Oct 4 2012
2467 lecturas

Política

Chile, perdió la mar y la sociedad: se avanza para privatizar los recursos pesqueros

Votos de la Derecha y del Partido Socialista permiten la privatización de los peces; los senadores siguen sin respetar la obligatoria consulta a los pueblos originarios que debe realizar el Estado de Chile para legislar esta iniciativa privatizadora y además no le dan validez a los acuerdos con las economías regionales, luego de su gira express por Magallanes, Aysén, Los Lagos y La Araucanía. | Ecoceanos News*

 

Con el “voto ayuda” del senador socialista Fulvio Rossi, de la región pesquera de Iquique, donde opera la flota industrial del grupo Angellini, y los votos de la Derecha y la Democracia-Cristiana, la Comisión de Pesca y Acuicultura del Senado votó a favor de la idea de legislar el proyecto que privatiza el patrimonio pesquero nacional.

 

Con esta decisión, los senadores siguen sin respetar la obligatoria consulta a los pueblos originarios que debe realizar el Estado de Chile para legislar esta iniciativa privatizadora y además no le dan validez a los acuerdos con las economías regionales, luego de su gira express por Magallanes, Aysén, Los Lagos y La Araucanía.

 

Luego de la votación, los dirigentes del Comisión Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero (CNDPP) calificaron como “traición” la actitud del senador Fulvio Rossi, que este lunes ya había votado en contra de prorrogar la votación de la idea de legislar, aludiendo a un desconocido acuerdo entre la Comisión de Pesca y Acuicultura de Senado y el gobierno derechista de Sebastián Piñera.

 

La sesión de la Comisión de Pesca y Acuicultura del Senado se realizó la tarde del miércoles en un contexto de desinformación, y mientras el gobierno maniobraba y medía el nivel de apoyo de los senadores y la respuesta de los opositores a la Ley de Privatización, especialmente de los pescadores artesanales.

 

En la sorpresiva reunión solo el senador independiente por la Región de Magallanes Carlos Bianchi voto en contra de la privatización pesquera, mientras que Antonio Horvath (RN), Hosaín Sabag (DC), el designado Alejandro García-Huidobro, y el socialista Fulvio Rossi apoyaron la idea de que la “Ley Longueira” siga avanzando.

 

No queda sino la calle
Luego de la votación, Nelson Estrada, presidente de la Comisión Nacional de la Defensa del Patrimonio Pesquero (CNDPP), afirmó:
“Los senadores Horvath, Sabag, García-Huidobro y Rossi, traicionaron a los pescadores artesanales.
“Los senadores votaron a favor, sin tener el informe con las demandas de los pescadores artesanales y sin concluir la gira por regiones, acatando las instrucciones del ministro de Economía Pablo Longueira”.

 

Estrada además señaló:
“Confiamos en la buena voluntad y en la sabiduría de los senadores pero se vuelve a legislar —al igual como se hizo en la Cámara de Diputados [en julio pasado]— para favorecer a las transnacionales, los industriales pesqueros y a los sectores más adinerados de este país.
“[Actuamos] de buena fe, ahora nos veremos en la calle, y los responsables son los senadores que votaron esta tarde por favorecer a los industriales pesqueros y por el exterminio de la pesca artesanal”.

 

El senador Horvath se reunirá mañana con el presidente de la República, Sebastián Piñera, en La Moneda, para abordar el tema. Los pescadores artesanales todavía esperan una señal política desde el gobierno, respecto de incorporar parte de sus demandas a la nueva Ley de Pesca.

 

“… De no ser acogida nuestras demandas llamaremos a los pescadores artesanales, a los estudiantes y los pueblos originarios, los que también han sido traicionados al no ser consultados como lo obliga el Convenio 169 de la OIT, a movilizarse a nivel nacional en contra de la privatización de nuestros recursos naturales”, señaló Estrada.

 

El dirigente agregó:
“La pesca artesanal demandó que se prorrogara la tramitación de la Ley de Pesca, pero el ministro Longueira ejerció toda la presión para acelerar su aprobación, mintiéndole además a la población. Longueira miente al señalar que en diciembre caduca la actual Ley (corta) de Pesca y comienza a regir la “carrera olímpica”. Al postergar su tramitación, la actual Ley promulgada el 2001 sigue vigente”.

 

Al desnudo contubernio PS-derecha

Cosme Caracciolo miembro del CNDPP aseguró a Ecoceanos News: “Esto es una gran traición de los senadores Rossi y Horvath que habían anunciado respetar los compromisos con los pescadores, los pueblos originarios y en definitiva con la ciudadanía chilena”.
“Una vez más vemos la alianza entre la UDI y el Partido Socialista para despojar a todos los chilenos y chilenas del patrimonio pesquero. El senador Rossi se sometió nuevamente al ministro Longueira, que en toda la tramitación legislativa ha funcionado como un verdadero dictador, al cual los senadores de derecha y de la oposición le rinden pleitesía, le aceptan su agenda y los plazos que impone”.
——
* En Boletín informativo de Radio del Mar (www.radiodelmar.cl).

 

Addenda

 

Mala pesca
El lunes 1º de octubre, escrito por www.resumen.cl y El Radical Libre se publicó en el periódico regional (Concepción, sur de Chile) el siguiente artículo.

 

Durante los últimos meses el tema pesquero ha tomado varios espacios en la prensa, pues las movilizaciones que han protagonizado los pescadores artesanales han puesto en jaque la normalidad de los negocios empresariales y han sobrepasado la capacidad represiva de carabineros para reponerla.
Por unas semanas, los pescadores han cortado caminos en distintas zonas del país y la Región, sosteniendo estas acciones a pesar de la violencia policial característica de esta democracia de palos, lacrimógenas, balines y de balas.

