Jun 1 2023
188 lecturas

AmbienteCiencia y Tecnología

Ya se transgredieron siete de los nueve umbrales que permiten la sostenibilidad del planeta

Por primera vez, se presentan integrados los indicadores de varios sistemas biof√≠sicos que no deben superarse si no se quiere exponer a las poblaciones a da√Īos que pueden ser irreversibles.

Por primera vez una colaboraci√≥n internacional en la que participaron m√°s de 40 investigadores integr√≥ en un solo documento los l√≠mites naturales que deber√≠an respetarse para no poner en riesgo la vida sobre la Tierra. Partiendo de un estudio de 2009 sobre l√≠mites o fronteras del planeta, que cuantific√≥ estos indicadores para nueve sistemas terr√°queos, este trabajo hace foco en cinco de ellos y los desarrolla tratando de identificar los ‚Äúseguros‚ÄĚ y los ‚Äújustos‚ÄĚ para nosotros y nuestros descendientes. ‚ÄúEn an√°lisis posteriores nos concentraremos en algunos de los otros‚ÄĚ, informaron desde la oficina de prensa de la Comisi√≥n de la Tierra, una de las organizaciones que coordin√≥ la iniciativa.

Un umbral ‚Äúseguro‚ÄĚ es aquel que le permite al planeta mantenerse estable y resiliente. El considerado ‚Äújusto‚ÄĚ es el que ofrece las condiciones necesarias para proteger a las poblaciones de los da√Īos al planeta. Minimiza la exposici√≥n humana a impactos negativos generalizados, graves, existenciales o irreversibles en pa√≠ses, comunidades e individuos, que causen p√©rdida de vidas, medios de subsistencia o ingresos, desplazamientos, inseguridad alimentaria, h√≠drica o nutricional, enfermedades cr√≥nicas, lesiones o malnutrici√≥n.

‚ÄúEste trabajo es el primero que cuantifica la ‚Äėseguridad‚Äô y la ‚Äėjusticia‚Äô utilizando el mismo conjunto de variables‚ÄĚ, aclararon desde la Comisi√≥n de la Tierra.

Los resultados se publican en la revista Nature y se presentan en escala global y local para distintos sistemas biofísicos que regulan el estado de la Tierra. Los analizados en detalle son el clima, la biodiversidad (subdividida en ecosistemas naturales y áreas de trabajo), la contaminación del aire, los fertilizantes (fósforo y nitrógeno), y el agua (subterránea y superficial). De ellos, siete ya fueron sobrepasados.

¬ęPor primera vez, presentamos cuantificaciones y una base cient√≠fica s√≥lida para evaluar el estado de nuestra salud planetaria no s√≥lo en t√©rminos de estabilidad y resiliencia del sistema Tierra, sino tambi√©n en t√©rminos de bienestar humano y equidad / justicia¬Ľ, se√Īala el profesor Johan Rockstr√∂m, copresidente de la Comisi√≥n de la Tierra, autor principal del trabajo y director del Instituto Potsdam para la Investigaci√≥n sobre el Impacto del Cambio Clim√°tico.

‚ÄúHace muchos a√Īos que Johan Rockstr√∂m propone este abordaje integrado de indicadores de l√≠mites en el sistema Tierra y lo actualiza peri√≥dicamente ‚Äďcomenta la meteor√≥loga argentina Carolina Vera, ex vicepresidenta del Grupo 1 del Panel Intergubernamental de Cambio Clim√°tico (IPCC)‚Äď. Es una forma sint√©tica y positiva de comunicar los umbrales que algunos indicadores naturales no debieran sobrepasar. Digo positiva porque el mensaje principal es que debemos quedarnos del lado seguro de estos l√≠mites, pero advierte a la vez cuales se est√°n sobrepasando. Es decir, lo que aportan es la integraci√≥n de los indicadores que ya la comunidad cient√≠fica identific√≥ en cada caso. Solo a trav√©s de una acci√≥n clim√°tica extensiva, r√°pida y ambiciosa, y un uso sostenible de bienes como el agua y los ecosistemas naturales evitaremos sobrepasarlos. Alcanzar las metas del desarrollo sostenible es el camino que los pa√≠ses, participando colectivamente en la ONU, definieron como el que hay que seguir. Pero art√≠culos como √©ste muestran que la humanidad todav√≠a est√° lejos de alcanzarlas‚ÄĚ.

Entre otros, el estudio destaca que se super√≥ el l√≠mite justo de aumento de la temperatura global (es 1¬į C y estamos en 1,2¬į C). El umbral considerado seguro en cantidad de √°reas naturales intactas es de al menos entre un 50 y un 60% de la superficie terrestre, y ya hay dos tercios dominados por la actividad humana. En cuanto al agua superficial, el l√≠mite considerado seguro y justo es un 20% de alteraci√≥n mensual del caudal y ya llega al 34%; tambi√©n se estima que la disminuci√≥n anual de las aguas subterr√°neas no deber√≠a ser mayor al 20% y llega al 47%. Y adem√°s son excesivos para la estabilidad del suelo los niveles de nitr√≥geno y f√≥sforo que ingresan con los fertilizantes, y los aerosoles contaminantes.

¬ęNo podemos tener un planeta ‚Äėseguro‚Äô en t√©rminos biof√≠sicos si no hay justicia¬Ľ, subraya en un comunicado de Nature la profesora Joyeeta Gupta, coautora, copresidenta de la Comisi√≥n de la Tierra y catedr√°tica de Medio Ambiente y Desarrollo en el Sur Global de la Universidad de √Āmsterdam.

¬ęDentro de los cinco √°mbitos analizados, ya se transgredieron varios l√≠mites. A menos que se produzca una transformaci√≥n a tiempo, es muy probable que se haga inevitable cruzar puntos cr√≠ticos irreversibles que causar√°n un impacto generalizado en el bienestar humano. Evitar ese escenario es crucial si queremos garantizar un futuro seguro y justo para las generaciones actuales y venideras¬Ľ, agrega Rockstr√∂m.

Los científicos enfatizan que se necesitan objetivos globales más allá del clima, y que es necesario manejar todos los demás sistemas y procesos biofísicos que hacen habitable el planeta. Y agregan que estos límites deberían fundamentar las metas de empresas, ciudades y gobiernos nacionales.

 

*Periodista cient√≠fica, editora y columnista argentina, pionera del periodismo cient√≠fico en su pa√≠s.‚Äč Integra la Red Argentina de Periodismo Cient√≠fico

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


A√Īadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.