Nov 29 2012
722 lecturas

Opinión

Cuando la oposición quiere necrofilia y no puede

Apenas Chávez se ausenta la oposición es presa de las más disparatadas y diversas especulaciones. No pueden escapar al gran peso político y a los ecos del resonante liderazgo del presidente. En lo que se refiere a Chávez, siempre andan descolocados: si aparece, qué problema que aparece, si no aparece, qué problema que no aparece, nunca están conformes. | NÉSTOR FRANCIA.*

 

El colmo es que uno de los capataces de Primero Justicia, Tomás Guanipa, se queja porque Chávez antes de irse no ofreció… ¡una cadena!

 

Las reacciones de la oposición ante el nuevo viaje del Presidente a Cuba para continuar su tratamiento, son dispares e incoherentes. Henrique Capriles aprovecha para tratar de darle respiración artificial a su liderazgo de pacotilla:
“Una situación de enfermedad genera incertidumbre. Yo le doy tranquilidad a nuestro pueblo, que nuestro pueblo sepa que hay líderes para trabajar por su futuro”.
Esto es patético.

 

Mientras asegura que él como cristiano desea que sane el Presidente, hace una especie de apuesta secreta porque Chávez desaparezca y así la gente se salve con él. Sigue insistiendo —¿será que se lo cree?— en que él es el líder del futuro. Se diría que se quedó varado en el tiempo, trabado en el 6 de octubre.

 

Pablo Pérez reacciona distinto a Capriles. Se las quiere dar de buena gente, o tal vez pretende caerle bien a los chavistas a ver si se atrae a algún despistado en su campaña para repetir en el Zulia:
“Es reconocido que tiene una enfermedad que amerita un tratamiento y es por eso que todo el pueblo venezolano tenemos que pedir por su salud… Nosotros podemos tener diferencias con él en el tema político, pero como seres humanos, católicos, cristianos, creyentes en Dios, tenemos que hacer votos por la recuperación del presidente…
“Yo también hubiese votado con las dos manos para que el presidente Chávez viajara a Cuba para someterse a tratamiento médico”.
Pérez sería lo que se llama “un pan, un alma de Dios”.

 

Ramón Guillermo habla de un supuesto “secretismo”, dice que Chávez ha utilizado
“Un secretismo que siempre deja dudas, aún en los partidarios del presidente e incluso en dirigentes muy altos de su partido y del Estado, acerca de cuánto es verdad y cuánto no lo es…
“Antes se nos dijo que ya estaba plenamente restablecido. ¿Y ahora?”.

 

Pues ahora se le dijo, mijo querido, que el presidente viaja a Cuba a continuar el tratamiento para su pleno restablecimiento y se informó, concretamente, que va a pasar por un proceso de oxigenación hiperbárica.

 

Según la página del Centro Médico Long Beach Memorial, uno de los objetivos del tratamiento de oxigenación hiperbárica es “revertir el daño a tejidos expuestos por la terapia de radiación”. Pero Aveledo parece necesitar su propio tratamiento para superar problemas de la audición.

 

El conocido payaso de la política Eduardo Semtei se pone rumoroso y dramático en el Twitter:
“Me confirman. Está grave. No lo controlan. Pánico. No saben qué hacer. Diosdado saliendo con Maduro a Cuba”.

 

El periodista contrarrevolucionario Castro Ocando fantasea, quizá para compensar alguna frustración vocacional que lo inclina al ejercicio pirata de la medicina, y arriesga un nuevo diagnóstico, asegurando que
“Chávez enfrenta ahora un tumor cancerígeno en la columna vertebral que complica su tratamiento”.

 

En cuanto a Tomás Guanipa, se inclina por la versión de que en realidad lo de Chávez es puro teatro y afirma que el gobierno alimenta “la especulación, los rumores y la incertidumbre” y habla de “una suerte de juego manipulado”.

 

Por su parte, Henry Ramos Allup, celebra:
“Por fin están hablando más o menos claramente al país sobre las incidencias de la enfermedad del presidente. Eso es lo que ha debido ocurrir desde el primer día, para evitar rumores, especulaciones e incluso alteraciones de la normalidad de la vida política del país”. 

 

Bueno, en qué quedamos ¿se está informando o no?

 

Rocío San Miguel no deja de aportar una versión particularmente rocambolesca:
“El viaje a Cuba, alega Chávez, es por tratamiento de oxigenación hiperbárica y fisioterapia. Falso: es por el diálogo con las FARC… Lamentable”

 

¿Y para que tendría que esconder Chávez su participación en ese diálogo, cuándo es un protagonista público del mismo? ¡Vaya usted a saber!

Hasta la embajadora de Cuba para la CIA Yoanni Sánchez terció en el asunto, y escribió, en tono de novela negra, que
“Los rumores se dispararon alrededor de un posible empeoramiento de la salud del mandatario venezolano, pero el secretismo sigue marcando su estancia en Cuba. Ni una palabra se filtra, ni un doctor se atreve a dar testimonio, ni una revelación se escapa hacia los medios. Aun así, el nerviosismo se percibe en el aire”
(añadir de fondo música incidental dramática)

 

Estos lacayos padecen un raro síndrome que les hace creer que todo el mundo anda pendiente de sus persistentes angustias.
En fin, después dicen que exageramos cuando decimos: ¡Chávez los tiene locos!

 

Una voz nítida
Siempre nos ha gustado mucho la voz de Iris Varela. No se anda por las ramas, es directa, no acude a cortapisas ni ambages, ni a sofismas leguleyos. En cuanto al caso de la estafa mediática de Afiuni y compañía,[1] ha dicho a lengua suelta la verdad:
“Eso que ella ha escrito, relatado supuestamente a su abogado, es una vil patraña, donde además se da el lujo de señalar que el presidente estaba al tanto de estos abusos…
“Esta patraña que ha inventado Afiuni con su abogado es una viveza que intenta atacar de manera impune a los trabajadores y a las privadas de libertad del INOF… Rechazo la campaña que tienen contra el INOF y contra las personas que allí están recluidas. Son personas que tienen familia, que respetaron a Afiuni y que ahora ella sale con este cuento para desprestigiarlas…
“Tenemos los elementos de convicción para demostrar que todo lo que está manifestando es únicamente para poder vender un libro y no reconocer los avances del sistema penitenciario venezolano”.
Así se habla.
___
1] Ver artículo aquí.
——
* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario