Ene 22 2013
946 lecturas

Ciencia y Tecnología

Argentina, vacaciones: protegerse de la radiación solar

uve-1Científicos, médicos y meteorólogos crearon hace varios años un mapa que, en código de colores y con valores numéricos, orienta sobre el tiempo máximo recomendado de exposición a la radiación solar ultravioleta. Se actualiza dos veces por día, cubre todo el país y anticipa el tiempo de exposición que puede producir enrojecimiento y eventualmente quemadura de la piel. | BRUNO GELLER.*

 

Esta información, junto a otras medidas, sirve para prevenir distintos tipos de cáncer de piel y otras enfermedades de la piel y de los ojos. Los pronósticos de intensidad de esa radiación son publicados por el Servicio Meteorológico Nacional y son actualizados dos veces por día.

 

“A cada región le corresponde una medida que da indicación del riesgo de sobreexposición al Sol, con valores y calificaciones que son correlacionados con el tiempo mínimo en minutos necesarios de exposición a los rayos solares para producir enrojecimiento y eventualmente quemadura de la piel”, uve-2explicó a la Agencia CyTA, uno de sus creadores, el doctor Rubén Piacentini, director del Área Física de la Atmósfera y Radiación Solar del Instituto de Física Rosario, dependiente del CONICET y de la Universidad Nacional de Rosario.

 

Asimismo, la herramienta muestra cómo determinada cantidad de radiación ultravioleta afecta a las personas de acuerdo con el tipo de piel, indicó el dermatólogo Fernando Stengel, presidente de la Fundación del Cáncer de Piel, quien participó en el proyecto.
“Hay una escala con seis tipos de piel, que varía desde la más sensible a la más resistente. La piel I es la celta: enrojece fácilmente y nunca se broncea. La VI es negra: nunca enrojece y produce un bronceado de muy oscuro a negro”, agregó.

 

La irradiancia solar (una medida del flujo de radiación por unidad de superficie) aumenta a partir de septiembre, llega a su pico a fines de diciembre y luego disminuye hasta fines de marzo o abril. “Por eso debemos protegernos en primavera y verano, no sólo en verano”, destacó Stengel.

 

Piacentini precisó que hay una forma práctica de enterarse cuándo el sol “pega” fuerte:
“Debemos observar nuestra sombra cuando estamos en posición vertical: si es menor que nuestra altura, el riesgo es alto; si es mayor, es moderado; y solamente si es mucho mayor, el riesgo es bajo. En resumen, ¡una sombra corta es riesgo alto!”, dijo.

 

Los expertos recomiendan a trabajadores rurales, deportistas, espectadores de eventos y personas que están de vacaciones que usen ropas adecuadas, sombreros y anteojos para prevenir las cataratas. También, que usen protectores solares con factor de protección (FPS) de 30 o más, de amplio espectro, y que los reapliquen cada dos o tres horas según la actividad.

Los menores de dos años, en tanto, requieren cuidados especiales por su sensibilidad al golpe de calor, inducido por los rayos infrarrojos, que no puede prevenirse con ropas ni cremas protectoras. “Ellos necesitan sombra e hidratación adecuada”, subrayó Stengel.

El mapa se puede verse aquí.
——
* Agencia CYTA – Instituto Leloir.
En www.argenpress.info

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario