Abr 17 2023
279 lecturas

Pol铆tica

Son negocios, est煤pido: La disputa entre Macri y Larreta y la cartera de clientes

La renuncia de Mauricio Macri a la candidatura presidencial envalenton贸 a Horacio Rodr铆guez Larreta y agudiz贸 las contradicciones internas dentro del juntismo, situaci贸n que llev贸 a los grupos concentrados a participar de forma m谩s expl铆cita en el armado electoral de la actual oposici贸n con el objeto de garantizar la unidad de su referencia pol铆tica. Luego de conocida la decisi贸n del jefe de gobierno sobre las 鈥渆lecciones concurrentes鈥, se sucedieron reuniones y llamados al orden de quienes esperan con ansias un triunfo diestro para darle continuidad a las pol铆ticas ortodoxas que los beneficiaron desde 1975 hasta la actualidad, exceptuando los dos primeros a帽os del gobierno de Ra煤l Alfons铆n y los 12 a帽os de gobiernos kirchneristas.

El pedido de licencia de Patricia Bullrich a la presidencia del PRO es parte de la aceleraci贸n de la disputa al interior del partido forjado por el empresario y dirigente del club Boca Juniors despu茅s de ser apoyado y beneficiado en la etapa menemista. La precandidata respaldada por Mauricio Macri dio un paso al costado luego de conocerse el pedido de intervenci贸n del Instituto de Estudios Estrat茅gicos en Seguridad (IEES) 鈥損residido por la propia Bullrich鈥 efectuado por la Inspecci贸n General de Justicia (IGJ), que la acus贸 de solventar de manera ilegal su campa帽a pol铆tica.

El titular de la IGJ, Ricardo Nissen, solicit贸 鈥揷uatro d铆as antes del pedido de licencia de Bullrich鈥 el 鈥渄esplazamiento de los integrantes de la comisi贸n directiva鈥 del IEES y present贸 una denuncia penal por violaci贸n de la ley de financiamiento de los partidos pol铆ticos.

Las internas de la derecha no se reducen al tironeo por las candidaturas presidenciales dentro de ese espacio. La renuncia de Fabi谩n Doman como titular de Independiente involucra tambi茅n al mismo espacio pol铆tico que se present贸 a elecciones demonizando a Hugo Moyano, tiempo despu茅s de intentar su procesamiento y detenci贸n durante el gobierno macrista. La licencia de Bullrich se suma a la renuncia de Doman y a la asunci贸n 鈥揷omo su sucesor鈥 del intendente de Lan煤s, N茅stor Grindetti.

El centro de la disputa de la 煤ltima semana se aglutin贸 en torno a la convocatoria unificada a elecciones internas el 13 de agosto y a los comicios nacionales el 22 de octubre, difundida a trav茅s del decreto n煤mero 109/23, luego de una decisi贸n tomada por el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires sin consultar a las autoridades del PRO. Esa decisi贸n, catalogada como de 鈥渆lecciones concurrentes鈥, permite que los candidatos locales sean votados en urnas diferentes a las que contendr谩n las listas para cargos nacionales. La medida dispone para los porte帽os dos elecciones cada d铆a: tanto el 13 de agosto como el 22 de octubre se llevar谩 a cabo un comicio con boleta 煤nica electr贸nica (para autoridades de la ciudad) y otra diferenciada, en papel (para las nacionales).

Rurales vs. inmobiliarios

Eduardo Sergio Elsztain y Horacio Rodr铆guez Larreta.

Larreta apel贸 a la ley 6.031 que en su art铆culo 60 habilita a adherir al r茅gimen nacional 鈥揷on boleta unificada, denominada como simultaneidad鈥 o a la concurrencia, que se lleva a cabo con urnas separadas. Macri, Bullrich y Mar铆a Eugenia Vidal prefer铆an las simult谩neas porque consideraban que ese sistema beneficiaba a los candidatos del PRO contra el postulante radical, Mart铆n Lousteau.

El centro de la disputa es la p茅rdida de poder relativo de Macri, que no fue consultado por quien consideraba su subordinado pol铆tico, el actual jefe del gobierno porte帽o. El conflicto no parece ser 鈥揷omo pretenden instalar analistas interesados鈥 un problema psicol贸gico de narcisismos y egos. Se trata, m谩s bien, de contradicciones al interior del bloque de poderes f谩cticos que hacen inversiones dinerarias diferenciadas entre candidatos.

Larreta y Lousteau aparecen como los candidatos privilegiados de los inversores inmobiliarios y de los denominados 鈥渦nicornios鈥, que apuestan a recrear el artificio de los globos de colores de 2015 como herramienta para obligar a los potenciales derrotados del Frente de Todos a negociar en condiciones de supuesto consenso. Frente a ellos se ubican los macristas que 鈥揷oligados con la Mesa de Enlace鈥 creen que la posibilidad de negociaci贸n solo podr谩 afianzarse con los ultraliberales de Javier Milei, Jos茅 Luis Espert y Ricardo L贸pez Murphy.Elecciones concurrentes: 鈥淎c谩 hay una ventaja estrat茅gica para Lousteau鈥 鈥 Canal Abierto

La sucesi贸n del gobierno de la ciudad aparece entonces como parte de una confrontaci贸n m谩s amplia, de la que participan 鈥揹e forma prioritaria鈥 los grupos empresarios que se disputan la centralidad de un hipot茅tico pr贸ximo gobierno. Esa realidad es la que llev贸 a Larreta a decidirse por los radicales y por los partidarios de Elisa Carri贸: Milei advirti贸 en reiteradas oportunidades que no existe ning煤n tipo de alianza posible con el mandatario de la ciudad, al tiempo que los radicales marcaban como l铆mite 鈥揹entro de la alianza鈥 la potencial incorporaci贸n de quien definen como un 鈥渄esequilibrado mental con peluca鈥.

Sin embargo, no existen diferencias de programa entre el macrismo y el larretismo. El jefe porte帽o asegur贸 鈥揺n la reuni贸n en La Rural, el mi茅rcoles鈥 que su proyecto es alcanzar el 鈥渄茅ficit cero en un a帽o鈥, que planea la unificaci贸n cambiaria 鈥渓o m谩s r谩pido posible鈥 y que se compromete a eliminar las retenciones a 200 productos. En s铆ntesis: su intencionalidad supone la aplicaci贸n de un feroz ajuste fiscal que sufrir谩n 鈥揻undamentalmente鈥 los m谩s vulnerables, sobre todo los jubilados y los usuarios de servicios p煤blicos como la salud, el transporte y la educaci贸n.

El 煤nico rubro que se ver铆an obligados a incrementar en t茅rminos presupuestarios, seg煤n un an谩lisis de los documentos divulgados por los think tanks ligados a Juntos por el Cambio, ser铆a el de seguridad, por la perentoria exigencia de enfrentarse al narcotr谩fico 鈥揾abitual justificativo instrumental para sembrar p谩nico鈥 y la necesidad de ampliar la respuesta represiva ante el posible incremento de la protesta social.

En su alocuci贸n en La Rural, Larreta subray贸 que 鈥渉aciendo las cosas bien podemos duplicar en seis a帽os las exportaciones del campo鈥, afirmaci贸n con la que sorprendi贸 a los terratenientes presentes. Algunos de quienes all铆 estaban pretendieron explicar que dichos montos de exportaci贸n podr铆an plasmarse con la extensi贸n de las fronteras agropecuarias, es decir mediante el desmonte. Pedro Peretti revel贸 鈥揺n reiteradas entrevistas鈥 que dichas propuestas solo pueden llevarse a cabo a expensas de un consiguiente desastre ambiental.

Espuelas macristas

Marcos Jorge Celedonio Pereda Born.

Para intentar ganarse a una audiencia que simpatiza con Bullrich, Larreta inici贸 su exposici贸n ante 500 empresarios agropecuarios con un pedido de disculpas. A帽os atr谩s, en 2017, hab铆a se帽alado que 鈥渓a soja no genera laburo, porque ten茅s miles de hect谩reas y laburan tres鈥. Su retractaci贸n incluy贸 un malabarismo condescendiente que no hizo m谩s que suscitar un murmullo inc贸modo en el coqueto sal贸n: 鈥淗e viajado, aprend铆 y me doy cuenta de que fue un error. Hay pol铆ticos que en estos casos dicen que los sacaron de contexto. Yo no hago eso, me equivoqu茅, aprend铆 y pido disculpas鈥.

El que no pareci贸 disculparlo fue el vicepresidente de la Sociedad Rural, Marcos Jorge Celedonio Pereda Born, quien se refiri贸 a 茅l sin nombrarlo en forma expl铆cita: 鈥淓l pa铆s est谩 a la deriva (鈥) la oposici贸n tiene muchas chances [pero] se necesitan hombres y mujeres que pongan por encima el inter茅s general, y no el individual鈥. Pereda Born, en una evidente toma de posici贸n en el conflicto interno dentro del c铆rculo cambiante, le pidi贸 a Macri que 鈥渆mpiece a trabajar con la gente de Milei鈥. El vicepresidente de la corporaci贸n ruralista es, adem谩s, el socio pol铆tico del ex ministro de Agricultura Luis Miguel Etchevehere y uno de los m谩ximos aportantes (inversores) de las campa帽as electorales de Macri: en 2019 aport贸 3,4 millones de pesos a t铆tulo personal y 2,3 millones en nombre de dos de sus empresas, Eduardo Pereda Agropecuaria y Pereda Agro.

Con la misma intenci贸n de apoderarse del control econ贸mico del pa铆s y facilitar sus propios negocios corporativos se encuentra el Grupo de los Seis, que adem谩s de la Sociedad Rural integran la Asociaci贸n de Bancos Argentinos (ADEBA), la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la C谩mara Argentina de la Construcci贸n, la Uni贸n Industrial Argentina (UIA) y la C谩mara Argentina de Comercio. Este colectivo tiene m谩s di谩logo con los equipos larretistas, y uno de sus referentes, Jorge Pablo Brito, cuestiona de forma expl铆cita a Pereda Born por partidizar sin tapujos a los ruralistas. La disputa entre Macri y Larreta no es de proyecto sino de cartera de negocios: los poderes concentrados en la Argentina est谩n compuestos de fracciones que invierten tanto en candidatos como en fondos de inversi贸n.

Luego de finalizada la jornada del mi茅rcoles 12, los part铆cipes del encuentro en la Sociedad Rural reafirmaron su apego al discurso dinamitero de Javier Milei y a su versi贸n m铆nimamente contenida, expresada por Macri, quien refiri贸 a la necesidad de 鈥渟emi-dinamitar鈥, con el objeto de diferenciarse del dirigente de La Libertad Avanza. La apelaci贸n a la met谩fora explosiva fue le铆da como una continuaci贸n de la advertencia hecha por los economistas de la oposici贸n respecto a una bomba de tiempo dejada por el endeudamiento en pesos asumido por el gobierno de Alberto Fern谩ndez.

Larreta habl贸 como candidato ante empresarios preocupados por c贸mo se llega a 2023A pesar de los escarceos de las diferentes fracciones que apuntalan a Bullrich o Larreta, e invierten por ambos en forma diferencial, existe un acuerdo p茅treo entre los empresarios respecto de la necesidad de garantizar la unidad de la alianza con la que 鈥揺speculan鈥 lograr谩n colocar a sus economistas, dispuestos a beneficiar sus agendas de intereses corporativos.

Estos poderes f谩cticos se encuentran comprometidos en instituir un modelo de sociedad compuesto de clientes atomizados, pasibles 鈥撁簄icamente鈥 de ejercer protestas individuales en tanto consumidores insatisfechos.

El recuerdo del estallido de 2001

Ese dispositivo promueve la desaparici贸n de lo comunitario, frente a la cual quedan solo individuos frustrados, ajenos a cualquier tejido social que pueda responder a la carencia o a la necesidad con alg煤n atisbo de esperanza colectiva. La estructura propuesta se compone de consumidores expectantes, la contracara de ciudadanos en debate o movilizados. Es el modelo empresario que impone sujetos aislados, invitados a una soledad en la que solo pueden brillar los francotiradores, esos que ven al pr贸jimo como un competidor, un auspicio, un seguidor o un enemigo.

Detr谩s del armado pol铆tico de la derecha 鈥揹e su discurso e incluso de sus internas鈥 se impone un sentido com煤n que dirige la frustraci贸n hacia los vecinos y promueve la construcci贸n de espacios atomizados, que son presa f谩cil del relato neoliberal. El problema es que se cree que a la diestra de la sociedad argentina hay espacio para nuevos ajustes, mientras la pobreza alcanza el 40%. Probablemente poseen memoria corta y suelen tener empa帽ado el espejo retrovisor: ah铆 atr谩s, apenas hace dos d茅cadas, est谩 el 2001.

*Soci贸logo, doctor en Ciencias Econ贸micas, analista senior del Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la). Publicado en elcohetealaluna

 

 

 

 

 

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *


El periodo de verificaci贸n de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la p谩gina.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.