 

La acción que dio vuelta al mundo, por su originalidad y osadía, fue el bloqueo del acceso marítimo al Puerto de Coronel, de propiedad de la familia Angelini, impidiendo que buques recalaran y pudiesen embarcar la celulosa, proveniente de la planta Arauco de su misma propiedad.

 

La acción de los pescadores denuncia la aberrante concentración económica del país, ejemplo de ello fue Anacleto Angelini, (muerto el 2007) quién construyó su fortuna, precisamente a partir de la pesca de sardina y anchoveta en el norte del país y después en toda la costa nacional. Hoy, esta familia, junto a otras cuantas, se han quedado con el 80% del total de especies marinas, que se calcula quedan en el mar y que vienen explotando desde hace más de 40 años.

 

La diferencia con la situación anterior es que la Ley que impulsa la clase política en su conjunto, se está aprobando, cuando al mar casi no le quedan peces y lo poco que queda, quedará  en manos de estas familias, de forma indefinida y podrán hacer con ello “cualquier tipo de negocio jurídico”, es decir, cualquier cosa.

 

Hasta el momento, la movilización la han realizado los pescadores artesanales y con el manejo que han hecho de éstas la prensa empresarial, se ha impedido comunicar las cuestiones que tocan directamente a la población y que están en juego en este momento, que está marcado por la aprobación de una nueva ley de pesca que regiría desde el 1 de enero de 2013.

 

Desde distintos sectores coinciden en que el artífice de esta nueva ley es el Ministro de Economía, Pablo Longueira.

 

A fines del año 2011, organizó un encuentro con algunos sectores vinculados a la pesca, algunos de los cuales aceptaron sumarse al proyecto que Longueira tenía en preparación, que era y es una réplica de la ley que rige desde el 2001.

 

La cooptación de algunos dirigentes generó  divisiones en el seno de los trabajadores vinculados a la pesca (ya sea del ámbito artesanal o industrial). Para quienes se pusieron al margen del proyecto de Longueira, no se explicaban cómo podía validarse un plan que perpetuaba el régimen de captura que ha llevado al colapso de diversas especies marinas.

 

No se consideró el daño en que han infringido la pesca de arrastre y de cerco. No se tomó en cuenta el hecho que la industria pesquera, está concentrada en diez familias que controlan casi el 80% de toda la pesca en la costa chilena, pagando míseros impuestos por el saqueo que cometen.

 

Tampoco se consideró, el hecho que el agotamiento de los recursos marinos ha dejado a miles en la cesantía (sólo en Coronel, Talcahuano y Tomé pueden calcularse en miles los puestos de trabajo perdidos, es decir, que no se han vuelto a recuperar) y que muchos de los trabajadores que provenían de la pesca industrial se integraron en diversas faenas de la artesanal, que llegó a concentrar el 80% de la masa laboral de la pesca, teniendo el 20% de las cuotas de captura en la costa chilena.

 

El Consejo de Defensa del Patrimonio Pesquero intentó impulsar que la nueva ley estableciera que el Estado tuviese el dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible de los recursos hidrobiológicos existentes en los espacios marítimos. Sin embargo, Longueira, realizó artimañías para que esta definición fuese aprobada con quórum calificado (más de la mitad) en la Cámara de Diputados, a lo cual no se llegó, pues la mayoría votó en contra, a pesar que unos 50 diputados apoyaron poner esta indicación como artículo.

 

El gran saqueo y las vergonzosas mentiras que han debido esgrimirse para legitimar u ocultar los desastres que éste ha provocado, han sido registrados en un documental realizado por Resumen y la revista virtual El Radical Libre, Mala Pesca.

 

“Mala pesca”, es una expresión que bastantes pescadores y trabajadores de la pesca industrial ocupan recurrentemente y que tiene como telón de fondo la extinción de los recursos marinos. Para los trabajadores del mar, cada vez es más común tener que internarse más tiempo en las aguas, buscando pesca —y para la comunidad el pescado cada vez se aleja más de su dieta, como si fuera una paradoja para quienes viven con una inmensa costa, que se supone está bajo su soberanía.

 

Mala Pesca busca invitar a la comunidad a acercarse al tema de la pesca, a partir de la voz y las verdades de quienes, el sistema intenta silenciar con la tradicional y vulgar noticia/espectáculo.

 

Los relatos y los antecedentes que están en Mala Pesca detallan lo que la comunidad ha vivido en general, respecto a la pesca y a su alimentación  y también intentan responder a preguntas que las empresas eluden o contestan con groseros embustes.

 

¿Por qué nuestra costa es tan rica en biodiversidad?; ¿Cómo hicieron sus imperios, las familias que hoy controlan la pesca?; el Estado, ¿también les pasó plata?; Crímenes en alta mar y mentiras en los muelles y pesqueras ¿Quién fiscaliza?; ¿Por qué, gente como Eduardo Frei, Ricardo Lagos, los Hermanos Andrés y Adolfo Zaldivar y Pablo Longueira, pueden ser considerados criminales de lesa humanidad?; ¿Por qué debemos comer pescado?; ¿Por qué el mar debe estar para nuestras necesidades y no para el enriquecimiento de unos pocos?

 

Estos y otros cuestionamientos son los que se intentan responder y se invita a que la comunidad también lo haga.

 

Los interesados pueden ponerse en contacto con Resumen (ver su página-web: www.resumen .cl) para coordinar exhibiciones y consiguientes foros y mesas redondas en torno de este grave asunto.

 

Una sinopsis del documental en referencia (2.m.54s.) puede verse en un enlace de Resumen: Documental “Mala Pesca”: La depredación pesquera en Chile (+ Trailer)

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario