Feb 8 2013
700 lecturas

Política

Corrupción y agresiones: doctrina, no casualidades en el continente

corruptio1En torno a las denuncias de corrupción contra Primero Justicia, el primer objetivo de la bancada socialista ha sido logrado: se ha colocado a la oposición a la defensiva. La primera plana de El Nacional de ayer no hace sino confirmar esta apreciación. Más al sur, en Chile, quedaron en evidencia las herramientas imperiales. | NÉSTOR FRANCIA.*

 

El titular con que ese diario la encabeza trata de desviar la atención de manera casi pueril: sacando a flote la desleída matriz de la comida podrida, que fue cayendo por su propio peso hasta convertirse en sal y agua: “El caso Pudreval sigue paralizado al cabo de 4 años”; pero, además, el segundo titular en importancia de esa primera plana trata de desvirtuar la nuez del tema definiéndolo como un “pleito” y no como lo que es, una denuncia:
“Toma la calle pleito de diputados”, acompañado de fotos y reseñas de declaraciones de Pedro Carreño y Capriles.

 

Ya antes Vladimir Gessen, en un artículo del diario digital Diario de Caracas, titulado “Prendieron el ventilador” y publicado antier, había abonado a esta tergiversación: Gobierno y oposición prendieron los ventiladores, como en el cuento popular cuando alguien colocaba excrementos frente a un aireador, lo encendía y ensuciaba a todos…

 

¿Qué pensarán los civiles y —más preocupante— los ciudadanos de uniforme de este “debate” en medio del presente vacío de poder?

 

El Nacional obvia de su primera plana toda referencia a declaraciones o posiciones de los voceros revolucionarios, y se concentra en las respuestas defensivas de los de la derecha. Lo hace añadiendo dos llamados de primera página. Uno con el antetítulo PJ rechaza ataque de Cabello.
Nótese como la denuncia es definida como un “ataque” y lo personaliza en Diosdado Cabello, uno de los focos de las intenciones de PJ y compañía para intentar desviar la atención sobre el tema principal, los actos de corrupción de dirigentes del partido fascista.

 

Bajo ese antetítulo, viene el siguiente título: Mardo: Ojeda me ofreció vagabunderías. Finalmente, está, al lado de ese, otro llamado: MUD pide investigación (antetítulo), Presidente de la AN abusa y avergüenza (título).

 

Es natural que la derecha trate de defenderse al ser sometida a un castigo que, de prolongarse, como parece va a ocurrir, puede dejar a uno de sus bastiones, si no noqueado, al menos severamente golpeado. Se les está poniendo cuesta arriba la pelea.

 

Manipular, un intento fallido
corruptio2En esta onda de tratar de salir al paso con manipulaciones mediáticas al mal momento que vive el que es hoy por hoy el principal partido de la oposición venezolana, no podía faltar la contribución del pasquín mayamero El Nuevo Herald, que publicó una “información” en la que, entre otras cosas, pudo leerse lo siguiente:
“El gobierno venezolano enfila sus baterías contra sus adversarios —amenazando con enjuiciarlos por corrupción— en un intento por disipar las dudas sobre la continuidad de una revolución sin el presidente Hugo Chávez al frente…
“La estrategia parece estar en línea con las recomendaciones formuladas por uno de los asesores políticos del gobierno, que recomendó a sus líderes acentuar la polarización en Venezuela y de esa manera reducir la incertidumbre causada dentro de sus propias filas por la prolongada ausencia del gobernante”.

 

En ese “reportaje”, el diario de la gusanera cubana citó un supuesto informe de la empresa de investigación de opinión venezolana Hinterlaces, que contendría “recomendaciones” para el gobierno revolucionario:
“Hay que mantener viva la polarización social, de manera de fortalecer simbólicamente los logros sociales de la revolución frente a la amenaza de la restauración de la exclusión que representa la oposición y la oligarquía”.

 

Pues bien, rápidamente Hinterlaces ha desmentido la existencia de tales recomendaciones y aclaró ayer que se trata de un documento forjado, donde se manipuló análisis de hechos públicos del año 2011 mezclados con las falsas recomendaciones.

 

Por supuesto, El Nuevo Herald, que rubrica ese tipo de patrañas contra Venezuela con la firma de un agente venezolano tarifado por la CIA, Antonio María Delgado, no pedirá disculpas por este nuevo desaguisado. En realidad, solo les importa sumar a la aparatosa defensa que trata de ensayar la derecha del patio, principalmente Primero Justicia.

 

La prepotencia del ajado imperio
La prepotencia del imperio ha vuelto a salir a flote en palabras del nuevo secretario de Estado de Barack Obama, el ex senador John Kerry. En declaraciones de ayer, Kerry afirmó que Estados Unidos
“No puede retirarse del mundo, sino que debe seguir liderando, incluso en tiempos cambiantes…
“Sabemos que Estados Unidos es excepcional no porque digamos que lo somos, ni porque sea un derecho de nacimiento que ocurra automáticamente, sino porque hacemos cosas excepcionales. Y debemos seguir haciéndolas.
“El mundo depende de nosotros”.

 

Para ello necesita a sus aliados, por eso trata de que Venezuela sea uno de ellos, por lo que apoya de diversas maneras a la oposición pro yanqui del patio. Kerry opinó que Estados Unidos tiene que aliarse a otros países “para unir nuestros recursos y talentos, y crear orden donde no hay y arreglar lo que está roto”, y añadió que Estados Unidos quiere “trabajar por la paz” pero cree en “hacer lo necesario” cuando se acaban las opciones diplomáticas.
Es decir, intervenir, invadir, bombardear.
Por eso es que defender la Revolución Bolivariana del imperialismo y de sus agentes criollos no es solo un deber para con Venezuela, sino además para con todos los pueblos del mundo.

 

placaUn concepto, no una casualidad
Por cierto que dos de las herramientas que ha usado Estados Unidos para mantener su dominio sobre nuestros pueblos se han puesto en evidencia de manera grotesca en Chile: las fuerzas armadas que actúan bajo sus doctrinas y las acciones para dividirnos. En un vídeo filmado por un transeúnte, se observa a jóvenes marinos chilenos mientras trotaban en el balneario costero de Viña del Mar, a las órdenes de un superior, gritando “Argentinos mataré, bolivianos fusilaré, peruanos degollaré”
¿No es ese acaso el estilo de las fuerzas armadas yanquis en todos los países que invaden?

Naturalmente sería una tontería pensar que estos cánticos públicos fueron ordenados por las autoridades chilenas, son oligarcas pero no estúpidos. De hecho, la reacción de esas autoridades ha sido rápida para condenar la acción y ordenar investigaciones. Pero tampoco es una casualidad o un simple error, una pasajera improvisación, como esas mismas autoridades quieren hacer ver.

 

Es una mentalidad inculcada, una doctrina militar, una cultura imperialista, de la que en Venezuela nos estamos deshaciendo con los cambios revolucionarios en nuestra fuerza armada. Esta realidad es refrendada por las declaraciones del diputado Gonzalo Arenas, del gobernante partido Unión Democrática Independiente:
“La reacción de la Armada es una vergüenza, Esos cantos han estado siempre en todas las Fuerzas Armadas. Yo fui cadete hace más de 20 años y se cantaba igual” y añadió que los marinos “Están para ir a la guerra. ¿Qué pretende la Armada, que canten la Ronda de San Miguel?”.

 

Sugirió luego al jefe de la institución militar que “para evitar que sus subordinados canten ese tipo de consignas, mejor que los inscriba en clases de bordado y punto cruz”.
Es un concepto, una doctrina, no una casualidad.
——
* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario