Jul 20 2017
2678 lecturas

Econom铆a

Pepsimodelo argentino: reprimir para reducir la producci贸n

Fue un d铆a fr铆o, apenas soleado y con amenaza de heladas. Ideal para tortas fritas con mate, en Florida como en cualquier otro barrio humilde de la Argentina. 鈥淒铆a de la Bandera鈥 en homenaje a Manuel Belgrano, el insurrecto que levant贸 un pabell贸n nacional, celeste y blanco, antes incluso que la pol铆tica de los porte帽os declarase la independencia de Espa帽a y de toda otra dominaci贸n extranjera.

Belgrano falleci贸 en la pobreza extrema el 20 de junio de 1820. Por eso aquel martes era feriado, en聽 homenaje a un impulsor de la educaci贸n popular, de la industria nacional y de la justicia social,聽 preocupado por el fomento de la agricultura y de la industria y desconfiado de la riqueza f谩cil que promet铆a la ganader铆a, porque daba trabajo a muy poca gente, no desarrollaba la inventiva, desalentaba el crecimiento de la poblaci贸n y concentraba la riqueza en pocas manos. Un patriota que consideraba que 鈥渓a importaci贸n de mercanc铆as que impiden el consumo de las del pa铆s o que perjudican al progreso de sus manufacturas, lleva tras s铆 necesariamente la ruina de una naci贸n鈥. (1)3 Belgrano

Sin embargo, el 20 de junio de 2017, en su pa铆s y a trav茅s de WhatsApp, una de las tecnolog铆as que dos siglos despu茅s reemplazar铆an al sistema de chasquis que le llevaban noticias hasta su Ej茅rcito del Norte, la mayor铆a de los 600 trabajadores y trabajadoras de la f谩brica alimenticia PepsiCoSnacks se enteraron que se quedaban sin trabajo, precisamente por la pol铆tica del gobierno de Mauricio Macri, contraria a la producci贸n nacional y el mercado interno, inclinada a las importacionesy a la exportaci贸n de la producci贸n primaria. Todo al rev茅s del planteo belgraniano.

Un modelo de pesadilla

鈥淒esde el d铆a que cerr贸 la planta empez贸 mi pesadilla, porque yo no duermo鈥︹, dice Vanina. Seguramente lo mismo le sucede a Sandra, Mar, Katy y a todos los que perdieron su fuente de trabajo en aquel feriado. Los que se encontraron en el amanecer del d铆a siguiente con el cartelito pegado en la puerta de la f谩brica que los invitaba a 鈥渃omunicarse鈥 con el 0800-666-7377鈥渃on motivo del cese de operaciones de Planta Florida y la relocalizaci贸n de su producci贸n en otro establecimiento鈥.

4 despidosDespu茅s vendr铆a la decisi贸n presidencial de reprimir, enancado en los tiempos electorales de la gobernadora Mar铆a Eugenia Vidal que lo empujan a consolidar el n煤cleo duro de votantes y decidido a intervenir en persona para disolver piquetes o grupos de trabajadores que, a su juicio, 鈥渆spantan inversiones鈥, aquellas que supuestamente llover铆an desde el 10 de diciembre de 2015 y que nunca llegaron porque, en realidad, su pol铆tica econ贸mica alienta la especulaci贸n financiera y no la producci贸n.

El propio Macri llam贸 el jueves al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, en medio de la tensi贸n y las negociaciones entre los trabajadores de Pepsico y las polic铆as desplegadas junto a gendarmer铆a a instancia聽 de una decisi贸n judicial que hablaba de un supuesto 鈥渞iesgo de contaminaci贸n鈥 y de 鈥渦surpaci贸n鈥 de los propios puestos de trabajo de operarias y operarios.

Las tapas de los principales diarios de circulaci贸n nacional acompa帽aron el desalojo a palazos y con gases y anunciaron al un铆sono el 鈥淐hoque violento鈥 en el desalojo de una planta de PepsiCo, 鈥渙rdenado por la Justicia鈥, contra 鈥渙cupantes que resistieron despidos con indemnizaci贸n鈥, que 鈥渄ej贸 15 polic铆as heridos鈥 y en el que 鈥渦na sargento sufri贸 una fractura expuesta鈥. Un relato a la medida que, por m谩s datos que agregue o invente, oculta lo esencial.5 diarios

聽Concentrados y extranjeros

Los grupos econ贸micos toman decisiones destinadas a orientar la actividad econ贸mica en beneficio propio y con ganancias extraordinarias, a costa del resto de los sectores de la producci贸n y del trabajo, afectando de modo directo el desarrollo econ贸mico aut贸nomo del pa铆s, impidiendo avanzar hacia una verdadera democracia con justicia social.

