Mar 24 2022
270 lecturas

Pol铆tica

Referendo en Uruguay: S脥, a germinar una nueva esperanza

El domingo 27 de marzo los uruguayos dirimen el futuro del pa铆s. La ciudadan铆a deber谩 decidir entre derogar o no 135 art铆culos del buque insignia del derechista presidente Luis Lacalle Pou y su coalici贸n multicolor: la Ley de Urgente Consideraci贸n (LUC).

La LUC abre la puerta a procesos que m谩s temprano que tarde la sociedad uruguaya lamentar谩 por sus consecuencias, incluso desde tiendas que hoy son oficialistas y son furg贸n de cola del proyecto concentrador, privatizador, ajustador y represivo del momento.El domingo en Uruguay, el parteaguas del referendo revocatorio de la ley represiva - LoQueSomos

La gobernabilidad no est谩 en juego, no se tumbar谩 al gobierno de Lacalle Pou y su coalici贸n de derechas, as铆 como tampoco el alcance de esta votaci贸n es para este per铆odo de gobierno.

Los alcances que tiene la Ley de Urgente de Consideraci贸n son nefastos para el pa铆s. Propone un modelo totalmente complaciente con los sectores concentrados de poder, inicia un proceso de mercantilizaci贸n de la educaci贸n p煤blica, genera las condiciones para el lavado de dinero y el pago en negro del salario de los trabajadores.

Sin ribetes despampanantes ni performances grandilocuentes, Lacalle Pou y su s茅quito creen y pregonan que el mercado es el mejor asignador de recursos y s谩lvese quien pueda.

La LUC enfrenta trabajadores contra trabajadores cuando existe una huelga o una ocupaci贸n y a su vez le da rienda suelta a la polic铆a para que reprima. No solo en estas situaciones, sino que contempla que si un polic铆a se siente agredido u ofendido verbalmente puede llevar detenido al supuesto agresor y todo seg煤n c贸mo lo perciba el polic铆a.

La represi贸n policial, la violencia institucional se agravan, y dejan a la vera del gatillo f谩cil a los agentes, lo que se agrava con el supuesto de ponderar la propiedad privada sobre la vida. La LUC extiende la leg铆tima defensa y la capacidad de disparar a un intruso en cualquier punto del hogar y terreno. Es decir, una persona que tenga un campo puede dispararle a quien cruce la cerca.

Esto ya tiene correlato en la vida real. Un vecino mat贸 a otro al confundirlo con un ladr贸n siendo que el ajusticiado estaba arreglando una cerca y el lugar en que estaba lindera con el que dispar贸.

Hay una tendencia que viene en aumento desde -al menos- el retorno a la democracia en 1985: la delincuencia no da tregua y las inseguridades campean a sus anchas. Quiz谩 Uruguay no revista niveles de violencia tan altos como en otros pa铆ses de la regi贸n, pero a escala de esta aldea hay n煤meros que son preocupantes.

Desde la sensaci贸n de inseguridad, pasando por los medios que le dan m谩s y m谩s minutos a la cr贸nica roja, pol铆ticos manijeros con discursos tremendistas sacando r茅dito pol铆tico del barro, funcionarios carentes, polic铆as corruptos, la bala que dispara ese vecino es el 煤ltimo eslab贸n de una cadena de miedo mezclado con odio.聽Siempre las v铆ctimas terminan siendo los mismos: trabajadores.

De cadenas y conferencias.

Luego de varias idas y vueltas se decidi贸 que la Comisi贸n Nacional por el S脥 realizara una cadena nacional de 5 a 7 minutos el martes 22 a las 20 horas. La cadena, que casi en su totalidad fue hecha en tonos grises, la llev贸 adelante el reconocido actor Cesar Tronooso.

Discursivamente se hizo hincapi茅 en que no es una gesta partidaria votar contra la LUC sino que es un acierto. La cadena nacional no emocion贸, no areng贸 ni dej贸 argumentos s贸lidos para que el militante de a pie pueda tener como herramienta a la hora de convencer a los indecisos de 煤ltima hora.

Ahora, 驴alguna vez una cadena nacional o un debate convencieron a alguien de lo contrario que pensaba que iba a votar? Dif铆cil. El trabajo que se viene haciendo desde el comando del S脥 no se resume en un spot publicitario. El camino, acertado y aprendido por la recolecci贸n de firmas, sigue siendo barrio a barrio, puerta a puerta, voto a voto.

El mi茅rcoles en horario central y a cartas vistas, el presidente Lacalle ofreci贸 una conferencia de prensa, que de hecho pas贸 a ser una muy cuestionada cadena nacional, con los argumentos de por qu茅 votar NO. Cuestionada porque a lo largo de su mandato se las ha negado a la central unitaria de trabajadores 聽PIT CNT, a familiares de desaparecidos y al propio comando del S脥.

Tambi茅n gener贸 rispideces que el Presidente se inmiscuya en una contienda electoral en pleno ejercicio de sus funciones confrontando con las personas que voten al S脥. Por 煤ltimo, la disparidad de las condiciones gener贸 crispaci贸n. La cadena del S脥 fue de 7 minutos y el Presidente se despach贸, entre preguntas y su alocuci贸n, con tres veces m谩s de tiempo. Hasta el general Augusto Pinochet en el plebiscito que lo termin贸 tumbando, dio la misma cantidad de minutos a ambas posturas.

Lacalle al dar la conferencia/cadena nacional, abona a la idea que incluso integrantes de la coalici贸n quer铆an desmitificar: el referendo no es solo contra la LUC, es tambi茅n una evaluaci贸n de la gesti贸n de gobierno.

Quiz谩 lo m谩s interesante fue la elecci贸n de siete de los temas que abarcan los art铆culos impugnados, sin decir una palabra, por ejemplo, sobre la fijaci贸n de precios de los combustibles, que ha sido central durante la campa帽a.

Luis Lacalle Pou en conferencia de prensa, este mi茅rcoles, en la Torre Ejecutiva.El presidente tambi茅n se abstuvo de referirse a las nuevas normas para el Instituto Nacional de Colonizaci贸n, que recientemente ganaron espacio en el debate a ra铆z de la situaci贸n que involucra al senador Guido Manini R铆os y la ministra Irene Moreira por apropiaci贸n de terrenos para colonos.

Esgrimi贸 que la LUC surgi贸 de una base de reclamo popular y urgente, una curiosa afirmaci贸n. Una ley de tama帽a implicancia de cambios en la sociedad fue escondida en la campa帽a electoral y reci茅n un borrador fue conocido p煤blicamente en enero del 2020 luego de que Lacalle fuera electo como presidente.

Lacalle hizo un recorrido por los puntos de la LUC que crey贸 m谩s importantes, con recortes antojadizos de los art铆culos. Hizo enfoque en la seguridad y cada media frase una cr铆tica o alusi贸n a los anteriores gobiernos del Frente Amplio, abonando en el imaginario colectivo el concepto de 鈥渓a pesada herencia鈥.

Recorri贸 someramente sobre la regla fiscal diciendo que 鈥渆s de sentido com煤n鈥 tener una y utilizando la comparaci贸n del Estado con una casa de familia. Se jact贸 de que su gobierno tiene sensibilidad social pero la realidad habla de lo contrario. Basta ver los recortes en el Ministerio de Desarrollo Social, en educaci贸n y salud.

Defendi贸 la libertad financiera dividiendo al pa铆s entre el campo y Montevideo y la falta de cajeros en el interior del pa铆s como si ese fuera el meollo de la cuesti贸n. M谩s all谩 de lo criticable que es robustecer al sistema bancario que ciment贸 el Frente Amplio, tampoco es defendible que se pierda el rastro de capitales generando as铆 las condiciones para el lavado de dinero, el pago en negro de haberes y dem谩s irregularidades. Luego hizo un recorrido por las garant铆a de alquiler y las adopciones de menores. Uruguay NO deroga on Twitter: "Que el mensaje sea claro, evitemos confusiones. Para que la LUC se quede como est谩 hay que votar la papeleta del NO https://t.co/FdtN5CJxhX" / Twitter

Al ser consultado por periodistas declar贸 que luego del referendo sea cual sea el escenario, el gobierno ir谩 a por estas reformas: emergencia sanitaria, precios e inflaci贸n y seguridad social. A la hora de ser preguntado sobre la financiaci贸n de la campa帽a del NO, de d贸nde salieron los fondos, cu谩nto se gast贸 contest贸 鈥渘o s茅鈥 a las tres preguntas, argumentando que no forma parte del comando.

Fue probablemente la primera vez que Lacalle Pou, desde que asumi贸, afirm贸 que no est谩 en el comando de algo vinculado con el gobierno. L谩stima que justo cuando lo hizo haya sido dif铆cil creerle, se帽ala ladiaria.

Pero s铆 tuvo tiempo para ponerse al frente de una cadena nacional a tomar postura por una parte de la poblaci贸n. Eso de zurcir las dos partes del Uruguay y no reemplazar una por otra como dijo en la asunci贸n de mando lo termin贸 de borrar con el codo en la noche del mi茅rcoles.

El oficialismo apela a esa luna de miel que parece que sigue vigente y las encuestas lo respaldan. La realidad聽 de las 800.000 firmas en un pa铆s de tres millones, deja un terreno de dudas en cuanto a la real aprobaci贸n del presidente. El domingo se disipar谩 cualquier nebulosa.

El d铆a despu茅s del domingo ser谩 clave. Si el resultado es favorable al gobierno, el oficialismo se ver谩 fortalecido y ser谩 un espaldarazo para llevar adelante su proyecto y de transferencia de recursos de abajo hacia arriba.

En caso de resultar ganador el S脥, el campo popular y social tiene una oportunidad para frenar en parte el proyecto de saqueo a las clases populares por parte del ejecutivo nacional. Ser谩 una buena oportunidad para pasar de la protesta a la propuesta y construir poder popular de cara a 2024 y tambi茅n para pensar estrat茅gicamente y no solo para el calendario electoral.

El pueblo uruguayo, silencioso, moderado y abigarrado a las formas, ha demostrado una vez m谩s no dejarse pasar por arriba ante tama帽o atropello. Lo demostr贸 con la juntada de firmas, lo reafirm贸 en la campa帽a. El domingo es la oportunidad para coronar un proceso que sea germinador de una nueva esperanza.

* Licenciado en Psicolog铆a, Universidad de la Rep煤blica, Uruguay. Miembro de la Red Internacional de C谩tedras, Instituciones y Personalidades sobre el estudio de la Deuda P煤blica (RICDP). Analista asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.