consecuencia de una hiper concentraci贸n de mercados.

Gr谩fico No. 3:聽Spread financiero 鈥 Ecuador

La pol铆tica econ贸mica y crediticia del actual gobierno, claramente ha beneficiado los intereses econ贸micos de la banca privada en detrimento de una efectiva reactivaci贸n econ贸mica y de miles de personas que sue帽an con el financiamiento de sus actividades productivas.

*Unidad de an谩lisis y estudios de coyuntura聽de la Universidad Central del Ecuador

BID presta 400 millones de d贸lares para hidr贸geno verde en Chile

https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/06/hidrogeno-verde-chile-750x430.png

 

El Banco Interamericano de Desarrollo聽(BID) aprob贸 un pr茅stamo, de 400 millones de d贸lares, para apoyar el desarrollo de la industria del hidr贸geno verde y sus derivados en Chile, inform贸 la entidad este mi茅rcoles 7.

El pr茅stamo 鈥渓e permite al pa铆s avanzar en el desarrollo de un sector de alto potencial que, adem谩s de impulsar la econom铆a, contribuir谩 a promover la sostenibilidad ambiental y a enfrentar el cambio clim谩tico, con enfoque inclusivo鈥, se帽al贸 Maria Florencia Attademo-Hirt, representante del BID en el pa铆s austral.

Los recursos se destinar谩n al financiamiento de nuevos proyectos, desarrollo de la demanda local, formaci贸n de capital humano, creaci贸n de bienes y servicios intermedios que faciliten el desarrollo de la industria, investigaci贸n aplicada, desarrollo e innovaci贸n tecnol贸gica, y fomento del emprendimiento en el sector.

La entidad multilateral destac贸 que 鈥渓as instituciones, empresas y emprendimientos que forman parte de esta cadena de valor, as铆 como trabajadoras y trabajadores de la industria, se ver谩n beneficiados con la operaci贸n鈥.

Argument贸 que 鈥渄adas las ventajas naturales de Chile para producir energ铆as renovables a bajo costo, la creciente demanda global de hidr贸geno verde presenta una gran oportunidad no s贸lo en t茅rminos de productividad sino tambi茅n de sostenibilidad鈥.

Seg煤n la Agencia Internacional de Energ铆a, para 2050 se producir谩n alrededor de 300 millones de toneladas de hidr贸geno anualmente, m谩s de cuatro veces la demanda actual, y se espera que casi la mitad sea en forma de hidr贸geno verde, o sea el que se produce a partir de energ铆as renovables.

Por otra parte, Chile es el pa铆s de Am茅rica Latina y el Caribe con mayor emisi贸n de di贸xido de carbono per c谩pita (4,61 toneladas anuales en 2021), y sus emisiones duplican las de Brasil, Uruguay y Per煤, ubic谩ndose cerca a los niveles de pa铆ses europeos industrializados como Reino Unido, Francia y Espa帽a.

En ese escenario, 鈥渇ortalecer la industria del hidr贸geno verde ser谩 crucial para que el pa铆s austral avance en los objetivos globales que se帽ala el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Clim谩tico (IPCC en ingl茅s) de reducir emisiones a la mitad en el 2030 y alcanzar las cero emisiones netas antes de 2050鈥, seg煤n el BID.

El t茅rmino hidr贸geno verde se refiere a la producci贸n de hidr贸geno generada por energ铆as renovables bajas en emisiones. Requiere una reducci贸n de emisiones de al menos 60% respecto de umbrales de referencia, como la producci贸n de hidr贸geno gris, que se obtiene a partir del vapor de gas natural.

Entre sus principales usos est谩 el empleo como combustible para pilas y motores de combusti贸n, como los de camiones y autom贸viles, con la ventaja de que es una fuente de energ铆a limpia que solo emite vapor de agua y no deja otros residuos en el aire, a diferencia del carb贸n y el petr贸leo.

El banco tambi茅n se帽al贸 que la inversi贸n en la industria del hidr贸geno verde en Chile a煤n es incipiente y enfrenta los retos de las industrias nacientes: el historial de proyectos de ese sector energ茅tico es limitado, los altos costos de la tecnolog铆a y la incertidumbre de desempe帽o en el largo plazo.

El pr茅stamo, aprobado por el Directorio Ejecutivo del BID, es la segunda operaci贸n en el marco de la l铆nea de cr茅dito condicional para proyectos de inversi贸n, de 1.000 millones de d贸lares, para la productividad y el desarrollo sostenible en Chile.

Tiene un plazo de amortizaci贸n de 24 a帽os, un per铆odo de gracia de seis a帽os y medio, y una tasa de inter茅s basada en la Secured Overnight Financing Rate, que utiliza los costos reales de las transacciones en el mercado de recompra, calculados por la Reserva Federal de Nueva York.

Panorama internacional

驴Es China la maquiladora del mundo?

https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/06/china-750x430.png

Chuang聽

Como en cualquier otro pa铆s, ciertamente hay f谩bricas en China con condiciones laborales de maquiladora. Pero el conductor de reparto de motocicletas y el trabajador de oficina son m谩s representativos del trabajador chino hoy en d铆a que un migrante en una l铆nea de montaje que hace zapatos o productos electr贸nicos para la exportaci贸n. El trabajo de maquiladora es aborrecido con raz贸n por las condiciones de trabajo deplorables, los bajos salarios y las largas horas, pero estas caracter铆sticas no son exclusivas del trabajo de f谩brica, ni tampoco las maquilas son el principal sitio de resistencia de los trabajadores en China.

En t茅rminos de empleo y producci贸n, la manufactura jug贸 un papel m谩s importante en la econom铆a de China hace una o dos d茅cadas. Ese es el per铆odo del que provienen la mayor铆a de nuestras im谩genes de 鈥渢alleres de sobre-explotaci贸n鈥 chinos, ya que era la 茅poca en la que gran parte del trabajo de manufactura m谩s intensivo de mano de obra del mundo se concentraba en el pa铆s.

Hoy en d铆a, sin embargo, la manufactura china se ha vuelto m谩s automatizada, y muchas de las ocupaciones m谩s intensivas en mano de obra se est谩n deslocalizando a pa铆ses m谩s pobres (por ejemplo: f谩bricas textiles a聽Camboya鈥y聽Bangladesh, o montaje de electr贸nica de gama baja a聽Vietnam), lo que significa que la industria sigue siendo una fuente importante de producci贸n econ贸mica para China (como para todos los pa铆ses post-industriales), incluso a pesar de que el pa铆s se 鈥渄esindustrializa鈥聽en el sentido de una parte menor de la fuerza de trabajo est谩 empleada en la industria manufacturera. Este es un聽patr贸n general del desarrollo capitalista, reproducido una y otra vez en diferentes momentos y lugares.

Pero si esto ha sucedido en otros pa铆ses antes, 驴por qu茅 tendemos a asociar las im谩genes de las聽 maquiladoras con China? La primera y m谩s obvia raz贸n es simplemente porque muchos de los productos manufacturados de gama baja del mundo fueron, durante unos veinte a帽os, 鈥渉echos en China鈥. Esto est谩 empezando a cambiar (eche un vistazo a las etiquetas de su ropa, probablemente hechas en otro lugar) y es probable que comencemos a asociar estas im谩genes cada vez m谩s con el sur y el sudeste de Asia en un futuro pr贸ximo, al igual que hubo un tiempo cuando se asociaban las mismas im谩genes con etiquetas que dec铆an 鈥渉echo en M茅xico鈥 o 鈥渉echo en Taiw谩n鈥.

Por otro lado, hay una segunda raz贸n importante por la que esta imagen es tan importante: la idea de que los trabajadores chinos son 鈥渋Slaves鈥 (i-esclavos) que mueren por hacer tu iPhone es tambi茅n el resultado de a帽os de propaganda del聽complejo industrial de ONGs, dise帽ado principalmente para culpabilizar a los consumidores en los EU o Alemania y para avergonzar a Apple y a sus proveedores y obligarles a desarrollar unas cadenas de montaje industrial 鈥溍﹖icas鈥.

El movimiento contra la explotaci贸n sin l铆mites en los pa铆ses ricos聽surgi贸 como un sustituto inapropiado de la organizaci贸n de los trabajadores en el punto de producci贸n, ya que la deslocalizaci贸n hab铆a socavado efectivamente el poder de los sindicatos existentes. El impacto final de este movimiento en las condiciones de trabajo ha sido insignificante. En cambio, ha servido principalmente como una forma de reclutar estudiantes universitarios idealistas a la pol铆tica institucional a trav茅s del activismo sin fines de lucro.

No hay ambig眉edad sobre las brutales pr谩cticas laborales que todav铆a prevalecen en el sector de ensamblaje de electr贸nica, que todav铆a emplea a millones de trabajadores en China. La cadena de producci贸n de iPhone se convirti贸 en un tema de atenci贸n, en parte, porque hubo una serie de聽suicidios鈥de trabajadores聽en la planta de producci贸n de Shenzhen donde se produc铆an los tel茅fonos. Pero la realidad es que聽el trabajo mata, en todos los pa铆ses y en muchas industrias. La industria de la construcci贸n es mucho m谩s mortal que la manufactura, y simplemente leyendo las noticias chinas se pueden encontrar informes de muertes de trabajadores de entrega de paquetes o alimentos al menos una vez al mes en los 煤ltimos a帽os.1]鈥La imagen de la maquiladora china entr贸 en la imaginaci贸n de la gente de los pa铆ses ricos porque era un objetivo conveniente para las campa帽as de pol铆tica de consumo.

Estas campa帽as son comunes en los pa铆ses ricos porque juegan con la culpa de 鈥減rimer mundo鈥 de la gente, invocan fantas铆as orientalistas de una poblaci贸n asi谩tica con el cerebro lavado o indefensa, y tambi茅n son relativamente inofensivas, e incluso ayudan a renovar la聽marca de las鈥corporaciones monopolistas de los pa铆ses ricos para adoptar otras 鈥溍﹖icas鈥 en comparaci贸n. Pero no hay una diferencia sustancial en el grado de esclavitud de los trabajadores chinos que hacen iPhones, de los trabajadores de almacenes鈥europeos聽en Amazon y de los trabajadores inmigrantes en聽las plantas de envasado de carne鈥estadounidenses.

Muchos de los que creen que China est谩 llena de maquiladoras tambi茅n tienden a creer en otras representaciones anticuadas e inexactas de China y su din谩mica de lucha de clases. Algunos creen, por ejemplo, que los trabajadores de las maquiladoras, o los trabajadores de las f谩bricas en general, son la fracci贸n de clase dirigente del proletariado en China (o incluso ese 鈥減roletariado鈥 = trabajadores de las f谩bricas), y que el desarrollo de un 鈥渕ovimiento obrero鈥, arraigado en ese sector, es la clave para cualquier cambio progresista o revolucionario.

Este punto de vista es com煤n entre una amplia gama de personas dentro y fuera de China, desde entusiastas activistas de izquierda hasta acad茅micos que estudian las relaciones laborales, u ONG como China Labor Bulletin. Durante d茅cadas, esperaban que las huelgas de f谩bricas en el delta del R铆o Perla se convirtieran en una ola de sindicalizaci贸n, permitieran la negociaci贸n colectiva con los empleadores o incluso produjeran partidos laboristas de izquierda independientes.

Pero nada de eso sucedi贸 y el 鈥渕ovimiento obrero鈥 en China muri贸 antes de nacer. En realidad, no hay un solo 鈥渟ector dirigente鈥 de la clase obrera en su conjunto o de toda China. Esta idea en s铆 misma es chovinista, rechaza las luchas de ciertos sectores proletarios a favor de luchas 鈥渆jemplares鈥 que se ajustan a un esquema ideol贸gico predeterminado que tiene poca relaci贸n con la realidad. Esta perspectiva sobre lo que debe ser el movimiento obrero siempre ha oscurecido el espectro completo de la cadencia real y cambiante de la lucha de clases en China. Puede ser dif铆cil obtener datos fiables y completos sobre las protestas sociales, pero hemos hecho todo lo posible para difundir lo que sabemos de ellas en nuestros art铆culos 鈥No Way Forward, No Way Back鈥 y 鈥Picking Quarrels鈥, en los n煤meros 1 y 2 de la聽revista聽Chuang聽(2016 y 2019).

Un an谩lisis m谩s cuidadoso de los datos reales muestra que no solo la estructura del empleo en China se est谩 alejando del trabajo de f谩brica intensivo en mano de obra hacia una gama m谩s nebulosa de servicios y producci贸n de alta tecnolog铆a, sino tambi茅n que las protestas y las luchas sociales se est谩n alejando de los patrones de la d茅cada de 2000 y principios de 2010, que hab铆an sido definidos por las protestas rurales contra la apropiaci贸n estatal de tierras y las luchas obreras en las ciudades. Las acciones laborales en las f谩bricas manufactureras han disminuido significativamente en proporci贸n de todas las acciones laborales, seg煤n los datos鈥de聽Wickedonna鈥y otros registros de luchas laborales, como China Labor Bulletin. Al mismo tiempo, otras formas de malestar social, como las protestas por la vivienda de parte de estratos sociales m谩s ricos, est谩n creciendo, y a menudo han superado en n煤mero a los conflictos laborales en los 煤ltimos a帽os. Mientras tanto, las formas adoptadas por la lucha de clases se han diversificado. La introducci贸n de contratos de trabajo flexibles y varias formas de trabajo 鈥済ig鈥 han empeorado la precariedad y han intensificado las horas de trabajo en una amplia gama de sectores, planteando nuevos problemas a la vanguardia de las luchas.

Como afirmamos en nuestro resumen de estas din谩micas en 鈥Picking Quarrels鈥:

鈥淓n lugar de fusionarse bajo una identidad afirmativa de 鈥渢rabajador鈥, se est谩n formando subjetividades de un tipo diferente en relaci贸n con la estructura actual de la econom铆a china. Una perspectiva comunista, si es posible, debe construirse colectivamente, en lugar de importarse de聽 c铆rculos activistas o acad茅micos aislados. Adem谩s, debe difundirse en segmentos profundamente fracturados del proletariado a pesar de sus intereses conflictivos, y hoy en d铆a parece incapaz de depender de un solo sujeto hegem贸nico que supuestamente representa los intereses de la clase en su conjunto, como ocurri贸 con el trabajador industrial de masas (brevemente y con resultados cuestionables) para el viejo movimiento obrero. Si este horizonte comunista se abre, es casi seguro que tomar谩 una forma ajena en principio a nuestras expectativas, adaptando las identidades preexistentes de maneras impredecibles e incluso desagradables鈥.

Estas tendencias en los conflictos tambi茅n son un reflejo de los cambios en la estructura del empleo en China, que en un futuro pr贸ximo se parecer谩 cada vez m谩s a las de los pa铆ses 鈥渕谩s desarrollados鈥 y 鈥減ostindustriales鈥, muchos de los cuales siguen siendo los principales productores de bienes industriales del mundo, a pesar de que ya no son los principales empleadores de los trabajadores industriales del mundo. Los trabajos de mierda de la industria de servicios ya dominan la econom铆a, y el empleo se est谩 volviendo cada vez m谩s precario y mal pagado, en medio del aumento de los costes.

La estructura de empleo de China se est谩 volviendo m谩s dependiente del sector de servicios y se est谩 alejando de la agricultura, la miner铆a, la fabricaci贸n y la construcci贸n. Al igual que en los pa铆ses m谩s ricos, el mercado laboral en las principales ciudades chinas tambi茅n se est谩 bifurcando, con una mayor铆a de los residentes empleados en servicios y servicios log铆sticos de menor remuneraci贸n y menos cualificaci贸n, y una minor铆a empleada en empleos mejor remunerados y con mayor cualificaci贸n.

Esto no significa que todo lo relacionado con nuestra imagen de 鈥渕aquiladora鈥 sea err贸neo. Las ideas sobre las maquiladoras chinas tienen sus ra铆ces en los desarrollos econ贸micos reales de las d茅cadas de 1990 y 2000. Los empleos en el sector manufacturero crecieron dr谩sticamente despu茅s de que China se uniera a la Organizaci贸n Mundial del Comercio en 2001. Los fabricantes extranjeros se esparcieron en las regiones costeras, sacando a la gente del sector agr铆cola e integr谩ndolos en la industria manufacturera, junto con industrias como la construcci贸n. Muchas de las primeras grandes huelgas y protestas laborales en el sector manufacturero fueron de hecho contra las condiciones de trabajo de las maquiladoras, como la comida insalubre de las cantinas, los bajos salarios y la gesti贸n militarizada.

Las peores condiciones eran los de los sectores m谩s intensivos en mano de obra, como los textiles. Sin embargo, una vez m谩s: nada de esto era exclusivo de China. Talleres de producci贸n similares hab铆an operado antes (y a menudo聽contin煤an operando) en centros de producci贸n de prendas de vestir, incluso en los pa铆ses ricos. Sin embargo, en el transcurso de la d茅cada del 2000, la eliminaci贸n gradual del 鈥淎cuerdo Multifibra鈥 (MFA), que hab铆a exigido cuotas que limitaban la cantidad de exportaciones de prendas de vestir a los pa铆ses ricos, en 煤ltima instancia hizo que la producci贸n de prendas de vestir se concentrara a煤n m谩s, con聽China imponi茅ndose a la mayor铆a de los otros competidores. Esta confluencia de factores asegur贸 que las zonas industriales chinas se convirtieran en la imagen de la mano de obra de las maquiladoras para gran parte del mundo.

Pero despu茅s de una d茅cada de migraci贸n masiva a las zonas de producci贸n costera, los costes laborales comenzaron a aumentar. Cuando sucedi贸, los empleadores se enfrentaron a dos opciones: la actualizaci贸n tecnol贸gica para aumentar la productividad, o la reubicaci贸n a lugares con mano de obra m谩s barata. Ambas tendencias comenzaron a acelerarse en China a lo largo de la d茅cada de 2010. La expansi贸n de los empleos de manufactura alcanz贸 su punto m谩ximo en los primeros a帽os de la d茅cada y desde entonces ha disminuido (tanto en t茅rminos del n煤mero total de trabajadores en el sector como聽 proporci贸n del empleo total). Y fue acompa帽ado de una disminuci贸n menor de la participaci贸n de la industria manufacturera en la producci贸n econ贸mica total: de 2010 a 2019, la contribuci贸n del sector al PIB聽se redujo del 31,61% al 27,17%. Al mismo tiempo, muchas de las industrias m谩s intensivas en mano de obra, con condiciones t铆picas de maquilas, se trasladaron fuera de China o al interior profundo de China, donde la mano de obra y la tierra eran m谩s baratas, las regulaciones ambientales m谩s laxas y los gobiernos locales estaban dispuestos a subvencionar al capital industrial.

Otras industrias tomaron una v铆a diferente, haciendo costosas mejoras tecnol贸gicas y perdiendo trabajadores a medida que entraban en m谩s l铆neas de producci贸n de alta gama. Para obtener una ilustraci贸n m谩s completa del desarrollo industrial de China a finales del siglo聽XX聽y principios del聽XXI, consulte nuestros res煤menes de datos: 鈥La geograf铆a cambiante de la industria china鈥 y 鈥Medici贸n de la rentabilidad de la industria china鈥.

Estas estad铆sticas muy generales subestiman lo dram谩ticamente que han cambiado las estructuras para los trabajadores en China, y hasta qu茅 punto el empleo se ha alejado de los tralleres industriales hacia los trabajos de servicios precarios. Seg煤n las 煤ltimas聽encuestas de trabajadores migrantes, los empleos en la industria manufacturera, si bien disminuyen en n煤mero cada a帽o, tambi茅n tienen el salario m谩s alto en comparaci贸n con otros sectores, as铆 como el mayor crecimiento de los salarios. Por el contrario, el sector de servicios, que ahora emplea a la mayor cantidad de personas, tambi茅n tiene los salarios m谩s bajos y las tasas m谩s lentas de crecimiento salarial. Los salarios de los trabajadores migrantes crecieron m谩s r谩pido en la industria manufacturera, a una tasa del 3,5%, mientras que los empleos en el sector servicios en ventas o servicios de alimentos crecieron en un 1,7% y un 2,1%, respectivamente.

Y en t茅rminos de tiempo de trabajo, por supuesto, los estereotipos sobre los trabajadores de maquiladoras evocan im谩genes de horas agotadoras realizando tareas mon贸tonas en las l铆neas de montaje. Aunque los trabajadores de la industria manufacturera seguramente trabajan largas horas, los que trabajan en trabajos de servicio son, con mucho, los que m谩s tiempo consumen, en un pa铆s donde las horas de trabajo est谩n alcanzando niveles sin precedentes. Y mientras que era com煤n hace diez o veinte a帽os que los trabajadores migrantes en la construcci贸n y la industria murieran por agotamiento o exceso de trabajo, hoy en d铆a es m谩s com煤n escuchar que tales incidentes ocurren en las industrias tecnol贸gicas. La prolongaci贸n de la jornada laboral es una de las principales causas detr谩s de las palabras de moda de Internet como 鈥ying flating鈥 (tangping 韬哄钩), o el聽sistema聽鈥996鈥, en el que los empleadores esperan que los empleados trabajen de 9 a.m. a 9 p.m. seis d铆as a la semana.

Los propios datos de la Oficina Nacional de Estad铆stica de China muestran un claro aumento del tiempo de trabajo a lo largo de los a帽os, seg煤n las encuestas sobre el promedio de horas de trabajo semanales para todas las personas empleadas. Las horas aumentaron de manera constante en la d茅cada de 2000, en los a帽os posteriores a la adhesi贸n de China a la OMC, alcanzando un m谩ximo inicial en 2005. Se hundieron durante la crisis financiera mundial y sus consecuencias inmediatas de 2008-2009, y luego comenzaron a subir de nuevo, primero gradualmente y luego m谩s abruptamente en los 煤ltimos a帽os.

La oficina comenz贸 a publicar cifras mensualmente a finales de 2019, lo que demostr贸 que las horas de trabajo semanales alcanzaron su cifra m谩s alta registrada en octubre de 2021, cuando la econom铆a de China se hab铆a disparado durante un breve聽auge. Otros datos cuentan una historia similar y muestran que el aumento lento y constante de las horas de trabajo ha tenido durante alg煤n tiempo. La聽Encuesta de Uso del Tiempo de China de 2017 public贸 un informe de seguimiento sobre el primer estudio de uso del tiempo del pa铆s, realizado por la Oficina Nacional de Estad铆stica en 2008. Estos hallazgos mostraron que la proporci贸n de trabajadores que hacen horas extras aument贸 del 12 por ciento al 42 por ciento de la poblaci贸n activa. La encuesta tambi茅n mostr贸 que China tiene m谩s horas de trabajo que cualquier otro pa铆s con datos comparables, con la excepci贸n de Colombia, y m谩s horas de trabajo que cualquier pa铆s de la OCDE, con la excepci贸n de Turqu铆a.

En resumen, China no se caracteriza por las maquiladoras, ni sus luchas proletarias; de hecho, su composici贸n de clases y sus luchas son cada vez m谩s similares a las de otros pa铆ses 鈥渕谩s desarrollados鈥. Para entender esto, tenemos que superar muchos de los estereotipos que retratan a China como fundamentalmente diferente, para que juntos podamos darnos cuenta de nuestro destino com煤n y apoyarnos mejor unos a otros en nuestra lucha com煤n.

Notas:

[1]鈥No hay estad铆sticas oficiales detalladas sobre las muertes de los trabajadores en la log铆stica o la industria. Sin embargo, los informes de noticias chinos cubren regularmente accidentes relacionados con el trabajo, lesiones horribles y muertes. Proyectos como el聽Mapa de Accidentes en el Trabajo de聽China Labor Bulletin tiene registrados cientos de accidentes graves en el lugar de trabajo al a帽o, que involucran muertes de trabajadores o m煤ltiples trabajadores heridos. En 2019, antes de la pandemia y en condiciones m谩s 鈥渘ormales鈥 para los repartidores, CLB registr贸 15 muertes de repartidores.

*Colectivo internacional que publica una revista ep贸nima y un blog. Su contenido incluye entrevistas, traducciones y art铆culos originales sobre el ascenso de China

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.