Teatro, Amado del Pino / Cuatro menos, apuntes importantes

1.459

La obra de teatro Cuatro Menos es la última entrega del dramaturgo Amado del Pino (izq.) para el teatro cubano. Con varios premios importantes dentro y fuera de Cuba por su labor, Del Pino es también un recio y profundo investigador sobre el arte de la escena nacional.⎮SyS.

Cuatro Menos consiguió el Premio Internacional Carlos Arniches 2008 en la ciudad de Alicante, España. La obra también fue publicada por la importante colección Teatro Español Contemporáneo. Desde Tren hacia la dicha hasta El zapato sucio, Triangulo, Penumbra en el noveno cuarto o En Falso, Amado del Pino constituye una de las voces emblemáticas del teatro cubano contemporáneo.

El grupo Vital Teatro, dirigido por Alejandro Palomino y con 16 años de fundado, realizara el estreno mundial y absoluto de Cuatro Menos en septiembre del 2011 en la sala Tito Junco del Centro Cultural Bertolt Brecht. 

Con un elenco de jóvenes y talentosos actores, Palomino regresa por tercera ocasión (Triangulo en el 2004 y En Falso, 2006) a las obsesiones de los personajes y a las dramáticas y viscerales situaciones de la obra de Amado, pero esta vez dentro de un contexto socio-político y cultural clave para el devenir de la nación cubana. Un momento propicio para la discusión y el debate que sostienen las criaturas de Cuatro Menos acerca de la moral, la ética, la fragmentación familiar, la cultura subdesarrollada, los procesos deformadores, de pérdida de valores, de continuidad y coherencia del pensamiento moderno e innovador.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Uno de los puntos más conflictivos en la reflexión descansa en el análisis del rol de los jóvenes en beneficio del desarrollo y la acumulación de solidas experiencias en función del progreso y el avance, su papel vanguardista y revolucionario ante el enquistamiento, el dogma, la complacencia.

Los conceptos de fidelidad vs oposición tienen también un espacio privilegiado en el cotejo de los personajes de esta obra.
Un montaje que estimula al actor a “vivir a fondo” su presencia en el escenario y espolea la polémica entre los espectadores.
Cuando el personaje de Tamara dice que: “Uno puede amar a un país o a un hombre y estar en desacuerdo, ¿qué te parece?”; el choque de voluntades entre los personajes parecería irreconciliable y a esas alturas de la ceremonia las luces están por apagarse y el telón por caer. 

Fuente: Vital Teatro.         
 

También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.