Mar 20 2013
945 lecturas

OpiniónPolítica

Candidatos: pájaros y lombrices

pajaro1En el momento actual, la escena política chilena se caracteriza por un cierto recato que preside el actuar de los candidatos presidenciales. Desde el silencio absoluto a algunas escasas palabras en los medios, ni encuentros ni debates de relevancia nacional. ÁLVARO CUADRA*

 

Recordando el viejo adagio que reza “El pájaro que madruga es el que se come la lombriz”, notemos, sin embargo, lo que le sucede a la lombriz que madruga. Pareciera que en momentos de incertidumbre electoral, la prudencia es siempre buena consejera y todos prefieren esperar.

 

Este “relenti” electoral parece más aparente que real, pues si bien no advertimos grandes gestos en el escenario, la verdad es que tras bambalinas corren nerviosos los amanuenses y próximos a los diversos candidatos, sumidos en negociaciones. Lo cierto es que ha sido la figura de Bachelet y su dilatado silencio la que ha marcado el “tempo” de este concierto que no acaba de empezar. Ante tal ausencia, nadie se arriesga al bochorno de llegar a deshoras, apareciendo demasiado temprano en la escena.

 

Después de todo, los grandes conglomerados tienen tiempo y recursos para instalar su puesta en escena, unos porque son gobierno, otros porque aparecen favoritos en las encuestas. Las otras candidaturas escriben su historia desde los márgenes, lo hacen a pulso, de manera casi artesanal y con una escasez de recursos de principio a fin. Sin embargo, no hay que olvidar que la “franja electoral” le asignará a cada cual un tiempo equivalente, convirtiéndola en los hechos en la gran oportunidad de las candidaturas “no binominales” para decir su verdad ante el país.

 

pajarop2Tampoco se debe olvidar que de acuerdo a los datos de la última elección, hay una amplia mayoría de chilenos que se abstuvo de participar en los comicios. Esto significa que existen millones de electores que no se sienten convocados por el binominalismo de la Concertación y la Alianza. Esto es cierto, pero no significa, de buenas a primeras, que tales electores superen su apatía y opten por alguno de los candidatos “no binominales” Por ahora, esa “caja negra” es refractaria a las encuestas y su eventual comportamiento es mera especulación.

 

En los próximos meses veremos quienes son los pájaros y quienes las lombrices en esta fábula electoral. Hasta aquí, la escena ha estado protagonizada monótonamente por las mismas aves de rapiña de siempre que engullen cualquier alternativa democrática que no se ajuste a los grandes intereses económicos y políticos. Sin embargo, la historia y la política nos enseña que en algún momento sobreviene un giro, a veces imperceptible, que cierra una etapa e inaugura otra.
——
* Semiólogo. Profesor universitario.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario