Abr 16 2017
358 lecturas

EconomíaSociedad

3,4 millones de personas entrarán este año en situación de desempleo, según la OIT

El crecimiento económico sigue siendo decepcionante y aún se observan déficits generalizados de empleo decente, según destaca un reciente informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que señala que durante el año 2016, el crecimiento del PIB mundial registró su nivel más bajo en los últimos seis años: 3,1 por ciento, una cifra muy inferior a la tasa proyectada el año anterior. Según algunos expertos, en vender humo, se espera que el crecimiento económico repunte moderadamente en 2017 (3,4 por ciento) y 2018 (3,6 por ciento).  Sin embargo, como se recalca en el presente informe, las proyecciones de crecimiento para 2017 han sido continuamente objeto de revisiones a la baja a lo largo de las previsiones, como sucede con los informes meteorológicos, (mientras que las proyecciones de 2012 rebasaban el 4,6 por ciento, en 2016 se redujeron al 3,4 por ciento).  La realidad es que, persiste una elevada incertidumbre sobre la economía mundial. ar desempleo
Tanto el decepcionante rendimiento económico registrado en 2016 como las perspectivas por debajo de la tendencia para 2017 generan preocupación sobre la capacidad de la economía de: i) crear una cantidad suficiente de empleos;  ii) mejorar la calidad del empleo en el caso de quienes ya tienen un trabajo; y  iii) garantizar que los beneficios del crecimiento sean compartidos de manera inclusiva.
En todo el mundo, los países afrontan el doble desafío de reparar los daños provocados por la crisis y de crear oportunidades de empleo de calidad para los nuevos participantes en el mercado de trabajo.  No obstante, se espera que en todo el mundo 3,4 millones de personas entren en situación de desempleo en 2017.  Se prevé que los niveles y tasas de desempleo mundial se mantengan elevados a corto plazo, pues la mano de obra mundial sigue creciendo. Con lo cual el desempleo total superaría con creces los 201 millones en 2017.

br-desempleoSi bien se proyecta que la tasa de desempleo mundial se mantendrá relativamente estable en 2018, el ritmo de crecimiento de la mano de obra (es decir, de aquellos que buscan empleo) rebasará la creación de empleo, por lo cual 2,7 millones de personas más estarán en situación de desempleo en todo el mundo.  Se espera que el incremento de los niveles y tasas de desempleo en 2017 tendrá origen en el deterioro de las condiciones del mercado de trabajo en los países emergentes: los efectos de varias recesiones profundas que tuvieron lugar en 2016 seguirán afectando a los mercados de trabajo en 2017. De hecho, se prevé que en los países emergentes 3,6 millones más de personas estarán en situación de desempleo entre 2016 -2017.

En este sentido la situación en América Latina y el Caribe genera particular preocupación, pues se proyecta que la tasa de desempleo aumentará 0,3 puntos porcentuales en 2017 hasta alcanzar el 8,4 por ciento (sobre todo, debido al incremento del desempleo en el Brasil). Por el contrario, se prevé que en los países desarrollados el desempleo se reduzca en 2017 (670000 personas menos) y que la tasa pase del 6,3 por ciento (2016) al 6,2 por ciento.

Según las proyecciones, en Europa, sobre todo en Europa Septentrional, Meridional y Occidental, los niveles y las tasas de desempleo seguirán disminuyendo. Sin embargo, se espera que el ritmo de esta mejora se reduzca, y hay señales de que el desempleo estructural está empeorando. Lo mismo puede decirse de Canadá y los Estados Unidos. Por ejemplo, tanto en Europa como en América del Norte se siguen registrando elevados niveles de desempleo de larga duración en comparación con los niveles observados antes de la crisis.

En el caso de Europa, este indicador aumentó recientemente, pese a la disminución de la tasa de desempleo. De hecho, en la UE-28, la proporción de personas en situación de desempleo que buscan empleo desde hace doce meses o más alcanzó el 47,8 por ciento durante el segundo trimestre de 2016, mientras que en el mismo trimestre de 2012 este indicador se situaba en el 44,5 por ciento. ch desempleo (1)

Además, en el segundo trimestre de 2016, más de dos tercios de este grupo (en total, 6 millones de personas) estaban en situación de desempleo desde hacía más de dos años. Se espera que en los países en desarrollo los niveles de desempleo también se incrementen en 2017 (450000 personas más) y que las tasas de desempleo ronden el 5,5 por ciento en 2017 y 2018.

Sin olvidar que, en muchos países predomina el empleo de poca calidad crónico, es decir, elevadas proporciones de trabajadores por cuenta propia y trabajadores familiares no remunerados (ambas categorías se consideran formas vulnerables de empleo) y de trabajadores pobres.  Por otro lado, la incidencia del empleo vulnerable en todo el mundo sigue siendo elevada (1400 millones de personas) Los trabajadores con empleos vulnerables suelen padecer de elevados niveles de precariedad. En efecto, este grupo suele tener acceso limitado a sistemas contributivos de protección social. La situación es más recurrente en el caso de los trabajadores asalariados.

africa desalojos1Así pues, se espera que las formas vulnerables de empleo asciendan a poco más del 42 por ciento del empleo total en 2017, lo cual corresponde a 1400 millones de personas en todo el mundo. De hecho, casi la mitad de los trabajadores de los países emergentes tienen empleos vulnerables. En los países en desarrollo, cuatro de cada cinco trabajadores están en esta situación. Por ello se espera que la cantidad de trabajadores con empleos vulnerables en todo el mundo aumente en 11 millones cada año. Las dos regiones más afectadas por el empleo vulnerable son Asia Meridional y África Subsahariana. Aunque el Informe destaca que, la reducción de las tasas de trabajadores pobres se está desacelerando, advierte que en los países en desarrollo, la cantidad de trabajadores pobres está aumentando. Mientras que en los países emergentes las tasas y la cantidad de trabajadores pobres han registrado rápidos descensos, en los países en desarrollo esta disminución no ha podido mantener el ritmo del crecimiento del empleo.

Por ello se espera que en los países en desarrollo la cantidad de trabajadores con ingresos inferiores a 3,10 dólares de los Estados Unidos diarios aumente en 3 millones cada año durante los próximos dos años. Por último, se siguen observando desigualdad de oportunidades y descontento social subyacente a estas tendencias sociales y del mercado de trabajo agregado se encuentran las disparidades (muchas veces amplias) observadas entre varios grupos demográficos.

Las disparidades de género en las oportunidades del mercado de trabajo causan particular preocupación, pues se observan y persisten en varias zonas geográficas. Por ejemplo, en África del Norte, las mujeres en la mano de obra tendrán el doble de probabilidades de estar en situación de desempleo que los hombres en 2017. En los Estados Árabes, la brecha es aun más marcada: la probabilidad de que las mujeres estén en situación de desempleo es más de dos veces superior a la de los hombres, y entre ambos grupos hay una brecha de más de 12 puntos porcentuales. ecu campesinas1

En África, Asia y el Pacífico y los Estados Árabes, las mujeres registran sistemáticamente tasas más altas de empleo vulnerable. Por ejemplo, en Asia Meridional, casi el 82 por ciento de las mujeres tenían un empleo vulnerable en 2016, mientras que la cifra entre los hombres era apenas superior al 72 por ciento.

En el futuro, es probable que las tendencias a largo plazo relacionadas con el desarrollo tecnológico y los cambios estructurales que implican afecten a la naturaleza del crecimiento económico. En el marco de su iniciativa sobre el futuro del trabajo, la OIT estudiará más en detalle las implicaciones de estos acontecimientos en el mundo del trabajo y, en particular, el efecto de estos factores estructurales en la cantidad y la calidad del empleo.

Es difícil vislumbrar una seguridad política y social en el mundo si un número tan grande de personas continúa atrapado en el ciclo de la pobreza o si perciben pocas oportunidades de desarrollo en un sistema global que es discriminatorio e injusto.

*Jefe de Redacción Internacional del Hebdolatino Ginebra

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario