Oct 12 2017
1122 lecturas

Ciencia y Tecnolog铆aCultura

La inteligencia artificial, 驴amenaza para la vida de los medios?

Quiz谩 el discurso promocional, que buscaba vender a la inteligencia artificial como respuesta a buena parte de los problemas de la humanidad, no logr贸 a煤n imponerse en todos los 谩mbitos, pero comenz贸 a causar inquietud y alarma entre las empresas de informaci贸n y comunicaci贸n del Norte.

Un reporte presentado en la reuni贸n anual de la Asociaci贸n de Noticias On Line, indica que las empresas period铆sticas -que en las 煤ltimas d茅cadas tuvieron que luchar por lectores que se desplazaron a los dispositivos m贸viles y en l铆nea- pronto tendr谩n que adaptarse a la inteligencia artificial, la realidad aumentada y encontrar formas de conectarse m谩s all谩 de los tel茅fonos inteligentes o pantallas m贸viles.

芦Desde ciertos sectores del periodismo a las herramientas del Big Data o inteligencia artificial se las suele ver como amenazas. Pero creo que tiene que existir una integraci贸n y crear alternativas para que nadie se quede afuera y exista una convivencia de profesionales禄, resalt贸 Marisa Beltr谩n, investigadora argentina.Resultado de imagen para inteligencia artificial y medios de comunicacion

Los medios comerciales tradicionales, hoy en crisis, est谩n incorporando la inteligencia artificial a las rutinas de diversos departamentos: mercadeo, publicidad, redacci贸n, infograf铆a, con lo que la industria de la comunicaci贸n. Sus directivos han pensado que si los gigantes tecnol贸gicos han apostado por esta tendencia con convicci贸n y fuertes inversiones, tambi茅n ellos deber铆an intentarlo.

Sin lugar a dudas, la expansi贸n de la llamada 鈥渋nteligencia artificial鈥 (IA) significar谩 transformaciones significativas en la econom铆a, el trabajo, la convivencia social. 驴Hablamos de futuro? Porque ya se lo usa para optimizar inversiones particulares en la bolsa o para ordenar el 鈥揷asi siempre- ca贸tico tr谩fico, en tiempo real.

La IA implica b谩sicamente la capacidad inform谩tica de absorber una enorme cantidad de datos para procesarlos 鈥搈ediante algoritmos鈥 con el fin de tomar decisiones en funci贸n de una meta espec铆fica, con una rapidez y en vol煤menes que superan ampliamente la capacidad humana. Hoy las 煤nicas entidades con capacidad de realizar la inversi贸n y manejar las cantidades de datos requeridas para optimizar los sistemas, son grandes corporaciones transnacionales, principalmente estadounidenses, aunque tambi茅n chinas y, en menor medida, de otros pa铆ses.

La interfaz de voz ser谩 uno de los mayores desaf铆os para los medios, dice el estudio realizado por Amy Webb, de la facultad de Administraci贸n de Empresas de la Universidad de Nueva York y fundadora del Instituto Future Today, que considera que la mitad de las interacciones de los usuarios con sus computadoras en 2023 ser谩 a trav茅s de sus voces.

鈥淯na vez que estemos hablando de noticias con nuestras m谩quinas, 驴A qu茅 se parecer谩 el modelo de negocios del periodismo?, se pregunta el informe. Webb denunci贸, asimismo, que las empresas period铆sticas ni el periodismo en s铆 mismo, est谩n participando activamente en la construcci贸n del ecosistema de inteligencia artificial, y 茅sta supone hoy una amenaza existencial al futuro de las empresas period铆sticas.

Uno de los grandes problemas que afrontan las empresas period铆sticas es que las nuevas tecnolog铆as que tendr谩n un impacto sobre el futuro de las noticias escapan a su control, y est谩n en manos de muy pocas compa帽铆as tecnol贸gicas como Google, Amazon, Tencent, Baidu, IBM, Facebook, Apple y Microsoft, seg煤n Webb.Resultado de imagen para Google, Amazon, Tencent, Baidu, IBM, Facebook, Apple y Microsoft

Las empresas de noticias est谩n cediendo este futuro ecosistema a corporaciones externas: por ende, perder谩n la capacidad de proveer cualquier cosa que no sea contenidos. Las empresas noticiosas 鈥揷ada una por su lado- son consumidores, no desarrolladores significativos.

Los riesgos de este modelo concentrador de las tecnolog铆as digitales van mucho m谩s all谩 de lo que ahora conocemos como Internet.聽 En diversos sectores de la econom铆a y la gesti贸n pol铆tico-social, se est谩n produciendo cambios internos facilitados por la agregaci贸n y el an谩lisis de datos (lo que se conoce como聽big data).聽 Son solo las grandes entidades (empresas transnacionales, gobiernos poderosos) que tienen la capacidad de almacenar y procesar tal cantidad de datos y de transformarlos en algoritmos, que son la base de la inteligencia artificial.

Nuestros datos se han convertido en el principal insumo de la nueva econom铆a digital, dado que Internet 聽se ha convertido en el sistema nervioso central de la econom铆a global, as铆 como del conocimiento, la informaci贸n, la pol铆tica y la vida sociocultural de la humanidad, lo que significar谩, de no producirse cambios en la gobernanza de la red de redes, en nuevas dependencias de nuestros pa铆ses, se帽ala al experta Sally Burch.

Hoy el control emerge de la conjunci贸n de medio, transporte y contenido. Los que controlan los sistemas de difusi贸n, cada vez m谩s inal谩mbricos, satelitales, eligen, producen y disponen cu谩les ser谩n los contenidos. El Big Data permite a la informaci贸n interpretarse a s铆 misma y adelantarse a nuestras intenciones, y聽 preocupa lo f谩cil que est谩 siendo convertir la democracia en una dictadura de la informaci贸n, haciendo de cada ciudadano una burbuja distinta.big data4

Los expertos esperan que una cantidad cr铆tica de tecnolog铆as emergentes aparezca el a帽o pr贸ximo, encontrando usos avanzados m谩s all谩 de los ensayos iniciales. El estudio identifica 75 tendencias tecnol贸gicas que podr谩n tener un impacto sobre el periodismo en los pr贸ximos a帽os, incluidos los drones, los dispositivos para llevar puestos sobre nuestro cuerpo, el video de 360 grados, la realidad virtual o el chequeo de datos en tiempo real.

Los desarrolladores se帽alan que algunas de estas nuevas tecnolog铆as 鈥搇a capacidad de interpretar datos visuales, desarrollar algoritmos para escribir o interpretar noticias, as铆 como recolectar y analizar crecientes vol煤menes de datos鈥 permitir谩n a los periodistas hacer informes m谩s ricos y profundos, checar los hechos y editar m谩s f谩cilmente. Pero el control lo tendr谩n las grandes corporacions desarrolladoras de la inteligencia artificial, claro.

Mientras tanto, estas transnacionales se apresuran a derrumbar cualquier barrera que pueda a煤n existir聽 para asegurar 聽su dominio global sobre los mercados y los datos. Deber谩n convencer primero al presidente estadounidense Donald Trump, que desech贸 el聽 Tratado Transpac铆fico y congel贸 el TISA (Acuerdo sobre el Comercio de Servicios), donde se impon铆an sus criterios monopolistas.

Ahora intentan abrir negociaciones sobre 鈥渃omercio electr贸nico鈥 en la Organizaci贸n Mundial del Comercio (OMC). Y seguir imponiendo sus condicionaes en tratados bilaterales o multilaterales, como el entre la Uni贸n Europea y el Mercosur.

En lo que nos toca, por el tama帽o de las inversiones que requiere, es poco pensable que cualquier pa铆s latinoamericano por s铆 solo pueda encontrar una salida adecuada, que solo ser铆a posible a trav茅s de la Uni贸n de Naciones Sudamericanas, por ejemplo. Y por eso trabajan tambi茅n para desarticularla y anular cualquier capacidad de desarrollar niveles de respuesta, o de poder para negociaci贸n frente a las potencias y las grandes corporaciones en materia de Inteligencia Artificial.

驴Integraci贸n?

Resultado de imagen para Machine Learning y Big DataUna mayor productividad y eficiencia en la producci贸n de contenidos fue la premisa que impuls贸 la integraci贸n entre las empresas period铆sticas del primer mundo y los sistemas de inteligencia artificial. Posiblemente, los pr贸ximos modelos de periodismo provengan del mundo de la inform谩tica, con un cruce entre los medios tradicionales y empresas ligadas al Machine Learning y Big Data, en alianzas estrat茅gicas para sobrevivir primero y generar rentabilidad,lugo, que es, en definitiva, la meta de las corporaciones medi谩ticas.

