Sep 14 2012
1944 lecturas

Sociedad

Chile: de Mujer del Año a primera despedida de fiestas patrias

No alcanzó, Soledad Ferreiro, a completar 10 años como directora de la Biblioteca del Congreso. Por ” mala evaluación de su desempeño administrativo” o tal vez porque allegó una chispa a la paja de la cola del (actual) Presidente del Senado, le fue pedida la renuncia inmediata a su cargo. No es ella, sin embargo, la que queda “con el rabo entre las piernas”. | RIVERA WESTERBERG.

 

Si el asunto no tuviera ribetes farsescos impresionaría la parafernalia empleada para comunicarle a la funcionaria que se la despedía: fueron los presidentes de ambas cámaras del Congreso Nacional los que movilizaron sus anchos traseros para exigirle la renuncia. Luego, corporativamente, se movió la engolillada solemnidad exigida por la ocasión.

 

Que era una gran directora, no se dudaba, pero —oh, lamento— había que pedirle la oficina porque, y desde hace tiempo —dice la informaciión del diario La Segunda que da cuenta del hecho— “la decisión se venía gestando hace tiempo debido a la “insatisfactoria” evaluación que los titulares de ambas cámaras tenían de su desempeño, tanto en lo relativo a gestión administrativa como su relación con los parlamentarios.”

 

Al parecer ella es rebelde, tiene ideas propias y (¡horror!) las defiende, como cuando osó razonar en una discusión con los parlamentarios sobre el,presupuesto necesario para que biblioteca cumpla sus funciones. La fuentre interna del Congreso,además, no se privó de señalar que “algunos” empleados de la institución tenían quejas sobre ella —no se aclaró qué tipo de quejas: ¿su vestuario? ¿acoso sexual? ¿mal trato? ¿ineficiencia?, etc…

 

Las malas lenguas —y en el enrarecido ambiente parlamentario abundan— deslizan una razón tétrica para arrojar por la ventana a Ferreiro: que se haya mostrado sorprendida de que el presidente del Senado, Camilo Escalona, haya utilizado un estudio requerido a la institución para publicar un libro que serviría como una de las bases para la eventual redacción de la plataforma programática de la también eventual futura candidatura de Michelle Bachelet, utilizando esos datos de tal modo que parecen producto del trabajo del senador.

 

Su sorpresa, la volcó la entonces directora a un diario que, no por ser de la cadena de El Mercurio, debe siempre mentir. Dijo Soledad Ferreiro:
“Es primera vez que esto ocurre, pero nosotros no podemos hacernos cargo de lo que hagan los parlamentarios con nuestros datos”.

 

Cabe recordar —en la actualidad mera anécdota—que en 2010 la entonces alta funcionaria fue elegida por el portal de la empresa trasnacional Telefónica como la Mujer Terra 2010 en la categoría Innovación “Online”. En esa oportunidad Ximena Torres Cautivo, cabeza del portal, destacó el rol de Ferreiro en el desarrollo de proyectos digitales —es una pionera, dijo.

 

En sus años de gestión Soledad Ferreiro impulsó la modernización de la BCN, agilizando el empleo de sus recursos y reforzando su rol de asesoría a los congresistas. Ello, a su vez, dio origen a controversias, como la generada por un informe sobre el caso Johnson´s, que molestó a parlamentarios oficialistas.

 

El merengue que decora la torta que recibió en la cara la directora de la Biblioteca del Congreso corre por cuenta de Jorge Pizarro, senador DC, quién —siempre según La Segunda— “reconoció el esfuerzo de Ferreiro por mejorar los programas de asesoría legislativa, pero sostuvo que ‘se equivocó al pensar que tenía una autonomía total para tomar decisiones. Cuando fui presidente del Senado tuve diferencias respecto de algunos de sus procedimientos y participación'”.

 

O sea: no importa cuanto pueda correr un buen caballo, hay que montarlo con la rienda bien cortita.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

3 Comentários - Añadir comentario

Comentarios

  1. Carmen
    25 septiembre 2012 20:40

    Que mas se puede esperar del Sr Escalona

  2. Mari Carmen
    25 septiembre 2012 22:14

    No conozco personalmente a Soledad pero sé de su trabajo y la felicito,no solo por su magnífica trayectoria profesional sino porque eso primó por encima de los intereses de poder, ella hizo lo que su profesión y cargo requerían y en un ambiente machista y feudal como es el Congreso, no podía terminar de otra manera la gestión de una mujer que no adulaba a nadie por su cargo y que defendía sus ideas como debe ser cuando hay principios firmes; yo estoy segura que no está lamentándose de haber perdido el puesto pues ella sabía siempre a lo que se atenía por ser como es; eso vale mucho mas e imagino que no le pesa estar pagando ahora el precio, ese es el costo de ser digna y profesional, otra cosa hubiera sido si le hiciera reverencias a todos los políticos inútiles que todos mantenemos…¡y a qué costo!!!

  3. Gerda Sommer
    26 septiembre 2012 18:43

    Conozco a Soledad Ferreiro, se de su capacidad profesional y de su calidad humana ¿pero que podemos esperar de politicos, inutiles, incultos , mala leche como Jorge Pizarro, senador DC, o Camilo Escalona. Soledad supo ser consecuente con sus valores principios y formación profesional. Un abrazo y felicitaciones para ella, en nuestro pais hacen falta muchas corajudas Ferreiro!