Dic 11 2017
1304 lecturas

Pol铆tica

Temporada de caza: Macri festeja sus dos a帽os con persecuciones

S贸lo con prevaricato puede sostenerse la existencia de una traici贸n a la Naci贸n.

Asimilar un delito o una agresi贸n a una guerra,聽
es caer en una integraci贸n anal贸gica que viola la letra expresa聽
y, por ende, cae en el tipo de prevaricato judicial.聽
No creemos que los jueces de segunda instancia, los de casaci贸n,聽
los ministros de la Corte Suprema, todos, est茅n dispuestos a caer en el prevaricato,聽
violando la letra expresa, clara, jam谩s discutida,聽
del art铆culo 119潞 de la Constituci贸n Nacional.
Eso importar铆a la quiebra total del Estado de Derecho聽
y su Poder Judicial caer铆a como un castillo de naipes.

驴Traici贸n a la Naci贸n o prevaricato de los jueces?, P谩gina 12, 10-XII-17
E. Ra煤l Zaffaroni, Profesor Em茅rito de la UBA.

Paolo Uccello (1397-1475) La caza en el bosque; Museo Ahsmolean, Oxford (Reino Unido)

Paolo Uccello (1397-1475) La caza en el bosque; Museo Ahsmolean, Oxford (Reino Unido)

A partir del 10 de diciembre de 2015 y de manera lenta, se instal贸 en la Argentina el concepto de 鈥渃lima de 茅poca鈥, utilizado cada vez que se produjo un hecho de violencia institucional, ya fuese la invasi贸n del territorio a aut贸nomo de una Universidad por parte de las fuerzas de Seguridad que maneja la ministra Patricia Bullrich o la represi贸n a las protestas de trabajadores contra despidos, p茅rdida de derechos o cierres de fuentes laborales; ante los 111 hechos represivos comprobados desde enero 2016 a noviembre 2017 o el muerto diario que provoca la violencia estatal, si se suman los casos de fusilamientos por gatillo f谩cil, muertes por tortura en c谩rceles y otros lugares de detenci贸n, las desapariciones y asesinatos en movilizaciones y jornadas de lucha.

Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, fueron y son la expresi贸n m谩s acabada de la decisi贸n represiva sin l铆mite adoptada por el gobierno de Mauricio Macri.

Sin embargo, el 鈥渃lima de 茅poca鈥, que mata ciudadanos y elimina derechos, se enmarca en una estrategia m谩s amplia, como lo es la 鈥渢emporada de caza鈥, abierta ya sin l铆mites, contenci贸n ni, mucho menos, contralor de alguno de los aparatos del Estado que debieran supervisar las acciones, frenar decisiones y actos ilegales, censurar y remitir a la justicia a los funcionarios que incurren en esas faltas.

Se trata de un tiempo 鈥渆xcepcional鈥, en que el cazador o la cazadora, con una hoja de ruta aprobada por las autoridades, recorre territorios y apunta contra las 鈥渆species鈥 seleccionadas. Eso, exactamente, es lo que sucede. Se reprime cualquier tipo de protesta social, pol铆tica, laboral, educativa; se persigue judicialmente a las escasas expresiones pol铆tico partidarias opositoras y se encarcela a los funcionarios de los gobiernos de N茅stor y Cristina Kirchner, que acreditan responsabilidad sobre el mayor proceso de redistribuci贸n de ingresos en las 煤ltimas seis d茅cadas en el pa铆s.2 Cazadores en la nieve de Pieter Brueghel
No es necesaria la existencia de 鈥溍硆denes secretas鈥 ni de un 鈥減lan maestro鈥 detallado. Existe un pu帽ado de objetivos estrat茅gicos, relacionados con una concepci贸n del poder desembarcada en la administraci贸n del Estado por Macri y los representantes de los principales grupos econ贸micos concentrados de la econom铆a, que manejan los comandos gubernamentales correspondientes al 谩rea en la que act煤an en el mundo privado.

Es la diferencia entre acusar de 鈥渃orrupto鈥 y encarcelar a un funcionario pret茅rito o representar la 鈥渓egitimidad鈥 de multiplicar desde un ministerio los dividendos de la empresa de la que se es (o fue) accionista, entregar las licitaciones a los prestanombres a los que se les ceden temporariamente las acciones de las empresas propias o permitir el lavado de dineros mal habidos que estaban ocultos y sin pagar impuestos en guaridas fiscales de medio mundo.
Esos 鈥渙bjetivos estrat茅gicos鈥 son pocos y da帽inos para el pa铆s y para la ciudadan铆a:

鈥 Transferir, de manera r谩pida, la mayor cantidad de recursos a los sectores concentrados de la econom铆a (a trav茅s de p茅rdida del poder adquisitivo del salario, devaluaci贸n, neobicicleta financiera y exenciones impositivas).

鈥 Preparar la privatizaci贸n de 谩reas y empresas redituables, hoy en manos o bajo control del Estado (desde YPF y Aerol铆neas Argentinas, hasta las jubilaciones de la ANSES).

鈥 Evitar que amigos y socios privados o posibles jugadores financieros internacionales sean 鈥渕olestados鈥 (Benetton, Lewis, sucesi贸n Tompkins, por ejemplo, asentados en tierras mapuches o fiscales).

鈥 Impedir a trav茅s de represi贸n que se generalice la protesta socio laboral por el deterioro de las condiciones de trabajo y p茅rdida de salario (Cresta Roja, Pepsico, maestros, etc)

鈥 Responsabilizar a la 鈥減esada herencia鈥 del gobierno de Cristina Kirchner por el deterioro que muestran todos los indicadores sociales y econ贸micos del presente, que perjudican a los sectores recursos bajos y medios (En consecuencia demonizar a la ex presidenta y sus equipos de gesti贸n 2007/2015).

Caza en La Pampa

Caza en La Pampa. Argentina

Caza en La Pampa. Argentina

En 1942 el rey de Espa帽a le pidi贸 al dictador dominicano Rafael Le贸nidas Trujillo que pusiera en valor la villa de La Isabela, primera ciudad de calicanto de Am茅rica, construida por la segunda expedici贸n de Crist贸bal Col贸n, para que sus representantes la visitasen el 12 de octubre de ese a帽o, al cumplirse 450 a帽os del primer desembarco espa帽ol en la regi贸n.

El gobernante, uno de los m谩s sanguinarios de la historia, con m谩s de 50.000 muertes en 31 a帽os al frente del Ejecutivo, orden贸 a la l铆nea castrense de mando 鈥渓impiar鈥 el sitio. El sargento que finalmente se hizo cargo de los 鈥渁rreglos鈥, lleg贸 con los bulldozer y las retroexcavadoras, arras贸 el lugar, tir贸 las paredes y la historia de m谩s de cuatro siglos al Caribe y, finalmente, dej贸 鈥渓impio鈥 el lugar. Jug贸 el papel del alcahuete imprescindible de todo dictador.

Por estos lados y en estos tiempos, el gobernante de turno goza de la 鈥渓egitimidad de origen鈥 que le dieron los votos de la mitad y un poco m谩s de los argentinos. Sin embargo, los 鈥渓impiadores鈥 usan los mismos reflejos de aquel ignoto suboficial arrasador.

Viaje de caza divertido. Superior Wallpapers

Viaje de caza divertido. Superior Wallpapers

A un 鈥渟谩came ese problema de encima鈥, dicho a la pasada y pensando en el mayor productor mundial de lana o en un grupo econ贸mico brit谩nico de m谩s de 5.000 millones de d贸lares y due帽o de las principales empresas de generaci贸n y distribuci贸n de electricidad del pa铆s, le corresponde un despliegue de guerra de las fuerzas de seguridad. Gendarmer铆a en Chubut, Prefectura en la Villa Mascardi. Un muerto en cada lugar. (1) (2)

Letras a pedido del consumidor
Corren tiempos en que un magistrado como Mart铆n Irurzun, Juez de la Sala II de la C谩mara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, 45 a帽os despu茅s de haber empezado su carrera, decide lisa y llanamente ignorar principios constitucionales como el de presunci贸n de inocencia y logra instalar la 芦doctrina鈥 que ya lleva su apellido, que pas贸 a ser la 鈥渂iblia jur铆dica鈥 de colegas como Ariel Lijo o Claudio Bonad铆o y lleg贸 para quedarse, de la mano de la detenci贸n del ex ministro de Planificaci贸n, Julio De Vido, de los encarcelamientos del ex vicepresidente Amado Boudou y de los ex funcionarios implicados en la causa del Memor谩ndum por el caso AMIA, con el pedido de desafuero y detenci贸n de la ex presidenta Cristina Kirchner incluidos.

El camarista allegado al titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzzetti, y jefe de su sistema de escuchas judiciales, ampli贸 los motivos para someter a prisi贸n preventiva a un presunto inocente, m谩s all谩 de la inexistencia de 鈥減eligro de fuga鈥 o 鈥渆ntorpecimiento de la investigaci贸n鈥 por parte del imputado, enterr贸 la biblioteca hist贸rica de las leyes argentinas y sent贸 jurisprudencia al considerar 鈥渆specialmente relevante鈥 la posibilidad de que cualquier alto funcionario acusado, pueda conservar 鈥渃贸mplices鈥漝e supuestos delitos dentro de la estructura del Estado despu茅s de su salida del mismo.

En la situaci贸n presente abri贸 la puerta y orient贸 el camino con balizas como para que cualquier juez pueda detener a la ex Presidenta, ya que ejerci贸 el m谩ximo cargo del Ejecutivo, y podr铆a haber 鈥渢ejido lazos funcionales鈥 vigentes a煤n con funcionarios de la administraci贸n Macri.

Lo extra帽o de esta doctrina improvisada a efectos de actuar contra el 鈥渒irchnerismo鈥, en una maniobra semejante a la de creaci贸n de un 鈥渢ribunal especial鈥 al efecto y nuevamente anticonstitucional, fue su decisi贸n como camarista federal de confirmar el procesamiento dictado Bonadio en la causa 芦d贸lar futuro禄, con procesamiento de ex funcionarios del gobierno anterior por la venta de la divisa extranjera y, sin embargo, exculpar a los compradores de esas mismas divisas, entre los que se encuentran funcionarios y allegados al actual gobierno. Otro tanto sucedi贸 con el cierre de una denuncia penal contra el presidente Macri, por la presunta fijaci贸n de un precio del d贸lar inferior al de mercado a trav茅s de la emisi贸n de Lebac y de emisi贸n de deuda p煤blica. Esos temas, pusieron a Irurzun ante un pedido de juicio pol铆tico en tr谩mite en el Consejo de la Magistratura.

Paul-de-Vos(1591/92-1678). Museo del Prado, Madrid

Paul-de-Vos(1591/92-1678). Museo del Prado, Madrid

A tono con estos hechos, la propia ministra Bullrich, en cumplimiento de los deseos presidenciales, tambi茅n cre贸 su propia legislaci贸n a la carta y sostuvo que las fuerzas de Seguridad a su cargo no deben demostrar su inocencia, a pesar de que sus acciones generen muertos, a pesar de que en los escenarios de la represi贸n se encuentren vainas calibre 9 mil铆metros o calibre 13 de escopeta 12/70, armamentos org谩nicos de sus fuerzas.

Un domin贸 siniestro

Los peritajes de los principales expertos forenses del pa铆s demostraron que el deceso del titular de la Unidad Fiscal AMIA (UFI AMIA, Alberto Nisman, fue producto de su decisi贸n de suicidase. El hecho ocurri贸 a pocas horas de denunciar 芦la existencia de un plan delictivodestinado a dotar de impunidad a los imputados de nacionalidad iran铆 acusados en dicha causa (AMIA), para que eludan la investigaci贸n y se sustraigan de la acci贸n de la justicia argentina, con competencia en el caso禄, hecho del que responsabiliz贸 a la entonces presidenta Cristina Fern谩ndez.

El cambio de gobierno y aquel consecuente nuevo 鈥渃lima de 茅poca鈥, as铆 como alter贸 todas las l贸gicas econ贸micas y sociales preexistentes, sacudi贸 los escritorios judiciales, en particular los de los jueces federales del hoy Comodoro Py, catalogados de 鈥渢iempistas鈥 que acomodan sus tr谩mites, urgencias y retardos al apellido de quien ocupa el sill贸n principal de Balcarce 50 y faltan el respeto a la supuesta y proclamada 鈥渋ndependencia鈥 de los jueces y de abstenerse total y absolutamente de entrometerse en la funci贸n judicial que se atribuy贸 al gobierno anterior, como se帽ala un ex Juez de la C谩mara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, en una Carta del Lector que La Naci贸n jam谩s public贸. Esos vientos tambi茅n empujaron los papeles de Nisman.

Se pidi贸 una nueva pericia, realizada por la Gendarmer铆a Nacional de Patricia Bullrichque destruy贸 la investigaci贸n del Cuerpo M茅dico Forense de la Corte Suprema en el que se afirm贸 en mayo de 2015 que 鈥渘o se encontraron indicios que permitan sostener con rigor m茅dico que la muerte de Alberto Nisman fue un homicidio鈥. Los gendarmes sostuvieron por el contrario que a Nisman le pegaron 鈥渦na golpiza鈥, 鈥渓o durmieron con ketamina鈥 y lo asesinaron dos personas.

El contrainforme forense gubernamental, fue pedido al efecto de sostener una hip贸tesis que pudiese involucrar al gobierno kirchnerista, en particular a su Presidenta. Es la primera pieza del domin贸 que lleva al eslab贸n de la causa AMIA; Nisman asesinado da m谩s sustento a su propia denuncia, acusaci贸n que, seg煤n la f谩bula, habr铆a desatado el accionar de los sicarios que, a decir verdad, no tendr铆an forma de entrar junto a su 鈥渧铆ctima鈥 en un ba帽o de las dimensiones del correspondiente al departamento B del piso 13 de la torre Boulevard, en el complejo Le Parc de Puerto Madero.

Tampoco el dise帽o y resultado de la contrapericia parece haber tenido consecuencias inocuas. Durante los largos d铆as de la desaparici贸n forzada de Santiago Maldonado, de modo inusual se filtraron fotos y comunicaciones -de tel茅fono y whattsapp- entre los efectivos que operaron, que comprometieron a una de las fuerzas actuantes y todav铆a duermen el sue帽o de la justicia patag贸nica.

No hay respuestas para las preguntas que surgen; solo especulaciones sobre las 鈥渂roncas鈥 entre los 鈥渁zules鈥 de la Federal y los gendarmes, cuya pericia los instal贸 en el centro del escenario Nisman.

Cazadores de colmillos de mamut. Foto Evgenia Arbug谩eva

Cazadores de colmillos de mamut. Foto Evgenia Arbug谩eva

No es un pa铆s de f谩bula, porque los muertos鈥 muertos est谩n. Tampoco lo ser谩 cuando las presiones y los intereses de la casta judicial se sientan respaldados por algunos de los sectores que 鈥渁compa帽an鈥 al gobierno pero siguen sin invertir un peso y aceleran la fuga de sus pingues ganancias especulativas. Ser谩 el momento en que los apellidos de ex funcionarios sean reemplazados por los de empresarios, socios y testaferros del grupo presidencial.

Ser谩 el cap铆tulo previo al que protagonizar谩n aquellas mismas figuras judiciales, solo que involucrando a funcionarios de la actual alianza de gobierno.

Notas

(1) Carlos A Villalba: La Argentina Mapuche: Maldonado est谩 donde Bullrich lo oculta. https://www.telesurtv.net/opinion/Maldonado-esta-donde-Bullrich-lo-oculta-el-uso-de-la-desaparicion-forzada-20170920-0042.html
(2)Carlos A Villalba: La Argentina Mapuche III: El asesinato del pibe de dos mundos. http://estrategia.la/2017/11/28/la-argentina-mapuche-iii-el-asesinato-del-pibe-de-dos-mundos/

*聽Psic贸logo y periodista. Investigador argentino asociado al Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.