Se rompió la máquina de humo de Lacalle

19

A inicios del gobierno del derechista Luis Lacalle y por un período prolongado, su estrategia comunicacional fue infranqueable. Pequeños actos, sencillos, mediáticos, virales, hacían parte de la agenda presidencial y dotaban al mandatario de un halo de impermeabilidad.

Pero la máquina se rompió y la agencia de publicidad cerró. Se le acabó el tiempo al gobierno de Lacalle. Se secó de ideas, de propuestas y ahora solo apuesta a confrontar en este año de campaña electoral.

Un análisis de Nicolás Centurión.

Los comentarios están cerrados.