Productividad y eficiencia fue la condici贸n que gener贸, con cierto recelo, los primeros pasos en el tratamiento de noticias generadas por m谩quinas con aprendizaje automatizado, el uso de la Big Data para simplificar la elaboraci贸n de textos sobre temas o coberturas espec铆ficas, adem谩s de trabajos de investigaci贸n promovidos por editores digitales de medios estadounidenses de comunicaci贸n de referencia internacional como聽The Washington Post,聽The Wall Street Journal,聽Forbes聽y聽CNN, que han apostado a esta tecnolog铆a.

Luego, se sumar铆an pr谩cticas relacionadas con la utilizaci贸n de enormes bases de datos para identificar v铆nculos que no son tan evidentes para los periodistas, la recomendaci贸n de noticias a la carta a trav茅s del uso de algoritmos, la implementaci贸n de chatbots que hacen hincapi茅 en la personalizaci贸n de la informaci贸n y la fluidez de la conversaci贸n entre los programas de software (robots) y los usuarios (humanos).Resultado de imagen para The Washington Post, The Wall Street Journal, Forbes y CNN

Las plataformas

Las plataformas existen, y casi toda est谩n en poder de grandes megacorporaciones privadas. Pero se necesitan profesionales capaces de procesar esa gran data y crear algoritmos para resolver y dar soluci贸n a la necesidad que est谩 en la creatividad de la mente humana. Estas ser谩n las herramientas 鈥搚a no del futuro, sino del presente- para poder participar en la batalla comunicacional e informativa. La caja de herramientas que us谩bamos, ya no sirve.

Hay quienes son optimistas sobre las aplicaciones posibles: Sobre el periodismo de investigaci贸n y verificaci贸n de informaci贸n creo que van juntas, en ese sentido el Big Data aplicado a la detecci贸n de anomal铆as financieras ser谩 una gran protagonista para quienes se dediquen a investigar sobre los circuitos financieros y econ贸micos del dinero, que es la sangre del sistema, se帽ala Eduardo Riveros,聽columnista de聽The Huffington Post.

Veamos los movimientos en las empresas tecnol贸gicas: Por ejemplo, Alphabet, el conglomerado de negocios en el que est谩 integrado Google, ha comprado una docena de compa帽铆as dedicadas a la inteligencia artificial en s贸lo cinco a帽os. Lo mismo hizo Apple, mientras Facebook, Intel y Twitter contin煤an con la absorci贸n de startups. Google controla desde Kaggle, una referencia en el an谩lisis predictivo, hasta Moodstock, especializada en la b煤squeda visual, pasando por Api.ai, instrumento de procesamiento de lenguaje natural para robots.

Con Zurich Eye y Masquerade Technologies, dos servicios de realidad aumentada, la Facebook aspira a mejorar la comprensi贸n sobre la situaci贸n de los objetos a trav茅s de las c谩maras de los tel茅fonos m贸viles y superpone im谩genes u otros activos virtuales sobre las caras de las personas enfocadas con los celulares (copiando o inspir谩ndose en algunas de las caracter铆sticas de Snapchat).

Resultado de imagen para BoomtrainEn Estados Unidos y Europa, empresas聽 como Salesforce, Boomtrain o Keywee ayudan a los ciberdiarios y portales informativos a gestionar la denominada 鈥減ublicidad program谩tica鈥, basada en subastas continuas en las que las marcas pujan sobre la marcha por el espacio disponible para anuncios en las webs, y a calcular los beneficios que obtienen de sus acciones de mercadeo y promoci贸n, resalta un informe del diario espa帽ol La Vanguardia.

A pocos les preocupa los contenidos 鈥搇a informaci贸n, por ejemplo-, est谩n mucho m谩s interesados por la publicidad y la rentabilidad por la utilizaci贸n de la base de datos del medio, inmersos en la l贸gica mercantilista de la empresa period铆stica como negocio.

The New York Times se vale del aprendizaje autom谩tico (machine learning) para buscar patrones en los datos de financiaci贸n de sus campa帽as. La aplicaci贸n de la inteligencia artificial ya ha llegado hasta la producci贸n y la gesti贸n de contenidos. Los Angeles Times construy贸 el llamado 鈥淏ot Quake鈥 para enviar, sin intervenci贸n humana, actualizaciones en el momento en el que se detecta un terremoto en la ciudad y sus alrededores.

Y en Am茅rica Latina no hemos comprendido a煤n que hay que apoderarse de estas herramientas, de su tecnolog铆a y manejo, saber utilizarlas, para poder participar en las batallas culturales actuales y las que se vienen. Es preciso comprender la naturaleza de los cambios producidos y los que vendr谩n con las aplicaciones de los algoritmos de la inteligencia artificial, para poder seguir en combate.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario