Mar 22 2016
1155 lecturas

Pol铆tica

Visita hist贸rica: Obama promete en La Habana que el embargo va a terminar

Los presidentes Barack Obama y Ra煤l Castro ratificaron el lunes 21 en La Habana el inicio de una nueva relaci贸n entre Estados Unidos y Cuba, al cabo de una hist贸rica reuni贸n en la que tambi茅n coincidieron en que persisten sus desacuerdos. Obama celebr贸 un nuevo d铆a en sus v铆nculos, tras m谩s de medio siglo de hostilidades. E incluso fue a煤n m谩s lejos al afirmar que el asunto de los derechos humanos ya no ser谩 un obst谩culo en ese di谩logo.

El objetivo del di谩logo sobre derechos humanos no es que Estados Unidos le dicte a Cuba c贸mo debe gobernarse, sino asegurarnos de que tenemos una conversaci贸n franca, honesta sobre este tema, y de que podamos aprender los unos de los otros, se帽al贸 Obama en la rueda de prensa posterior, que fue transmitida en directo por la televisi贸n cubana.

Ah铆, Castro destac贸 que debemos aprender el arte de convivir de forma civilizada con nuestras diferencias, y exigi贸 una vez m谩s el cese del bloqueo, as铆 como la devoluci贸n de Guant谩namo. Nos oponemos a la manipulaci贸n pol铆tica y al doble rasero sobre los derechos humanos. Cuba tiene mucho que decir y mostrar al mundo, advirti贸 Castro, quien habitualmente no ofrece conferencias de prensa.

Obama, quien ayer por la tarde sostuvo un encuentro con empresarios, asever贸: el embargo se va a terminar; cu谩ndo, no puedo estar del todo seguro, pero creo que este camino por el que vamos continuar谩 m谩s all谩 de mi administraci贸n. cuba obama vs castro

Con la frase buenas tardes en espa帽ol arranc贸 Obama su participaci贸n en la rueda de prensa conjunta celebrada despu茅s de que ambos mandatarios sostuvieron un encuentro en el Palacio de la Revoluci贸n, donde recibi贸 honores correspondientes a su investidura. Hace medio siglo, la imagen de un presidente de Estados Unidos aqu铆 en La Habana hubiera sido inimaginable, pero es un nuevo d铆a entre nuestros dos pa铆ses, dijo Obama, el primer presidente estadunidense en viajar a Cuba en 88 a帽os.

El 煤ltimo en hacerlo fue el republicano Calvin Coolidge, en 1928, y lo hizo a bordo de un barco de guerra, lo que fue evocado el pasado domingo por el propio Obama a su llegada.

Ayer afirm贸 que la nueva pol铆tica de Estados Unidos hacia Cuba est谩 guiada por un objetivo primordial: avanzar el inter茅s mutuo de ambos pa铆ses, incluyendo mejorar la vida de los cubanos y estadunidenses. Por eso estoy aqu铆.

Destac贸 que despu茅s de cinco d茅cadas muy dif铆ciles, las relaciones entre Washington y La Habana no se transformar谩n de la noche a la ma帽ana.

Expuso que hemos podido conversar sobre los derechos humanos… y mientras discutimos estas diferencias, creemos que podemos seguir avanzando en vencer los desacuerdos, este es el caso de los pasados 15 meses.

El jefe de la Casa Blanca, quien elogi贸 el esp铆ritu de apertura de Castro, se refiri贸 de este modo al inicio del proceso de normalizaci贸n entre ambas naciones, cuando los presidentes Castro y Obama revelaron su decisi贸n de restablecer relaciones diplom谩ticas el 17 de diciembre de 2014.

Ra煤l C astro: Denme una lista de presos pol铆ticos y si existen los libero

Dame la lista ahora mismo de los presos pol铆ticos para soltarlos, demand贸 el presidente cubano Ra煤l Castro al reportero de la cadena CNN Jim Acosta, un estadunidense hijo de cubano que pregunt贸 por los presos pol铆ticos de isla, y por qu茅 no los liberaba. Menci贸nala ahora, dime el nombre o los nombres o cuando concluya la reuni贸n me das una lista con los presos, insisti贸 al periodista, que lo cuestion贸 en espa帽ol durante la hist贸rica conferencia de prensa que Castro brind贸 con el presidente Barack Obama.

Y si hay esos presos pol铆ticos, antes de que llegue la noche van a estar sueltos, asegur贸 Castro, visiblemente molesto.

Cuba es criticada por detener por algunas horas a manifestantes innumerables veces al a帽o, pero en la isla se ha reducido dr谩sticamente la pr谩ctica de dar largas sentencias por delitos que grupos de derechos humanos consideran pol铆ticos.La organizaci贸n Amnist铆a Internacional dijo en su m谩s reciente reporte que no ten铆a conocimiento de ning煤n preso de conciencia en la isla.

El mandatario cubano insisti贸 en rechazar la politizaci贸n de algunos medios de comunicaci贸n sobre los derechos humanos en Cuba; no obstante, reconoci贸 que de los 61 instrumentos internacionales suscritos, Cuba cumple a cabalidad 47.

Ning煤n pa铆s cumple todos los tratados internacionalescuba obama en lh1

驴Qu茅 pa铆s los cumple todos? 驴Los sabe usted?, cuestion贸 el mandatario a una periodista. Yo s铆, ninguno, dijo al resaltar que ning煤n Estado del mundo es infalible en este tema, pero subray贸 que en Cuba se privilegian muchos derechos como la salud gratuita, la ense帽anza, la equidad de g茅nero, entre otros.

Habr谩 unos pa铆ses que cumplan m谩s y otros cumplen menos, pero no se puede seguir utilizando ese argumento en la confrontaci贸n pol铆tica; no es justo, no es correcto. No quiero decir que no sea honesto porque eso forma parte de las diferencias; vamos a trabajar para que todos podamos cumplir con todos los derechos humanos, dijo el mandatario cubano,

Continuamos teniendo importantes diferencias, incluyendo en (materia de) democracia y derechos humanos. El presidente Castro y yo hemos mantenido conversaciones muy francas y sinceras sobre estos temas, a帽adi贸 el mandatario estadunidense, quien resalt贸 que tras la reanudaci贸n de relaciones bilaterales, en julio de 2015, ahora discuten estas diferencias directamente.

Tenemos dos sistemas diferentes de gobiernos, dos econom铆as diferentes. Y tenemos d茅cadas de profundas diferencias, tanto bilateral como internacionalmente, record贸 Obama, quien se mostr贸 en favor de moverse para delante, no mirar hacia atr谩s

Hizo 茅nfasis en que su gobierno no ve a Cuba como una amenaza para Estados Unidos, y afirm贸: El destino de Cuba no ser谩 decidido por Estados Unidos ni por ninguna otra naci贸n. Cuba es soberana y su futuro ser谩 decidido por los cubanos, no por nadie m谩s.

Y si bien manifest贸 su confianza en que su visita marque un nuevo cap铆tulo en la historia de las relaciones, declar贸 que su gobierno seguir谩 defendiendo los principios b谩sicos en los que cree, vaya donde vaya. Estados Unidos cree en la democracia, en la libertad de expresi贸n. La libertad de reuni贸n y la libertad de culto no s贸lo son valores estadunidenses, sino valores universales, afirm贸 Obama, quien aclar贸 que se iba a extender m谩s en su exposici贸n que su anfitri贸n, el primero que habl贸 en la conferencia.

El presidente estadounidense insisti贸: El objetivo del di谩logo de los derechos humanos no es que Estados Unidos dicte a Cuba c贸mo deben gobernarse ellos mismos, sino asegurarnos de que tenemos una conversaci贸n franca y sincera sobre este asunto.

Se mostr贸 una vez m谩s en favor de levantar el bloqueo a Cuba, pero record贸 que no depende de 茅l, sino del Congreso de su pa铆s, que est谩 en manos de los republicanos, a los que llam贸 una vez m谩s a cesar esa medida. Igual que contin煤o haciendo un llamado al Congreso para que levante el embargo comercial, he hablado con el presidente Castro sobre los pasos que instamos a que d茅 Cuba para mostrar que est谩 preparada para hacer m谩s negocios, incluyendo que permita m谩s empresas conjuntas y que compa帽铆as extranjeras empleen a cubanos directamente, recalc贸.

A su vez, Castro se pronunci贸 por 鈥渃oncentrarnos en lo que nos acerca y no en lo que nos separa. Coincidimos en que nos queda por delante un largo y complejo camino por recorrer, pero lo importante es que hemos comenzado a dar pasos.

Eso implica aceptar y respetar las diferencias y no hacer de ellas el centro de las relaciones, concentrarnos en lo que nos acerca y no en lo que nos separa… Derrumbar un puente es f谩cil; reconstruirlo s贸lidamente es una tarea mucho m谩s larga y dif铆cil, agreg贸.

Record贸 la haza帽a de la nadadora estadunidense Diana Nyad, quien el 2 de septiembre de 2013 logr贸 a la edad de 64 a帽os cruzar a nado y sin jaula protectora contra los tiburones el estrecho de Florida. 鈥淓sta proeza contiene un fuerte mensaje que deber铆a servirnos de ejemplo para las relaciones bilaterales鈥 si ella pudo, entonces nosotros tambi茅n podremos鈥, afirm贸.

No obstante, insisti贸 en que lo m谩s relevante es haber dado los primeros pasos para cimentar una relaci贸n de nuevo tipo sin precedente en la historia de ambos pa铆ses, y tambi茅n refiri贸 que durante la pl谩tica no se pudo abordar la situaci贸n de desestabilizaci贸n en Venezuela, al tiempo que respaldaron el proceso de paz en Colombia.

Los acuerdoscuba obama en lh

Castro destac贸 los acuerdos suscritos entre ambas naciones desde que comenz贸 el deshielo en diciembre de 2014, y anunci贸 otros que firmar谩n sobre cooperaci贸n en materia agr铆cola, as铆 como la colaboraci贸n contra enfermedades como el zika y el c谩ncer.

Obama, adem谩s, resalt贸 el progreso en los acuerdos de colaboraci贸n suscritos hasta el momento, lo que a su juicio refleja la disposici贸n de ambos pa铆ses por continuar fomentando estos nexos. Adem谩s, celebr贸 la decisi贸n de Cuba de eliminar el gravamen de 10 por ciento al d贸lar estadunidense, anunciada el pasado jueves por el canciller cubano Bruno Rodr铆guez.

Al mismo tiempo, consider贸 que este tipo de demostraciones pueden generar m谩s oportunidades para desarrollar el comercio y la creaci贸n de empresas conjuntas. De igual forma se refiri贸 a la ampliaci贸n de los intercambios educativos, en materia de telecomunicaciones, los negocios en l铆nea, la protecci贸n de los oc茅anos, el cambio clim谩tico, el desarrollo biotecnol贸gico, la transferencia de tecnolog铆a en el campo de la salud, la energ铆a renovable y la lucha contra el narcotr谩fico, entre otros.

Los dos pa铆ses rompieron relaciones en 1961, dos a帽os tras el triunfo de la revoluci贸n de Fidel Castro, y han tenido duros enfrentamientos desde entonces. La enemistad ideol贸gica y las hostilidades de Estados Unidos contra la isla pusieron al mundo al borde de una guerra nuclear en 1962, debido al despliegue de misiles sovi茅ticos en la isla.

Homenaje a Mart铆cuba obama marti

Obama inici贸 la segunda jornada de su visita a Cuba con un homenaje al h茅roe nacional Jos茅 Mart铆 (1853-1895), ante cuyo monumento deposit贸 una ofrenda floral, en lo que la agencia Dpa describi贸 como se帽al del respeto a la independencia de Cuba. En un mensaje enviado a los cubanos a trav茅s de Facebook, dijo: 鈥淗e venido a La Habana a tender mi mano amistosa al pueblo cubano.

鈥淓stoy aqu铆 para enterrar el 煤ltimo vestigio de la guerra fr铆a en Am茅rica y para construir una nueva era de entendimiento que ayude a mejorar la vida de los cubanos鈥, asegur贸 en su texto, que dif铆cilmente leer谩n la mayor铆a de los cubanos debido al acceso muy limitado a Internet en la isla.

Obama, quien viaj贸 a la isla acompa帽ado por su esposa Michelle, sus hijas Malia y Sasha, as铆 como una amplia comitiva que incluye a 40 legisladores dem贸cratas y republicanos, dirigir谩 un mensaje hoy al pueblo cubano desde el Gran Teatro de La Habana, se reunir谩 con disidentes y asistir谩 a un partido de beisbol, para despu茅s viajar a Argentina.

 

Anexo:

Obama en Cuba: fondo y forma

cuba obama y raul1Gerardo Arreola| Una historia larga se resumi贸 en una ma帽ana. El presidente de la potencia que ha intervenido en varias formas en Cuba rindi贸 homenaje al h茅roe nacional que impuls贸 la independencia de la isla.

Barack Obama quiso tomarse una foto con la figura del Che Guevara de fondo.

Las banderas de los dos pa铆ses flamearon juntas. El himno nacional estadunidense reson贸 en el Palacio de la Revoluci贸n, lo que jam谩s hab铆a ocurrido ah铆 en honor de un estadista.

Obama pas贸 revista militar con los acordes de la Marcha del 26 de Julio, el movimiento que encabez贸 la rebeli贸n de los a帽os cincuenta contra una dictadura sostenida por Washington.

Luego, en contra de la conjetura que circulaba en medios estadunidenses, los dos presidentes dieron una conferencia de prensa conjunta, algo que muy rara vez ocurre en Cuba.

No son el fondo del asunto, pero esas formas avivan el deshielo.

En sus declaraciones, Ra煤l Castro y Obama confirmaron que sus gobiernos registran un enorme avance en la reanudaci贸n de relaciones, pero con una tambi茅n enorme y pesada lista de pendientes, el bloqueo econ贸mico por delante.

Que tienen coincidencias y tambi茅n fuertes discrepancias, en particular en el enfoque sobre derechos humanos. Que hablar谩n con franqueza de este punto, pero no s贸lo de este punto.

Menos previsible fue la evocaci贸n de Venezuela. Castro dijo que no hubo tiempo para tratar lo que describi贸 como una situaci贸n de desestabilizaci贸n que se intenta fomentar en ese pa铆s, cuyo desenlace ser铆a contraproducente para el hemisferio.

Obama se帽al贸 que toda la regi贸n est谩 interesada en el caso, que hab铆a que responder a las aspiraciones de ese pueblo.

Aunque fuera de pasada, pusieron a Venezuela en la agenda regional.

Al final, Castro le alz贸 la mano a Obama.

En fondo y forma, en tonos y gestos, el hielo se sigue derritiendo.

*Corresponsal de La Jornada en la isla durante 11 a帽os

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


A帽adir comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.