Jul 13 2006
834 lecturas

Sociedad

Represión en El Salvador. – ALLANAMIENTO, DESTRUCCIÓN Y ROBO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

1. Que a eso de las 10 de la noche del día miércoles 5 de julio del 2006, un grupo de al menos 25 agentes de la Policía Nacional Civil ingresaron violentamente y fuertemente armados a las oficinas de la CSTS, la cual se encuentra a inmediaciones de la Universidad de El Salvador (UES), argumentando que buscaban armas. Simultáneamente la Policía hacia un registro en la Universidad de El Salvador bajo el mismo pretexto.

2. Que los policías no presentaron ninguna orden judicial e ingresaron a las oficinas de la CSTS derribando a patadas la puerta. Estos venían en carros particulares y con gorros navarone.

3. Que en el local de la CSTS se encontraba el compañero Daniel Ernesto Morales quien es Secretario de Prensa y Propaganda de nuestra confederación a quien golpearon brutalmente, amarraron, esposaron y lo pusieron hincado contra la pared durante cinco horas que duro el cateo. El compañero Morales se encontraba en nuestras oficinas por razones de seguridad personal, ya que su lugar de habitación se encuentra fuera de San Salvador.

4. Durante este período los agentes policiales golpeaban en la cabeza y en la cara a nuestro compañero, amenazándolo a muerte y diciéndole que “donde tenia las armas”.

5. En el local se encontraba un arma de equipo de un miembro del sindicato de vigilantes privados, debidamente legalizada y registrada y que no ha sido utilizada y no estaba en poder del compañero Daniel Morales. La policía utilizo este pretexto para capturar a nuestro compañero y llevárselos a la DIC y posteriormente trasladarlo a las bartolinas de la Policía Nacional Civil en la delegación Montserrat, donde lo colocaron en las mismas celdas en donde se encuentran las personas capturadas durante los disturbios del día cinco de julio, para hacerlo aparecer como capturado por el mismo operativo.

6. Los agentes policiales destruyeron equipo de oficina, escritorios, archivadores, un data proyector, el cielo falso, sustrajeron papelería de interés sindical (fotocopias de DUI de miembros de la confederación, la personería jurídica, credenciales, casos de demandas laborales, etc.), sustrajeron dos cámaras fotográficas, material audio visual, así como dos mil dólares en efectivo, entre otros daños y perjuicios.

7. En la mañana del día 6 de julio del 2006, se constató por parte del personal de la CSTS los daños realizados por la Policía; luego los representantes legales de la organización se hicieron presentes a la fiscalía a fin de interponer una denuncia contra la Policía Nacional Civil por actos arbitrarios y allanamiento. En esta misma mañana la Procuraduría de los Derechos Humanos, se hizo presente y constató los daños y visitó al compañero Morales en las bartolinas de la PNC. También algunos medios de comunicación evidenciaron los daños.

8. A horas de mediodía se visitó al compañero Daniel Ernesto Morales y se constato del salvajismo con que fue golpeado en su rostro y su cabeza. Cabe señalar que la fiscalía durante todo el día 6 de julio no se hizo presente para recabar la información e iniciar la investigación y deducir las responsabilidades.

Por lo tanto:

1. Exigimos la inmediata libertad del compañero Daniel Ernesto Morales ya que ha sido capturado arbitrariamente y se han violado sus derechos humanos, entre ellos su fuero sindical.

2. Se inicie una investigación por parte de la fiscalía para determinar las responsabilidades de la Policía Nacional Civil en este acto arbitrario y represivo.

3. Hacemos un llamado para que la Procuraduría de Derechos Humanos para que interponga sus oficios para lograr la libertad del compañero Daniel Morales.

4. Hacemos un llamado a todos los organismos de derechos humanos e instituciones jurídicas a investigar y denunciar este hecho que tiene las características de las viejas prácticas violadoras de los derechos humanos y de las libertades sindicales de los años 70 y 80.

5. Solicitamos a todas las organizaciones sociales, ONGS, iglesias, universidades y otras instituciones, a denunciar este atropello cometido contra, una organización sindical legalmente constituida.

6. Hacemos un llamado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos establecer medidas cautelares para los miembros de la organización tal como ya ha sido solicitado e iniciar la investigación sobre violaciones a los derechos laborales y humanos en El Salvador.
7. Responsabilizamos al gobierno de Antonio Saca, al Ministerio de Gobernación y a la Policía Nacional Civil, por cualquier acción contra la integridad física y moral de los miembros de la Confederación, sus Federaciones y sus Sindicatos, así como de los miembros de la Mesa Sindical de la Maquila.

San Salvador 7 de julio de 2006.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.