Jul 20 2007
719 lecturas

Opinión

Perú. – EL GOBIERNO DEL CAOS APRISTA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Hace una semana que ha llegado un familiar de Ucayali a casa. Con el olfato de un hombre que ha vivido el gobierno del partido aprista en su primera administración, ha decidido volver a su tierra natal, con su esposa e hijos. El incremento de los precios del arroz, aceite, huevo, pollo, insumos agrícolas en parte debido al incremento de los combustibles ha producido la subida de precios en cadena de productos y servicios; hecho económico que hace reflexionar a cualquier mortal, si ya están cerca los paquetazos, si volverán los acaparamientos y especulaciones en el mercado.

El gobierno del APRA, está sujeto a una sombra que ha construido en el pasado y un Dr. Alan García persiste prolongarlo, arrogante y arrollador con sus conciudadanos y manso con los chilenos en el trato limítrofe y norteamericanos con el TLC. Es más fácil para el presidente ser duro, indolente, insensible con sus hermanos y condescendiente con los extranjeros.

El Perú se esta moviendo en un reguero de pólvora. Los paros y huelgas de norte a sur, de oriente a occidente son las constantes. Es imposible que los gremios profesionales, mineros, frentes de defensa, gobiernos regionales sean como dice el presidente un grupo minúsculo de gente provocadora, ardid de agitadores profesionales que buscan desestabilizar al gobierno central.

Tras las cortinas de humo (retiro del Perú de la Corte Internacional de Costa Rica, pena de muerte para los violadores, relaciones sexuales de menores de edad con el consentimiento de los padres, etc.), se ha desmitificado al presidente maduro y cambiado. El APRA a perdido credibilidad, lo que dice no es verosímil. Electoralmente hablando, al final de cuentas es un gobernante de Lima y no de provincias. Alan García, gana las elecciones gracias a Lima, por eso no es causal que las protestas generalizadas provengan de las lejanías del Congreso y Palacio.

El gobierno aprista, en un año de gobierno, esta mostrando sus miserias humanas, orfandad en las organizaciones sociales y fallidos decisiones para con la gobernabilidad.

La región Ancash, demostró que cuando las masas avanzan sólidas y unificadas los montajes de los medios de comunicación y la represión se diluyen como los casquetes polares. Los movimientos sociales de Ucayali, Puno, Ayacucho, Huancavelica, los mineros, maestros, médicos, catedráticos han rebasado los cálculos sociológicos en poco tiempo.

El calentamiento global del APRA, fue en realidad previsible, a partir de su triunfo pírrico. Luego de haber sido derrotado en primera vuelta por Ollanta Humala, triunfado literalmente en mesa y no en las ánforas a Lourdes Flores Nano (ella misma, se encargo de denunciarlo) y sin comprender el clamor de las muchedumbres abrió las puertas del cogobierno con los perdedores. Fueron ellos mismos, los que calentaron la atmósfera de la política peruana, al oponerse al gobierno toledista con un mensaje de cambio de timón en la política económica.

Si Toledo se propuso concientemente afirmar el desarrollo macroeconómico sin Fujimori, Alan García prosigue una administración económica toledista sin reivindicar a Toledo, coordinando con los fujimoristas sin decir que son alianza. Como Fujimori y Toledo lleva en su banda presidencial un rosario de ofertas electorales; como Fujimori gobierna con la tecnocracia conservadora y como Alan García alharaquea que el Perú sostiene un 7 % de desarrollo económico similar a la China, colocando al Perú en la cima del pico de la opulencia, es por supuesto lógico escuchar a los gobiernos municipales, gobiernos regionales, SUTEP, la CGTP, médicos decir, ¿por qué no se redistribuye la riqueza? ¿Si hay tanta plata a qué se debe que las condiciones laborales, salariales no mejoran en las minas de Casapalca, en las agroindustrias de CHAVIMOCHIC? ¿Por qué los la opulencia no se traduce también en el mejoramiento del nivel de vida del patriota que trabaja a diario? Así que, a más alardeo de bonanza, la respuesta del pueblo al parecer será más paros, protestas y huelgas.

Pedro Francke, en su artículo Los Nuevos Dueños del Perú, aludiendo al esclarecedor libro de los 70 de Carlos Malpica, afirma que los nuevos dueños del país corresponden al empresariado minero (Southern, Buenaventura, Yanacocha, Cerro Verde, Barrica, Minsur, Volcan, Los Quenuales, Shougang habiendo logrado multiplicado astronómicamente sus utilidades, a causa que los precios del cobre y el zinc se cuadruplicaron y los precios de otros minerales se duplicaron.

Per se, Antamina ha ganado US$ 2.500 millones anuales gracias al incremento de los precios de los metales. En sueldo del gerente mejor pagado, asciende a 120 mil soles mensuales. Un gerente estaría ganando por en un mes, por 200 obreros juntos. Un trabajador promedio gana 980 soles mensuales. Sólo la Southern Perú Copper Corp gana 50 mil millones de soles. Gracias a la magia del gobierno aprista, las empresas mineras aportaron 500 millones de soles anuales.

En el Perú se recibe de las sobreganancias un 5%, en el Ecuador el Estado percibe el 50%. Si seguimos la guía del Dr. Alan García (obnubilado por pasar a la historia siguiendo los pasos de Nicolás de Piérola), perderemos dinero por impuestos de las mineras, y seguiremos soportando alzas de precios y la importación de alimentos que hacia años se había olvidado. Estamos al frente de un gobierno que se ostentó como los salvadores de la patria, hoy están incursionando como los talibanes de la economía.

Si la tendencia actoral del presidente, sigue adelante; el país estará envuelto en la relatividad del tiempo-espacio-histórico del caos y la anarquía propiciada por el propio gobierno. Si Toledo pudo retirarse con honores y alto porcentaje de aceptación; el APRA, de nuevo estará condenado a sufrir los embates de los pueblos que urgente exigen bajar los índices de desnutrición, mejora de la calidad educativa y dejar de sobre-engordar las papadas presidenciales y los intestinos ministeriales.

La ex jefa de asesores de Pedro Pablo Kuczynski, Cecilia Blume, afirma que el APRA se ha sacado la Tinka y no tiene idea cómo gastarlo. Los estadios, veredas, pistas y más promesas populistas no son alimento del trabajador, ni abrigo del peruano perjudicado por el friaje del sur. El superávit tolediano de García, si pronto no llega equitativamente a los bolsillos de los campesinos, trabajadores, amas de casa, médicos, enfermeras, policías, profesores, desocupados; la pólvora regada por el APRA estallará.

La patria se encuentra en el deber de crear un plan de contingencia, ante la irresponsabilidad de un gobierno que inicia tempranamente a agonizar por su propia cuenta y laberinto.

———————————-

* Integra el Comité Ejecutivo Nacional del Movimiento Pedagógico Popular.

http://espanol.groups.yahoo.com/group/accion_educativa.

______________________________

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.