Jul 7 2017
1242 lecturas

Pol铆tica

Trump, Brexit y las masivas protestas marcan una cumbre del G-20 cargada de tensi贸n

El poder mundial chequea la resistencia de sus costuras este fin de semana en Hamburgo, donde, entre multitudinarias protestas contra los tratados internacionales de comercio y los recortes de libertades, los presidentes de los estados te贸ricamente m谩s poderosos y/o econ贸micamente potentes del planeta celebran la decimosegunda cumbre del G-20.El foro, que re煤ne a los dirigentes de los pa铆ses del G-7, la UE y otros doce estados entre los que destacan los BRIC (Brasil, Rusia, India y China, 28 billones de d贸lares de PIB), M茅xico, Indonesia y Turqu铆a, se re煤ne de nuevo tras nueve convulsos meses (鈥渢urbulentos鈥, en palabras de Donald Tusk, presidente del Consejo de Europa) que han puesto sobre la mesa la fragilidad de sus equilibrios.

Las cosas han cambiado mucho desde que el G-20 se reuniera a primeros de septiembre del a帽o pasado en la ciudad China de Hangzou. En cuanto al reparto, se estrenan un aislacionista Donald Trump que colecciona focos de tensi贸n pol铆tica y econ贸mica, un Emmanuel Macron que encadena dimisiones de ministros mientras siente en la nuca el aliento electoral de la antieuropeista Marine Le Pen, presidentes bajo sospecha como el brasile帽o Michel Temer, una Theresa May con tendencia a apuntar hacia su zapato y una UE que, pol铆ticamente convulsionada por el Brexit, no acaba de saber qu茅 ser谩 dentro de unos a帽os, cuando decrezca.

Refugiados, 脕frica, elusi贸n fiscal

En lo que se refiere al gui贸n, siguen sobre la mesa buena parte de los asuntos que centran sus cumbres desde su inicio en 2008, aunque con mayores tensiones en unos 谩mbitos, como ocurre con las pol铆ticas de cambio clim谩tico tras el abandono del Acuerdo de Par铆s por EE.UU.聽 y con las pol铆ticas comerciales tras el cambio de posici贸n de EE.UU. con el TTIP, y con manifiestas muestras de incapacidad para resolver otros como la crisis de los refugiados y los migrantes, el desarrollo del continente africano (Guinea y Senegal, por la Uni贸n Africana y la Nueva Asociaci贸n para el Desarrollo de 脕frica, reforzar谩n la solitaria presencia de Sud谩frica en el grupo), la llamada lucha contra el terrorismo internacional (con Arabia Saud铆 en la mesa), las pol铆ticas contra la elusi贸n fiscal o el dise帽o, casi una d茅cada despu茅s de que la crisis de las hipotecas basura hiciera tambalear la econom铆a planetaria, de un sistema monetario y financiero resiliente.

Objetivos, tareas pendientes y misiones imposibles se entremezclan y confunden en el G-20, cuyas cumbres, como las del G-7 y otros foros similares, no suelen dar lugar a acuerdos pr谩cticos y efectivos aunque en ocasiones s铆 generan declaraciones de intenciones.

En esta ocasi贸n, sin embargo, el foco de atenci贸n va a estar en si el propio grupo se resiste a s铆 mismo en su primera edici贸n con un Trump que hace bandera del aislacionismo econ贸mico y comercial mientras colecciona encontronazos con pa铆ses como China, Alemania y M茅xico (aliados comerciales de EE.UU. hasta hace unos meses), mientras asuntos como la guerra de Siria y las presuntas ciberinjerencias electorales de Rusia tensan las relaciones de este 煤ltimo pa铆s con otros miembros del foro.

鈥淔orjar un mundo interconectado鈥, es el parad贸jico lema elegido por la presidencia alemana para la cumbre que Europa considera 鈥渋deal鈥 para tratar medidas contra el tr谩fico de seres humanos a trav茅s del Mediterr谩neo, aunque Tusk, que aboga por que una UE en crisis hable 鈥渃omo una sola voz鈥 en Hamburgo, admite que medidas como crear una lista internacional de traficantes requiere el acuerdo previo de los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU. Aunque la forma pretenda proclamarlo, nadie sostiene en el fondo la ilusi贸n de una reuni贸n de iguales.

La UE aparenta unidad

Naciones Unidas es uno de los principales invitados de la cumbre, a la que tambi茅n asisten representaciones del Banco Mundial, la Organizaci贸n Mundial del Comercio, el FMI, la OIT, la OCDE y, por vez primera, la Organizaci贸n Mundial de la Salud (OMS). Espa帽a es el 煤nico Estado invitado permanente, mientras que en esta edici贸n tambi茅n estar谩n presentes Noruega, Holanda, Singapur y Vietnam.

La UE, el 煤nico sujeto colectivo con plaza estable en el G-20, comparece, tras el estruendoso di谩logo de sordos de la cumbre del G-7 de mayo, en pleno tratamiento de autoestima tras el Brexit, el resultado de la primera ronda de las presidenciales francesas y de las legislativas holandesas y la deriva autoritaria de algunos socios como Polonia. 鈥淯na Uni贸n fuerte y decidida es el mejor modo de promover nuestros valores e intereses, apoyar un sistema a base de reglas multilateral, y en 煤ltima instancia (sic) proteger y defender a ciudadanos鈥, se帽alan Tusk y el presidente de la Comisi贸n, Jean Claude Juncker, en una carta a los presidentes y jefes de Estado, en la que admiten c贸mo 鈥渕uchos ciudadanos en Europa y en otros lugares todav铆a se sienten olvidados por la recuperaci贸n econ贸mica y son aprensivos con la globalizaci贸n鈥.

La delegaci贸n europea se muestra ahora, vistos sus efectos intensificadores de la desigualdad, partidaria de abandonar las pol铆ticas austericidas para regresar al keynesianismo. 鈥淭rasladaremos una postura com煤n para mejorar la eficacia y la composici贸n de los fondos p煤blicos para que lleven al crecimiento y la equidad鈥, se帽alan Juncker y Tusk, que consideran 鈥渘ecesaria鈥 una 鈥渁tenci贸n particular鈥 a la inversi贸n en infraestructuras y la eficacia de los sistemas de seguridad social.

Puntos de desencuentro entre EEUU y Europa


No parece que ese vaya a ser el 煤nico punto de desacuerdo entre la UE y EEUU, quiz谩s menos distantes en materias como la aplicaci贸n de medidas de censura en internet con la excusa de atacar las v铆as de propaganda del terrorismo islamista. La lista de desencuentros incluir谩, a priori, materias como la actuaci贸n ante el cambio clim谩tico (el acuerdo de Par铆s 鈥渘o es renegociable鈥 para Bruselas), la creaci贸n de una lista de para铆sos fiscales y la aplicaci贸n de sanciones si no se adec煤an a los est谩ndares de transparencia financiera, la financiaci贸n de la lucha contra el terrorismo o el dise帽o de un nuevo sistema financiero internacional con el FMI como eje.

La crisis de los refugiados ser谩 otro de los ejes de las sesiones del G-20, en el que la delegaci贸n de la UE se帽alar谩 el desplazamiento forzado y la migraci贸n irregular como 鈥渓os principales desaf铆os globales鈥, aunque sin abandonar su pol铆tica de externalizaci贸n de fronteras en pa铆ses como Turqu铆a y Marruecos sino, m谩s bien al contrario, abogando por reforzarla y por fomentar la 鈥渧uelta r谩pida 鈥 de los migrantes a sus territorios de origen al mismo tiempo que su integraci贸n en los mercados de trabajo europeos.

Europa pretende combinar esa pol铆tica de impermeabilizaci贸n de sus fronteras con otra de desarrollo econ贸mico en 脕frica para, movilizando 44.000 millones de euros p煤blicos y privados hasta 2020 en inversiones tuteladas, 鈥渃ontribuir al abordaje en origen de las causas de la migraci贸n irregular y la radicalizaci贸n鈥 en pa铆ses como Costa de Marfil, Etiop铆a, Ghana, Marruecos, Ruanda, Senegal y T煤nez.

—-

Violentos choques: 鈥淣o sirven estos encuentros de caviar y champ谩n鈥

Mientras los poderosos del mundo aterrizaban en la ciudad del norte alem谩n para participar en la Cumbre del Grupo de los Veinte, miles de manifestantes se reun铆an con la promesa de convertir el evento en un 鈥渋nfierno鈥 y formar 鈥渆l mayor bloque negro de Europa鈥.

Unas 12.000 personas se reunieron bajo un sol radiante en la plaza del Mercado del Pescado de Hamburgo junto al r铆o Elba para dar rienda suelta a su descontento con la pol铆tica de las principales potencias industrializadas y emergentes y m谩s tarde marchar por la ciudad en la protesta m谩s temida por las autoridades.

Una variopinta comunidad de antisistemas, punks y radicales de izquierda de distintos pa铆ses de Europa, pero tambi茅n de ecologistas, j贸venes estudiantes y veteranos de la revoluci贸n estudiantil de mayo de 1968 pobl贸 la plaza, muchos vestidos de negro. 鈥淰enimos ac谩 porque nuestro primer objetivo es un mundo sin identidades nacionales鈥, explic贸 Norman, un estudiante de arte que lleg贸 a Hamburgo a dedo junto con su compa帽era Vanessa. 鈥淓stos encuentros de caviar y champ谩n no son importantes y es lo que queremos dejar claro鈥, lo secund贸 su amiga.

鈥淟a forma masiva y dura en que ha actuado hasta ahora la Polic铆a motiva a la gente a probar cosas鈥, opinaron los estudiantes. 鈥淣o hemos venido a armar l铆o, pero si intentan detenernos, no seremos nosotros los responsables鈥, lanz贸 la advertencia Kemal, un kurdo residente en Alemania que bland铆a una gran pancarta en la que demandaba 鈥淯n mundo sin imperialismo ni fronteras鈥.

La protesta fue organizada por un grupo de antisistemas en torno al centro 鈥淩ote Flora鈥, un antiguo teatro ocupado desde 1989 que suele ser escenario cada primero de mayo de violentos choques con las fuerzas de seguridad. Los organizadores esperaban la asistencia de unas 10.000 personas, pero llegaron m谩s. La Polic铆a calculaba que entre ellas podr铆a haber hasta 8.000 violentos y manifest贸 especial temor a c贸mo se comportar谩 el cerca de millar de activistas llegados de pa铆ses como Grecia, Italia, Francia o Escandinavia.

Un tren fletado especialmente arrib贸 esta ma帽ana proveniente de Basilea llevando a unos 800 militantes del extranjero. El convoy tard贸 en vaciarse debido a que todos los pasajeros fueron controlados por la Polic铆a. Dos italianos con antecedentes de violencia fueron interceptados en el aeropuerto y devueltos a su pa铆s.

A primera hora de la tarde reinaba la calma antes de la tormenta. Grupos de m煤sica como la banda punk 鈥淒ie Goldenen Zitronen鈥 (鈥淟os limones dorados鈥) con el tema 鈥淪i fuera una zapatilla鈥 sobre la facilidad con que las zapatillas cruzan las fronteras y la dificultad de los seres humanos para hacerlo se alternaban sobre un escenario con oradores de distintas partes del globo.

Entre ellas destac贸 la activista mexicana Mar铆a Trinidad Ram铆rez, del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de la localidad de San Salvador Atenco, en la que est谩 prevista la construcci贸n del nuevo aeropuerto internacional de la ciudad de M茅xico en contra de la voluntad de lugare帽os y campesinos. 鈥(El presidente Enrique) Pe帽a Nieto no nos representa a los mexicanos. Representa al despojo de las tierras, la violaci贸n a los derechos humanos de los pueblos originarios鈥, sostuvo Ram铆rez, mientras en el p煤blico gritaban 鈥淶apata vive y vive鈥 en solidaridad con el movimiento zapatista mexicano.

Los temores se confirmaron unas horas m谩s tarde, cuando la columna de manifestantes quiso ponerse en marcha y cerca de un millar se tap贸 la cara, algo que est谩 prohibido en Alemania, y lanz贸 botellas y tablones a la nutrida dotaci贸n de polic铆as en el lugar, seg煤n dijo la polic铆a.

Las fuerzas del orden contestaron con ca帽ones hidrantes y gas pimienta y demandaron al resto de los manifestantes a separarse del llamado 鈥渂loque negro鈥. Hubo heridos y la protesta se dio por terminada, pero algunos grupos siguieron protagonizando destrozos.

El tema de la seguridad ha sido una obsesi贸n para los organizadores del G20 en Hamburgo. Unos 20.000 polic铆as de todo el pa铆s est谩n destacados en la ciudad. En la antesala del encuentro se produjeron los primeros choques entre manifestantes y polic铆as en los que tambi茅n los agentes emplearon ca帽ones de agua y gas pimienta. El duro accionar policial fue criticado en las redes sociales. Las autoridades informaron que 76 agentes resultaron heridos, pero no precisaron la cifra de activistas lesionados o detenidos. En la ciudad fueron desplegados 8 mil guardias, pues se esperan unas 30 marchas durante los dos d铆as del encuentro de l铆deres mundiales
Organismos multilaterales llaman al G20 a revigorizar el comercio.

La manifestaci贸n 鈥淏ienvenidos al infierno鈥 es una de casi una treintena de marchas, actos y bloqueos organizados en Hamburgo para protestar contra los poderosos del mundo. El punto culminante ser谩 la gran marcha programada para el s谩bado, el 煤ltimo d铆a de la cumbre, a la que se espera la participaci贸n de hasta 100.000 personas.

Organismos multilaterales llaman al G20 a revigorizar el comercio
Los jefes de la Organizaci贸n Mundial del Comercio (OMC), el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) hicieron un llamado conjunto a los l铆deres del G20 para que acuerden acciones que revigoricen el comercio y respalden a los trabajadores.

El G20 es un foro de cooperaci贸n de pa铆ses que representan dos tercios de la poblaci贸n mundial y tres cuartas partes del comercio global.

Al grupo pertenecen la UE y 19 pa铆ses industrializados y emergentes: Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canad谩, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Jap贸n, M茅xico, Reino Unido, Rusia, Sud谩frica y Turqu铆a. Espa帽a acude como pa铆s invitado permanente.

El bienestar econ贸mico de miles de millones de personas depende del comercio. Una mayor integraci贸n comercial, junto con pol铆ticas econ贸micas que apoyen la actividad local, pueden ayudar a elevar los ingresos y acelerar el crecimiento global. Esto requiere acciones decisivas de los l铆deres mundiales reunidos en la cumbre del G20, dijeron en un comunicado.

La canciller federal alemana, 脕ngela Merkel, se reuni贸 con el presidente estadunidense, Donald Trump, quien lleg贸 desde Polonia para participar a partir de ma帽ana en la Cumbre. La breve declaraci贸n agreg贸 que tambi茅n se refirieron a algunas cuestiones de la agenda del G20, cuya cita se realizar谩 durante viernes y s谩bado. En el di谩logo estuvieron el secretario estadunidense de Estado, Rex Tillerson, y el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel.

El documento final de la Cumbre 2017 del Grupo de los Veinte (G20) se dar谩 a conocer el s谩bado por la tarde en Hamburgo, con los acuerdos y disonancias de las econom铆as industrializadas y emergentes m谩s fuertes del planeta. El lema de la Cumbre es 鈥済arantizar la seguridad mundial 鈥搈ejorar las perspectivas futuras鈥 y asumir responsabilidad鈥.

El punto central de la Cumbre es econ贸mico. Parte de la base de que el crecimiento de la econom铆a mundial es actualmente muy bajo, m谩s d茅bil de lo que fue en el pasado, las tasas de inter茅s est谩n en niveles hist贸ricos a la baja, muchos pa铆ses no est谩n llevando a cabo las reformas estructurales que requieren. La miseria es rampante en 脕frica. Los objetivos en ese terreno durante la cumbre del G20 es, por una parte, el fortalecimiento de la arquitectura financiera internacional mediante el reforzamiento de la red de seguridad bancaria y de las instituciones financieras.

Para ello se tratar谩 la necesidad de asegurar la libertad de los flujos de capitales y al mismo tiempo prevenir los desaf铆os a que se enfrentan diversos pa铆ses ante la volatilidad del capital especulativo, as铆 como continuar avanzando en la vigilancia y regulaci贸n de los mercados financieros y en el establecimiento de est谩ndares globales para 茅stos. El objetivo es facilitar el libre comercio bajo la regulaci贸n de instituciones comerciales multilaterales como la OMC.

Favorecer inclusi贸n financiera

Una meta m谩s en ese rubro es favorecer la inclusi贸n de hogares y las empresas para que tengan acceso al capital y servicios financieros en el mundo. A ello se a帽aden condiciones favorables para la creaci贸n de puestos de trabajo que remuneren adecuadamente a quienes los ocupan. Las grietas m谩s notorias para lograr acuerdos en lo anterior se sit煤an en la posici贸n de Estados Unidos, donde el presidente Donald Trump se opone al libre comercio y ha prometido echar reversa a la regulaci贸n de mercados y organizaciones financieras.

China espera que la cumbre alcance un consenso sobre libre comercio, confi贸 el viceministro chino de Hacienda, Zhu Guangyao. En conferencia de prensa en la ciudad alemana, Zhu indic贸 que la cumbre es importante para que los miembros mejoren la coordinaci贸n en macropol铆tica, y usen las pol铆ticas fiscales y monetarias, as铆 como la reforma estructural, para lograr un desarrollo sano y sostenible de la econom铆a global.

Los miembros del G20 dejar谩n patente el aislamiento internacional de Estados Unidos en materia de defensa del clima en su comunicado final, seg煤n trascendi贸 del borrador al que tuvo acceso Dpa. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se dirigi贸 directamente al p煤blico alem谩n antes de la cumbre del G20 en Hamburgo con un art铆culo firmado publicado en el diario alem谩n Handelsblatt. Putin enfatiz贸 su creencia en el terreno com煤n compartido por Mosc煤 y Berl铆n en 谩mbitos como cambio clim谩tico y elogi贸 el G20 como un foro necesario y eficaz para resolver asuntos trasnacionales.

El G20 fue un exitoso instrumento de manejo de crisis mundiales durante la crisis financiera de 2008 y se necesita m谩s que nunca en vista de los crecientes riesgos ambientales y geopol铆ticos de 2017, escribi贸 el presidente ruso.

G20 exhibe aislamiento de EEUU ante cambio clim谩tico

Los jefes de la Organizaci贸n Mundial del Comercio (OMC), el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) hicieron un llamado conjunto a los l铆deres del G20 para que acuerden acciones que revigoricen el comercio y respalden a los trabajadores. El bienestar econ贸mico de miles de millones de personas depende del comercio. Una mayor integraci贸n comercial, junto con pol铆ticas econ贸micas que apoyen la actividad local, pueden ayudar a elevar los ingresos y acelerar el crecimiento global. Esto requiere acciones decisivas de los l铆deres mundiales reunidos en la cumbre del G20, dijeron en un comunicado.

Los miembros del G20 dejar谩n patente el aislamiento internacional de Estados Unidos en materia de defensa del clima en el comunicado final que publicar谩n el s谩bado al t茅rmino de la cumbre que hoy arranca en Hamburgo bajo presidencia alemana, seg煤n un borrador al que tuvo acceso Dpa este jueves.

Los 19 jefes de Estado y de gobierno quieren aprovechar la cumbre para mostrar su determinaci贸n a favor de la protecci贸n del clima, a pesar de la decisi贸n del presidente estadunidense Donald Trump de sacar a su pa铆s del Acuerdo de Par铆s. Para ello, preparan una formulaci贸n sorprendente de la tradicional declaraci贸n final en la que todos mostrar谩n su apoyo en la defensa del clima y se recoger谩 la disidencia de Washington en este punto.

Se trata de un paso sin precedente, pues estos encuentros multilaterales se caracterizan por la publicaci贸n de una declaraci贸n que siempre es acordada por unanimidad. En concreto, los 19 buscan enviar desde la ciudad portuaria una se帽al que pretende una r谩pida puesta en marcha de este pacto acordado en la capital francesa en 2015 y que tiene como objetivo limitar el calentamiento global a menos de dos grados cent铆grados en comparaci贸n con la 茅poca preindustrial.

En el borrador del comunicado final, al que tuvo acceso Dpa, se indica que el resto de pa铆ses integrantes del G20 toman nota del abandono de Estados Unidos del pacto. A continuaci贸n se帽alan que Estados Unidos reafirma su fuerte compromiso con un enfoque global para reducir las emisiones y al mismo tiempo respalda el crecimiento econ贸mico y mejora las necesidades de seguridad energ茅tica. Sin embargo, Merkel indic贸 este viernes, en una declaraci贸n ante los medios, que no sabe c贸mo podr谩 ser el acuerdo en la protecci贸n del clima para evitar que sea un 19 contra uno, es decir, todos por un lado y Estados Unidos por otro. No puedo decirlo a煤n, a帽adi贸.

La postura de Donald Trump sobre el clima genera desde hace meses gran preocupaci贸n a escala global. A principios de junio el mandatario anunci贸 que su pa铆s, el segundo m谩s contaminante del mundo, se retiraba del acuerdo, haciendo tambalear as铆 los cimientos de la lucha contra el cambio clim谩tico. Al d铆a siguiente, Merkel tuvo que salir a la palestra para hacer un llamado al resto de los pa铆ses para luchar unidos para salvar el planeta e indicar que la lamentable decisi贸n de Estados Unidos no puede impedir avanzar al resto de naciones que sienten la obligaci贸n de proteger a la Tierra.

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.