Dic 4 2012
2166 lecturas

Econom铆a

Se acerca la era del yuan

Todos conocemos los nombres de la nueva generaci贸n, de Xi Jinping, ahora secretario general del Partido Comunista Chino (PCCH) antes de ser consagrado como presidente el pr贸ximo a帽o, al vice-premier Li Keqiang. 驴Pero qu茅 importa el nombre? No gran cosa, porque ahora en China todo tiene que ver con el ataque estructural; c贸mo retocar el modelo de crecimiento econ贸mico precipitado combinado con estancamiento pol铆tico mientras al mismo tiempo se combate la corrupci贸n.

Xi ya ha hecho una advertencia al Politbur贸: 鈥淪i la corrupci贸n aumenta en seriedad, arruinar谩 inevitablemente el Partido y el Estado鈥. Bueno, ya es tan seria que el propio Xi no puede dormir ante la posibilidad muy real de una Primavera 脕rabe en mandar铆n, aunque una China en r谩pido desarrollo no es exactamente un Egipto econ贸micamente subdesarrollado. Pero la autocracia y la corrupci贸n siguen dominando la escena.

La cultura china es una cuesti贸n de n煤meros. Las tres principales fuentes de noches de insomnio para la mayor铆a de los chinos son la inflaci贸n, la corrupci贸n y la desigualdad. Lo mismo vale, esencialmente, para la econom铆a, est煤pido. Pero a medida que la econom铆a llega a un terreno m谩s escabroso, es inevitable que las masas comiencen a formular preguntas sobre todas las cosas disfuncionales involucradas en un r茅gimen de un solo partido. Por lo tanto, finalmente, este aumento de la corrupci贸n constituye una 鈥渁menaza existencial鈥 para el sistema.

Oh, de nuevo esa crisis

Comencemos por la econom铆a. Desde 2008, con los efectos de la fusi贸n de la crisis financiera global hecha en EE.UU. con el incremento de los salarios en China, ahora es evidente que el antiguo modelo chino de exportaci贸n tiene que ser reajustado. El aparato intensivo en mano de obra se deslocaliza ahora en masa a Indochina, especialmente a Camboya y Vietnam.

Econom铆a china

Para complicar las cosas, hay una burbuja del mercado inmobiliario lista para estallar. Y luego est谩 el Gran Salto Adelante de la generaci贸n MTV/Google de China, la explosi贸n demogr谩fica de los a帽os ochenta y noventa. En lo que a ellos se refiere, la pareja letal de la autocracia y la corrupci贸n es el opuesto absoluto a la t铆pica situaci贸n beneficiosa china en la que todos ganan.

Pero a largo plazo, 驴es todo eso tan poco prometedor para el modelo chino? No realmente. Despu茅s de todo, la competencia no muestra un rendimiento realmente superior.

Hagamos un desv铆o geopol铆tico. La semana pasada, el reelecto presidente Obama se present贸 en una cumbre en Phnom Penh, Camboya, para 鈥榲ender鈥 un Acuerdo Estrat茅gico Trans-Pac铆fico de Asociaci贸n Econ贸mica (TPP), un mecanismo de libre comercio al estilo del NAFTA, que excluye a China.

Bueno, lo que sucedi贸 realmente es que el 20 de noviembre, la Asociaci贸n de Naciones del Sudeste Asi谩tico (ASEAN), m谩s China, India, Jap贸n, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda 鈥搊 sea nada menos que la mitad de la poblaci贸n del mundo鈥 anunciaron que iniciar铆an un Acuerdo de Asociaci贸n Econ贸mica Regional Integral, excluyendo 鈥搚a adivinasteis鈥 al propio EE.UU. Juego, set y partido para Pek铆n.

No cuesta ver por qu茅. Un n煤mero basta: 2008.

Hasta 2008, la globalizaci贸n turbo-capitalista, centrada en EE.UU., era el nombre del juego. En The Making of Global Capitalism: The Political Economy of American Empire (Verso, London and New York, 2012), Leo Panitch y Sam Gindin demuestran ampliamente la importancia estrat茅gica del capital estadounidense en 谩reas como la tecnolog铆a de la informaci贸n.

Hasta 2008, EE.UU. representaba casi un 75% de toda la inversi贸n en investigaci贸n y desarrollo del mundo industrializado en el espacio a茅reo y los instrumentos cient铆ficos, y hasta un 50% en la electr贸nica y los productos farmac茅uticos. Las corporaciones estadounidenses dominaban en la alta tecnolog铆a y los servicios empresariales (de administraci贸n, legales, de ingenier铆a, consultor铆a y financieros).

EE.UU. ten铆a tres de las cuatro principales empresas de hardware tecnol贸gico, software y ordenadores, aeroespaciales/militares y equipamientos y servicios petroleros. Ten铆a cuatro de cinco en los medios globales. Ten铆a dos de tres en productos farmac茅uticos, transporte industrial, equipamiento industrial y telecomunicaciones de l铆nea fija. Ten铆a nueve de los principales 10 en servicios financieros globales.

Despu茅s de la mayor crisis econ贸mica desde (e incluida) la Gran Depresi贸n, la principal ventaja competitiva de EE.UU. 鈥搒u ilimitado impulso innovador鈥 fue cuesta abajo, ya que el capital de riesgo para la manufactura de alta tecnolog铆a simplemente desapareci贸. Asia quiere y necesita de EE.UU. productos de alta tecnolog铆a de alto valor agregado. Lo que no necesita es una superpotencia que pide prestado como si se acabara el mundo para financiar una deuda gubernamental multibillonaria.

Mientras tanto, en paralelo, hab铆a comercio entre China y el resto de Asia que sobrepasaba el comercio entre Asia y EE.UU. Otra manera de decirlo es que, en t茅rminos econ贸micos, el 鈥減ivoteo hacia Asia鈥 ya est谩 moribundo.

Una vez m谩s, consideremos las cifras. Asia exporta en conjunto 20% m谩s que el m谩ximo exportado antes de la crisis de 2008. Europa, por otra parte, exporta m谩s de 20% menos.

China exporta un 50% m谩s al resto de Asia 鈥 no menos de tres veces m谩s que lo que exporta a EE.UU. Las exportaciones chinas a EE.UU. no aumentan. Hace diez a帽os, China importaba cinco veces m谩s de Asia que de EE.UU. Ahora importa 10 veces m谩s de Asia, en comparaci贸n con EE.UU.

La moneda sigue al comercio (隆y pensar que Mitt Romney quer铆a lanzar una guerra monetaria/comercial contra China el Primer D铆a de su 鈥揻allida鈥 presidencia!). Pr谩cticamente, casi cada divisa asi谩tica comercia m谩s en yuanes que en d贸lares de EE.UU. Cualquiera que viaje por Asia del Este se dar谩 cuenta de que el yuan ya es la moneda de referencia de facto. Es un resultado inevitable de la creciente integraci贸n comercial regional.

Tengo yuanes, viajar茅

Durante los 煤ltimos meses, se ha exagerado mucho la posibilidad de un aterrizaje forzoso (de la econom铆a) china. Al contrario, la econom铆a china se est谩 recuperando en el cuarto trimestre, creciendo un 8,4% (en comparaci贸n con 7,4% en el tercer trimestre), seg煤n un reciente informe del Instituto de Investigaci贸n Econ贸mica de la Universidad Renmin.

China terminar谩 por crecer un 8% en 2012, por cierto 1,3% menos que en 2011, pero todav铆a por sobre el 7% predicho. Esto se debe a un auge del consumo interior y mucha inversi贸n en infraestructura; al mismo tiempo, no hay se帽ales de desempleo masivo o deflaci贸n. Podr铆a ser una se帽al de que el PCCh est谩 haciendo bien las cosas antes de la tan cacareada lucha interna contra la corrupci贸n. Seg煤n el Instituto de Investigaci贸n Econ贸mica, en 2013 China volver谩 a crecer un sorprendente 9,3 por ciento.

Los think-tanks de la escuela excepcionalista en Washington deber铆an comenzar a considerar un hecho contundente: a EE.UU. le resulta cada vez m谩s complejo y costoso mantener su hegemon铆a. En toda Asia, el d贸lar estadounidense est谩 en relativa ca铆da. E hist贸ricamente esa ca铆da se parece a la decadencia de la libra esterlina brit谩nica 鈥揳s铆 como del poder imperial de Gran Breta帽a鈥 de 1918 a mediados de los a帽os sesenta.

Obviamente, la decadencia del d贸lar estadounidense tiene lugar en paralelo con el ascenso del yuan. Este ser谩 totalmente convertible incluso antes de la fecha se帽alada usualmente mencionada de 2020. Esto significa que dentro de los pr贸ximos cinco a帽os, la mayor parte de Asia Oriental, si no toda, formar谩 parte del bloque del yuan. Inevitablemente, China ser谩 el mayor socio comercial de todas las naciones de Asia Oriental.

Esto significa que la mayor parte de su comercio ser谩 en yuanes; la moneda de referencia de sus propias monedas ser谩 el yuan; y la moneda de reserva para todos ser谩 el yuan. Por cierto, habr谩 un per铆odo de tres monedas de reserva global simult谩neas, el d贸lar estadounidense, el euro y el yuan; pero, en 煤ltima instancia, la principal moneda del mundo ser谩 el yuan.

No hay nada que un pivoteo del Pent谩gono pueda cambiar. En cuanto al Reino del Medio, ahora es el momento de combatir al monstruo de Tres Cabezas: corrupci贸n, corrupci贸n, corrupci贸n.

*Corresponsal itinerante de Asia Times. Su 煤ltimo libro es Obama Does Globalistan

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    2 Coment谩rios - A帽adir comentario

    Comentarios

    1. Demasiado importante
      5 diciembre 2012 21:12

      Los gringos saben que les espera. La caida de su imperio, como le paso al romano

    2. Antonio Casalduero Recuero
      9 diciembre 2012 21:34

      Como dice el refr谩n: 芦no hay mal que dure mil a帽os ni tonto que lo resista禄; efectivamente, el imperialismo norteamericano, en otras palabras, ese neofascismo exasperante que ellos cultivan, colocando al menos una banderita en cada pel铆cula en las que ellos exportan su 芦american way禄, sus propio sistema de vida, por fin ahora pareciera estar llegando a su t茅rmino. El inestable, manoseado y vil billete de d贸lares ser谩 dejado de lado por el yuan chino. Sin embargo, poco tiempo atr谩s se pregon贸 otra moneda internacional para toda Am茅rica Latina, la que ser铆a lanzada en el 2015, creo que se llamaba 芦Sucre禄, o algo relativo a la palabra 芦aimara禄. En todo caso, sigue pareci茅ndome preferentemente m谩s pr谩ctica una moneda con el respaldo de China, hoy convertida en primera potencia econ贸mica mundial. Las sucesivas crisis econ贸micas que padece o que se inventa EE.UU. tornan poco confiable al d贸lar; una prueba al canto: diez d贸lares de diez a帽os atr谩s eran mucho m谩s valiosos que los actuales, de eso no hay duda; por esto mismo, no creo que eso vaya a ocurrir con el yu谩n.