A pesar de las medidas adoptadas por los gobiernos kirchneristas entre 2003 y 2015, con crecimiento del PBI, recuperaci贸n de la actividad industrial con fuerte creaci贸n de empleo, inclusi贸n social y disminuci贸n de la pobreza y la indigencia, el proceso de concentraci贸n y extranjerizaci贸n de la econom铆a se mantuvo durante esos a帽os. (2)

Esa realidad provoca serios perjuicios a los intereses nacionales y, sobre todo, a la econom铆a de bolsillo de los argentinos, facilita la apropiaci贸n de la riqueza generada por las argentinos por parte de las empresas, con remisi贸n al exterior de las ganancias, con demanda paralela de divisas por distintos motivos, como la importaci贸n de maquinarias, equipos o insumos; generaci贸n de monopolios y oligopolios en la producci贸n y los mercados, lo que les facilita la fijaci贸n arbitraria de precios con incidencia en los altos niveles de inflaci贸n que sufre de manera especial la canasta alimenticia; pr谩cticamente no se registra reinversi贸n y el desarrollo tecnol贸gico local es casi nulo al igual que la generaci贸n de trabajo.6 multis

Las corporaciones tienen una participaci贸n a煤n m谩s significativa en aquellos sectores de la econom铆a con ventajas comparativas聽 o situaciones de privilegio, como las que ofrece Macri a las ramas dedicadas al procesamiento de recursos b谩sicos con escaso grado de transformaci贸n local como miner铆a, hidrocarburos, agroindustria, comodities industriales y la armadur铆a automotriz e hidrocarburos. Un sector que logr贸 una alta concentraci贸n econ贸mica fue la industria alimenticia, vinculada al mercado interno que, a partir del desembarco macrista en el gobierno avanza hacia la sustituci贸n de la elaboraci贸n local por productos importados. Como Pepsico.

聽El coloso de las papitas y la Pepsi

La segunda multinacional de alimentos y bebidas en el mundo, con productos presentes en 200 pa铆ses y alta participaci贸n en cada uno de esos mercados -como el argentino-, describi贸 como 鈥渃ese de operaciones鈥 a lo que en realidad fue un lockout patronal destinado a forzar retiros voluntarios en su planta de la localidad de Florida, partido de Vicente L贸pez, bajo la cobertura de una falsa 鈥渃risis鈥, supuestamente generada por la 鈥渓a inviabilidad econ贸mica derivada de su alta estructura de costos; y las dificultades log铆sticas de acceso y traslados鈥 y por un 鈥淧rocedimiento Preventivo de Crisis (PPC)鈥 tramitado fuera de tiempo y con las persianas ya bajas ante el Ministerio de Trabajo de la Naci贸n.

Tan endeble fueron los argumentos de la transnacional que despu茅s de la represi贸n contra los operarios, la Justicia orden贸 recontratar a un grupo de despedidos.

PepsiCo Argentina聽SRL opera en el pa铆s desde hace 58 a帽os, cuenta con 15 sucursales de venta mayorista, 5 centros de acopio y una red de distribuidores que cubre 900 rutas que abastecen a 200.000 puntos de comercializaci贸n en todo el territorio nacional.聽Adem谩s de la sede cerrada compulsivamente en la zona Norte del GBA, tiene establecimientos en Barracas, destinado a la elaboraci贸n de productos de la marca Quaker, Munroy La Rioja, especializado en la producci贸n de polvos chocolatados. En marzo de 2017 vendi贸 a T铆a Maruca la planta sanjuanina de Dilexis, que fabrica galletitas Toddy. En mayo pasado聽7 bebidastambi茅n se cerr贸, con el despido de 50 empleados, la planta embotelladora y distribuidora de Pepsi Cola ubicada en Trelew, a cargo de Quilmes. Esta 聽empresa, con posici贸n dominante en el mercado de las cervezas en Argentina, tiene la聽franquicia para producir, distribuir y comercializar toda la l铆nea de productos de PepsiCo en el pa铆s: Pepsi, Pepsi Max, Pepsi Light, 7Up, 7Up Free, Mirinda, Gatorade, Paso de los Toros, aguas saborizadas H2OH y los jugos Tropicana, adem谩s de los alimentos envasados como Lays.

Gracias al trabajo de sus 300 mil empleados en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Espa帽a, M茅xico, El Salvador, Paraguay, Uruguay, el Caribe, Europa Central y del Este y sus embotelladoras con plantas en 19 estados de EE.UU., tuvo una ganancia global anual de u$s 10,3 mil millones en 2016, a帽o en que las ventas de la compa帽铆a con casa matriz en la periferia neoyorkina sumaron u$s 63 mil millones, 11% de los cuales los obtuvo en Latinoam茅rica, en los que se incluyen los $4.800 millones facturados en la Argentina sumando el producido por las divisiones de bebidas y snacks, con un incremento nominal del 26% frente a 2015, de acuerdo a sus datos p煤blicos.

En el mercado argentino de elaboraci贸n de panificados, dulces y pastas se destacan tres corporaciones: Arcor (Grupo Pagani – Argentina, asociado a Danone – Francia), Molinos R铆o De la Plata – (Grupo P茅rez Companc – Argentina) y Mondelez International (EE.UU.). En la producci贸n de productos espec铆ficos aparecen otros grupos, como la estadounidense que motiva esta nota que, junto a la canadiense Mc Cain, concentra el 80% del mercado de los 鈥渟nacks鈥 salados de los que se consume 1,25 kilo por habitante, a trav茅s de marcas de papas fritas, man铆es, palitos salados o chizitos como Lay’s, Pep, Cheetos, Doritos, Twistos, Pehuamar, 3D’s, Bun, Tostitos, Pop Korn, Quaker, Toddy y Zucoa, entre otras.

9 cuadr0 13El sector de bebidas no alcoh贸licas est谩 conformado por casi 2500 empresas, pero s贸lo tres corporaciones extranjeras controlan aproximadamente el 60% de las ventas totales del sector: PepsiCo, Coca Cola (EE.UU.) y Danone (Francia). En los 煤ltimos a帽os se concentr贸 la actividad en embotelladores de alta tecnolog铆a y gran capacidad de producci贸n, factores que les permiten mejorar su posici贸n en el mercado y reducir costos, sobre todo en personal, a partir de la instalaci贸n de componentes de punta que expulsan trabajadores de las plantas.

Coca-Cola y PepsiCo controlan cerca del 80% de la producci贸n local de gaseosas, expandieron su portafolio hacia las aguas y las gaseosas sin az煤car (light) y facturan aproximadamente el 9% del total de las ventas de las bebidas no alcoh贸licas y el 19% de las gaseosas. Este negocio fue dado en concesi贸n a Quilmes, que se encarga de fabricar y distribuir la totalidad de productos de las marcas de Pepsi10 tabla 26

En conjunto con las aguas saborizadas, donde Danone (Francia) domina ampliamente el sector, las ventas de estas 煤ltimas se elevan aproximadamente a un 19% de la facturaci贸n de las bebidas no alcoh贸licas.

El paquete de las 鈥渁guas saborizadas鈥 tampoco le es ajeno a la empresa que se presenta en 鈥渃risis鈥 y produce despidos. El consumo de esos productos tuvo un11 tabla 27聽crecimiento explosivo en la 煤ltima d茅cada trepando de 0,8 litros a 19 litros, lo que gener贸 un volumen superior a los $ 3000 millones anuales, en un mercado controlado en un 93% por Danone, Coca Cola, PepsiCo y la suiza Nestl茅.

Hambre y ganas de comer

Lo llaman 鈥渃lima de 茅poca鈥, sobre todo los 鈥渆xpertos鈥 en marketing, que buscan correlacionar.

Cuestiones sociales, culturales, pol铆ticas y econ贸micas con decisiones del 鈥渁qu铆 y ahora鈥. En los barrios dec铆an, con m谩s certeza, que 鈥渟e junt贸 el hambre con las ganas de comer鈥. El modelo de las corporaciones y Macri, con las decisiones transnacionales de PepsiCo. (3)

Es la conjunci贸n de los intentos de una flexibilizaci贸n laboral que acelere el recorte del 鈥渃osto laboral鈥, apertura a las importaciones, salarios a la baja frente a la inflaci贸n y generaci贸n de un ej茅rcito de reserva laboral en base a desocupaci贸n y transferencia de ingresos hacia el capital concentrado, con la reducci贸n de costos, recortes de personal y optimizaci贸n de las ya colosales ganancias de la empresa estadounidense. Frutilla en el postre: el titular de la Coordinadora de Industrias Alimenticias, Daniel Funes de Rioja, afirm贸 que para ganar competitividad, el sector deber铆a automatizar la parte del empaquetado, o sea, dejar m谩s empleadas y empleados en la calle.

ar represion pepsicoLos despidos por goteo que suceden cada d铆a, mueven el siniestro contador que ya marca la p茅rdida de 700.000 puestos de trabajo en ocho meses, , un 铆ndice de desempleo del 9,2% en el primer trimestre del a帽o a nivel pa铆s y 10,9% en el GBA, con聽 1.900.000 trabajadores afectados. Completa el escenario el cierre de 3198 empresas entre diciembre de 2015 y marzo de 2017, con las medianas y peque帽as yendo a la quiebra o siendo absorbidas por las m谩s grandes, confirmando la tendencia del capital hacia la concentraci贸n en el orden empresarial, con menos empresas y de mayor tama帽o.

聽Camino al cadalso

El m谩ximo jerarca regional de PepsiCo, el indio Laxman Narasimhan, es famoso entre los cuadros que lo secundan por hablar 鈥渟olo de planillas y costos y exige que los n煤meros cierren como sea鈥. Desde su poltrona en Purchase, a 8000 km de distancia, observ贸 que la filial argentina de la transnacional聽 hab铆a relegado parte de su porci贸n en el mercado, a pesar de mantenerse por encima del 70% del mismo.

El ingeniero mec谩nico, dispar贸 su protocolo de emergencia, alist贸 una 鈥渇uerza de ataque r谩pido鈥 y despach贸 hacia Ezeiza a seis ejecutivos, la mayor铆a mexicanos, a 鈥渞eestructurar鈥 la factor铆a local. El trabajo fue r谩pido, en menos de cinco meses el diagn贸stico estaba definido y ejecutada la medida, con el apoyo del gobierno, que conoc铆a la situaci贸n desde fines de marzo y, lejos de mediar o acolchonar el drama que se desatar铆a para 600 familias, aceler贸 el proceso represivo de desalojo y acuerp贸 鈥渋nstitucionalmente鈥 los hechos desde el Ministerio de Trabajo.

PepsiCoSnacks de Vicente L贸pez, cerr贸 sus puertas el 21 de junio y el 14 de julio fueron desalojados los trabajadores que permanec铆an en sus puestos. Horas antes, la segunda alimenticia del mundo present贸 los resultados del segundo trimestre en Wall Street, con un balance del primer trimestre del a帽o con ingresos por u$s 15.600 millones聽y una ganancia superior a los u$s 2.100 millones.12 micetti

Narasimhan tuvo el camino aceitado, gracias a haber revistado en McKinsey, la misma consultora por la que pasaron Gustavo Lopetegui聽y聽Mario Quintana, los coordinadores del gabinete macrista. En septiembre de 2016 tuvo un encuentro en Buenos Aires con la vicepresidenta Gabriela Michetti, durante el foro apodado 芦Mini Davos禄. El se帽or de la Pepsi, adem谩s del sapo de ese premio consuelo en reemplazo del presidente Macri, debi贸 tragarse la situaci贸n inoportuna, incluso para el marketing de su propia empresa,que le gener贸 la funcionaria al pedir una lata de Coca-Cola Light para tomar.

聽Cambiar es flexibilizar

En un pa铆s como la Argentina, con m谩s de un siglo de conquistas obtenidas gracias a la lucha de anarquistas, socialistas, comunistas, radicales y peronistas, los trabajadores tienen derechos, laborales y humanos, que los protegen de los abusos patronales con nivel, incluso, constitucional, a partir de la Carta Magna de 1949, que incluy贸 reformas de Eva y Juan Domingo Per贸n.

8 papitasEsa situaci贸n, de avanzada en Latinoam茅rica, es la que las corporaciones quieren revertir y el gobierno de Macri trata de destruir, pretextando que el 鈥渃osto laboral鈥 nacional es alto, las leyes inflexibles y exageradas, los juicios laborales mafiosos, las intervenciones a sindicatos, una ret贸rica sobre la modernizaci贸n de los convenios colectivos, defensa de la automatizaci贸n de las l铆neas de producci贸n, demanda de aumento de competitividad y productividad, adem谩s del rechazo de las protestas callejeras de organizaciones sociales y los聽 conflictos laborales. El Brasil de Temer ya lo logr贸 con una reforma laboral medieval; Cambiemos espera un triunfo electoral en octubre para avanzar.

PepsiCo fue uno de los tantos 鈥渃asos testigo鈥 de ese formato. Es que la experiencia de las trabajadoras de la planta de Vicente L贸pez, junto a sus compa帽eros, constituye una imagen 鈥減eligrosa鈥, que puede contagiar. Su organizaci贸n gremial no responde a la conducci贸n nacional del sector encabezada por Rodolfo Daer; la Lista Bord贸, liderada por sectores de izquierda, junto a otras organizaciones e independientes y con presencia en las principales f谩bricas del sector Alimentaci贸n es una 鈥渕anzana podrida鈥.

La lucha en la planta de Florida, por ejemplo, permiti贸 la reincorporaci贸n de empleados cesanteados; el caso de Catalina 鈥淜aty鈥 Balaguer, considerada por la justicia 鈥渄elegada de hecho鈥 a pesar de no tener fueros sindicales, devino en jurisprudencial; con una amplia mayor铆a de mujeres en la plantilla, consiguieron el reconocimiento como 鈥渕edio oficial鈥 en la industria del alimento, mejorando sus condiciones聽 salariales.

13 loboLos reclamos laborales, excedieron siempre el tema salarial, para abarcar las condiciones de trabajo, logrando la reducci贸n de la jornada laboral que lleg贸 a las 16 horas, y derechos b谩sicos como las licencias por embarazo. Sin embargo, enfermedades como tendinitis, bursitis, cervicalgia, hernia de disco, escoliosis y rectificaci贸n de columna, entre otras, siguen da帽ando la salud de todos ellos.

El 鈥渢raslado鈥 a Mar del Plata pretende dar un corte contundente, para generar una situaci贸n diferente, con trabajadores sin antig眉edad, experiencia de lucha ni conciencia de sus derechos, contratados a trav茅s de agencias de empleo, precarizados. El acuerdo de Vaca Muerta con el secretario general del Sindicato de Petr贸leo y Gas Privado de R铆o Negro, Neuqu茅n y La Pampa, Guillermo Pereyra, senador por el Movimiento Popular Neuquino, fue el puntapi茅 inicial del proceso en la Argentina; por esa negociaci贸n, la patronal obtuvo una serie de ventajas como la eliminaci贸n de las horas que deb铆an pagarse por el tiempo de traslado de los trabajadores desde sus hogares hasta los pozos, la posibilidad de reducir la cantidad de trabajadores por equipo de perforaci贸n, la potestad para decidir cuando el viento amerita la suspensi贸n de las actividades y la disponibilidad de los empleados con mayor flexibilidad para su rotaci贸n por distintos puestos.

De acuerdo con fuentes del sector, en paralelo a todas las medidas flexibilizadoras, PepsiCo increment贸 m谩s del 80% de las importaciones de papas fritas, palitos, chizitos, nachos y otros snacks desde Chile, ocupando ya聽 un volumen equivalente al 5% de su fabricaci贸n mensual en la Argentina. Cualquier consumidor local que se tome la molestia, podr谩 ver en los paquetes de esos productos su origen trasandino.

Clar铆n, como siempre

Las consideraciones oficiales sobre la relaci贸n entre 芦estructura de costos鈥 y la 鈥渓legada de inversiones鈥 est谩 al tope del temario del gobierno nacional. En el caso de los cambios realizados y por venir en PepsiCo, la filial local de la transnacional estadounidense cuenta con asesoramiento del 聽principal aliado comunicacional de Macri, el Grupo Clar铆n, perfilado tambi茅n hacia el asesoramiento de empresas a trav茅s de 鈥淕esti贸n Compartida鈥, que naci贸 en septiembre de 2000 para operar en las 谩reas del propio multimedios y luego se abri贸 al mercado.14 clarin

La compa帽铆a, instalada como 鈥渓铆der en tercerizaci贸n de procesos鈥, se ofrece a las empresas para 鈥減ermitirles reducir costos鈥, con 鈥渉erramientas de gesti贸n innovadoras鈥 a trav茅s de la aplicaci贸n de distintas 鈥渉erramientas de gesti贸n鈥 que, en el caso de PepsiCo incluy贸 la reducci贸n de personal, el recambio etario de sus planteles y el reemplazo de producci贸n por importaci贸n.

Es probable que su departamento de Gesti贸n total de Proveedores haya desarrollado la estrategia de 鈥渃ompras internacionales鈥 a Chile para avanzar en su 鈥渕ayor control, ahorro de costos y gesti贸n eficiente鈥, adem谩s de sugerirle al equipo presidencial una frase para incluir en sus breves dichos del 鈥淒铆a de la Bandera, en Rosario y a la misma hora que llegaron los mensajes de despido a los hogares del personal: 鈥淪e han recuperado los puestos de trabajo perdidos el primer a帽o y cada d铆a se generan nuevas oportunidades鈥.

Notas

(1) http://www.elhistoriador.com.ar/articulos/independencia/20_de_junio.php
(2) https://www.slideshare.net/IADERE/radiografa-de-las-corporaciones-econmicas-20032013
(3)http://tiempodecrisis.org/wp-content/uploads/2016/05/MacriCorpo-fin.pdf

* Villalba es psic贸logo y periodista. Investigador argentino asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico. Halliburton, soci贸logo y docente universitario. Investigador argentino asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.