Nov 6 2015
1994 lecturas

Política

Argentina: Identificar al enemigo

 

El intento de decodificar los mensajes de las elecciones del 25 de octubre ha dado lugar a interesantes debates, pero tambi√©n a disparatadas interpretaciones. La √ļnica verdad es la realidad y esa se√Īala que Daniel Scioli gan√≥ las elecciones por varios puntos, pero la necesidad de una segunda vuelta marcaron un innegable retroceso en un proceso que no se esperaba terminara estrenando el balotaje en el pa√≠s.

Esta semana nos vendieron que las encuestas muestran que la candidatura de Macri estaba unos puntos por encima de la de la Scioli. Pero a estas alturas los argentinos saben que esta práctica de hacer encuestas a medida de los gustos e intereses de quien las ordena y financia, las hace muy poco creíbles. Y se convierten en herramientas mucho menos que eficaces para inducir a los electores.

¬†Por primera en la Argentina moderna, un partido de derecha podr√° llegar al poder sin necesidad de un golpe militar o de elecciones fraudulentas. Aliada siempre al imperialismo ‚Äďprimero el brit√°nico, luego el estadounidense- la derecha vern√°cula y los sectores econ√≥micos concentrados hoy tienen la posibilidad de torcer la historia.

Blanco es amarilloar macri-michetti

El problema mayor que ha tenido la izquierda en Argentina fue identificar claramente al enemigo. E incluso hoy, parte de esta izquierda, sigue sirviendo como piquete de desestabilización de la restauración neoliberal. Y, por el otro lado, la confusión es creer que izquierda es trostkismo.

El candidato presidencial trostkista, Del Ca√Īo, pidi√≥ el voto en blanco en el balotaje, pero no desde una posici√≥n clasista que buscara la organizaci√≥n de los sectores populares. Su √ļnico inter√©s es ‚Äúdemostrar‚ÄĚ que Daniel Scioli es de derecha, heredero del menemismo, quiz√° en su sue√Īo pueril de que los sectores progresistas del peronismo-kirchnerismo se unan a su propuesta‚Ķ.

Otros sectores de la izquierda marxista tiene en claro que hoy en d√≠a lo m√°s importante es detener las aspiraciones de un conglomerado pol√≠tico que encarne el proyecto neoliberal, el regreso a las √©pocas de la dictadura y de la Alianza de 1999. El objetivo¬†debe ser¬†desbaratar la m√°s feroz apuesta organizativa de la derecha argentina de los √ļltimos tiempos, se√Īalan otros.

Votar por Scioli, evitar que gane Macri ‚Äďse√Īala Mariano Casco- no ser√° m√°s que un elemento defensivo que deber√° estar asociado con la m√°s amplia movilizaci√≥n del campo popular. La calle, en definitiva, ser√° el principal escenario de lucha de la Argentina que se viene.

‚ÄúNo queremos que nos gobierne una derecha que estuvo en contra de la estatizacion de las AFJP y de YPF, del matrimonio igualitario, la Ley de Medios y la Asignacion Universal por Hijo. Que destruye el sector p√ļblico y que quiere terminar con las paritarias, entre muchas otras conquistas populares. Macri, jam√°s‚ÄĚ, indic√≥ un manifiesto de movimientos sociales, a 10 a√Īos del No al ALCA.

‚ÄúTampoco queremos un presidente que pretende ¬īacabar con el curro de los derechos humanos¬ī (Macri dixit), y que se opuso a la pelea de los organismos y el pueblo argentino por Memoria, Verdad y Justicia. Vamos a defender las conquistas populares de estos a√Īos en las calles en cualquier escenario por venir‚ÄĚ, se√Īalaron 10 organizaciones de izquierda (Seamos Libres , Camino de los libres, Patria Grande, MPR Quebracho, Encuentro Antiimperialista, Movimiento Emancipador, Resumen Latinoamericano, Partido Comunista, OP Cienfuegos, Marcha Patri√≥tica, OPS Los Pibes, Editorial Acerc√°ndonos, Barricada TV,Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas, Partido de la Liberaci√≥n)

Macri expresa el inicio de una fase reaccionaria que profundizar√° al extremo las continuidades con la d√©cada del 90, y eliminar√° los cambios y las limitaciones al capital; las pol√≠ticas de autonom√≠a respecto del imperialismo norteamericano y las conquistas democr√°ticas logradas en estos 10 a√Īos (ley de Servicios de Comunicaci√≥n Audiovisual, ley de Matrimonio Igualitario, paritarias libres, juicios por la memoria, pol√≠ticas culturales incluyentes y progresistas, asignaci√≥n universal por hijo, entre otras.

Macri significa a nivel regional alinearse con el eje del Pac√≠fico, abandonando las pol√≠ticas de integraci√≥n latinoamericana. Significa llevar a nuestro pa√≠s al lugar de furg√≥n de cola de las pol√≠ticas reaccionarias en el mundo, junto a los EEUU, Inglaterra e Israel. Significa abandonar hasta en la ret√≥rica la causa de Malvinas; el 22 de noviembre, contra Macri, a√Īade Encuentro Antiimperialista.

 Explicólogos abstenerse

Se han difundido interesantes explicaciones pol√≠ticas y sociol√≥gicas sobre el resultado, sobre todo cuando hay conciencia de que no ha habido un rechazo a las pol√≠ticas de los √ļltimos tres gobiernos. Pero la credibilidad y el apoyo recibido por la Presidenta no mostr√≥ a simple vista (escondi√≥) el descontento de quienes sienten que no est√°n mal, que est√°n mucho mejor que a principios de siglo y milenio, pero s√≠ sienten que est√°n estancados.

El ciudadano siempre quiere m√°s, quiere progresar en la escala social. Y es teniendo en cuenta este dato cuando se puede elaborar una serie discursiva ‚Äďcon buen apoyo de los medios hegem√≥nicos- sobre inseguridad, narcotr√°fico, inflaci√≥n, presi√≥n impositiva, cuando en realidad la respuesta que esperan los votantes es sobre el futuro bienestar econ√≥mico. No basta con el largo listado de lo logrado en los √ļltimos 12 a√Īos: son derechos adquiridos que supone que nadie se los va a quitar. Y quiere ir por m√°s, aunque sea detr√°s de espejitos de colores.

arg Cristina-MacriDentro de dos semanas se elegirá entre un modelo de desarrollo soberano con transformación de la estructura productiva y otro de desarrollo dependiente. Pero lo cierto es que no es precisamente eso lo que ve (o por lo menos vio el 25 de octubre) los ciudadanos que dejaron de votar por el oficialismo.

Claudio Scaletta recuerda que el √ļnico resultado electoral adverso del per√≠odo, por si faltasen elementos, fue el de 2009, no por la crisis del campo, sino por el freno transitorio provocado por la crisis internacional de 2008. El 37 por ciento del 25 de octubre, y sobre todo los apenas 3 puntos de diferencia con el segundo, pueden explicarse por el freno de la econom√≠a a partir de 2012, con el 2014 a la cabeza. Por eso, la idea de un ‚Äúcambio‚ÄĚ abstracto, que no hubiese prendido en 2011, tuvo oportunidad de hacerlo en el tard√≠o 2015

Algunos soci√≥logos se preguntan c√≥mo un sector de la poblaci√≥n, entre ellos trabajadores, peque√Īos y medianos empresarios ‚Äďsobre todo los que se nutrieron con el crecimiento del mercado interno-, cuentapropistas, vot√≥ en contra de sus intereses de clase, destruyendo masoquistamente aquello que llev√≥ m√°s de una d√©cada reconstruir: la econom√≠a, los derechos humanos y sociales, la institucionalidad democr√°tica, el tejido social.

Otros se preguntan cómo puede ser que vuelvan a votarse candidatos que propugnan el retorno al pasado reciente, a la restauración conservadora, con las mismas políticas que llevaron a la gran crisis de 2001-2002, a la pobreza, la desocupación y la caída del producto interno bruto, al hiperendeudamiento y la cesación de pagos.

Se enfrentan programas contra percepciones de ‚Äúcambio‚ÄĚ. El sciolismo (la Fundaci√≥n DAR) public√≥ dos libros con ¬†un programa de desarrollo para superar el estancamiento, pero el macrismo no explicit√≥ hasta el momento su propuesta, m√°s all√° de que Macri est√° muy preocupado por bajar la pobreza, o que quiere m√°s transparencia y que se acaben los enfrentamientos entre argentinos, que hay que terminar con el narcotr√°fico o que la inflaci√≥n es un flagelo. Minguito con corbata.

Hoy hay que tener en claro, m√°s que nunca, qui√©n es el enemigo. M√°s all√° de consignas ‚ÄďBraden o Per√≥n, patria o buitres-, tener en claro cu√°l es el sujeto social de cambio, para defender las conquistas, para exigir su profundizaci√≥n, para estar atentos siempre a que no se desv√≠e la voluntad popular. Para no volver a ser colonia y poder seguir construyendo una patria justa, libre, soberana, argentin√≠sima y latinoamericana.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Coment√°rio

Comentarios

  1. Sampa
    7 noviembre 2015 15:20

    Estimado Aram,

    La decisión argentina, será muy parecida a la de Dilma em Octubre del 14 em Brasil, en la segunda vuelta.

    Hay dos proyectos en juego, independientes de detalles políticos puestos en pauta por la Derechona de manera totalmente oportunista.

    Los Trotskistas y Anarquistas, siempre apostando en el caos total, para de las cenizas poder renacer la so√Īada F√©nix ¬ęautenticamente revolucionaria¬Ľ.

    Los Neoliberales de turno, representantes de la Derecha de siempre, apostando en soltar las amarras que el Humanismo/Progresismo/Trabalhismo imponen a crecimiento econ√≥mico neoliberal … No obstante escondiendo la enorme e hist√≥rica antipatia a cualquier programa de justicia social.

    Compa√Īeros argentinos, desde Brasil, mi total solidariedade al proyecto, de un d√≠a poder alcanzar a la so√Īada PATRIA GRANDE!!!!

    Scioli ahora es el fiel represente de este proyecto, así siendo, todo nuestro apoyo a él, en este momento crucial, donde hay tantas avanzos sociales regionales en juego.

    DALE SCIOLI!!!

    Sampa