Jul 24 2009
876 lecturas

Política

Zelaya pisó territorio hondureño protegido por su pueblo

TeleSur*

El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, cruzó la frontera con Nicaragua y llegó a territorio hondureño, en la localidad de "Las Manos", alzó la cadena separatoria del puesto fronterizo y, en compañía de cientos de seguidores que lo han rodeado –en una suerte de cadena humana para protegerlo–,avanzó por tierra de su país.

Entretanto, la primera dama hondureña, Xiomara Castro de Zeleya, quien junto a sus hijos, a la madre del mandatario y a la suya, no ha podido llegar al paso fronterizo de Las Manos, para reunirse con su esposo, adelantó a teleSUR vía telefónica que pese a las restricciones arribará al sitio caminando y apeló a la conciencia de las Fuerzas Armadas y la Policía de Honduras.

"Vamos a pasar caminando hasta llegar al otro retén (…) Estamos apelando a la conciencia especialmente de las Fuerzas Armadas y de la Policía no olviden que son y vienen del pueblo", insistió.

Se declaró triste por la actual situación que se vive en Honduras, donde "los mismos hondureños están golpeando a los mismos hondureños".

"Lo único que pedimos es que tengamos oportunidad de movilizarnos y llegar a la frontera que es a donde queremos llegar", añadió.

Recordó que "han pasado 16 días, ha pasado tanto tiempo, lo único que queremos es acercarnos a él, nos llena de emoción y preocupación porque no permiten que lleguemos a él", refiriéndose al presidente Zelaya.

"Hemos visto la paciencia del Presidente, estamos reclamando que en realidad se cumplan las presiones que ejercen los países, hacemos un llamado de atención, porque ellos tienen una forma y una manera de resolver este problema", apuntó.

Por su parte, la madre de Zelaya, doña Hortenzia, pidió al general Romeo Vásquez, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas hondureñas, a que reflexione y cooperen con el pueblo.

"Le pido al gobierno de facto que reflexione y llamo a las Fuerza Armadas a que se pongan la mano en el corazón, al general Romeo le pido que reflexione y coopera con el pueblo hondureño", afirmó durante una entrevista que concedió a teleSUR.

Más temprano, a su llegada pidió a las fuerzas militares de su nación que "no usen la violencia, ya que tengo el derecho legítimo de regresar a mi país y atender el mandato que el pueblo hondureño me dio".

Mientras cruzaba la frontera, el mandatario dijo que sólo está defendiendo sus derechos  "y los señores que están en esta actitud deben bajar sus fusiles y dialogar, yo creo que en el mundo está en riesgo el sistema democrático y no debemos ceder en este campo".

Sobre la posibilidad de que las autoridades de facto lo apresen, Zelaya afirmó que la justicia de los "golpistas es una justicia nula", por ello indicó que si lo ponen preso el régimen de facto "cometería un gran error porque esa situación no la aceptaría nadie".

La enviada especial de teleSUR en Nicaragua, Adriana Sívori, detalló que el presidente de Honduras  será detenido si cruza la frontera entre Nicaragua y Honduras, orden dada por autoridades superiores.

"Apenas toque suelo hondureño el presidente Zelaya será detenido", reportó Sivori desde el puesto fronterizo de Las Manos.

Rodeado de medios de comunicación, Zelaya dijo que los militares en la zona "deben ser juzgados por tribunales internacionales. "Muéstrenme los francotiradores", dijo el mandatario dirigiéndose a la multitud que lo acompaña.

"Aquí vamos a esperar a que pase mi familia y la gente que esta ahí presionando por entrar a El Paraíso. Tenemos tiempo para actuar con la debida prudencia y esperar que las personas lleguen hasta acá", aseveró.

En otra parte de su intervención, Zelaya ratificó que su regreso se produjo luego de agotar todas las vías diplomáticas para retomar el hilo constitucional en el país centroamericano.

Aseguró que el acuerdo de San José, presentado por el presidente de Costa Rica, Óscar Arias fue aceptado en sus siete puntos originales y ratificado por la comisión que designó para la negociación.

"El régimen golpista no aceptó ninguna de las propuestas porque ellos no están de acuerdo con mi restitución, en el fondo el problema es que un grupo económico se opone a la reforma que yo he planteado", aseveró.

Manuel Zelaya indicó que la llamada cuarta urna no estaba fuera de lo que establece la Constitución de Honduras. "El término de ilegalidad  es un manejo que ellos han intentado hacer para hacer ver que las propuesta era ilegal", insistió.

Manifestó que su regreso tiene como objetivo devolver la estabilidad a Honduras y para que retorne la calma y la paz a  la nación centroamericana.

"Yo he invitado a varias personalidades para que me acompañen en esta travesía, con el fin de luchar por un retorno pacífico en el país, nosotros no podemos esperar que la diplomacia dé todos los resultados", afirmó.

Asimismo, dijo que confía en que existen  sectores dentro de las Fuerzas Armadas hondureñas, que no avalan este golpe, "yo sé que son las cúpulas militares las responsables junto con los títeres políticos de este golpe".

Brutal represión tras declaración de toque de queda,
pero las organizaciones sociales llegaron a la frontera    

Los anillos de seguridad no dejan transitar vehículos que se dirigen a la concentración en la frontera. Desde el departamento del Paraíso fronterizo con Nicaragua, manifestantes denunciaron: “los retenes militares los tenemos que evadir, la policía nos da paso en algunos casos”. “Un policía vestido de civil dentro de la manifestación nos amenazó”, dijo uno de los protestantes

Las Fuerzas Armadas a las órdenes del Gobierno de facto hondureño empezaron a arremeter este viernes contra los manifestantes que viajaron desde distintas localidades del país hasta la frontera con Nicaragua para recibir al presidente legítimo, Manuel Zelaya.

Tal como precisó la enviada especial de teleSUR en Honduras, Madeleine García, " los ánimos se caldearon y la Policía empezó a lanzar bombas lacrimógenas para despejar el área en el departamento de El Paraíso (sur)".

Pocos momentos después, en declaraciones telefónicas uno de los manifestantes que asistía a la caravana con su vehículo denunció que miembros de la Policía y las Fuerzas Armadas dispararon contra éste e informó que una persona resultó herida, aún sin confirmar.

Las acciones de la las fuerzas de seguridad comenzaron minutos después que el gobierno de facto, presidido por Roberto Micheletti, adelantara el toque de queda a las 12H00 locales (16H00 GMT).

Mas temprano, los movimientos sociales y demás sectores, rompieron  el bloqueo policial que se mantenía en el departamento de Paraíso en Honduras y continuaron su paso hacia la frontera con Nicaragua con el fin de recibir al presidente constitucional Manuel Zelaya.

La fuerzas militares se vieron obligadas a retroceder tras la cantidad de personas que se concentraron en este punto y los manifestantes decidieron no enfrentarlos y cruzar por las montañas aledañas donde hay varios caseríos.

TeleSUR comprobó, a través de su reportera Madelein García, que los oficiales bloquearon con bolsas de arena y otros obstáculos la carreteras para que los vehículos no pudieran continuar hacia la línea divisoria entre las dos naciones.

El Ejército de facto de Honduras mantiene bloqueada la frontera con Nicaragua, mientras los movimientos sociales esperan encontrarse este viernes con el presidente legítimo y constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, en el departamento del Paraíso.

 Madeleine García obtuvo diversas entrevistas con los hondureños que se encontraban a la espera de Zelaya y todos reclamaban una libre movilización para recibir a su jefe de Estado, mientras más de cinco retenes de policías y militares fácticos se encontraban a escasos diez minutos de la frontera de Las Manos.

Pese al toque de queda que impuso el gobierno golpista de Roberto Micheletti, los anillos de seguridad no dejan transitar vehículos que se dirigen a la concentración en la frontera.

Desde el departamento del Paraíso fronterizo con Nicaragua, manifestantes denunciaron: "los retenes militares los tenemos que evadir, la policía nos da paso en algunos casos".

"Un policía vestido de civil dentro de la manifestación nos amenazó", dijo uno de los protestantes

"Queremos pasar en paz, nosotros, andamos únicamente con los celulares", expresó otra de las manifestantes. "Queremos pasar en paz a recibir el presidente Zelaya", agregó.

Paralelamente, se cumple en el país centroamericano el segundo día de un paro general que mantienen tres centrales sindicales de ese país en el sector estatal, apoyado con bloqueos de carreteras de las fuerzas populares que repudian el golpe de Estado, y esperan el retorno del presidente Manuel Zelaya.

El país se mantuvo paralizado este jueves durante varias horas por los cierres de rutas estratégicas por parte de los manifestantes, afirmó a la agencia de noticias cubana Prensa Latina el dirigente obrero Juan Barahona.

El presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores, Juan Barahona, ofreció un balance de la primera jornada calificada como exitosa por el dirigente, tomando en cuenta los bloqueos carreteros y la toma de varias instituciones estatales por los trabajadores.

Las acciones populares incomunicaron los principales puertos del país, tanto en la costa Atlántica como del Pacífico y a la capital con las zonas del norte de la nación.

Más adelante, miles de personas comenzaron a movilizarse hacia las fronteras con Nicaragua, desde donde este jueves el presidente constitucional, Manuel Zelaya, emprendió el regreso por tierra a su patria en una caravana.

Zelaya emprendió su retorno a Honduras sobre las 16H30 (20H30 GMT) acompañado por el canciller venezolano, Nicolás Maduro.

Más temprano, durante una rueda de prensa que ofreció desde la embajada de Honduras en Managua, previa a su partida, Zelaya dijo que espera, que a su arribo, las Fuerzas Armadas "se sometan a la autoridad que el pueblo escogió" y que no se manchen las manos con la sangre de su jefe de Estado. Aseguró que su regreso será pacifico y tiene como objetivo "buscar el diálogo y que vuelva la paz a nuestro país".

Numerosas personas llamaron a Radio Globo, emisora que mantiene los micrófonos abiertos a los sectores populares, para denunciar haber sido víctimas de represión por parte de fuerzas del ejército que tratan de cerrarles el paso.

Por otra parte, un nuevo problema se le presentó al gobierno de facto y promotor del golpe de Estado, que encabeza el empresario Roberto Michelleti, por el descontento de la policía por atrasos de pagos salariales, que llevaron a una huelga a agentes de una estación capitalina.

El vocero oficial del cuerpo, Daniel Molina, trató de restarle importancia al asunto, al asegurar a la prensa que sólo se trata de problemas administrativos.

Sin embargo, agentes entrevistados por el canal 36 de la televisión, el único con postura crítica al golpe del 28 de junio pasado, dijeron que no atenderán requerimientos mientras no sean cumplidos sus reclamos.

Los problemas en ese cuerpo represivo, que incluyen al escuadrón especial Cobras, se suma al aislamiento internacional del régimen y la ola de repudio popular, que este viernes cumple su vigésimo séptima jornada.

Los dirigentes del Frente Nacional contra el Golpe de Estado subrayaron que las luchas populares proseguirían hasta la derrota de los golpistas y la restitución del orden constitucional y de Zelaya.
 

* www.telesurtv.net

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.