Jul 18 2012
1228 lecturas

EconomíaSociedad

Chile: ley de pesca acentúa crisis social; en Coyhaique, Aysén, se asfixian y carabineros agrede a un médico

Las protestas de los pescadores artesanales contra la ley del sector diseñada por el gobierno, amenaza con reinstalar una nueva crisis social en Chile, ahora motivada por la privatización de los recursos pesqueros. Los pescadores artesanales, movilizados desde hace meses, agudizaron sus protestas el 11 de julio pasado, después que la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados aprobó cada una de las 800 indicaciones al nuevo proyecto de Ley en una sesión que se extendió más de 15 horas.| MARIANELA JARROUD.*

 

“Los pescadores son un movimiento muy fuerte”, señaló el antropólogo Juan Carlos Skewes. “Uno podría pensar que habrá una explosión social y, de continuar la política del gobierno como está formulada, existirá una reconversión de los pescadores al estilo de los mineros y tendremos explosiones sociales muy fuertes”. Skewes es el director de la Escuela de Antropología de la Universidad Alberto Hurtado.

 

Y agregó: “Si desgraciadamente el gobierno logra su objetivo, que son los objetivos de la empresa privada que está apoyando, estaríamos frente a un escenario lamentable para los pescadores”. La Ley de Pesca, que impulsa y defiende el ministro de Economía, Pablo Longueira, del partido ultraderechista Unión Demócrata Independiente, regirá la actividad en los próximos 20 años y establece una nueva repartición de las cuotas de pesca vigentes.

 

Los pescadores denuncian que aumentará la concentración de la actividad a favor de la industria y acabará con ellos, pues establece que los derechos de pesca de las grandes empresas podrán entregarse a perpetuidad y ser heredables.

 

El director de la organización ambientalista Ecocéanos, calificó el proyecto como “autoritario, excluyente e ilegítimo” y destacó que beneficia “a siete familias empresariales, responsables de la actual crisis pesquera por sobreexplotación y de la apropiación monopólica de las rentas que genera la actividad pesquera por más de 2.000 millones de dólares anuales”.

 

En respuesta a las críticas, el subsecretario de Pesca, Pablo Galilea, aclaró que el sector pesquero agrupa a 83.000 familias en la pesca artesanal y 50.000 familias de trabajadores del sector industrial. Aseguró que con el proyecto de ley y el fraccionamiento de cuota acordado en la mesa pesquera, el sector artesanal contará con el 55% de los desembarques, mientras que el sector industrial disminuirá a 45% a nivel nacional.

 

Pese a esto, en los principales puertos y caletas del país, los pescadores realizan cortes de rutas, barricadas y manifestaciones que buscan frenar el proyecto, al que consideran letal par la pesca artesanal. A esto se sumó la huelga de hambre que inició José Asencio, pescador del Puerto Gaviota de Coyhaique, en la Patagonia chilena.

 

La situación se agudizó tras una fallida reunión entre los dirigentes de la pesca artesanal y el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, quien decidió a última hora cambiar el lugar de la cita desde el palacio La Moneda, sede del gobierno, hasta las dependencias del ex Congreso Nacional bajo el argumento de “falta de espacio”, y luego volver a La Moneda, sin comunicarlo a los pescadores.

 

A la hora de la cita fallida La Moneda estaba cercada por efectivos policiales que impidieron el acceso al lugar. El cambio de planes molestó a los pescadores, quienes ya habían desestimado al ministro Longueira y al subsecretario de Pesca, Pablo Galilea, como interlocutores válidos. La senadora democratacristiana Ximena Rincón subrayó la “inoperancia” del gobierno para manejar los conflictos sociales.

 

Para Skewes, el gobierno opera “con las manos atadas” por los grandes intereses empresariales. A su juicio esto genera “ciertas ambigüedades, porque hay una disposición inicial a escuchar. Sin embargo, cuando se empiezan a abordar los temas más profundos, que están más arraigados en el ejercicio del gobierno, ahí el diálogo no es posible y actúa dando los pasos que le pide su base empresarial”. Pese a las críticas, el proyecto de ley avanza en el Congreso.
——
(* Periodista de ANSA.
Despacho de www.argenpress.info)
.

 

Huelga de hambre, aire envenenado y represión
Una carta de Magdalena Rosas* desde Aysén

 

Hoy [domingo 15 de julio] José Asencio, “El Rambo”, pescador artesanal de Puerto Gaviota, caleta pesquera ubicada en la zona litoral de Aysen, cumple su cuarto día en huelga de hambre en la Catedral de Coyhaique. Con una bronquitis desatada, decide dejar de comer cualquier cosa sólida. Ha adelgazado en estos cuatro días, se ve débil y cansado.

 

Yo no soy experta, pero llevo años escuchándolos: Los industriales han depredado el mar con  redes de arrastre. Sacan lo que les sirve y lo otro lo botan. Los pescadores de Aysén defendiendo sus cuotas, su territorio pesquero.

 

Asencio le decía al senador Horwath que lo fue a saludar: “Antes en el tarro de sardina usted encontraba un pedazo de sardina. Hoy encuentra cuatro o cinco sardinas chicas, porque ya no quedan”.
El senador se comprometió con José a que cuando el proyecto pase al senado,  va a venir a la región con la comisión de pesca a trabajar la Ley.

 

Siete familias que se convierten en cuatro  consorcios se quedan con el  93% del mar, dicen los pescadores. Las cinco millas marinas se reducen a una. Con las cuotas que cada pescador tiene hoy, no alcanza para vivir.

 

El Ministro Longeira despues de la última sesión en la Comision de Pesca de la Cámara de Diputados, que duró mas de dieciséis horas, se dedicó a la prensa, presentándose en todos los medios y poniéndose el parche en la herida, porque si a ley se vota así como está, los pescadores artesanales de Chile van a levantar  la voz. La sensación que expresan los pescadores artesanales es que esta Ley esta hecha a la medida de los empresarios y que ello significa su muerte.

 

Contaminación
El sábado 15 a las nueve de la noche en Coyhaique la contaminación, producto de las estufas de leña, era de 995 partículas por metro cúbico: tres veces sobre el nivel crítico. El aire —en ciertos sectores de la ciudad— completamente irrespirable. La gente está dentro de sus casas, duerme, vive, se enferma, muere. No tengo cifras de cuántas personas han muerto como consecuencia de la contaminación en nuestra ciudad.

 

Les escribo porque siento que por allá, detrás de esta pantalla hay personas que se ocupan de lo que les preocupa.

 

Quisiera compartir con ustedes este sentimiento de dificultad: escuchamos noticias aberrantes de situaciones de extrema locura, pienso en los degollamientos de un joven en manos de su amigo y su novia, de una mujer en manos de un anticuario desquiciado. Las discusiones parlamentarias que nos dejan una fuerte sensación de abandono, rabia,  impotencia.
——
* La señora Rosas reside en la zona.

 

En Quidico-Tirua brutal represión a pescadores

 

La Coordinadora de Organizaciones Sociales de Arauco informa a la comunidad y a la opinión publica que el jueves 12 de Julio que las manifestaciones de los pescadores artesanales en Quidico -
Trirua, en contra de la Ley de Pesca fueron reprimidas por cerca de mil carabineros de fuerzas especiales.

Un “guanaco” [carro lanza agua] de FFEE ingreso a un predio de la localidad de Quidico, lanzando agua y bombas lagrimógenas al interior de la vivienda,
resultando seis niños y niñas ahogados por los gases; una de las menores
debió ser atendida en el consultorio (CECOF) de Quidico.

No fue todo: el medico que debía atender a los niños y niñas, y quien se encontraba en su propio vehículo, fue agredido por FFEE en el
sector La Puntilla de Quidico.
(Naturalmente, como otras, esta noticia no constituye información que se estime deba conocida por la opinión pública).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario