Jul 23 2009
858 lecturas

Política

Una semana de campaña conservadora intercontinental

Andrés Sal.lari*

El pasado fin de semana el presidente de Ecuador, Rafael Correa, denunció la existencia de una campaña conservadora continental.Hay hechos que sustentan los conceptos vertidos por el mandatario. Veremos algunos:

1- El primero nace de la propia denuncia hecha por Correa. La aparición del video del comandante ‘Mono Jojoy’ con el que se intenta ligar al presidente ecuatoriano con las FARC, el video salió a la luz mágicamente justo el día después de que se destapara el escandaloso acuerdo entre Washington y Bogotá para instalar cinco bases militares de EEUU en Colombia.

El escándalo creado fue entonces que Correa es un terrorista, y no la obscena injerencia de EEUU en Colombia, eso es lo que reflejaron durante varios días los titulares de los medios colombianos y los de la derecha en Ecuador y Venezuela.

Luego se constató que el video estaba manipulado, al secretario general de la OEA le entregaron el material editado y el chileno pidió que le fuera entregada la copia completa. Desde Ecuador, el ministro de Seguridad, Miguel Carvajal, infoformó que “hay una versión editada de aquello, con cortes con acomodos”.

No me extrañaría que esta operación de prensa sea obra de Rendon Group, los genios de la comunicación que prepararon –entre otras triquiñuelas- a la opinión pública para justificar la invasión de EEUU a Panamá (1989).

Rendon trabaja con el gobierno colombiano desde hace rato, así que si esta vez no la montaron ellos, entendemos que sus súbditos ya habrán aprendido.

Es fácil conectar todos estos hechos. Washington, Tel Aviv, Bogotá y los nuevos dictadorzuelos de Tegucigalpa ven el mundo de la misma manera, como se ha evidenciado.

Por eso en la misma semana Uribe recibe a los enviados de Tel Aviv y Tegucigalpa. Tegucigalpa golpista está en declarada campaña continental contra el ALBA, igual que Washington y Bogotá, que deben frenar al ALBA y a la subversión iraní. El video del ‘Mono Jojoy’ viene como anillo al dedo, tal como la declaración de la presencia de Hizbulá en Venezuela.

Me cuesta mucho creer que Robert Gates y su equipo de trabajo, que vienen gestionando operaciones de inteligencia desde que su líder era subdirector de la CIA en la década del ’80 del siglo pasado no estén detrás de todo esto.

Ya sabemos como qué están dispuestos a hacer estos muchachos para frenar a la subversión, y todo parece indicar que el golpe de Estado en Honduras fue una muestra de ello.

Con todo respeto me permito agregar algo al concepto de Correa que disparó esta reflexión. La campaña de los conservadores no es continental, es intercontinental.

*Periodista argentino residenciado en Bolivia

 
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.