Jul 5 2023
117 lecturas

Econom铆a

Panorama Econ贸mico Latinoamericano – Del 5 al 12 de julio de 2023

Espejismos repetidos聽en Argentina: las mismas f贸rmulas de ayer

https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/07/2ese.png

Jorge Marchini*

Muchos son hoy los temas de preocupaci贸n para la sociedad argentina que ser谩n foco de atenci贸n en la disputa electoral que se avecina. Pero es de suponer que ser谩n los econ贸micos y sociales (inflaci贸n, nivel de actividad, empleo, salario, gasto p煤blico) y los financieros (tasas de inter茅s, d贸lar, mercados financieros y, por supuesto, el tortuoso v铆nculo con el FMI), que tendr谩n una incidencia crucial en la definici贸n del electorado para decidir el pr贸ximo gobierno.

En 2014, el que fuera con posterioridad presidente del Banco Central (2015/2018), Federico Sturzenegger, explicaba en idioma ingl茅s, con cinismo, ante una audiencia en la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, que el entonces ya medi谩tico Jaime Dur谩n Barba, principal estratega de la campa帽a posterior que llev贸 a la presidencia de la Naci贸n a Mauricio Macri, le hab铆a recomendado al banquero ante un debate en 2013: 鈥淣o propongas, no expliques, no debatas (鈥) s贸lo decile que est谩n mintiendo con la inflaci贸n, o decile cualquier cosa, habl谩 de tus hijos鈥.

La experiencia hist贸rica y, sobre todo, las enormes y acuciantes tensiones actuales, deber铆an poner hoy l铆mites objetivos a recomendaciones enga帽osas de 鈥渃oachings鈥 pol铆ticos y econ贸micos. Pero, lamentablemente, no es lo que se observa.

Econom铆a de pocos

La campa帽a electoral reflejar谩 las distintas visiones, promesas y propuestas de los candidatos a trav茅s de im谩genes y gestos muy preparados para lograr la mayor simpat铆a e impacto. Estos, como siempre ha ocurrido, intentar谩n convencer a los votantes de la existencia de una relaci贸n muy directa y contundente de sus discursos con la soluci贸n de todos los problemas del pa铆s.

Pero en los aspectos econ贸micos y financieros la situaci贸n es hoy m谩s acuciante. Pocos d铆as atr谩s, la m谩s tradicional revista internacional del establishment capitalista, The Economist, dedic贸 un largo art铆culo a la Argentina. La nota, con el llamativo t铆tulo It鈥檚 still the economy, stupid聽(鈥淓s a煤n la econom铆a, est煤pido鈥), describe la alta inflaci贸n, el ahogo financiero y la desaz贸n de la sociedad argentina, recomendando que el pr贸ximo gobierno, cualquiera sea su signo, aplique 鈥渕edidas dolorosas de corto plazo鈥.

Parad贸jicamente, entiende que la convocatoria a hacerlo es poco convincente, teniendo en cuenta la experiencia del gobierno de Macri (2015-2019). 鈥淓limin贸 subsidios, levant贸 controles cambiarios y acord贸 un cr茅dito por 56.000 millones de d贸lares con el FMI. La f贸rmula termin贸 en crisis鈥 [1].

De todas formas, los principales actores econ贸micos y financieros y sus asesores locales no parecen sacar debidas lecciones de lo ocurrido. Por el contrario, plantean b谩sicamente m谩s de lo mismo.

Buen ejemplo de ello ha sido la presentaci贸n d铆as atr谩s de un 鈥減rograma integral, federal y de cambio de r茅gimen鈥 de la Fundaci贸n Mediterr谩nea. Es la misma entidad que impuls贸 a Domingo Cavallo en las d茅cadas de los 鈥80 y 鈥90, y que hoy desea volver a seducir al establishment por medio de su instituto IERAL, dirigido por Carlos Melconian. A pesar de presentarse como una exhaustiva elaboraci贸n de 70 profesionales que 鈥渧a a poner un programa arriba de la mesa en un gesto patri贸tico鈥 (grandilocuencia nunca le ha faltado a Melconian), Mediterr谩nea-IERAL no present贸 un programa, sino solo gran n煤mero de lugares comunes y generalidades. Eso s铆, lo hizo con una puesta en escena con un gran evento en una estancia de C贸rdoba, ante numerosos invitados especiales.

Para referir males econ贸micos y recetas para superarlos, los asesores del establishment聽presentan temas y argumentos repetidos, como ser:

  • La alta inflaci贸n: piden, en primer lugar, mayor disciplinamiento salarial, laboral, y la reducci贸n de pol铆ticas de control o intervenci贸n p煤blica en precios. No ponderan lo que es evidente: que los ingresos en pesos de los trabajadores vienen por detr谩s de los aumentos de precios dolarizados.
  • Atraso cambiario: plantean, sin justificaci贸n objetiva, la existencia de un 鈥渁traso cambiario鈥. Reclaman una fuerte devaluaci贸n para lograr una 鈥渟alida exportadora鈥. Avalan sus consecuencias: el creciente empeoramiento de la desequilibrada distribuci贸n del ingreso entre sectores 鈥渄olarizados鈥 minoritarios y 鈥減esificados鈥 mayoritarios.
  • Gasto p煤blico excesivo: insisten con la reducci贸n de los gastos corrientes, pese a que no son los que corroen las cuentas p煤blicas, al venir cayendo mientras crece la inflaci贸n. No consideran que son los crecientes e inabarcables compromisos financieros la mayor causa de los desequilibrios fiscales y cuasi-fiscales (del Banco Central). La din谩mica especulativa es justificada y defendida como una racional manifestaci贸n de las 鈥減resiones de mercado鈥 y reclaman la prioridad de su atenci贸n y satisfacci贸n.
  • La presi贸n tributaria intolerable: un caballito de batalla que han vuelto a poner de moda. Afirman que la Argentina tiene una alt铆sima presi贸n impositiva, pero no ponderan la significaci贸n de la enorme diferencia entre la recaudaci贸n te贸rica y la real debido a los alt铆simos niveles de evasi贸n, elusi贸n y exenciones impositivas de grandes grupos econ贸micos. Es una irregularidad notoria puesta en evidencia por su venerado FMI, que hasta ha opinado que hay que 鈥渞evisar los incentivos fiscales corporativos y combatir la evasi贸n fiscal y el lavado de dinero鈥 [2].
  • La falta de disciplina del Banco Central: la identifican causada por un populismo econ贸mico y financiero. No ahondan en el hecho de que el nivel de cr茅ditos bancarios en relaci贸n con la actividad econ贸mica es el m谩s bajo de Am茅rica Latina y casi inexistente a nivel popular. No dimensionan como causas principales el globo de endeudamiento para esterilizar liquidez, la falta de mayores controles en las operaciones de comercio exterior (sub-facturaci贸n de exportaci贸n y sobre-facturaci贸n de importaciones) y pagos financieros.
  • La falta de apertura econ贸mica: aspiran a avanzar r谩pidamente en acuerdos de libre comercio con pa铆ses centrales. No ponderan la experiencia de los pa铆ses de la regi贸n que tienen acuerdos vigentes, siendo que estos no han significado un cambio favorable en el perfil de su comercio exterior, pero s铆 han ahondado asimetr铆as.

Siguiendo libretos de relaciones p煤blicas, todos estos planteos incluyen las promesas de superar 鈥渆l empleo degradado鈥 y la 鈥減obreza arraigada鈥. Es el vender la expectativa de un efecto de derrame en un tiempo indefinido luego de duras medidas inmediatas anti-populares de desregulaci贸n laboral y descenso de los gastos sociales y previsionales. Hablar de los pobres siempre queda bien, aunque se los degrade a煤n m谩s con las medidas planteadas. 驴No se ha escuchado muchas veces lo mismo?

No es casual que, con adaptaci贸n de libretos, vuelvan a la escena los mismos voceros y proponentes de planes econ贸micos 鈥渄e estabilizaci贸n鈥. Desean ponerse en el candelero para ser los preferidos, aunque no tengan mucho novedoso que decir.

La discusi贸n de los asesores del ajuste que comparten el requerir y justificar medidas regresivas y recesivas como 鈥渋ndispensables鈥 鈥攅n l铆nea tambi茅n con demandas del FMI y los fondos de inversi贸n especulativos de 鈥渕谩s sacrificio鈥濃 se relaciona esencialmente con el ritmo de su aplicaci贸n.

La divisoria, tanto aqu铆 como en el exterior, aparece ser entre 鈥渄uros鈥 del shock sin anestesia y 鈥済radualistas鈥, que tambi茅n recorren usinas de candidatos, que interpretan que la misma perspectiva requiere apoyos comprensivos y negociaciones por el temor de un desbarranque may煤sculo (la experiencia 2001/2002 del fin del gobierno radical de De la R煤a y de la convertibilidad peso/d贸lar de Cavallo/Menem).

No ocultar dilemas reales

Cabe preguntarse: 驴es 茅sta la polarizaci贸n de discusi贸n que se desarrollar谩 en los pr贸ximos meses? Puede ser que lo deseen elites minoritarias, pero no responden a la realidad.

Sindicatos, entidades, pymes, cooperativas y de econom铆a social reunidos en el Espacio Producci贸n y Trabajo han venido reiterando la urgencia de otra perspectiva afirmando: 鈥淓l gigantesco desborde econ贸mico y financiero no tiene justificaci贸n objetiva. Resulta esencial el apuntalamiento de la producci贸n y trabajo.

No puede basarse la estrategia econ贸mica en bajos salarios, devaluaci贸n del peso, recortes sociales regresivos y la mayor extranjerizaci贸n de la econom铆a. La 鈥榮alida exportadora鈥 no tiene multiplicadores para la mayor parte de la poblaci贸n. Existe, adem谩s, el peligro de que en nombre de esta se entreguen/malversen recursos naturales, aun si las condiciones potenciales para su producci贸n sean enormes y las condiciones actuales del mercado internacional para su exportaci贸n excepcionales鈥[3].

Esta semana el ministro de Econom铆a y candidato presidencial, Sergio Massa, hizo una alusi贸n en una reuni贸n en la C谩mara de la Construcci贸n. Sintetiz贸: 鈥淗ay que reparar la casa con la gente adentro鈥. Cierto es que el desaf铆o no es decirlo, sino hacerlo. Es que la mayor parte de los argentinos, y no solo por no tener posibilidad de acceso a la vivienda propia, percibe que est谩 muy desamparada y a la intemperie.

Notas

[1]聽The Economist, 24 de junio de 2023.
[2]Comunicado del FMI 22302,鈥 con declaraciones de la directora gerente del FMI, Kristalina Giorgieva, 22 de septiembre de 2022鈥.
[3]Documento 鈥淓s hora de acciones y propuestas y no de retrocesos y resignaci贸n鈥.

*Profesor Titular de Econom铆a de la Universidad de Buenos Aires. Coordinador para Am茅rica Latina del Observatorio Internacional de la Deuda, investigador del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso). Vicepresidente de la Fundaci贸n para la Integraci贸n Latinoamericana (FILA) y colaborador del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

 

La urgencia de la neoindustrializaci贸n聽en Brasil

https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/07/brasil-industria.png

Paulo Kliass*

Las 煤ltimas d茅cadas han estado marcadas por la consolidaci贸n de la hegemon铆a de las finanzas en nuestra sociedad. En casi todas las esferas de nuestra vida social y de nuestra articulaci贸n econ贸mica, el dominio del sistema financiero condicion贸 el retroceso del proceso industrializador, al mismo tiempo que se avanzaba en modelos asociados al paradigma neocolonial de exportaci贸n de mercanc铆as.

Por otro lado, este per铆odo tambi茅n estuvo marcado por los efectos de una entrada irresponsable de Brasil en la esfera de la globalizaci贸n, sin que se hayan tomado las medidas necesarias para proteger el tejido social o preservar las estructuras econ贸micas y productivas consideradas m谩s estrat茅gicas para el pa铆s programado.

La participaci贸n de la industria en el Producto Interior Bruto (PIB) experiment贸 una fuerte y continua ca铆da desde principios de la d茅cada de 1990. La fecha simb贸lica se puede identificar con la elecci贸n del gobierno de Collor y la adopci贸n de medidas extremas en la agenda del llamado Consenso de Washington, que incluye un programa de liberalizaci贸n comercial unilateral. Con eso, todo el esfuerzo de las pol铆ticas desarrollistas de las d茅cadas que siguieron al final de la segunda guerra mundial e incluso el modelo pro industrializador del r茅gimen militar que se instal贸 en 1964 se consumi贸 r谩pidamente. El siguiente gr谩fico ilustra el fen贸meno, donde cuatro d茅cadas de mayor participaci贸n de la industria en el PIB se revierten en una sola d茅cada.

Brasil 鈥 Participaci贸n de la Industria en el PIB 鈥 (%)

Los defensores de tal estrategia pretend铆an argumentar que la p茅rdida de participaci贸n relativa del producto industrial en el conjunto de actividades econ贸micas del pa铆s no era necesariamente un problema. Y habla de los casos de los pa铆ses m谩s desarrollados, donde este proceso fue sustituido por la llamada 鈥渞evoluci贸n digital鈥, cuando los sectores de servicios vinculados al conocimiento y la innovaci贸n tecnol贸gica realmente crecieron en el PIB en su conjunto.

Pero el caso brasile帽o es bien diferente, ya que las actividades que m谩s crecieron no generaron un alto valor agregado. Nuestros servicios estrella fueron 谩reas como el telemarketing y el transporte de aplicaciones. Por otro lado, el expresivo crecimiento de la agroindustria y la exploraci贸n minera tambi茅n contribuyeron a mantener el patr贸n de bajo valor agregado.

驴Reindustrializaci贸n o neoindustrializaci贸n?

A pesar de la evidencia de los errores de tal camino adoptado, la conciencia sobre la necesidad de revertir los efectos de la desindustrializaci贸n tard贸 en manifestarse. Incluso las partes de las clases dominantes que no se beneficiaron directamente de este proceso adhirieron al modelo que las comprim铆a en t茅rminos econ贸micos, todo en nombre de una adhesi贸n aparentemente irracional a los presupuestos ideol贸gicos del neoliberalismo.

Fue solo despu茅s de la crisis econ贸mica y financiera de 2008/9 que el tema de la necesidad de revertir esta tendencia y proponer una reindustrializaci贸n pas贸 a ganar mayor protagonismo en la agenda pol铆tica nacional. Al fin y al cabo, hasta entonces, el aplastamiento auspiciado por los ideales neoliberales convert铆a expresiones como 鈥減ol铆tica industrial鈥 en ofensas y blasfemias. Todo lo que oliera a intervenci贸n estatal o p煤blica en la cosecha econ贸mica fue bombardeado de ra铆z.

Reci茅n ahora, con el debate en torno al programa 3.0 de Lula y el inicio de su gobierno, el tema est谩 cobrando relevancia en la agenda del gobierno y en el debate m谩s amplio de la sociedad. El nombramiento del Vicepresidente para el importante cargo de Ministro de Desarrollo, Industria, Comercio y Servicios (MDICS) sugiere que el tema debe ganar mayor protagonismo y densidad en la agenda del gobierno. Adem谩s de la presencia de Alckmin en la cartera, se recuperaron instrumentos p煤blicos para el desarrollo de la pol铆tica industrial.

Los compromisos de fortalecimiento de las capacidades de financiamiento y pr茅stamo del BNDES permiten prever una recuperaci贸n del banco como un importante agente para revertir la tendencia desindustrializadora. Por otro lado, Otro destaque es la reconstituci贸n del Consejo Nacional de Desarrollo Industrial (CNDI), que hab铆a sido creado por Lula en 2004, pero nunca hab铆a ocupado un lugar tan necesario y destacado en la agenda para recuperar el tiempo perdido en la cuesti贸n industrial. Por ahora la preocupaci贸n con el tema parece ser otra.

En abril, el gobierno public贸 un nuevo decreto聽al respecto y los movimientos en la Explanada parecen indicar que el tema de la industria tambi茅n ha vuelto. El Consejo se ha fortalecido y ampliado. Est谩 compuesto por 20 ministros, el presidente del BNDES y veinti煤n representantes de organizaciones de la sociedad civil. De acuerdo con聽la ordenanza MDICS聽, estar谩n presentes las asociaciones de clase empresarial y las centrales sindicales.

El regreso del Consejo Nacional de Fomento Industrial

La doctora en econom铆a Verena Hitner Barros fue nombrada para la Secretar铆a Ejecutiva del organismo y la agenda propuesta para el debate en el colegiado apunta al t茅rmino 鈥渘eoindustrializaci贸n por misiones鈥. El objetivo es establecer lineamientos que no se limiten exclusivamente a recuperar patrones de capacidad industrial que se perdieron como consecuencia de la orientaci贸n impuesta por el neoliberalismo.

El prefijo 鈥渘eo鈥 significa dotar a Brasil de una nueva estructura industrial, en sinton铆a con la actual vanguardia tecnol贸gica en el resto del mundo. As铆, lo que se pretende es ampliar y superar la mera reindustrializaci贸n, buscando alcanzar un nuevo nivel de calidad en la capacidad industrial brasile帽a. La referencia a 鈥渕isiones鈥 se refiere a enfoques m谩s modernos adoptados en los procesos de elaboraci贸n e implementaci贸n de pol铆ticas p煤blicas.

Cuando se trabaja con el concepto de pol铆tica industrial, la referencia se refiere a un amplio programa de gobierno. La voluntad pol铆tica de adoptar este instrumento implica un cambio sustantivo en la actitud del sector p煤blico frente al proceso econ贸mico. La pol铆tica industrial suele ir acompa帽ada de cierto grado de direcci贸n por parte de los organismos p煤blicos para que se logre este objetivo, rompiendo con la pasividad liberal de dejar que todo se resuelva exclusivamente por la libre acci贸n de las fuerzas de la oferta y la demanda.

El establecimiento de una pol铆tica industrial presupone, por ejemplo, el uso de instrumentos como la desgravaci贸n fiscal, las l铆neas de cr茅dito subsidiadas y la pol铆tica de contrataci贸n p煤blica. Pero lo que se recomienda, por otro lado, es la exigencia de contrapartidas de las empresas y sectores beneficiados, como la apuesta por la creaci贸n de empleo, el respeto a las determinaciones de sostenibilidad, el uso de par谩metros de contenido nacional y la generaci贸n de tecnolog铆a de inter茅s para el pa铆s. Lo que se espera es que este proceso tambi茅n vaya acompa帽ado de la recuperaci贸n de la capacidad de planificaci贸n al interior del Estado.

Esto significa adoptar planes de desarrollo de mediano y largo plazo, adem谩s de programas de emergencia como el PAC o incluso posturas burocr谩ticas en relaci贸n al Plan Plurianual (PPA). Lo que se necesita es dotar al gobierno federal de los medios para elaborar su Plan Nacional de Desarrollo (PND), como lo establece la propia Constituci贸n y nunca se puso en pr谩ctica desde 1988.

As铆, con toda certeza, la agenda de la nueva industria ser铆a ganancia destacada como uno de los elementos fundantes de la planificaci贸n gubernamental. La publicaci贸n de los primeros resultados del Censo 2020 presenta elementos preocupantes sobre la capacidad de Brasil para revertir la tendencia al estancamiento o permanecer con bajas tasas de crecimiento del PIB. Ahora bien, una de las formas de aprovechar el potencial de desarrollo econ贸mico, social y ambiental es precisamente avanzar en la formaci贸n de procesos que proporcionen la generaci贸n de alto valor agregado. Pero esto implica superar el modelo orientado s贸lo a los servicios de baja calificaci贸n o el modelo primario exportador.

Esta es una de las principales razones que justifican la urgencia de la neoindustrializaci贸n. social y ambiental es precisamente avanzar en la formaci贸n de procesos que proporcionen la generaci贸n de alto valor agregado. Pero esto implica superar el modelo orientado s贸lo a los servicios de baja calificaci贸n o el modelo primario exportador. Esta es una de las principales razones que justifican la urgencia de la neoindustrializaci贸n social y ambiental es precisamente avanzar en la formaci贸n de procesos que proporcionen la generaci贸n de alto valor agregado.

Pero esto implica superar el modelo orientado s贸lo a los servicios de baja calificaci贸n o el modelo primario exportador. Esta es una de las principales razones que justifican la urgencia de la neoindustrializaci贸n.

*Doctor en econom铆a e integrante de la carrera de Especialistas en Pol铆ticas P煤blicas y Gesti贸n Gubernamental del gobierno federal

 

El gobierno de M茅xico impulsa en Cuba el plan Sembrando Vida

https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/07/sembrando-vida-750x430.png

Arturo S谩nchez Jim茅nez – La Jornada

El gobierno de M茅xico dio inicio al proyecto Sembrando Vida en Cuba, que beneficiar谩 a cinco聽mil campesinos de la isla.

Este programa, uno de los emblemas de la administraci贸n del presidente Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, busca contribuir al bienestar social de sembradores y operar谩 en las provincias de Artemisa y Mayabeque, con el fin de incrementar la producci贸n agr铆cola y fortalecer la soberan铆a alimentaria de la poblaci贸n que habita en esas localidades y en La Habana, de acuerdo con la Secretar铆a de Relaciones Exteriores.

Sembrando Vida, que ya opera tambi茅n en El Salvador y Honduras, contar谩 en Cuba con el acompa帽amiento de 31 t茅cnicos, priorizando 22 municipios de las provincias para robustecer las capacidades econ贸micas, sociales y ambientales de la regi贸n, seg煤n un comunicado.

Prioridad, promover la integraci贸n regional

Sembrando Vida Cuba busca aumentar la producci贸n agr铆cola mediante el apoyo en especie como plantas, semillas, herramientas, maquinaria y acompa帽amiento t茅cnico personalizado, y con ello fortalecer la soberan铆a alimentaria y mejorar la calidad de vida de la poblaci贸n.

Al dar el banderazo de salida al proyecto, la directora ejecutiva de la Agencia Mexicana de Cooperaci贸n Internacional para el Desarrollo (Amexcid), Laura Elena Carrillo Cubillas, asegur贸 que para el gobierno mexicano es prioritario promover la integraci贸n de Am茅rica Latina y el Caribe y as铆 contribuir al m谩ximo desarrollo de la regi贸n, lo que hace posible enfrentar los retos globales y crecer de manera conjunta.

Nunca hemos pensado que M茅xico puede desarrollarse solo. M茅xico tiene que ir de la mano de sus hermanos y hermanas de todos los pa铆ses de Am茅rica Latina y del Caribe, y tenemos que demostrar al mundo lo que somos capaces de hacer cuando trabajamos de la mano. Ese es el gran orgullo de los mexicanos, afirm贸 Carrillo Cubillas.

Por parte de Cuba, encabezaron el acto la viceministra primera de Comercio Exterior y la Inversi贸n Extranjera (Mincex), Ana Teresita Gonz谩lez; el viceministro de Agricultura, Maury Hecheverr铆a Berm煤dez, y el embajador en M茅xico, Marcos Rodr铆guez Costa.

Tambi茅n asistieron los gobernadores de Artemisa, Ricardo Concepci贸n Rodr铆guez, y de Mayabeque, Manuel Aguilar Lamas.

Por M茅xico, estuvieron presentes el embajador en Cuba, Miguel D铆az Reynoso; la directora general de Ejecuci贸n de Proyectos Especiales de Cooperaci贸n Internacional, M贸nica P茅rez Eg眉is, y el director general de Pol铆tica de Cooperaci贸n, Javier D谩vila Torres, ambos de la Amexcid.

En enero de 2023 se concluyeron los 5 mil registros, y se est谩 finalizando la validaci贸n de terrenos, entrega de apoyo en especie (semillas, plantas y agroqu铆micos) y herramienta.

 

Cerca del 25% del PBI agr铆cola peruano聽en riesgo por El Ni帽o

https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/07/peru-ec.png

Fabiana S谩nchez

Hace unas semanas, la Oficina Nacional de Administraci贸n Oce谩nica y Atmosf茅rica de Estados Unidos (NOAA) inform贸 que聽El Ni帽o Global ya se encuentra en curso y que se fortalecer铆a gradualmente hasta diciembre. 驴Cu谩l ser铆a el impacto en el Per煤 y cu谩les son los alimentos m谩s vulnerables?

El 煤ltimo fen贸meno de El Ni帽o (FEN), que golpe贸 al Per煤 en 2017, tuvo un impacto econ贸mico de m谩s de US$ 3.000 millones. Para 2023, a煤n no hay un estimado exacto del impacto que tendr铆a, debido a que a煤n no se conoce su magnitud; sin embargo, el jefe del Instituto de Econom铆a y Desarrollo Empresarial (IEDEP), de la C谩mara de Comercio de Lima (CCL), 脫scar Ch谩vez, indic贸 que el 25% del Producto Bruto Interno (PBI) agr铆cola est谩 en riesgo.

鈥淭umbes, Piura, Lambayeque, La Libertad y 脕ncash aportan el 25% del PBI agr铆cola, y ese 25% es el que se ver铆a afectado鈥, asegur贸 el representante del gremio.

Ante la presencia de este desastre natural, y por inicio de a帽o, precis贸 que la CCL ha modificado a la baja su proyecci贸n de crecimiento del sector para este a帽o, pas谩ndola de 2,7% a 1,9%.

Alimentos

Con El Ni帽o Costero de 2017, uno de los alimentos m谩s vulnerables fue el lim贸n, que incluso subi贸 su costo a cerca de S/50 el kilo. El presidente de la Asociaci贸n de Gremios Productores Agrarios (AGAP), Gabriel Amaro, manifest贸 que, para el mercado local, algunos de los productos vulnerables son la papa, el arroz, la quinua, el ma铆z, entre otros.

Otros alimentos vulnerables son el mango, el caf茅 y el cacao.聽El representante de AGAP se帽al贸 que, a ra铆z de la presencia del FEN, las agroexportaciones no crecer铆an a dos d铆gitos, sino que solo avanzar铆an cerca de 5%.聽鈥淓stos eventos clim谩ticos como El Ni帽o en general afectan a los cultivos de exportaci贸n porque hay una variaci贸n del clima鈥, asegur贸.

Asimismo, record贸 que en 2017 se perdieron 39.700 hect谩reas (ha) de cultivo y se afectaron alrededor de 91.900 ha. En tanto, con las lluvias registradas a inicios de a帽o se perdieron 38.877 ha y se afectaron 41.776 ha. Ante esta situaci贸n, se帽al贸 que la crisis alimentaria va a continuar 鈥減or lo menos hasta 2025鈥.

Escasez

Por su parte, el exministro de Desarrollo Agrario y Riego Milton Von Hesse afirm贸 que, como es un FEN Global, esto afectar谩 a los alimentos que se producen en el Per煤 y en el mundo, y record贸 que nuestro pa铆s es importador de granos.

鈥淟os precios internacionales han disminuido en lo que va del a帽o, pero todav铆a seguimos en niveles altos con respecto a a帽os anteriores鈥, a帽adi贸.

En ese sentido, consider贸 la necesidad de la descolmataci贸n de los r铆os y las limpiezas de las quebradas para evitar consecuencias como las vistas en 2017. 鈥淒eber铆an ya estar limpios los r铆os; lamentablemente se ha perdido mucho tiempo鈥, agreg贸.

Datos

En abril de este a帽o, la actividad agr铆cola retrocedi贸 20,24%, seg煤n datos del Instituto Nacional de Estad铆stica e Inform谩tica. En tanto, la econom铆a peruana avanz贸 0,31% en el cuarto mes.

El representante de AGAPmanifest贸 que en un a帽o se han perdido aproximadamente 400.000 empleos en el sector agr铆cola, tanto por la crisis internacional como la nacional.

 

Bolivia: convenio con empresas de China y Rusia para industrializar el litio

https://www.nodal.am/wp-content/uploads/2023/07/bolivia-litio-750x430.png

Luego de la firma de un importante convenio con empresas de China y Rusia para industrializar el litio de los salares de Pastos Grandes (Oruro) y Uyuni (Potos铆), el presidente Luis Arce Catacora reafirm贸 que no permitir谩 que acciones y argumentos pol铆ticos da帽en la econom铆a de Bolivia, que ingresa a la era de la industrializaci贸n.

鈥淎qu铆 est谩 el Gobierno cumpliendo con el pa铆s, lo dijimos en la campa帽a, vamos a industrializar el litio y aqu铆 estamos cumpliendo la palabra una vez m谩s. No vamos a permitir que los temas pol铆ticos da帽en la econom铆a de las y los bolivianos. Vamos a continuar trabajando para darle certeza a la econom铆a boliviana y, por tanto, a la poblaci贸n que aqu铆 hay un Gobierno que trabaja y aqu铆 est谩n los resultados que presentamos a Bolivia y al mundo entero鈥, dijo en el acto de firma del convenio.

Esta ma帽ana, con la presencia del Jefe de Estado fueron suscritos los convenios con la Corporaci贸n Citic Guoan, perteneciente a Citic Group de China, y la Empresa Uranium One Group, de la Corporaci贸n Rosatom de Rusia, en un acto p煤blico.

Arce Catacora agradeci贸 a las empresas su inter茅s por acompa帽ar a Bolivia en su proceso industrializador. Calific贸 como trascendental el acto que consolida el ingreso del pa铆s a la era de la industrializaci贸n.

Record贸 que, en sus propuestas de campa帽a, antes de asumir el mando del pa铆s, plante贸 a los bolivianos pol铆ticas para no solo depender de los hidrocarburos, sino impulsar la industrializaci贸n del litio, de los recursos mineral贸gicos, con las plantas de zinc, y de varios productos con plantas peque帽as, a lo largo y ancho de todo el territorio nacional para lograr la diversificaci贸n que se requiere.

鈥淟a econom铆a del pa铆s no puede parar, no puede depender solamente de un producto. Estamos construyendo una econom铆a de base ancha. Esto quiere decir que le estamos dando durante todos estos a帽os al pa铆s diferentes fuentes de recursos para las bolivianas y los bolivianos鈥, destac贸.

Durante su discurso record贸 que el mundo avanza a pasos agigantados, a la velocidad con la que se transforma la tecnolog铆a, y en este 煤ltimo tiempo demanda cada vez m谩s litio, producto del cambio de matriz energ茅tica y de las pol铆ticas de ahorro de energ铆a.

En ese contexto, manifest贸 que cada vez es m谩s apetecible el litio para los pa铆ses desarrollados; y 鈥淏olivia contin煤a siendo el pa铆s que tiene certificadas la mayor cantidad de reservas en el planeta鈥, situaci贸n que debe ser aprovechada para beneficio de la poblaci贸n boliviana.

鈥淗oy entendemos y conocemos que una de las preocupaciones que tiene la poblaci贸n boliviana es pues la econom铆a y con esto nuevamente estamos dando una se帽al clara de que el Gobierno boliviano no solamente se preocupa, sino que se ocupa de la econom铆a de las y los bolivianos鈥, subray贸.

El presidente Arce devel贸 que en el transcurso de este tiempo inclusive se presentan perspectivas de mayores y mejores negocios para Bolivia con las mismas empresas que suscribieron los contratos para la industrializaci贸n del litio.

鈥淗ay mucho inter茅s por parte de empresas de aterrizar en nuestro pa铆s para generar mayor inversi贸n, porque hay mucho por hacer. Las compa帽铆as extranjeras que tienen la tecnolog铆a lo saben y tambi茅n lo sabemos los bolivianos que es momento de aprovechar este recurso natural en beneficio de las y los bolivianos鈥, agreg贸.

 

El gobierno estim贸 que la econom铆a uruguaya crecer谩 un 1,3% en 2023

 

En la Rendici贸n de Cuentas entregada el 煤ltimo fin de semana al Congreso, el gobierno derechista estim贸 que la econom铆a uruguaya crecer谩 un 1,3% del Producto Interno Bruto (PIB) durante 2023, lo que implica una correcci贸n a la baja en relaci贸n al 2% previsto en la proyecci贸n realizada en febrero.

La ministra de Econom铆a, Azucena Arbeleche,聽entreg贸 el viernes 1 de julio la Rendici贸n de Cuentas en el Parlamento. Est谩 previsto que el martes 4 de julio ingrese al Plenario de Diputados y que el mi茅rcoles lo haga a la comisi贸n de Presupuesto integrada con Hacienda.

El equipo econ贸mico adjudic贸 el crecimiento m谩s lento de la econom铆a a 鈥渓a fuerte sequ铆a que azota al pa铆s鈥, lo que afecta a la producci贸n. El crecimiento previsto para 2024 es de 3,7% del PIB, y para 2025 de 2,9% del PIB.

Concretamente, el PIB crecer铆a apenas 1,3% este a帽o, una estimaci贸n que est谩 en l铆nea con la que se desprende de la 煤ltima encuesta de expectativas relevada por el Banco Central del Uruguay (BCU), y que es menor que la presentada por el Ministerio de Econom铆a y Finanzas (MEF) en febrero (2%) y en la Rendici贸n pasada (3%).

Es importante notar que en los 煤ltimos meses las expectativas de los analistas se han corregido a la baja de forma significativa, reduci茅ndose m谩s de la mitad entre noviembre (3,0%) y junio (1,2%).

Para el a帽o que viene, en tanto, la proyecci贸n oficial indica ahora una expansi贸n del entorno de 3,7%. Adem谩s de la sequ铆a, que es 鈥渓a de mayor duraci贸n y severidad del 煤ltimo siglo鈥, la creciente inestabilidad de Argentina y la fuga de consumo hacia ese pa铆s podr铆an tener impactos adicionales sobre la din谩mica de la actividad econ贸mica en los pr贸ximos meses.

鈥淓n lo que refiere al mercado de trabajo, se proyecta que la trayectoria conjunta de los salarios y el empleo evolucione en l铆nea con la actividad econ贸mica鈥.

Panorama internacional

OMC: Las empresas al acecho de la reglobalizaci贸n

Eduardo Cam铆n*

La Directora General de la Organizaci贸n Mundial de Comercio (OMC),聽Ngozi Okonjo-Iweala, afirm贸聽en el 13er Congreso Mundial de C谩maras de Comercio,聽que el sistema multilateral de comercio funcionaba, pero que algunas partes deb铆an reformarse, y subray贸 el riesgo que supon铆a para la prosperidad mundial la fragmentaci贸n del comercio en bloques rivales y reiter贸 su llamamiento a la 鈥渞eglobalizaci贸n鈥 m谩s que a la desglobalizaci贸n.

Se帽al贸 que el sistema de soluci贸n de diferencias de la OMC a煤n deb铆a corregirse para proporcionar la certidumbre que las empresas necesitaban.聽 Adem谩s, mantener la OMC apta para el prop贸sito de la econom铆a del siglo 21 requiere actualizar el reglamento de la organizaci贸n, particularmente en lo que respecta al comercio digital. Agregando que 鈥渆l futuro del comercio son los servicios, es digital, es verde, y tiene que ser inclusivo鈥, dijo.

El aumento de las tensiones geopol铆ticas y las crisis constantes de los 煤ltimos a帽os 鈥攍a pandemia de Covid-19, la guerra en Ucrania, las crisis clim谩ticas y las consiguientes perturbaciones del comercio鈥 han suscitado interrogantes sobre si el sistema multilateral de comercio sigue funcionando, dijo la Directora聽a los dirigentes empresariales reunidos. 鈥淢i respuesta es: S铆, el sistema funciona. S铆, partes de ella necesitan ser arregladas. Necesitamos arreglar lo que hay que arreglar. No necesitamos tirar al beb茅 con el agua del ba帽o鈥, dijo.

鈥淟a OMC ha mejorado las cosas para las empresas鈥, dijo Okonjo-Iweala, citando el Acuerdo sobre Tecnolog铆a de la Informaci贸n que elimina los aranceles sobre el comercio por valor de casi 3 billones de d贸lares EU, el Acuerdo sobre Contrataci贸n P煤blica que abre m谩s de 1,7 billones de d贸lares, 聽en contratos p煤blicos anuales a la competencia de las empresas de los Miembros participantes, y el Acuerdo sobre Facilitaci贸n del Comercio reduce la burocracia y hace que sea m谩s barato y r谩pido mover mercanc铆as a trav茅s de las fronteras.

La funcionaria reafirm贸聽como una amenaza inminente la desglobalizaci贸n y la fragmentaci贸n del comercio.聽 Los economistas de la OMC han advertido que un desacoplamiento de la econom铆a mundial en dos bloques rivales reducir铆a el PIB mundial a largo plazo en m谩s del 5 por ciento, siendo las econom铆as en desarrollo y menos desarrolladas las m谩s afectadas.

鈥淒ebemos hacer retroceder las presiones de fragmentaci贸n econ贸mica mundial, que ser铆an costosas y podr铆an debilitar la resiliencia de la oferta鈥, dijo Okonjo-Iweala. 鈥淯n mejor camino a seguir es lo que llamamos 鈥榬eglobalizaci贸n鈥: mercados m谩s profundos y desconcentrados, logrados al traer m谩s personas y lugares de los m谩rgenes de la econom铆a global a la corriente principal鈥.

鈥淯na mayor diversificaci贸n har铆a m谩s dif铆cil convertir las interdependencias en armas鈥, continu贸. 鈥淓sto tambi茅n se aplica a los minerales cr铆ticos. Muchas tierras raras no son tan raras, pero necesitamos innovaci贸n tecnol贸gica para que los pa铆ses en desarrollo donde se encuentran puedan extraerlas y procesarlas de manera m谩s limpia鈥.

En este sentido inst贸 a los dirigentes empresariales a seguir defendiendo la cooperaci贸n multilateral en materia de comercio, y a帽adi贸 que 鈥渓as empresas y c谩maras que dirigen est谩n en el centro de hacer que el comercio funcione mejor para las personas y el planeta鈥.

Las empresas,聽interlocutores cada vez m谩s exigentes

Cuando la OMC fue fundada en 1995, los estados miembros de la Uni贸n Europea adaptaron por unanimidad todos los acuerdos de la OMC, para la puesta en funcionamiento del neoliberalismo.

Estos acuerdos聽-que ten铆an un objetivo en com煤n: la r谩pida implantaci贸n mundial del gobierno corporativo-聽incluyeron el Acuerdo Multilateral de Inversiones (AMI), el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS), el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) y el Acuerdo sobre Agricultura (AsA), que en este tiempo se ha complementado con el Acuerdo de Acceso al Mercado No Agr铆cola (AMNA).

Por lo tanto, las empresas, el comercio y la OMC siempre han estado estrechamente vinculados, y participan activamente en el sistema multilateral de comercio y en las actividades p煤blicas de la OMC.聽 Sin dudas es el mayor beneficiario de la existencia de normas y obligaciones comerciales transparentes y previsibles es el sector privado. Adem谩s, se hacen participes de una dial茅ctica que tiene cierta l贸gica, sin las empresas no habr铆a comercio y no existir铆a la OMC.

Muchas son las empresas que revindican desempe帽ar un papel m谩s activo para hacer avanzar las negociaciones comerciales multilaterales: 鈥渄ejando claro en sus pa铆ses y a nivel internacional que, de lejos, la mejor manera de estabilizar el comercio mundial es un acuerdo multilateral con sanciones claras cuando no todos los participantes lo cumplan鈥.

De hecho, en una reciente encuesta de la OMC, en la cual participaron m谩s de 300 empresas, el 61% de ellas respondieron que le gustar铆a que se permitiera a representantes del sector empresarial asistir a reuniones de la OMC. 聽Adem谩s,聽el 90% considera que en las actividades de formaci贸n y creaci贸n de capacidad de la OMC dirigidas a parlamentarios deber铆an participar representantes del sector empresarial.

Por su parte al 56% le gustar铆a que las empresas fueran incluidas en las actividades de asistencia t茅cnica y formaci贸n de la OMC聽y sostienen que el sector empresarial debe alentar a los gobiernos a participar en serio en las negociaciones comerciales con el objetivo de alcanzar un acuerdo, aunque a veces haya que hacer concesiones.

En las negociaciones de la OMC, se hace cada vez m谩s evidente que los Estados-naci贸n deben utilizar la capacidad coercitiva que emerge de su soberan铆a pol铆tica, para salvaguardar la seguridad jur铆dica de los inversionistas privados. Se est谩 produciendo una especie de transferencia de la soberan铆a jur铆dica y pol铆tica de los Estados, hacia los actores claves de la globalizaci贸n: las corporaciones trasnacionales y la banca financiera mundial.

La globalizaci贸n del neoliberalismo

Cuando analizamos m谩s de cerca algunas de estas reflexiones, podr铆an ser consideradas obsoletas, como parte de un pasado que podr铆a ser reconocido hoy como err贸neo, peligroso, suicida y criminal.聽 Pero billones de d贸lares y euros sacados del bolsillo del contribuyente han sido derrochados para salvarle el cuello a los especuladores financieros del neoliberalismo global y para alimentar un sistema que habr谩 de colapsar necesariamente. Nadie se atreve a plantearse estas preguntas, pero nadie puede escapar de ellas.

El absurdo absoluto ha echado hondas ra铆ces en nuestras vidas. Y no s贸lo hemos tomado el derrotero hacia la aniquilaci贸n del planeta; nos dirigimos a ella vertiginosamente. Y la raz贸n de todo esto no es otra cosa que la globalizaci贸n del as铆 llamado 鈥渘eoliberalismo鈥. O acaso 驴existe una alternativa a la explotaci贸n de la Tierra? 驴Existe una alternativa frente a la guerra? 驴Existe alguna alternativa a la destrucci贸n del planeta?

Hoy por hoy, los derechos corporativos gozan de una protecci贸n superior a la otorgada a los derechos humanos. Incluso podr铆amos decir que los 鈥渄erechos humanos鈥 se aplican tan s贸lo a las corporaciones. Personas que quieren hacer valer sus derechos ante los consorcios, siempre lo har谩n en vano: tan s贸lo las corporaciones poseen el poder para interponerle una demanda a todo aquel que ponga en peligro sus intereses.

La misma OMC se ha dado en demostrar c贸mo prevalecer -con la ayuda de estos medios- sobre cualquier resistencia. Se trata del controvertido 鈥淢ecanismo de Soluci贸n de Diferencias鈥 una especie de tribunal internacional que permite la puesta en ejecuci贸n de sus acuerdos y resoluciones, incluso mediante severas sanciones, especialmente financieras.

Y la pregunta que surge es 驴qu茅 es el Estado y c贸mo debe asum铆rselo en esta hora neoliberal? 驴Qu茅 significa la soberan铆a para las corporaciones trasnacionales? 驴Qui茅nes son los 鈥渋nversionistas鈥 y porqu茅 ahora poseen derechos que antes eran prerrogativa de los Estados?

De esta manera, se busc贸 la privatizaci贸n, de la soberan铆a del Estado. Quiz谩 el ejemplo m谩s relevante de esta deriva jur铆dica de privatizaci贸n de la soberan铆a de los Estados sea el Centro de Arbitrajes del Banco Mundial, el CIADI.

En este tribunal -que emula a la OMC en su carencia de legitimidad democr谩tica- las corporaciones y sus representantes pueden reivindicar los 鈥渄erechos鈥 otorgados por los acuerdos de la OMC en contra de gobiernos estatales y otros organismos nacionales o comunitarios, y por lo general ganan. El procedimiento inverso es totalmente imposible: no hay pa铆s ni gobierno -sin siquiera mencionar a comunidades no definidas como naci贸n estado- que tenga el m铆nimo derecho a entablar una demanda en contra de las corporaciones.

Hace algunos a帽os habr铆a sido impensable siquiera suponer que una corporaci贸n pudiera sentar en el banquillo de los acusados a un Estado y tratarlo de igual a igual. El CIADI ha hecho posible que empresas y Estados tengan, a nivel jur铆dico, una misma consistencia contractual.

En ese juego de espejos, quien realmente tiene soberan铆a pol铆tica no es el Estado, sino la corporaci贸n. El discurso de la globalizaci贸n es ejemplificativo a ese tenor. El Acuerdo Multilateral de Inversiones,聽como heur铆stica, como eje central de este proceso, permiti贸 que las demandas de las grandes corporaciones multinacionales se trasladen hacia los acuerdos de libre comercio, tanto bilaterales como multilaterales, y de 茅stos hacia los tribunales de arbitraje.

En todos estos tratados y tribunales de arbitraje, el inversionista y la inversi贸n gozan de derechos contractuales que los equipara con aquellos que antes eran de potestad de los Estados. Fundamentalmente, esto significa que ya no existen otros derechos que no sean los de las corporaciones, 隆ni siquiera sobre el papel! 驴C贸mo se le puede explicar tal pol铆tica a la gente para que d茅 su visto bueno? Por supuesto que no se puede. Y es por esto por lo que se ahorran cualquier explicaci贸n. El neoliberalismo no se toma ninguna molestia con ideolog铆as o debates serios.

El neoliberalismo es una premeditada traici贸n de los intereses de la mayor铆a de los habitantes de este planeta. Justifica robos y saqueos por doquier. Parad贸jicamente, aunque la OMC y sus acuerdos est茅n anclados al derecho internacional, nada los detiene a la hora de saquear a los pueblos que precisamente deber铆an estar protegidos por estas leyes.

Cualquier violaci贸n de los acuerdos de la OMC es considerada pues como contravenci贸n a una ley que se mantiene por encima de cualquier tipo de regulaci贸n, sea nacional o regional.聽 En todo caso, esta organizaci贸n pasa velozmente por encima del globo entero como un tsunami, arrasando con todo aquello que prometa una forma de ganancia:聽la humanidad no es m谩s que un lodo errante en las entra帽as del capitalismo neoliberal.

Dec铆a un fragmento de Dante Alighieri en su Canto Primero de la Divina Comedia 鈥溌h! Cuan penoso me ser铆a decir lo salvaje, 谩spera y espesa que era la selva, cuyo recuerdo renueva mi pavor, pavor tan amargo, que la muerte no lo es tanto 鈥

*Periodista uruguayo residente en Ginebra, exmiembro de la Asociaci贸n de Corresponsales de Prensa de Naciones Unidas en Ginebra.聽Analista Asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE,聽www.estrategia.la)

 

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.