Rescate emotivo: Aprobaron el mayor salvataje financiero de la Historia

1.086

Pablo Ramos*

El Tesoro estadounidense dispone de 700.000 millones de dólares para evitar el contagio de la crisis financiera a la economía real. Por qué se llegó a esta situación.

Los accionistas de la banca de inversión, la banca comercial, los fondos de pensión, los fondos comunes de inversión, los fondos buitres y demás especuladores respiraron (más) aliviados cuando 263 representantes y 74 senadores dijeron “sí” al mayor rescate económico y financiero de la Historia. Se trata de un “paquete” de 700.000 millones de dólares que van a salir directamente de los bolsillos de los estadounidenses, e indirectamente de todo el mundo, en mayor o menor medida. La cifra representa grosso modo toda la riqueza producida por Argentina en más de un año y medio.

El Acta de Estabilización Económica de Urgencia 2008 -así su nombre real- significa un complejo entramado de disposiciones fiscales e impositivas. El proyecto entregado por la administración del presidente George Bush a la Cámara de Representantes fue rechazado el lunes pasado, tras lo cual fue remitido al Senado.

Ese primer plan enviado por la Casa Blanca constaba de sólo tres páginas, pero los senadores introdujeron reformas y el texto final reunía 400 páginas de recomendaciones. El miércoles pasado, la Cámara Alta aprobó el paquete, y el viernes el mismo texto fue sancionado por los representantes. El presidente Bush convirtió la iniciativa en ley el mismo día.

El rescate es el resultado de más de una década donde los controles sobre el sistema financiero se relajaron, en un contexto mundial de gran liquidez en lo que va del Siglo XXI. A continuación, algunas apreciaciones sobre esta crisis:

1 – ¿Cómo definiríamos a la situación actual?

Podríamos definirlo como el final de un ciclo económico en los países centrales en general y en Estados Unidos en particular, en forma abrupta debido al estallido de una burbuja financiera centrada en el sector inmobiliario. Es decir, su raíz no es económica sino financiera

2 – ¿Cómo se infla la burbuja?

Un explicación contundente llevaría varios volúmenes; en forma sintética podemos hacer la siguiente argumentación. El ingrediente principal para inflar una burbuja es la alta liquidez internacional. Es decir, cuando hay mucho dinero en circulación, estos capitales tienden dirigirse a los sistemas bancarios y los mercados de capitales de los países centrales. Y cuando se consolida esta situación, ambos actores del sector financiero tienden a relajar los requisitos para otorgar préstamos o realizar inversiones.

3 – ¿Cuál es el origen de esta burbuja en particular?

Podemos hallar una causa directa entre el alto precio de las materias primas o commodities y la formación de la burbuja. Los precios de los recursos naturales producidos en el Tercer Mundo generan fuertes superávits comerciales en esa región del mundo. Estos saldos no se mantienen o invierten dentro de estos países, sino que se dirigen a las naciones centrales donde se reciclan en los bancos o mercados de capitales. La altísima liquidez generada por los petroleros árabes, los sojeros argentinos, las mineras chilenas, y el industrialismo chino, coreano y japonés inflaron la burbuja inmobiliaria.

4 – ¿Por qué hablamos de burbuja inmobiliaria?

Una burbuja inmobiliaria es un fenómeno que supone que en la mayoría de los países industrializados se registrara un incremento de los precios de los bienes inmuebles (viviendas y oficinas) muy por encima del incremento de los precios en general. La combinación de créditos otorgados en condiciones casi irresponsables y las bajas tasas de interés mundiales fueron los ingredientes básicos para la formación de la burbuja.

5 – ¿Por qué estalló la burbuja?

Las burbujas explotan siempre, es una condición sine qua non. Cientos de miles de los préstamos hipotecarios otorgados entraron en mora; el precio de los inmuebles comenzó a bajar; muchas viviendas fueron rematadas, pero el valor de venta de las mismas era mucho menor a la deuda contraída. Los préstamos no podrían ser devueltos. Esto produjo un rojo a las entidades financieras que debieron trasladarlas a sus balances, y muchas se volvieron insolventes. Luego, el pánico de los mercados
y la historia conocida.

6 – ¿Por qué el salvataje financiero del Tesoro de Estados Unidos?

La Casa Blanca sostiene que el rescate es para garantizar el empleo, el ingreso y las viviendas a los norteamericanos. Una segunda posición, quizás más sensata, busca evitar que la crisis financiera no afecte a la economía real. Pero los antecedentes históricos, valga la redundancia, indican que lo que se busca es salvarle el pellejo a los inversionistas.

7 – ¿Cómo es este salvataje?

Se trata de una inyección de dinero por un total de 700.000 millones de dólares de los contribuyentes que aporta el Tesoro de Estados Unidos. Parte de estos fondos van a aportar liquidez a las entidades financieras en dificultades, haciéndose cargo de las pérdidas a cambio de quedarse con las garantías. Se eleva la garantía federal de los depósitos bancarios de los actuales 100.000 dólares a 250.000, y se reducen a los sectores medios.

8 – ¿Se introdujeron cambios en la iniciativa de Bush?

Sí. En principio, el secretario del Tesoro solicitó algo así como un “cheque en blanco”, ya que los fondos serían manejados en su totalidad por ese Departamento. Pero los senadores introdujeron sustanciales cambios: ahora, los fondos a disposición para uso inmediato del Poder Ejecutivo son de 250.000 millones de dólares más otros 100.000 millones extras para que la Casa Blanca use a discreción. Pero para acceder a los 350.000 millones restantes debe contar con la bendición del Capitolio.

9 – ¿A partir de ahora, qué?

A esperar la respuesta de los mercados. Que la ciudadanía no retire en forma abrupta sus ahorros del sistema bancario ni liquiden en forma masiva sus tenencias en el mercado de capitales. Y detenerse a observar en qué grado la economía real, la que genera riqueza, se ve afectada por este pánico.

10 – ¿Aprenderemos algo de esta experiencia?

No, nada. Aunque muchos líderes hablan de reformar el sistema financiero mundial de raíz, el mismo desarrollo normal del capitalismo lleva a la preponderancia del sector financiero por sobre el productivo. Y porque en épocas de vacas gordas nadie se opone con la firmeza necesaria ante la ganancia fácil de hoy, que es la crisis de mañana. Lo que no sabemos es la magnitud del próximo rescate emotivo.

*Publicado en APM

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.